viernes, 24 de octubre de 2014

El sudor del luchador


Cuando una cadena decide renovar una de sus series nuevas por dos temporadas más tras la emisión, únicamente, del Piloto, hace sospechar. ¿Tiene plena confianza en ella y sabe que va a ser un pelotazo o lo que le mueve es la locura? Recordemos que Starz renovó la fantástica 'Boss' por una segunda temporada cuando sólo había emitido su primer capítulo y tuvo que lidiar con sus bajísimas audiencias. La última en apuntarse a esta moda ha sido DirectTV, y lo ha hecho con una de sus novedades para esta temporada: 'Kingdom'.

Frank Grillo está fuertote, fuertote
Poco se había hablado (sinceramente, no había leido NADA) de este nuevo drama antes de la sesión de fotos protagonizada por Nick Jonas. Aunque también es cierto que, aún habiéndose emitido ya sus tres primeros capítulos, la serie no ha suscitado la curiosidad de mucha gente. Pero, independientemente de las fotos del menor de los Jonas, y después de haberme informado debidamente, sí me animé a echarle un ojo al Piloto, aunque más por curiosidad que con intención de convertirla en una nueva serie a seguir. Pero ¡oh, sorpresa!, me he encontrado con un interesante drama familiar que es bastante mejor de lo que, de primeras, aparenta.

Además de unas costillas, os puedo freir unas morcillotas
Frank Grillo ('The Gates') es Alvey Kulina, co-propietario de un gimnasio en Venice (California) y antiguo luchador de artes marciales mixtas. Después de dejar atrás a su turbio pasado (drogas incluidas) y de introducir las visitas a un terapeuto en su vida, Alvey se decidió a centrarse en su gimnasio junto a su pareja Lisa (Kiele Sanchez, 'Lost') y en convertir a Nate (Nick Jonas), el menor de sus hijos, en una estrella de las AMM. Pero como toda familia, los Kulina también tienen una oveja negra, Jay (Jonathan Tucker, 'Parenthood'), que también fue luchador en el pasado pero que siguió la senda oscura de las drogas y la vida dispersa de su padre. Jay se preocupa de su hermano y le quiere muchísimo, pero Alvey está convencido de que no es buena influencia y no comparte que vivan juntos. En la ecuación falta Ryan (Matt Lauria, 'Parenthood'), campeón de AMM y ex prometido de Lisa que acaba de salir de prisión después de pasar cuatro años encerrado. Además hemos puesto cara a Christina (Joanna Going, 'House of Cards'), la madre de Jay y Nate que ahora ejerce la prostitución.

Venid a abrazarme
Películas recientes como 'The Fighter' y 'Warrior', o series de televisión como 'Ray Donovan' han tratado el mundo del boxeo, un deporte claramente similar a las AMM. 'Kigndom' se centra en este mundo, del que se ve obligado a salir Nate después de recibir una paliza. Su salida coincide con el regreso de Jay y Ryan. El mayor de los Kulina lo hace por su hermano y porque es algo que se le daba muy bien (dejó de luchar cuando su vida se enturbió); mientras que para Ryan es una forma de salir de la situación de autodestrucción en la que se encuentra, aunque regresar a un mundo con tal violencia está claro que muy bien no le va a sentar. Además, está en juego la posibilidad de reenamoramiento entre él y Lisa, algo que no ha pasado por alto Alvey.

Os he venido a empotrar
'Kingdom' es un drama familiar mejor de lo esperado y con unos personajes interesantes a los que sus actores han sabido adaptarse a la perfección. La violencia va a ser una constante en la serie, no así tanto el sexo, algo muy presente en dramas de este tipo. La trama de los posibles investores (con otra ex de 'Lost', Zuleikha Robinson), las apariciones de la madre y la venganza por la paliza recibida por Nate darán cuerpo a la primera temporada, que constará de 10 capítulos, los mismos que tendrán la segunda y la tercera. Y todos ellos estarán repletitos de carne, a manos de Grillo, Jonas, Lauria y Tucker.

viernes, 17 de octubre de 2014

Stalking!


¿Por qué 'Stalker' es un drama para televisión y no una película en condiciones? Que le pregunten a Kevin Williamson, cabeza pensante de, entre otras ficciones, ''Dawson's Creek', 'The Vampire Diaries' o 'The Following'. 'Stalker' es el nuevo procedimental que esta temporada ha presentado la CBS con un resultado discreto. Su Piloto superó los nueve millones de espectadores pero marcó un correcto 2.0. Una semana después perdía casi un millón de seguidores, bajando a un 1.7, dato que en demos se repitió en su tercera semana, aunque esta vez quedando por debajo de los ocho millones. O la cosa mejora, o Dylan McDermott encabezará su segundo fracaso consecutivo en la misma cadena ('Hostages' se la pegó a lo grande la temporada pasada).

"Unos 6 millones de personas son acosadad al año en EEUU. Una de cada seis mujeres; uno de cada 19 hombres. El acoso es la atención no buscada u obsesiva de una persona hacia otra. Está provocado por rechazo, celos o venganza"

Maggie Q (que ganó una gran legión de seguidores gracias a 'Nikita') da vida a la teniente Beth Davis, quien está al frende de la Unidad de Evaluación de Amenzadas de la Policías de Los Ángeles. Su función es "ocuparse de todos los casos de acoso y amenazas a individuos, así como a políticos y funcionarios" (unos 300 casos al año, con 20 o 30 en curso). Davis es muy profesional y, aparentemente, tiene poca vida más allá de su trabajo. En el segundo capítulo ponemos cara a la que parece ser la única de sus amistades. Pero ni rastro de vida personal. Por su forma de actuar al llegar a casa podríamos decir que sufrió su propio caso de acoso en el pasado (¿y si sigue sufriéndolo?), aunque también puede deberse a la paranoia que genera el tema que trata la serie (sin ir más lejos, la forma en la que nos presentan al personaje masculino). De todos modos, parece que Davis se toma muy personalmente su trabajo ("Es muy humano ignorar a un acosador o, peor, aceptar que forma parte de tu vida cotidiana"). Supongo que iremos conociendo un poco más de su situación, pero de momento ya tiene que hacer frente a Perry (Erik Stocklin), un acosador de uno de sus casos que pasa a convertirse en el suyo propio y en el de su amiga (Tara Summers).

McDermott y Basett comparten el elixir de la vida
Como he comentado, la presentación del personaje al que da vida Dylan McDermott (que sigue estando impresionante a sus 53 años), el agente Jack Larsen juega con el espectador al presentarlo como un posible acosador. Nada más lejos de la realidad. Si de Davis no sabemos nada, de Larsen conocemos que trabajó en Nueva York y que se mudó a Los Ángeles para estar más cerca de su ex mujer y de su hijo, al que no ha conocido nunca. Sabemos que se acostó con la mujer de su anterior jefe, pero hay un secreto adicional que contribuyó a que su ex pareja pusiese tierra de por medio y le odiase de la forma que lo hace. Y debe ser algo terrible, porque su ex (Elisabeth Röhm) amenaza con hacerlo público. Junto a Davis y Larsen están los agentes Ben Caldwell (Victor Rasuk, 'How to Make it in America') y Janice Lawrence (Mariana Klaveno, 'True Blood', 'Devious Maids'). Caldwell es un principiante y está algo más alejado del grupo, así que, una de dos: o bien sorprenderá a su equipo resolviendo un caso importante/arriesgando su vida o bien es un acosador en la sombre y será un villano en la sombra. Y Lawrence, aunque nos la presentan como la típica mujer que se acostará con Larsen, se quedará con las ganas.

Ella también lleva peluca
'Stalker' es un procedimental de libro que contará con sus casos semanales y con uno más serializado. Es uno más, de acuerdo, pero el aliciente está en que en vez de perseguir asesinos, violadores y terroristas, aquí importan los acosadores de cualquier color, edad, sexo y tamaño. Acosadores que en sus ratos libres también pueden ser asesinos, violadores y terroristas, aunque aquí sólo nos importa su condición de acosadores. No es todo lo oscura que debiera, pero entretiene y estoy seguro de que irá ganando conforme avance la temporada. Y además, en sus dos primeros capítulos, ha contado con la participación de miembros del cast de 'Pretty Little Liars' (¡que dejen vivir tranquilas a las mujeres de la familia Hastings!). Sigo pensando que la idea sería mejor contada en formato película; es carne de slasher. Pero de momento la tenemos como serie y yo tengo intención de seguirla semanalmente.

"El acoso normalmente empieza con un flechazo benigno, o una fijación, y escala hacia algo que se vuelve más frecuente. Mientras la obsesión crece, así lo hace también el coraje del acosador y su necesidad de acercarse"

jueves, 16 de octubre de 2014

Esta jueza está muy loca


Kate Walsh ('Grey's Anatomy', 'Private Practice', 'Fargo') es de esas actrices/reclamo para cualquier producto en el que aparezca. Así que siendo la protagonista de 'Bad Judge', una de las nuevas comedias que la NBC ha estrenado esta temporada para la noche de los jueves, era imposible no acercarse, al menos, a su Piloto. Este primer capítulo congregó a cuatro millones y medio de espectadores (1.3 en demos), superando los cinco, pero manteniéndose en los mismos 1.3, en su segunda semana.

En 'Bad Juge', Walsh da vida a la jueza Rebecca Wright, a la que nunca en la vida veríamos en los tribunales de Chicago en 'The Good Wife'. Wright lleva la vida que cualquier adolescente desearía pero cobrando lo que cualquier adulto mataría por recibir en su cuenta corriente. Bebe, sale de fiesta, se acuesta con quién le da la gana y conduce una furgoneta muy cherokee que aparca en el hueco reservado a los minusválidos. A Rebecca le encanta mantener relación con los familiares de todos aquellos delincuentes a los que manda a la cárcel, razón por la cual, por ejemplo, se hace responsable de un niño a cuyos padres envió a prisión. Tone Bell ('Whitney') es Tedward Mulray, el alguacil que trabaja siempre junto a Rebecca. Tedward es lo más cercano a un mejor amigo que Wright tiene y a quien acude en sus peores momentos.

Rebeconsejo: ved 'Origen' en 3D acompañado de dos bizcochos de marihuana
John Ducey (Jonas', 'Sabrina, cosas de brujas') es Tom Barlow, uno de los abogados que trabaja en los juzgados y cuyos casos suele presidir con mayor frecuencia la jueza Wright. Como no podía ser de otro modo, tiene que haber tensión sexual entre Rebecca y un personaje masculino, Gary Boyd, al que da vida Ryan Hansen ('Veronica Mars', 'Friends with Benefits', 'Bad Teacher', ojo, Boyd, parece que tienes predilección por las comedias canceladas tras una única temporada). Boyd y Wright son pareja sexual, que no sentimental, hasta que se den cuenta de que están hechos el uno para el otro y se arrepentirán de todo el tiempo perdido. Y por último tenemos al juez Hernández, al que da vida Miguel Sandoval ('Medium', 'Dallas 2012') y que es compañero (y da la sensación que superior) de Rebecca.

'Bad Judge' es una comedia que deja algo indiferente. Ni es divertida ('The Mindy Project') ni es simpática/adorable ('A to Z'). ¿Qué es lo que es, entonces? Una comedia sin más, con una protagonista muy interesante interpretada por una actriz por la que siento debilidad. ¿Merece la pena? Sinceramente, no. Pero, ay, al igual que no me ha parecido una gran comedia, tampoco me ha parecido el horror que fueron otras comedias en el pasado (sin ir más lejos, el Piloto de 'Blackish' ni lo terminé). Así que, de momento, me quedo con la jueza Wright. Al menos, hasta que dicte sentencia en su contra.

lunes, 6 de octubre de 2014

Historia de amor en Manhattan


Las historias de amor están de moda este año (en realidad, ¿cuándo noha sido así?). Si hace unos días hablé de 'A to Z', la nueva comedia para la noche de los jueves de la NBC hoy le toca el turno a la apuesta de la ABC para uno de sus días malditos: los martes. 'Manhattan Love Story' se estrenó la semana pasada sin alcanzar los 5 millones de espectadores y con un poco halagüeño 1.3 en demos. No puede haber empezado con peor pie.

"Love, sex and every thoughts in between". Así se presenta 'Manhattan Love Story', historia de amor entre dos personas que disfrutan más hablando consigo mismos que con los demás. Ella es Dana (Analeigh Tipton 'Hung'), una joven que se muda desde Atlanda a Nueva York para empezar a trabajar en lo que verdaderamente quiere: la publicidad. A Dana, además de dedicarse a gritar su contraseña de Facebook en el metro, le encanta caminar por la calle comentando consigo misma los bolsos que desea de las mujeres con las que se cruza. El que también habla consigo mismo mientras camina es Peter (un guapísimo Jake McDorman 'Shameless'), aunque él se dedica a comentar a qué mujeres se tiraría y a cuáles no. Trabaja en una empresa que se dedica a grabar todos los objetos posibles ("Básicamente, si puedes grabar tu nombre en ello, lo hacemos"). Un día Dana y Peter se cruzan por la calle y se llaman la atención, pero sin más.


Su historia en común comienza el mismo día que ella empieza en su nuevo trabajo, donde no es recibida con los brazos abiertos. Tras una primera no tan desastrosa cita (aunque la verdad es que si la persona con la que tienes una cita a ciegas te ve sacándote mocos y oliéndote los sobacos las cosas no pueden ir muy bien) parece que Dana y Peter no van a darse una segunda oportunidad. Pero, ay, los que les han juntado (el hermano de él está casado con la mejor amiga de ella) obligan a Peter a que le pida una segunda cita. Peor ni las flores sirven para disimular que Peter está actuando obligado. La intervención de su hermana le hace pensarse las cosas dos veces y se anima a tener una verdadera primera cita invitando a Dana a su primer bicitaxi y a visitar la Estatua de la Libertad, dos de las cosas incluídas en su lista de "Cosas que hacer en NY" (que levante la mano quién no escribiría una lista así).


El Piloto va de menos a más y termina justo cuando verdaderamente te quedas con ganas de conocer más a los protagonistas. Ella es adorable y él es tan guapo que te olvidas de su imbecilidad. El mayor problema está en sus secundarios: que se quede exclusivamente la hermana de Peter (Chloe Wepper). Aunque debo confesor que me ha hecho gracia la interacción entre Dana y Amy (Jade Catta-Preta) ante la incapacidad de la primera por definir su situación sentimental en Facebook.  Si 'Manhattan Love Story' dura lo suficiente en antena, podríamos encontrarnos ante una simpática historia de amor. Aunque en el partido de los Pilotos, el triunfo es para 'A to Z'.

viernes, 3 de octubre de 2014

La silenciosa traición del doctor Masters


El domingo la cadena de cable Showtime emitió el último capítulo de la segunda temporada de 'Masters of Sex', el drama que en su primer año nos lo dio todo y que en el segundo nos lo ha quitado. La pérdida del factor novedad y unas tramas que verdaderamente no interesaban a nadie (lo de Langham y las pastillas de adelgazamiento es de juzgado de guardia) han sido las claves para demostrar que los 12 episodios emitidos este año han decepcionado. ¿Y por qué se han tomado tan en serio que todos y cada uno de los capítulos de la temporada durasen prácticamente una hora?

A partir de aquí spoilers de la season finale.

Bill y Virginia han puesto especial empeño en arreglar el problema del doctor, encontrando la clave en algo tan sencillo como tocarse. Así parece que han puesto fin a la pesadilla que llevaba persiguiendo al doctor Masters desde hace algún tiempo. Pero no todo es felicidad: su mujer Libby sigue formando parte de una ecuación en la que sólo debería haber dos incógnitas. Está claro que Bill quiere y desea a Virginia, dos sentimientos que Libby no despierta en él. Ella es la dama de rojo que interrumpe su sueño Kennedy. Aunque la señora de Masters tiene sus propios sueños y planes. Esta temporada hemos asistido a su despertar sexual; un despertar que le ha hecho abrir los ojos y acercarse a lo prohibido. Robert ("No sé por qué dejé que pasara eso"), afroamericano, se ha convertido en el (oscuro) objeto de deseo de la rubia ("¿Qué pasa si lo hiciste porque me deseabas?"), que comenzó a perder la inocencia cuando tuvo sus problemas con Coral. Que se cuide mucho Bill, que su mujer sabe que le lleva siendo infiel desde hace tiempo y no falta nada para que Virginia se lo cuente todo (especialmente después de esa conversación en el parque).


A Virginia le toca lidiar con otro problema mucho mayor: la custodia de sus hijos. Su ex marido George ha regresado (regresar a la serie, que en su vida parece ser que seguía) con la intención de pasar más tiempo junto a sus hijos después de haberles ignorado durante gran parte de sus vidas. La responsable de este cambio es su nueva pareja, Audrey, a la que no hemos puesto cara pero que seguro se dejará ver el año que viene. Virginia se ha visto entre la espada y la pared y ha terminado eligiendo su proyecto (y a Bill) antes que a sus hijos. De esta forma ha satisfecho las exigencias de George en detrimento de alejar a su hijos de su vida. Durante un tiempo. Es un tema demasiado jugoso (y dramático) como para dejarlo pasar con tanta facilidad. Y después de comprobar que la CBS no va a emitir todo el material grabado, Virginia ha renunciado a su familia por nada. Y por culpa de Bill, que es lo más gordo.

De la trama de Langham con Cal-o-Metric no pienso decir nada porque me ha parecido el horror. ¿De verdad el médico deja de ejercer la medicina para convertirse, por muy bueno que esté, en la imagen de unas pastillas de adelgazamiento y someterse sexualmente a los deseos de su jefa? El único sentido que le veo a todo esto es que hayamos descubierto ese secreto que se guardaba Flo y que igual se explota con una trama política la temporada que viene. ¿Langham trabajando para Kenndy? Lo mismo me ocurre con Lester y Barbara, cuya trama estaba hecha para que nos enamorásemos de los personajes y no he sentido otra cosa que no fuese tedio. Casi prefería a Betty y su marido (que llegaron para convertirse en el nuevo matrimonio Scully, que a su vez tendrá forma en la tercera temporada a través de los personajes de Betsy Brandt y Kevin Christy). Precisamente Barton ha regresado al universo 'Masters' de la mano de Bill, ya que es a quien pide ayuda para que le ayuda a boicotear su proyecto televisivo, convencido de que no puede salir a la luz hasta que él y Virginia obtengan resultados. Así pues volvemos a ver también a Ethan. ¿Qué pasará entre Virginia y Bill cuando ella descubra la jugarreta que le ha hecho el doctor?

Es una pena que la temporada haya terminado siendo tal flop con el buen comienzo que tuvo. ¿Por qué no dejaron más tiempo a la doctora DePaul con lo bien dibujada que estaba escrita su relación con Virginia? Lo mejor de esta segunda tanda de episodios ha sido Lizzy Caplan, que sinceramente creo que se ha comido con patatas a Michael Sheen; o ver a Ann Dowd ejerciendo de madre del doctor Masters a la vez que le veíamos vestir de blanco, silenciosa y fumando a todas horas en 'The Leftovers'. Muy bien lo tiene que hacer 'Masters of Sex' para no sufrir una fuga de espectadores/blogueros/tuiteros, o sólo seremos cuatro gatos los que acompañaremos a Masters y Johnson en su investigación.

jueves, 2 de octubre de 2014

Secretaria Leoni


¿Qué pasaría si Carrie Mathison fuese una persona sana? Que se hubiese convertido en la protagonista de 'Madam Secretary', la nueva apuesta de la CBS para la noche de los domingos. A pesar de quedar por debajo del 2 en demos (1.9), el drama protagonizado por Téa Leoni reunió a más de 14 millones de espectadores en su estreno (en su segunda semana superó los 12 millones y medio pero bajó hasta el 1.4). La serie está producida por la propia Téa Leoni y por Morgan Freeman.

Téa Leoni es Elizabeth McCord, antigua analista de la CIA convertida en profesora universitaria, casada con un profesor de religión (Tim Daly) y madre de dos adolescentes (a los que se suma una hija ya mayorcita y rebelde que hace su aparición en el segundo capítulo y a la que da vida Wallis Currie-Wood). Su antiguo trabajo le permitió establecer una buena relación con el Presidente de los EEUU (Keith Carradine), el cual no duda en acudir a su amiga para comunicarle que la quiere como sustituta del antiguo Secretario de Estado, cuyo avión desaparece en el Atlántico en pleno vuelo a Venezuela. "Abandonaste una profesión que amabas por razones éticas. Eso te convierte en la persona menos política que conozco".


Dos meses después, McCord se enfrenta a su primera gran crisis (el secuestro de dos jóvenes americanos en Damasco) a la vez que su ex compañero George (William Sadler) le comunica que lo sucedido con su antecesor no fue un accidente: cree que alguien de la Compañía es responsable de su desaparición debido a ciertas operaciones oscuras que tenía en Venezuela, adonde se dirigía pera reunirse con alguien. Todo empeora cuando George muere en un accidente (que todos sabemos que no es tal). Esta es la parte conspiranoica de la serie, que irá acompañada de, imagino, diferentes casos semanales a los que tendrá que hacer frente la nueva Secretaria de Estado (en su primera, además del secuestro, le ha tocado enfrentarse a un polígamo rey africano; en la segunda, una pequeña crisis en la embajada de los EEUU en Yemen).

Zeljko Ivanec da vida a Russell Jackson, representante del Presidente en su día a día y que tendrá que aprender a trabajar con McCord para evitar conflictos internos (y para tocarle las narices siempre que sea necesario, como con su estilista). También forman parte del reparto Geoggrey Arend, Erich Bergen, Bebe Neuwirth y Nilaja Sun, dando vida a diferentes compañeros de trabajo de la nueva Secretaria de Estado.


'Madam Secretary' juega a ser 'Homeland' (sin tanto drama ni seriedad) y 'Veep' (muchísimo menos cómica, pero la relación entre McCord y su staff es un poco Selina Meyer). Cumple su cometido y, si desarrolla bien su trama serializada, nos encontraremos ante un estreno al que prestar atención.

miércoles, 1 de octubre de 2014

Ray el protector


'Ray Donovan' llegó el domingo al final de su segunda temporada, una tanda de episodios que aunque ha estado por debajo del nivel de la primera ha sabido mantener el interés del espectador. Lo que está claro es que le ha ganado la partida, y con diferencia, a su compañera de noche ('Masters of Sex').

A partir de aquí spoilers de 'The Captain'. Si no sabes qué animal le habla esta vez a Mickey, no sigas leyendo.

Después de pasar la noche en comisaría por el incidente ocurrido la noche anterior, Ray vuelve a la calle. Su mayor preocupación es su hermano Terry, al que detuvieron por el robo a mano armada cometido junto a su hermanastro, su padre y el agente de la condicional de éste. Le ha sido asignada una fianza de 50.000 $, la cual rechaza a pesar de ser pagada por su hermano. Ray necesita a Terry libre para que cuide de la familia, pues sabe que podría acabar en la cárcel si Kate McPherson termina sacando a la luz toda la verdad. Por su parte Mickey y Daryll abren la caja fuerte robada y se encuentran con que hay mucho menos dinero del esperado. Al "Capitán" se le ocurre una alternativa: visitar a Alan y reclamar el dinero que en el pasado le ofreció para desaparecer de la vida de Claudette. La jugada termina fatal: sin dinero y con la petición de la mujer de su vida de no volver a cruzarse en su camino.
 
Lo inevitable
Abby está planteándose dejar Calabasas y volver a Boston, pues el miedo a que puede ocurrirle algo a su hija no le va a dejar vivir tranquila. Jim aparece para pedirle perdón por no haber sido capaz de matar a Cookie y le ofrece su casa para que ella y los niños se muden allí. Kate está a punto de sacar a la luz la verdadera historia en torno a Sully Sullivan y su último movimiento es contar la verdad sobre su hija a Peggy Shaugnessy (Jamie Donnelly, Jan en 'Grease'). Cuando regresa a casa Avi le está esperando para matarla; le pega dos tiros y pone fin a la única persona que podría poner en jaque a su jefe. Mientras, Ray se reúne con Cookie, que ha visto ya el vídeo sobre la muerte de Marvin y ReKon y sabe que su hija Bridget aparece en él. "Copito de Nieve está en esa grabación". Ray asegura que Bridget contó una versión de la historia que no le incluía como tirador y que por su parte no debía preocuparse. El acuerdo se sella con la promesa de Donovan de devolver el dinero que iba a pagar Cookie por la cinta.

Bunchy cuenta el incidente ocurrido en casa de Patty a sus compañeros en la reunión de afectados por los abusos de sacerdotes. Stan le pide perdón por haberle besado en la fiesta de cumpleaños de Connor y le anima a contarle la verdad a Patty. Ronald (¿sonaba música de jazz cada vez que Wendell Pierce aparecía en pantalla? ¿'Treme'?) llama a Mickey para intentar sacar tajada del robo frustrado y lo único que consigue es hacer que su cliente descubra dónde está y acudir allí para pedirle explicaciones por lo sucedido. Ray recibe la visita de Ashley y Steve, que aseguran que Lepecka (el stalker de la rubia) ha agredido a la chica y que Donovan debe tomar cartas en el asunto. Algo huele mal en todo esto, aunque a Ray ya le avisó Lepecka: es Steve quien que pega a Ashley. Lena interrumpe la reunión para comunicarle a Ray la muerte de Kate.
 
Algo huele mal en casa de Ashley
La llegada de McPherson alteró la vida de Ray: de alguna manera consiguió hacer que macho alfa Donovan sintiese algo por ella, lo que le ha llevado a amenazar a quien fuese necesario para protegerla. Uno de ellos fue Cochran, del que tenía una interesante sex tape que mandaría al traste su reciente ascenso. El otro era Ezra, al que amenazó con hacer público que el cadáver del cura que abusó de él y Bucnhy estaba enterrado en el centro contra el cáncer que estaba construyendo en honor a Ruth. Finalmente ambas amenazas se convierten en realidad. Mickey y Daryll se encuentran con Ronald y, tras una alucinación en la que un caballo con la voz de Linda le hace ver que él es el Capitán, terminan apostando el dinero del robo a ese caballo: Capitán. La victoria es suya y se hacen con un millón de dólares. Al que no le va nada bien su plan es a Bunchy, que le confiesa la verdad a Patty y a cambio recibe rechazo.

Ray vuelve a casa de Cookie para entregarle su dinero y pegarle dos tiros. Pone fin, así, a la continua situación de peligro en la que se encontraba Bridget desde hace días. Mickey vuelve al gimnasio para entregarle a Terry (que termina aceptando la fianza) parte del dinero ganado en la carrera. Su hijo lo acepta pero le pide que desaparezca de su vida y decide que, ya que no puede irse a Irlanda a empezar una nueva vida junto a Frances, va a invertir en el gimnasio. Ray va a casa de Ahsley, descubre el cadáver de Lepecka y confirma sus sospechas: Steve es quien le pega. Así pues le encierra en el maletero a la espera de que llegue la policía para llevárselo detenido. Mickey hace las maletas y abandona el edificio en el que estaba viviendo desde su regreso de México. Su destino es toda una incógnita. La noticia de la muerte de Cookie es recibida con una sonrisa por Bridget, Connor y Abby, que sabe que ha sido su marido el responsable. Cuando Ray llega a casa se pone una copa y se sienta en el sofá. Su mujer aparece en el salón. Se miran. Ella le agradece con la mirada lo hecho. Él pone cara de macho alfa. Fin.
 

La temporada termina de una forma muy similar a la primera: todas las tramas contadas a lo largo de los 12 capítulos terminan cerradas. Parece que Ray se ha desecho de sus problemas. Y que la familia Donovan tiene una oportunidad para estar unida y ser felices. Abby sabe que quien de verdad puede protegerle a ella y los niños es Ray. Ha sido una muy buena temporada, que explotó por los aires con la muerte de los raperos y con la fiesta de cumpleaños de Connor, en la que el enfrentamiento entre Terry y Ray, con el descubrimiento del primero de toda la verdad respecto al gimnasio, hizo que la relación entre los hermanos nunca fuese la misma.
 
Macho alfa/empotrador
El verano que viene Showtime estrenará la tercera temporada de 'Ray Donovan'. ¿Con qué le tocará lidiar esta vez?