miércoles, 17 de enero de 2018

La guerra de los mutantes


"Nueva serie de Marvel". No existen otras cuatro palabras que me despierten más pereza. El problema está en que 'The Gifted' (basada en los cómics creados por Stan Lee y Jack Kirby), uno de los nuevos dramas que FOX estrenó el pasado octubre, tenía como protagonista al universo 'X-Men' (que en el cine tantas alegrías me ha dado), por lo que no podía no echarle un vistazo al primer capítulo. Además, de la serie formaban parte nombres asociados al entretenimiento (de mayor o menor calidad) que me hicieron confiar: Len Wiseman (productor de series como 'Lucifer' o 'Sleppy Hollow' además de la saga cinematográfica 'Underworld') y Bryan Singer (productor de 'Legión', 'House' y director de hasta 4 películas sobre los 'X-Men') que dirigen los dos primeros capítulos de la primera temporada.

Así que ví el primer capítulo y el resultado me dejó un poquito frío (cuando a la gente le flipó, literalmente). Sí, fue entretenido, pero sin más. Como los siguientes capítulos, que eran un poco el ejemplo perfecto de serie que puedes ver mientras haces otras cosas (algo falla cuando no me importa mucho el pasado de los mutantes). De hecho, estuve a punto de abandonarla porque realmente no me aportaba nada. Pero con paciencia llegué hasta el octavo capítulo, momento en el que, según mi opinión, la serie pasa de entretenida a entretenida e interesante. Y es que en 'threat of eXtinction' (los títulos de los capítulos juegan todos con las X) se revela cierto detalle del pasado de uno de los personajes que probablemente se viese venir, pero a mí me convenció lo suficiente como para quedarme hasta el final de la temporada (de, afortunadamente, 13 capítulos).

A partir de aquí spoilers de la primera temporada de 'The Gifted':


Descubrir que Reed (Stephen Moyer; 'True Blood') había sido un mutante hasta que su padre probó en él, de niño, la primera cura para eliminar el gen X, me dejó con el culo torcido. De este modo resolvimos el misterio de por qué Lauren (Natalia Alyn Lind; 'Gotham', 'Los Goldberg') y Andy (Percy Hynes White; 'Between') eran mutantes cuando sus padres (Reed y Kate, interpretada por Amy Acker; 'Vigilados: Person of Interest', 'Dollhouse') no y supimos que la investigación de su abuelo era el origen del proyecto llevado a cabo por Campbell (Garrett Dillahunt; 'Hope', 'The Mindy Project') para hacer frente/eliminar a los mutantes. Además ese capítulo sirvió para que, por un lado, supiésemos que Campbell estaba utilizando a mutantes para enfrentarlos a mutantes y, por otro, para conocer el (peligroso) potencial que los hermanos Strucker tenían si juntaban sus poderes.

La temporada en sí ha sido la preparación para una guerra inevitable entre los mutantes no pacíficos (y simpatizantes del ¿grupo terrorista? Club de Fuego Infernal liderado por las trillizas interpretadas por Skyler Samuels; 'Scream Queens', 'The Gates') y los no mutantes dispuestos a erradicarles (científicos, políticos y parte de la sociedad civil). Ésto ha llevado a una separación del grupo de mutantes subterráneos (herederos de los ya extintos X-Men), que ha visto diezmadas sus filas, además de por la muerte de alguno de ellos (adiós a Elena Satine; 'Revenge'), por el cambio en su forma de pensar respecto a su situación (Polaris, interpretada por Emma Dumont, vista en 'Aquarius', o el propio Andy). El cambio en la actitud de Andy es algo que han sabido llevar muy bien, y uno de los aciertos de la temporada (no por nada, sus bisabuelos formaron parte del CFI).


¿Quién es el personaje que asegura haber sido reclutado para reconstruir el Club de Fuego Infernal? ¿Cuál es la identidad del padre de Polaris? ¿Estaba realmente relacionado con el Club de Fuego Infernal? ¿Hemos dicho adiós a Campbell o nos tendrán reservada alguna sorpresa? ¿Y Turner? ¿Se convertirá en el nuevo Campbell? 'The Gifted' no tuvo un estreno muy brillante en audiencia (1.48 en demos sin alcanzar los 4'9 millones de espectadores) y a pesar de la continua pérdida de espectadores (ha terminado con una media de 1.0 y poco más de 3'3 millones), FOX la renovó por una segunda temporada. 

domingo, 31 de diciembre de 2017

Mis novedades favoritas de 2017

A 2017 le quedan unas horas para llegar a su final y es el momento perfecto para recordar las novedades seriéfilas que han ido cayendo en mis manos desde enero de hace exactamente un año. Mi lista está confeccionada a partir de las series que han visto la luz a lo largo de 2017 y que he visto: de un total de 27, a las que se sumarían dos series de 2016 que vi en 2017 ('Westworld' y 'Divorce') y tres series antológicas que estrenaron temporada nueva ('American Crime', 'American Horror Story' y 'Slasher') y que, por lo tanto, no van a aparecer, la lista van a componerse de 15 series. Tampoco va a aparecer 'Mindhunter' porque sólo me ha dado tiempo a ver sus dos primeros episodios.

Pero antes de enseñaros cuáles han sido mis novedades favoritas del año, quiero hacer un repaso a todas mis series que han dicho adiós en 2017: 'The Vampire Diaries' (con la llorera del año), 'Black Sails', 'The Real O'Neals' (cancelada), 'Girls', 'Bates Motel', 'Sleepy Hollow' (cancelada), '2 Broke Girls' (injustamente cancelada), 'American Crime' (cancelada), 'Scream Queens' (cancelada), 'The Get Down' (cancelada y de la que me falta por ver la segunda mitad de la temporada), 'Quarry' (cancelada), 'The Leftovers', 'Pretty Little Liars', 'Kingdom', 'Blood Drive' (cancelada), 'Episodes' y 'The Mindy Project'. Y en el limbo están 'The Shannara Chronicles' y 'From Dusk Till Dawn', dos series de las que todavía no se conoce su destino.

Y ahora así, he aquí mi lista.

15. 'El Accidente': Inma Cuesta + Quim Gutiérrez + Eusebio Poncela.


14. 'El Puente': un reality diferente que va in crescendo.


13. 'The Mick': comedia gamberra de carcajada.


12. 'Future Man': los 80 + capítulo dedicado a James Cameron + humor chabacano + trío protagonista genial.


11. 'Riverdale': 'Gossip Girl 2.0' con gente guapísima, asesinatos y rollo slasher.


10. 'American Gods': poesía visual de ritmo algo lento pero que recompensa.


9. 'Claws': Niecy Nash protagonista absoluta.


8. 'Glow': una serie de mujeres fuertes con mucho corazón. Empieza bien pero termina MUY BIEN.


7. 'Blood Drive': sangre + violencia + sexo + gente guapísima + homenajes al cine de terror.


6. 'The Good Fight': Christine Baranski.


5. 'Sé Quién Eres': la serie española del año.


4. 'The Deuce': Maggie Gyllenhaal.


3. 'The Handmaid's Tale': Elisabeth Moss.


2. 'Feud: Bette and Joan': Susan Sarandon + Jessica Lange.


1. 'Big Little Lies': la serie del año. Nicole Kidman.


miércoles, 20 de diciembre de 2017

La esposa del sucesor


A pesar de ser una de mis novedades favoritas de la pasada temporada, 'Designated Survivor' ha pasado a despertarme la mayor de las indiferencias. Y es que, si bien el año pasado la trama de la conspiración me pareció apasionante, la de este año, centrada en Alex Kirkman, me ha parecido un auténtico bodrio. Y lo peor es que como ya sabíamos que Natasha McElhone iba a abandonar la serie, el destino de su personaje sólo podía ser uno. Además, los casos políticos que han dado cuerpo a los capítulos no me han parecido nada del otro mundo (están a años luz de 'Madam Secretary') y, de hecho, el de la mid season finale me ha parecido digno, ya no de 'Anatomía de Grey', sino de 'Sin Cita Previa'. 

Si por algo se caracteriza 'Desginated Survivor' es por un patriotismo exagerado ("Y sin embargo, el Presidente nunca ha vacilado en su creencia en el sueño estadounidense o en la creencia fundamental en la bondad del pueblo estadounidense") y por mostrarnos a un POTUS que es 100% bondad y humanidad ("Mis objetivos iniciales fueron estabilizar el país y tratar de traer el pueblo estadounidense de vuelta de una terrible tragedia. Pero ahora quiero que vuelvan a creer en su Gobierno. Quiero que confíen en que su voto es importante y sepan que tienen una voz en su propio destino"). Ambas cosas, vistas desde fuera, despiertan una vergüenza ajena considerable. Y están presentes en todas las tramas episódicas ("Nunca he visto a nadie tan bueno con el trabajo con la multitud" "Es porque no es trabajo para él. Es quién es él").


Dejando ésto a un lado, la segunda temporada de 'DS' ha tenido dos grandes tramas a lo largo de sus 10 primeros capítulos. Lo relacionado con Frank Lloyd se lo ventilaron rápido pues, a fin de cuentas, era una continuación de lo visto en la primera temporada. Y de Lloyd sacaron la que ha sido la trama de la temporada y que ha involucrado a Alex Kirkman y a su madre (Bonnie Bedelia). Un auténtico coñazo que parecía mucho mayor de lo que en realidad era, pues ha terminado resolviéndose de la forma más rápida y sencilla. ¿En serio han necesitado tantos capítulos para terminar dándole ese final? ¿A nadie se le había ocurrido que la Primera Dama hiciese esa declaración un poquito antes? Todo muy de cuento de hadas, a lo que hay que sumar esa despedida (sin querer) por teléfono.

Lo mejor de la serie sigue siendo Hannah Wells ("Nadie es más peligroso que yo ahora mismo"), el único personaje que hace algo por poner fin a las conspiraciones que persiguen al Presidente Kirkman. Y, como no podía ser de otro modo, se ha terminado viendo envuelta en una de ellas. No era muy difícil adivinar que Damian (Ben Lawson) no era trigo limpio, aunque es cierto que como han tardado tanto en descubrirle y no hacía otra cosa que ayudar a Hannah (y darle de merendar), pues parecía que nunca iba a llegar el momento de sacarle a la luz. Hay tantas pruebas en su contra, que estoy convencido de que al final va a resultar que es bueno. ¿Es realmente malo o de verdad iba a demostrarle a Hannah que está con ella? ¿Tal vez infiltrado? ¿Qué tiene que ver con los rusos? 


En cuanto al resto de personajes de la serie, de los hijos ya casi no sabemos nada (cosa que celebro). El #TeamKirkman me saca de quicio: Seth es insoportable (me puede el odio que siento hacia Kal Penn) y estoy deseando que le pase una desgracia para que desaparezca; Emily la pobre bastante tiene con aguantar a sus compañeros; Aaron se cree que está por encima del bien y del mal; y Lyor (Paulo Costanzo) es un personaje demasiado visto ("No me gustan los escrúpulos. Son poco prácticos", ¡qué malote!) que no aporta nada y su sentido del humor es bastante cuestionable. 

La audiencia de la serie ha disminuido considerablemente este año, por lo que lo más probable es que termine siendo cancelada. En su regreso nos tocará aguantar a un POTUS viudo (no creo que vayan a dejar a Alex en coma), que se volverá más intenso y humano que nunca. Menos mal que Hannah estará siempre presente para ayudar a que la serie no termine de perder todo su interés.

martes, 19 de diciembre de 2017

El cuento interminable


Que 'Once Upon a Time' renovase por una séptima temporada fue una broma de mal gusto. Ni la serie interesaba a los espectadores (con unas audiencias que no hacían otra cosa que marcar datos negativos), ni la historia daba más de sí. Y a pesar del buen final que tuvo la sexta temporada (y que podría haber funcionado como series finale), decidieron renovarla por una nueva temporada en la que nos encontraríamos ante un cambio de localización y con un reparto totalmente renovado (a excepción de tres actores). Una historia diferente (que no un spin-off, bastante mal les fue con 'Once Upon a Time in Wonderlad') que se iba a contar en un nuevo día de emisión (el viernes) con la intención de mantener a los (pocos) espectadores que les quedaban. Y la idea no pudo ser peor.

Para empezar, el nuevo plantel de actores es terrible (lo de Dania Ramirez no tiene nombre). La historia viene a ser la misma que tuvo 'OUAT' en su primera temporada pero cambiando Storybrooke por Seattle, y a Henry (hijo biológico de Emma y adoptivo de Regina) por Lucy (hija biológica de Henry). Porque el efecto de la maldición es el mismo: llevar a los personajes a una tierra sin magia y en la que llevan unas vidas completamente diferentes a las suyas reales. Hasta aquí sólo puedo decir que 'OUAT' nos ha ofrecido en su séptima temporada un más de lo mismo pero en su versión marca blanca. Ahora bien, he de reconocer que en su noveno capítulo (si, como yo, has conseguido aguantar hasta este episodio, eres todo un/a héroe/heroína) la serie aprieta el acelerador, dejan de ocurrir cosas escritas para rellenar tiempo y empiezan a suceder hechos realmente interesantes. Lo que viene a demostrar que todo lo sucedido en seis temporada de 'OUAT' podría haberse reducido a dos ó tres temporadas máximo.

Si no conoces quién cae al pozo, no sigas leyendo. De lo contrario (o si, simplemente, tienes curiosidad), adelante.


Dejando a un lado la cantidad de guiños que hubo en la season premiere a la serie, lo mejor es recordar cuál el punto de partida de la temporada: Henry (el Henry de siempre) se va de Storybrooke porque "tengo que descubrir cuál es mi historia". Y así pasamos a conocer a Henry (el nuevo Henry), un escritor ("No todas las historias son fáciles. Las secuelas son complicadas") que un día recibe la visita de una niña llamada Lucy asegurando que es su hija ("No lo recuerdas porque estás maldito"). De paso situamos en la historia a los tres únicos miembros del reparto original que siguen en la serie: Regina es Ronnie, y es dueña de un bar ("Imagina que entrase por esa puerta y te dijese que soy tu hijo") y tanto Hook como Rumple son ahora policías. En esta nueva historia el papel de villana lo ejerce Victoria Belfrey (qué horrible está Gabrielle Anwar en los primeros capítulos de la temporada) secundada por su hija Ivy

Una vez despedimos a Emma (en el segundo capítulo) y vemos morir a Bella (menuda horterada el cuarto capítulo), seguimos situando en la trama presente y en la de los cuentos al resto de personajes. Pero como todo lo ocurrido hasta el octavo episodio es un auténtico coñazo rellenaminutos (lo único relevante es cómo algunos personajes van descubriendo su auténtica identidad), me lo salto y voy directo a lo importante: descubrir que la verdadera villana de la historia es Gothel, una bruja rastafari que recuerda su identidad en el presente (al igual que Drizella/Ivy, ya que por algo son las responsables de la nueva maldición) y cuyo objetivo es reunir a las brujas participantes en el Octavo Aquelarre nadie sabe todavía por qué (ni para qué). Y para ello necesita a Anastasia, la hermana de Drizella (educada mágicamente por the evil-no-tan-evil queen) y único personaje que tiene magia en el mundo de la tierra sin magia.


¿Qué tiene de novedoso esta nueva maldición? Que está hecha a prueba de héroes: si la maldición se rompe, Henry muere. El problema está en que Regina y Zelena (reaparecida en la mid season finale, "No he venido a hablar de cronologías") necesitan recuperar la magia para salvar a Lucy, y la única forma de recuperar la magia es rompiendo la maldición (lo que provocaría la muerte de Henry). ¿Qué le pasa a Lucy? Que está dormida/maldita porque Victoria (que en los cuentos es Rapunzel) le ha hecho perder la fe, ya que era la única forma de conseguir despertar a su hija Anastasia. Es decir: si rompen la maldición recuperan la magia, despiertan a Lucy y matan a Henry; si no rompen la maldición no recuperan la magia, no despiertan a Lucy y Henry sigue viviendo.

¿Y qué otras cosas hemos ido descubriendo esta temporada? Que Hook tiene una hija, Alicia ("del país de las maravillas y de otros lugares. Tienes un viaje raro y es lo único que la gente sabe de ti") que está enamorada de Robin, la hija de Zelena. Que Rapunzel es madre de Anastasia y Drizella y que el que era su marido se casó con la madre de Ella (madre de Lucy y para entendernos, la nueva versión de Cenicienta) mientras estaba encerrada en la torre para, una vez libre, darle trabajo como Cenicienta. Y que el Guardián ("un héroe de puro corazón, incorruptible por la maldad"), que en estos momentos parece ser que es Anastasia (aunque su madre lo niegue), es el único que puede hacer que Rumple y Bella se reúnan (porque Rumple le endiñaría el papel como el Oscuro y así podría morir) y el único que, aparentemente, puede provocar que el Octavo Aquelarre vuelva a funcionar.


¿Es realmente Anastasia el Guardián? ¿Qué brujas formarán parte del Octavo Aquelarre? Particularmente me gustaría que apareciese por aquí alguna villana del pasado, aunque esté muerta/tenga final feliz/no sea bruja. ¿The Evil Queen y The Wicked Queen forman parte de este aquelarre? ¿Qué otros personajes del pasado irán reapareciendo? ¿Conseguirá Kelly, la versión no mágica de Zelena, casarse? No saldremos de dudas hasta el 2 de marzo, fecha en la que regresará 'OUAT' con la segunda parte de su temporada. ¿Mantendrá el nivel de interés de sus dos últimos capítulos o volveremos a tener que tragar con tramas aburridas e irrelevantes para la historia?

lunes, 18 de diciembre de 2017

El verdugo de Riverdale


'Riverdale' fue una de las revelaciones de comienzos de año, por lo que era imposible que la CW no se plantease su renovación. Así que cinco meses después de la emisión de su primera season finale, llegó el estreno de su segunda temporada, esta vez con la categoría de serie con temporada completa, dejando atrás los 13 capítulos de su primer año. 

Esta ampliación de capítulos despertó un poco las alarmas, pues como bien había demostrado con su primera temporada, 'Riverdale' (en España la emite en exclusiva Movistar Series Xtra) es una serie a la que tener temporada reducida (es decir, ser serie de mid-season) le sienta muy bien por su formato (desentrañar un misterio). De momento, y habiéndose emitido los primeros 9 capítulos de la segunda temporada, está superando la prueba. Tocará esperar hasta Enero para comprobar si en su regreso mantiene el nivel o, si por el contrario, aumentar su número de episodios juega en su contra.

Pero hasta que llegue ese momento, lo mejor es recordar lo acontecido en este principio de temporada, así que si no has celebrado todavía la Navidad con los vecinos de 'Riverdale', no sigas leyendo.


La segunda temporada de 'Riverdale' comenzó en el hospital. Por un lado con Fred ingresado después de haber recibido un disparo del Encapuchado Negro, el villano que ha sembrado el caos en estos primeros capítulos; y por otro con Penelope Blossom, también ingresada, pero ella a consecuencia del incendio que a punto estuvo de dejarle sin hogar. En ambos casos sus hijos han jugado un papel importante: Archie dispuesto a vengar a su padre y Cheryl ("Soy la it girl de Riverdale") obligando a su madre a callar sobre la verdad del incendio para evitar que salga a la luz lo realmente ocurrido en el granero de su casa. 

En la trama del Encapuchado Negro se ha visto implicado todo el pueblo, aunque ha sido Betty la que mayor protagonismo ha acaparado al ser la única con la que ha mantenido contacto. La misión del Encapuchado ha sido eliminar a los pecadores de la pradera de Riverdale, convirtiendo la serie en una suerte de slasher en la que cualquiera podía convertirse en la siguiente víctima. ¿Dónde hizo Archie el casting para apuntarse a su Círculo Rojo? ¿Vía Grindr (la aplicación favorita de Kevin si no fuese porque le encanta el cruising nocturno) o esperándoles en las puertas de los gimnasios? La cuestión es que jugando a los detectives, Betty, ayudada por Verónica, Archie y Jughead, ha resuelto el enigma y ha librado a Riverdale del Encapuchado Negro (aka el Conserje del Mal). 


Otra de las tramas principales de lo que llevamos de temporada ha girado en torno a Jughead, las Serpientes, su Encantadora y su padre. Los planes han salido bien, la Encantadora ha sido expulsada del reino (que gobierna FP) y por el camino hemos tenido homenaje a 'Grease' y un viaje al pasado de Alice (que ha incluido un ¿qué pasó/pasará entre ella y FP? y que nos ha demostrado que Betty es la verdadera heredera de Nomi Malone). En la trama Serpientes hemos tenido como guest stars a la droga JJ (no, no es Jorge Javier, es el pica-pica) y a Nick St.Clair, al que las chicas dieron su merecido. Como tramas secundarias hemos tenido a Hermione siendo la esposa sumisa de Hiram. Deseando estoy que esta señora, o bien explote y escupa toda la mierda que conoce de su marido, o bien explote su vena de villana y empiece a repartir mierda entre sus vecinos. Verónica (nadie mejor que ella luce las perlas en la ducha) quiere su parte en el pastel, aunque estoy convencido de que lo único que buscar es descubrir la verdadera cara de sus padres para terminar exponiéndoles.

¿Volverá Polly ahora que no hay perseguidor de pecados? ¿O su hermana Betty va a volver a sacar su oscuridad y se va a poner a repartir justicia en Riverdale? ¿Empezará con las Hermanas de la Misericordia? ¿Se convertirá Josie en la nueva Whitney Houston ("Mamá, no necesito un guardaespaldas. No soy Whitney Houston. Aún no")? ¿Qué va a pasar ahora entre Betty y Jughead? ¿Y entre Verónica y Archie?  ¿Harán intercambio de parejas de forma oficial? ¿O terminarán acostándose los cuatro? ¿Cuánto tardarán en hacer una ouija con la abuela Blossom? ¿Con quién se acuesta Penélope? ¿Se filtrará la sex tape de la alcaldesa y el sheriff? ¿Quién está detrás de la cámara que hace fotos de Verónica y Archie? ¿Ha llegado Rick Grimes a Riverdale? ¿Cuándo decidirán que Archie deje de llevar ropa? A partir del 18 de Enero saldremos de dudas.

viernes, 15 de diciembre de 2017

El Pecador


'Lucifer' (HBO España) es esa serie de la que nadie esperaba nada pero que tontamente está consiguiendo dárnoslo todo. Su primera temporada (13 capítulos) fue un éxito inesperado que le aseguró una segunda temporada (que finalmente tuvo 18 capítulos en vez de la temporada completa prometida). Y como no hay dos sin tres (y menos cuando te marcas un temporadón como la segunda), 'Lucifer' acaba de irse de parón navideño tras la emisión de los 10 primeros capítulos de su tercera temporada.

En mayo, cuando despedimos la segunda temporada, lo hicimos con un Lucifer demacrado y semi desnudo en medio del desierto. La sensación fue que Lucifer había regresado al infierno. Nada más lejos de la realidad: su secuestro (que nadie se tomó en serio al principio) fue el punto de partida de la trama serializada de la temporada, teniendo al Pecador como el rival a batir y como el responsable de la reaparición de las alas de Lucifer y de la desaparición de su cara demoníaca (Amenadiel lo achacó a Dios, considerando que era su forma de hacer ver a Lucifer que le había perdonado).


La relación entre hermanos cada vez es más estrecha, hasta el punto que Amenadiel se ha rendido ante lo evidente y quiere aprender sobre habilidades sociales de Lucifer ("Ahora tienes acceso a todas mis cuentas en RRSS: Instagram, Snapchat y Grindr"). ¿Por qué se empeñan en hacer alusión a la bisexualidad de Lucifer ("Soy tan bueno dándole vueltas a los hombres que me llaman 'La Sartén'") si nunca le ponen una pareja sexual masculina? Este acercamiento ha permitido a Amenadiel descubrir su verdadera misión en la vida de su hermano: estar ahí para él ahora que está evolucionando y que no es el Señor del Infierno debido a la vulnerabilidad que genera en él Chloe. La que igual no va a ser la misma es la relación entre Chloe y Lucifer ahora que ha llegado Pierce (Tom Welling), su nuevo jefe, y que no ha tardado nada en ver las bondades de la detective ("Entiendo por qué Lucifer está tan influenciado por ti. Es porque eres especial, Decker").

A Charlotte Richards parece que le dijimos adiós definitivamente al final de la pasada temporada pero, afortunadamente (aunque se ha perdido parte de su encanto), ha regresado para quedarse como Charlotte, y no como la madre de Lucifer y Amenadiel. Así que tiene que recuperar el tiempo perdido ("Es como si otra persona hubiese vivido mi vida") y la mejor forma de hacerlo (y de paso aprender a ser buena persona, ayudada por Ella, y aprender a sacar adelante su vida personal junto a Dan, ayudada por Trixie) es cambiando de bando en su profesión, al pasar a trabajar para la Fiscalía y, por tanto, junto a la policía.

'True Detective' season 3
La fall finale ha servido para resolver la trama del Pecador (Kevin Caroll), en la que se ha visto implicado Pierce al confesar que él fue el responsable de la muerte de su hermano. Una vez capturado, y después de haberse arrancado los ojos para así evitar que Lucifer conociese sus mayores deseos, el Pecador muere tras recibir tres disparos de Pierce. No sin antes confesarle involuntariamente a Lucifer (que piensa que matándole perderá las alas y recuperará su cara demoníaca) su verdadero deseo: morir a sus manos. ¿Por qué ha de ser él quien le mate? Lucifer no es tonto y termina descubriendo que Pierce es un ser inmortal (debo confesar que desde su primera aparición pensé que él sería el Pecador): nada más y nada menos que Caín, "el primer asesino del mundo, marcado por Dios y condenado a recorrer la Tierra solo durante la eternidad".

Esta temporada también ha habido sitio para dar protagonismo a tres de sus (imprescindibles) secundarias: Maze se embarcó en una aventura como cazarrecompensas que a punto estuvo de alejarle de Lucifer. De Linda (¿se animará a empezar una relación con Amenadiel a pesar de las palabras de Maze?) indagamos más sobre su pasado, en un capítulo que jugó con el tiempo y que terminó magistralmente con su ex marido en el Infierno. Y en cuanto a Ella, descubrimos su pasado como estrella del póker en una trama que le llevó a ella y Lucifer a Las Vegas mientras Chloe y Linda disfrutaban del ático del demonio (capítulo que terminó con un precioso abrazo entre Chloe y Lucifer después de que él confesase que jamás le mentiría).


En Enero 'Lucifer' regresará para resolver todas las dudas creadas tras descubrir la verdadera identidad de Pierce. ¿Realmente trabajaba el Pecador para él? ¿Por qué se inventó que mató a su hermano cuando es por todos conocido que Caín mató a Abel? ¿Hay más hermanos de los que no tenemos conocimiento o fue una excusa para implicarse en el caso? ¿Es Caín el responsable de la reaparición de las alas de Lucifer y de la desaparición de su cara demoníaca? ¿Lo es el Pecador? ¿O realmente es cosas de Dios? ¿Tiene Caín interés real en Chloe? 'My brother's keeper' (el guardián de mi hermano), título del undécimo capítulo, tiene toda la pinta de sacarnos de dudas.

jueves, 14 de diciembre de 2017

El arte de Rebecca Bunch


'Crazy Ex-Girlfriend' probablemente sea la serie más necesaria que no estás viendo. Y no es que sea necesaria por sus premios (un Globo de Oro, dos Emmys y un Critic's) no; lo es por su protagonista, Rebecca Bunch (Rachel Bloom). En el sexto episodio de la tercera temporada, Rebecca descubre la razón de sus males después de tomar una decisión que le lleva a tocar fondo (aunque en realidad no fuese esa su intención). Es entonces cuando decide tomar las riendas y cantar sobre su situación real, sin renunciar a lo que siempre le ha definido y acompañada por sus inseparables amigas.

Pero antes de llegar a ese punto, lo mejor es recordar lo vivido hasta ese momento. Después de ser plantada en el altar por Josh, Rebecca decide contraatacar y, aunque su primer plan no es el más acertado (unos cupcakes de chocolate à la 'Criadas y señoras'), su canción generalizando sobre los hombres ("los hombres gais son todos geniales") es toda una declaración de intenciones. ¿Qué canción de todas las escuchadas en la serie hasta la fecha no lo es? Su segundo paso es disfrutar del "duro y palpitante ímpetu" de Nathaniel (¿quién no querría?) mientras el triste de Josh canta junto al Espíritu Santo.


El golpe maestro de su plan (y la jugada que termina condenándole) es plantar cara a Josh (con su vestido de novia) y contarle todo lo que ha hecho por él hasta ese momento. "Oh, Dios mío, se lo he contado todo". Así que mientras se esconde con su versión adolescente y lanza su nuevo mantra ("Josh miente al 100% porque él siempre miente"), Heather canta para evitar abandonar la universidad, Nathaniel acepta que está enamorado de Rebecca y Paula descubre la verdad sobre su mejor amiga: estuvo interna en un hospital psiquiátrico. Cuando Rebecca presencia esta confesión, huye a los brazos de Nathaniel para poner tierra de por medio y escapar junto a él, hasta que sus amigas le encuentran ("Queremos asegurarnos de que estás bien"). 

Tras escupirles toda su mala leche (Paula se lleva la peor parte,"Si estoy loca, tú me has vuelto aún más loca porque me has hecho hacer cosas horribles porque tu vida está rota y aburrida"), Rebecca convierte el cuarto capítulo de la temporada en el mejor slasher del año, que termina con ella llamando a su madre pidiéndole ayuda después de haberse acostado con el padre de Greg y de haberse desnudado con Josh ("No sé quién soy si ya no estás en mi vida"). Esta reunión madre e hija se produce mientras Darryl y White Josh plantan cara a su problema: el primero quiere ser padre pero el segundo no (un saludo para Alex y Maggie de 'Supergirl'). En ausencia de Rebecca, Cornelia aparece en el bufete como su sustituta y acaba renunciando cuando todos le convierten en la nueva Rebecca.


"Necesito ayuda". Estas dos palabras son las que terminan ingresando a Rebecca en un hospital (Valencia como retransmisora de su ingreso) tras haber ingerido un bote de pastillas y donde conoce el diagnóstico de su enfermedad ("Sé que las enfermedades mentales están estigmatizadas, pero el estigma merece si descubro cuál es mi desitno"): trastorno límite de la personalidad. Su mundo no se viene abajo y decide ponerse manos a la obra para salir adelante ayudada por el doctor Shin, que le hace ver que hay un punto intermedio entre ser la mejor y hacer las cosas fatal. De esta forma acompaña a Paula (que se reencuentra con su particular Josh Chan "El primer pene que vi") a cuidar de su padre y comienza a cambiar la forma en la que se toma la vida (uno de los cambios se produce en el título de la fall finale en el que, por primera vez, no aparece el nombre de Josh).

En Enero 'Crazy Ex-Girlfriend' (que la fall finale prescinda de la intro musical y del título de la serie ¿es toda una declaración de intenciones?) retomará la emisión de los seis capítulos restantes de su tercera temporada. Rebecca aprenderá a ser imperfecta y a cometer errores (espero que muchos junto a Nathaniel) acompañada de Paula, Valencia y Heather. Darryl y White Josh aprenderán a vivir el uno sin el otro, aunque más pronto que tarde les veremos juntos de nuevo. Y Josh...pues Josh puede cruzar un paso de cebra y ser atropellado por un autobús.