martes, 13 de septiembre de 2011

Y Antonia llegó a Bon Temps


¡Qué grandísima temporada nos ha regalado la HBO de "True Blood"! Supera por supuesto a la primera y la tercera, y se pone a la altura de la enorme segunda temporada. Y todo se debe a la llegada de las brujas a Bon Temps. De las brujas y no de las hadas, como parecía que así iba a ser tras la anterior season finale. Pero si hay que darle las gracias a alguien, ese alguien es Antonia Gavilán de Logroño, en la piel de Marnie, encarnada por Fiona Shaw. Pero ha habido tanta tela por cortar esta temporada en "True Blood" que lo mejor es ir por partes.

Sookie, las hadas feas y un goofy llamado Eric


Desde que Eric le dijo a Sookie al final del segundo episodio aquello de "You smell like dinner", todos supimos que ése no era el Eric de siempre. Pero lo primero a lo que tuvo que hacer frente nuestra hadita preferida, fue a sus iguales. Aquella visita (que en la vida real duró más de un año) al mundo de las hadas, no hizo otra cosa que darle problemas. Descubrió su cara oculta y se negó a comer manzanas de luz. Además, estuvo con su abuelo, hasta que él volvió al mundo de las hadas. Y de las hadas, poco más hemos sabido: el hada madrina de Sookie murió a manos de un cachondo Eric, y otra hada hizo pasar un buen rato a Andy. Sookie y el nuevo Eric se encontraron y se enamoraron (aunque todos sabemos que lo estaban desde el principio). Y aunque Sookie intentó hacer volver al viejo Eric (peloteando a Marnie con series de brujas), ambos se dieron cuenta de que entre el nuevo Eric y ella, había algo más. Y así ha sido, dando rienda suelta a su pasión. Y así hasta que Marnie hechizó a Eric para matar a Bill, que fue entonces cuando Sookie sacó al hada que lleva dentro e hizo volver la memoria del sheriff Northman. Al final, fue Sookie la que salvó a todos de una muerte casi segura tras las enajenaciones de Marnie en la tienda de brujería.

Los dramas de Jessica y Pam, y un Jason casi pantera


Nuestras dos vampiresas favoritas, han pasado por mucho durante esta temporada. Jessica descubrió que no era feliz con Hoyt, y dejó salir a la vampigolfilla que llevaba dentro. Ésto le llevó a Jason, que tras comenzar la temporada con una trama-lastre de la anterior, se ha avisto enfrentándose a su mejor amigo y acostándose con la novia del mismo. Jason se deshizo de su ex la pantera y de su troupe de locos, y después de pensar que se convertiría también en pantera, vio en Jessica a la mujer de sus sueños. Incluso la salvó de una muerte más que segura después de que ella, hechizo de por medio, quisiese acercarse a "The sun!!". Jessica asacó su genio y convirtió a Marnie en su enemiga número uno, lo que le llevó a devolverle a Jason el favor cuando le salvó la vida tras el bazucazo de Pam. Precisamente Pam ha sido la más sufrida esta temporada. Comenzó enseñando a Jess a ser un vampiro en condiciones, y ha terminado hecha una furia y odiando más que nunca a Sookie. Y entre medias, le hemos visto perder la piel, y someterse a extraños tratamientos para recuperarla. "Funcking Sookie!". #sufrocomopam

Marnie, Antonia y Mavis y otras brujas del montón

Vale, Mavis no era una bruja, pero sí tuvo que ver con una trama relacionada con éstas. Al principio, Marnie, era una brujita, una brujita LOCA, pero una brujita. Pero nos costó muy poco darnos cuenta de que Marnie no era una bruja más. Era la bruja más loca del lugar, y la fuente utilizada por Antonia Gavilán de Logroño para hacer efectiva su venganza (cuando fuea quemada por los vampiros, un par de siglos atrás, en Logroño). Con ella la locura se desató en Bon Temps (¡qué fan soy de ese gesto "Ríndete ante mí"!). su obsesión por matar a todos los vampiros le llevó a ponerles a todos en jaque para no ser arrastrados ante el sol.  Llevó la muerte y destrucción a un encuentro pacífico entre vampiros y humanos, que fue lo que hizo que Antonia no quisiera saber más de Marnie. Y aunque le pegaron un tiro en la cabeza, Marnie poseyó a Lafayette y volvió a sembrar el mal. ¿Y qué pinta en todo esto Mavis? Mavis es el fantasma de una francesa que fue asesinada por sau amante, al igual que su bebé, y cuyo espíritu estaba ligado al muñeco que tenía el hijo de Arlene. Y como esta temporada las posesiones han estado de oferta, la amiga Mavis poseyó a Lafayette, hasta que Jesús intercedió y la ayudó a cruzar (no, Melinda Gordon no estaba por allí).

De los lobos, los cambia-formas y Arlene siempre estresada

A muchos y muchas, Joe Manganiello os tiene conquistados. Pero para el resto, sus apariciones en los primeros capítulos de la temporada, eran puro lucimiento. Hasta que descubrimos que había regresado a Bon Temps con una trama bajo el brazo. Su crisis lobezna, su enfrentamiento con el jefe de su nueva manada, y la insoportable de su novia Debbie eran su mundo. Estas tramas se cruzaron con la de los hermanos Merlotte. Si bien parece que Tommy se había reformado, el asesinar a su padre le llevó a dar un paso más en su "cambiaformismo"; ahora podía convertirse en otro ser humano, y el elegido era siempre su hermano. Precisamente a asu hermano Sam parece haberle tocado la lotería al encontrar a Luna (Janina Gavankar). Todo terminó con la muerte de Marcus (líder de la manada de la nueva manada de Alcide y padre de la hija de Luna) a manos del propio Alcide, tras haber asesinado Marcus a Tommy. Y en cuanto a Arlene, su trama ha girado en torno a su bebé y su obsesión por el regreso de René. Su miedo y las pintadas en la pared le llevaron a contratar un exorcista para que limpiara la casa (exorcista que apareció con mujer, la madre de Tara). A todo esto, se sacaron de la manga una trama con Terry y Andy como protagonistas, que sirvió para que Andy dejase el V y tuviera un encuentro especial con un hada.

And when I die


El título de la season finale ha sido bastante profético. La muerte ha estado muy presente en el último capítulo de la temporada. Y todas las tramas han tenido su minuto de gloria. Tras descubrir que Marnie había poseído a su novio, Jesús decide sacrificarse, entregando su "diablo" a la bruja y ayudando a aumentar su poder. Una Marnie que sigue clamando venganza y está dispuesta a quemar a Eric y Bill. Pero no cuenta con Holly y sus poderes de brujita disfrazada de hada, que consigue sacar a su tumba a todos losmuertos de Bon Temps (Antonia y abuela Stackhouse incluídas). Son precisamente estos dos fantasmas los que sacan a Marnie del cuerpo de Lafayette y la convencen para que deje de dar por culo. Marnie y Antonia...cuánto se os echará de menos el año que viene. Sam ha encontrado una nueva familia en Luna y su hija Emma, e incluso una madre (a la señora Fortenberry hace mucho que se le fue la pinza). Jason ha confesado a Hoyt lo suyo con Jessica, y con ésta ha comenzado una no-relación. Y de regalo, un visitante ha llamado a su puerta: el reverendo Newlin, hoy conocido como el vampiro Newlin. Alcide ha dejado atrás de Debbie, y ha descubierto que la famosa tumba de cemento de la temporada pasada está abierta y sin muerto dentro. ¿Quién debía estar allí? El enormísimo Russell Edgington, así que probablemente tendremos a Denis O'Hare de vuelta la próxima temporada. El hechizo de Holly ha hecho que todos los muertos dejasen sus tumbas, incluído Rene, que tiene un mensaje para Arlene: tiene que alejarse de Terry, que aunque parezca todo lo contrario, tiene oscuros secretos. Por su parte, Pam ha terminado totalmente destrozada tras haberle dejado claro Eric que en estos momentos le preocupa más Sookie que su propia creación. Espero ver una Pam reforzada y súper puteadora la próxima temporada. Y Sookie ha decidido que es hora de volar sola: como es incapaz de decidirse, prefiera quedarse sola (lo que no deja muy contentos a Bill y a Eric, que van a formar una extraña pareja, y seguramente tengan que enfretarse a la AVL y a la Autoridad, tras cargarse a Nan Flanagan). Ha sido precisamente Sookie la protagonista de la última escena de la temporada: tras entrar Debbie a su casa dispuesta a cargársela, termina siendo Sookie la que mata a Debbie (no olvidar que era la novia de Alcide), aunque Tara no sale muy bien parada. ¿No tendremos más Tara en la serie? A decir verdad, siempre nos venden que Tara se va (recordad su final la temporada pasada), y al año siguiente vuelve a hacer aparición. Pero esta vez, un tiro en la cabeza es difícil de arreglar. ¿Tendremos un fantasma en Bon Temps? ¿Poseerá a Lafayette? Sea como sea, seguro que Alan Ball tiene muy buenas ideas en su cabecita.

Conclusión: temporadón de los que quitan el hipo, más "True Blood" que nunca y con sobredosis de cliffhangers para la temporada que viene. ¿Cuál será la próxima criatura en hacer su aparición por Bon Temps?

3 comentarios:

Un telespectador más dijo...

A mi me ha gustado mucho la temporada en si, pero la season finale se me hizo un poco lenta en muchas partes.

Espero que Tara no vuelva, que nunca ha tenido una trama decente y a mi ya se me hace cansina. Ojalá Pam se la hubiese cargado cuando pudo, pero puto Bill...

Lo peor es que como dices, puede volver el año que viene, con solo llegar Bill o Eric para darle su sangre solucionado (como hizo Jess con Jason)...

Gran repaso, yo ya ni recordaba la trama de las panteras...que no ha servido para nada basicamente.

Saludos!

fon_lost dijo...

UnTeles: el único problema que le ví a la SF es que el tema Antonia/Marnie lo cerraron rápido y muy fácil. Y Tara volverá seguro, seguro. Y sí, el tema panteras no nos llevó a ningún sitio.

Anónimo dijo...

Magnificent site. Plenty of useful information here.
I am sending it to some friends ans additionally sharing in delicious.

And of course, thank you for your sweat!

Feel free to surf to my web blog :: low interest cash advance