jueves, 26 de febrero de 2015

#TeamTestigos


'Sleepy Hollow' se despidió de la audiencia este lunes, no sabemos si de forma temporal o definivita. Lo que está claro es que el drama sobrenatural que emite FOX ha sufrido un bajó en su segundo año de emisión. No sólo la audiencia ha disminuido (4.3 millones de espectadores y un flojo 1.4 en demos en su despedida), sino que muchos de los episodios vistos en esta temporada han sido demasiado procedimentales, algo que no es que sea malo, sino que en este caso su trama serializada ha funcionado tan bien que daba rabia ver cómo quedaba en un segundo plano.

Lo que sí se ha mantenido ha sido la increíble química establecida desde el principio entre sus dos protagonistas: Tom Mison y Nicole Beharie han hecho que sus Icabod Crane y Abbie Mills pasasen por verdaderos amigos. Amigos con posibilidad de adquirir derecho a roce, aunque es cierto que si se atreviesen a dar el paso, tal vez su relación no funcionase tan bien. La presencia de Katrina en Sleepy Hollow (no olvidemos que en la primera temporada la tuvimos atrapa en el Purgatorio) impidió la posibilidad del romance, aunque la crisis que ha sufrido el matrimonio Crane ha puesto de manifiesto la distancia entreambos, algo que se ha acentuado especialmente en los dos últimos capítulos de la temporada.

Para seguir hablando y comentando la season finale es necesario recurrir al uso de spoilers, así que si todavía no la has visto, no sigas leyendo.


El hechizo del viaje en el tiempo que lanza Katrina (que se ha pasado al lado oscuro) tras ver cómo Ichabod ("Tú eres la fuente de mi pena, Ichabod Crane") ha dejado que Abbie matase a su hijo, ha funcionado y ha llevado a las dos mujeres hasta 1781, fecha en la que Crane perdió la vida luchando contra el Jinete y en la que Katrina lanzó su hechizo para permitir el regreso de Ichabod en el futuro. Su intención ahora es bien distinta: pretende cambiar el pasado, dejando morir a su marido, para evitar su regreso en 2013. Pero la señora de Crane no contaba con Abbie, intrusa en un pasado que le hace cambiar su posición con Crane, teniendo que enfrentarse a una sociedad en la que ella, como negra, no hubiese sido mas que una esclava.

Las cosas salen distintas a lo esperado: Crane no muere porque Abbie evita su presencia en la batalla, pero como bien dice "El hecho de que no murieras puede haber fastidiado la historia por siempre". Mills intenta contarle a Crane su historia ("Cogemos lo imposible, lo resolvemos"), y aunque Ichabod no termina de entenderle, sí que le cree, razón por la cual decide llevarle junto a Benjamin Franklin, pues seguro tendrá una solución a su problema. Mientras, Katrina va en la búsqueda del Jinete, al que se presenta, le desvela que conoce su identidad y le cuenta su plan: "Matarles". El satisfactorio encuentro con Franklin va precedido de un guiño que se hace al Piloto, cuando Crane pregunta a Mills por qué tantos Starbucks. En este caso es Abbie la que comenta que muchos de los establecimientos del Sleepy Hollow del pasado van a terminar convirtiéndose en Starbucks.


Franklin disfruta con la presencia de Abbie ("Ella es el sueño americano") hasta que el Jinete hace acto de presencia para decapitarle, no sin antes haber contado Benjamin que lo que deben hacer es buscar a Grace, la antepasada de Abbie, pues ella les ayudará haciendo que el hechizo del viaje en el tiempo desaparezca junto a todas sus consecuencias. Mills termina detenida por provocar la muerte de Franklin, pero Crane se las apaña (genial momento en el que el Ichabod de 1781 se enfrenta al iPhone por primera vez) para hacerle escapar y dirigirse juntos a la Mansión Fredericks, donde Abbie conoce a Grace. "Somos parientes".

Grace está encantada con el encuentro, les habla de su papel como testigos y empieza a preparar el hechizco que lleve de vuelta a Abbie a 2015. Abbie le cuenta que encontró su diario y Grace le cuenta que las páginas en blanco que hay son para ella: "Esas son las páginas que escribirás. Las batallas más cruciales están aún por delante". Katrina y el Jinete llegan a la Mansión y mientras Abbie y Grace llevan adelante el hechizo, Ichabod se enfrenta a su némesis, siendo consciente de que su muerte, en caso de que el hechizo salga bien, sería un mal menor. Todo sale bien: Abbie y Katrina se reencuentran con Ichabod en 2015 y Crane no se lo piensa dos veces para matar a su mujer. Katrina se evapora (igual que su hijo en su momento) y deja el Grimorio, recogido por Crane.

#TeamTestigos
Jenny e Irving hacen su aparición y les ponen al día: la muerte de Henry liberó al alma de Irving, ya completamente recuperado. Abbie e Ichabod hacen lo mismo y les cuenta que aunque este tema ha quedado zanjado, Grace le avisó que lo peor estaba por llegar. "Sea lo que sea lo siguiente, estamos ahí el uno para el otro". Así se cierra la segunda temporada de 'Sleepy Hollow', cerrando la trama en torno a la cual han girado sus dos primeras temporadas. Si FOX decide cancelarla, habremos tenido un buen final. En caso de continuar, y darle otra oportunidad, está claro que las hermanas Mills, Irving y Crane están dispuestos a continuar su lucha contra el Mal.

martes, 24 de febrero de 2015

¿Quién quiere casarse con mi hijo ficticio?


'¿Quién quiere casarse con mi hijo?' se ha convertido en uno de los programas de éxito de Cuatro en los últimos años. En él, cinco hijos asistidos por sus madres, deben elegir de entre una serie de candidatas a una para convertirla en su pareja. ¿Qué ocurriría si llevásemos el programa al terreno de la ficción y a él se presentasen hijos y madres de series? Este es el cast que formaría parte de su primera temporada.


Jamal y Cookie Lyon ('Empire'). La sensación de la temporada no iba a no estar presente en esta primera temporada. Jamal acaba de salir del armario después de haber triunfado en la música pretendiendo ser heterosexual mientras humillaba al que era su verdadera pareja que, cansado, termina por dejarle. Por eso Cookie, su madre y agente, decide presentarse al casting. Cookie busca para su hijo un chico que le quiera, pero que sea consciente de que va a compartir su vida con una estrella, pudiendo ver mermada su vida como pareja. Cookie no tiene pelos en la lengua, por lo que los aspirantes a conquistar el corazón de su hijo deben estar preparados para todo.


Preston y Porter y Lynette Scavo ('Mujeres Desesperadas'). Lynette está cansada de vivir por y para sus hijos y de tener que estar sacándoles las castañas del fuego continuamente. Por eso no duda en presentarlos al casting, con la intención de encontrarles pareja, una mujer madura que les haga espabilar y que les enseñe a vivir por su cuenta. Los gemelos buscarán una mujer (una para cada uno) que les recuerde a su madre, pues no tienen ninguna intención de abandonar su vida de "cuanto menos hagamos, mejor".


Shane y Nancy Botwin ('Weeds'). Shane es un psicópata. Nancy lo sabe. Y le tiene miedo. Especialmente desde que le vio matar a Pilar Zuazo con un bate de béisbol. Probablemente lo mejor sería encerrarle en alguna institución mental, pero Nancy es incapaz de hacerlo, por eso va a buscar con mucho detalle y cuidado a la mejor mujer con la que Shane pueda compartir su vida. Silas, el hermano mayor de Shane, asesorará a la madre en determinados momentos, aunque será ella la que verdaderamente tomará la decisión final.


Zach y Alicia Florrick ('The Good Wife'). Alicia lo tiene claro: la nuera perfecta tiene que saber disfrutar de una buena copa de vino. Y ser una chica normal, sin traumas ni polémicas a su espalda, pues es lo último que necesitan en casa de los Florrick. Zach no ha tenido mucha suerte hasta el momento, y espera con ganas que su situación cambie. Peter, su padre, se ha opuesto fervientemente a la participación de Zach en el programa, y le ha pedido que por favor le mencione lo menos posible. Por el contrario, sus abuelas están encantadas de dejarse caer por el programa, como estrellas invitadas, dispuestas a convertirse en ídolos de masas.


John Ross y Sue Ellen ('Dallas '). John Ross y su madre se quieren tanto como se odian, aunque tienen claro que la sangre tira y cuando se trata de sacar adelante a la familia se unen como los que más. Bueno, no siempre. Sue Ellen busca a una mujer que saque a su hijo de la mala vida, de los rollos esporádicos y de las mujeres problemáticas (y locas). John Ross, sin embargo, no está convencido de que sea capaz de encontrar a la mujer de su vida: para él esta experiencia le va a servir para conocer mujeres, ampliar su agenda de contactos y pasar un buen rato. No busca nada más. El alcoholismo que arrastra Sue Ellen desde hace décadas promete dar grandísimos momentos.

lunes, 23 de febrero de 2015

Y la vida no ganó


Esta madrugada (hora española) se celebró la mayor fiesta del cine del año: la 87ª edición de los premios Oscar. Mucho glamour, mucha peluca y muchos negros en una gala que se hizo larga y que fue más aburrida de lo esperado, aunque Neil Patrick Harris se esforzó por cumplir con su deber como host (la sombra de Ellen DeGeneres es alargada). NPH tuvo momentos de gloria, igual que la gala (John Travolta e Idina Menzel, Lady Gaga y Julie Andrews), pero el balance es más bien negativo.

Ésta había sido la carrera de 'Boyhood' vs 'Birdman'. La primera, convertida en favorita por las asociaciones de críticos. La segunda, la alternativa revelada en primera opción después de su triunfo en los premios que entregan los diferentes gremios. Si bien la película dirigida por el mexicano Alejandro González Iñárritu llegó a la gala siendo más favorita, había muchas esperanzas puestas en el film de Richard Linklater. Pero hasta llegar a conocer el contenido del sobre de Mejor Película hay que conocer el resto de premios.

Emma is awesome
Mejor Corto de Animación fue 'Feast'. Mejor Corto Documental, 'Crisis Hotline: Veteran Press 1'. Y el Mejor Corto de Ficción, 'The Phone Call'. Son las tres categorías que menos importan en la gala y cuando muchos de los espectadores aprovechan para levantarse del sofá/cama para reponer fueras.  Mejor Película Documental fue 'Citizenfour', que cumplió con todos los pronósticos. La que dio la campanada (y el segundo Oscar, consecutivo además, para Disney) fue 'Big Hero 6', elegida Mejor Película de Animación. Mejor Sonido fue para 'Whiplash' y Mejor Montaje de Sonido para 'El Francotirador'. Mejor Efectos Especiales fueron a parar, sin sorpresa, a manos de 'Interstellar'.

Mejor Montaje, una de las categorías clave en el camino del triunfo, fue para 'Whiplash', el drama de Damien Chazelle que terminó convirtiéndose en una de las triunfadoras de la noche. Lo mismo que le sucedió 'El Gran Hotel Budapest', que ganó en cuatro categorías: Mejor Diseño de Producción, Mejor Maquillaje y Peluquería, Mejor Diseño de Vestuario y Mejor Banda Sonora (dándole a Alexandre Desplat, por fin, su primer Oscar). Las cinco nominadas a Mejor Canción fueron interpretadas a lo largo de la gala (de forma desigual, desde el momento "¡Viva la droga!" de ese horror llamado 'Everything is awesome', el tedio de 'I'm not gonna miss you', la vergüenza de 'Lost stars', la corrección de 'Grateful' hasta el triunfo de 'Glory' (de la película 'Selma'), con toda la audiencia blanca en pie), para finalmente ser 'Glory' elegida como la ganadora. Mejor Película de Habla no Inglesa fue 'Ida', dándole a Polonia el primer Oscar de su historia.

BFF
Mejor Fotografía fue para 'Birdman', lo que supuso el segundo Oscar consecutivo para Emmanuel Kubezki tras su triunfo el año pasado con 'Gravity'. Mejor Guión Adaptado le dio a 'The Imitation Game' su único Oscar y nos dejó un bonito discurso de Graham Moore, su ganador. Mejor Guión Original fue a parar a manos de 'Birdman'. Las cuatro categorías intepretativas estuvieron faltas de sorpresa, pues ganaron los cuatro actores que más premios habían recibido a lo largo de la carrera (en el caso de Mejor Actor repartido entre dos actores). Mejor Actriz de Reparto fue Patricia Arquette (con un gran discurso, que nos regaló momentazo de Meryl Streep y siendo el único y solitario Oscar de 'Boyhood'); Mejor Actor de Reparto fue J.K. Simmons ('Whiplash'); Mejor Actriz fue Julianne Moore ('Still Alice', que si bien no ha sido el mejor papel de su carrera, sí ha sido el que le ha dado, por fin, su primer Oscar); y Mejor Actor, que llegó a la gala con la incógnita en torno a su ganador, fue para Eddie Redmayne ('The Theory of Everything'). Michael Keaton (y su chicle) volvieron a casa con las manos vacías.

Y llegamos a los premios en torno a los cuales más dudas había. Mejor Director y Mejor Película. Linklater vs Iñárritu. 'Boyhood' vs 'Birdman'. Los premios de los gremios lo pusieron todo a favor de la película protagonizada por Michael Keaton, Edward Norton, Emma Stone o Naomi Watts entre otros. Y así fue. Ben Affleck (que no ganó en su año como Mejor Director porque no fue nominado) leyó el nombre de Alejandro González Iñárritu al abrir el sobre de Mejor Director. Por su parte, Sean Penn (que fue dirigido por Iñárritu en '21 Gramos') fue el encargado de entregar el Oscar a la Mejor Película: 'Birdman', acompañado de su ya famoso "¿Quién le dio a este hijo de puta su tarjeta de residente?".


Y así fue cómo, la noche del 22 de Febrero, la vida lo perdió (casi) todo.

viernes, 20 de febrero de 2015

Los asuntos de Charleston Tucker


'State of Affairs' se despidió el lunes de la audiencia por la puerta de atrás. La NBC le dio a Katherine Heighl su primer protagonista después de su polémica salida de 'Anatomía de Grey' hace cinco años y parece que los espectadores no tenían muchas ganas de volver a verle semanalmente. Se estrenó en Noviembre ante más de ocho millones y medio de espectadores y un esperanzador 2.2 en demos y dijo adiós esta semana ante poco más de la mitad (4.4 millones), marcando un flojo 1.0. Pocas probabilidades de verle de nuevo la próxima temporada.

Pero no seré yo el que diga que la serie ha sido mala. Ha sido floja, sí. Y mala (mucho) en sus primeros capítulos (¿pudo ser el segundo uno de los peores episodios del año?). Pero soportable. Y llevadera. No deja de ser diverido (divertidísimo) ver a Alfre Woodard (que siempre será la loca de Betty Applewhite) dando vida a la peor Presidenta de EEUU que se haya visto en televisión (fascinante cuando le dice a su marido que le tiene envidia porque ella es POTUS y no él); o a Chris McKenna, un actor terrible pero al que no han dudado en descamisar las veces que hiciese falta para que nos centrásemos en su cuerpo y no en sus carencias como intérprete. Y Katherine Heighl, que empezó dando vida a un personaje atormentado, sufrido, aterrado por el pasado, pero que no dudó un segundo en prometerle amor verdadero a su compañero, aún después de haber perdido a su prometido (e hijo de la señora POTUS) en un accidente en Kabul. Un accidente del que sólo ella iba a ser capaz de recordar todos los detalles (tanto drama para que terminase metiéndose en la bañera y recordase hasta las bragas que llevaba aquella noche).

Mueve las tetitas, cari
Pero para seguir comentando la serie, especialmente sus season ¿series? finale, es necesario avisar que el texto va a estar repletito de spoilers.

El último capítulo de la temporada empieza con Navarro (personaje al que ha dado vida un Nestor Carbonell que no se ha despegado de la raya de los ojos desde que dio vida a Ricardus Alpertus), recuperándose del atentado sufrido un par de episodios atrás y en el que murió una senadora de EEUU (una senadora que se había enfrentado a la POTUS  y que estuvo liada con el Primer Damo años atrás y cuyo viudo le dice a la POTUS que en su casa "no nos aprovechamos de las muertes de los miembros de la familia" dejando claro que todos sabemos que fue Presidente por pena). Charleston Tucker (Charlie para los amigos) le pone al día y le cuenta que Abu Nazir Sheikh Hakam está vivo, que Omar Fatah es en realidad el nuevo Bin Laden y que les han tomado el pelo como a niños. Niños tontos, para ser más exactos. Tontos y analistas de la CIA. Porque encima Kurt (que se despidió de la Agencia como topo) resulta ser un infiltrado en GK, la empresa privada que le contrató tras su despido y ni él ha sido capaz de ver que Fatah era el verdadero enemigo de EEUU (y por ende, del mundo).

Así que Charlie, que es muy seria, dimite porque decide tomar cartas en el asunto y, como está muy loca y va a hacer muchas locuras, no quiere que la reputación de la CIA se vea afectada. Un chiste, porque no podría estar más dañada su imagen. Y mientras la POTUS ("¿Sabes lo que se siente teniendo millones de vidas sobre tus hombros"?) anunciando al mundo que el terrorista más buscado ha volado por los aires. Junto a los héroes americanos que se han sacrificado para borrarle del mapa. Tremendo ridículo, señora POTUS. Charlie le cuenta toda la historia y le avisa que va a eliminar ella misma a Fatah. Sí, porque si la CIA como agencia ha sido incapaz, ella sola lo puede conseguir. POTUS, que para haber estado a punto de ser su suegra y de considerarle su amiga ha tardado años en darle su número de teléfono de confianza ("sólo mi marido, el director de la NSA y tú lo tenéis"), le da su apoyo. Y se abrazan. ¡Qué bonito!

"Nada nos separará, tía"
Charlie se sube a un avión (contando con la ayuda de Syd, un señor al que ha interpretado James Remar, al que no puedo ni ver, y que ha jugado a ser el "personaje misterioso del que hemos sabido poco tirando a nada" y que parece ser que ha sido un poco traidor) y se va a Afganistán. Como quien coge un vuelo para irse a Londres de compras. La POTUS está empeñada en meter en prisión al senador que filtró a la prensa la foto que sitúa a Vera (McKenna), Charlie y Fatah juntos. ¡Qué vida más dura la de la POTUS, todo el día enfrentada a los senadores! Como no podía ser de otro modo, los problemas siguen avanzando y todavía hay unos explosivos con forma de chaleco dispuestos a ser activados. Y mientras, Kurt y Navarro se reúnen para debatir los planes de GK: han protegido al mayor terrorista de todos los tiempos para ser luego ellos los que salven al mundo y convertirse en los héroes que todos necesitamos. Qué buena gente, ¿no?

Gantry, el señor jefazo de GK, intenta convertirse en pieza clave para la POTUS y le pide "un contrato de caza". La búsqueda de los chalecos se pone intensa cuando uno explota, así que la CIA, que hasta el momento estaba mirando la vida pasar, se pone a trabajar. Charlie (una afgana más que ha sido capaz de descubrir, ella solita, dónde está escondido Fatah) descubre la clave ("es la constelación de Pegaso") y gracias a ella (y a que los americanos suicidas se lo piensan dos veces) evitan una masacre"¡Todos ellos, les hemos vencido!" ¡Menuda fiesta en la sala de la CIA en la que están trabajando todos en comunidad! El Primer Damo (Courtney B. Vance) visita a su esposa para decirle que está hasta el coño de ella y que se retira a una de sus casas a descansar. Y mientras David (David Harbour), que ha sido un personaje aburridísimo, se busca la vida pues se ha dado cuenta de que la POTUS es una inútil y una Presidenta terrible y dimite. Lo que hada David con el senador traidor no le importa a nadie.

"Estoy cerca, puedo verlo"
Charlie, que sufre recordando todo lo que ha querido a Nick, se acerca al campamento sin que nadie le vea. Porque ella todo lo puede. Hasta que le descubren, saca la metralleta, y se pone a disparar a diestro y siniestro. A lo loco. Apuntando más bien poco. Y como Fatah debe estar sordo y ha sido incapaz de salir en uno de los jeeps, sale con otra metralleta para plantar cara. Le cuenta una de sus mentiras y le echa el rollo "América odia a los musulmanes". Charlie, que está cansada y no hace otra cosa que llorar a Nick le pega dos tiros y lo mata. Sin saber que en la Casa Blanca la idiota de POTUS acaba de dar autorización para que GK mande dos helicópteros a bombardear el campamento en el que está Fatah (si querían jugar a ser héroes y a quedar mejor que el Gobierno, ¿por qué no se cargan a Fatah poco después de que la operación "Matemos al terrorista" haya salido mal?). Y todo esto mientras Charlie ha visto cómo alguien le ha ayudado en la distancia. Ese alguien se acerca a ella en un jeep y le saluda. Es Nick Vera. Suponemos, pero claramente es él; si Fatah sobrevivió a la bomba lanzada por Dawkins, ¿por qué no él? Charlie escucha acercarse a los helicópteros. Mira al cielo. Se oye un misil. Y fin.

'State of Affairs' termina con un cliffhanger que podría no ser tal. Si la serie es cancelada entendemos que se la cargan a ella y a Nick y con Fatah muerto, no hay más problemas. De ser renovada por una segunda temporada, evidentemente ese misil va a caer en otro lado. Y la historia seguirá adelante. Charlie contra el GK. Como una heroína. Y la señora POTUS gobernando el mundo. Con dos cojones.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Fuera de Wisteria Lane


Diez meses después del final de 'Perdidos' publiqué una entrada en la que hice un repaso a la vida de los actores tras sus paso por el drama que emitió la ABC durante seis temporadas. Hoy quiero hacer lo mismo con otra de las series que marcó un antes y un después: 'Mujeres Desesperadas'. ¿Qué ha sido de las cuatro actrices a las que vivimos convivir a lo largo de ocho temporadas?

Teri Hatcher. Después de que la serie le hiciese ganar su único Globo de Oro (de dos nominacines) y de reportarle su primera (y hasta el momento única) nominación a los Emmy, Hatcher no se ha dejado ver mucho. Participó en la primera temporada de la ya cancelada 'Jane by Design' y puso voz a Dottie en 'Aviones' y 'Aviones: equipo de rescate'. Le ha gustado doblar personajes de animación, pues lo hizo también en 'Stan Lee's Mighty 7' y en la serie de dibujos animados 'Jake y los piratas de Nunca Jamás'. En 2015 estará en 'Sundown', una película en la que compartirá cartel con Jordi Mollá.


Felicity Huffman. Ganó un Emmy, recibió tres nominaciones a los Globos de Oro y consiguió una nominación al Oscar por su papelón en 'Transamerica' (un Oscar que le robó Reese Witherspoon). Huffman ha hecho básicamente cine desde el final de la serie. Películas como 'Trust me' (donde coincidió con su marido Will H. Macy), 'Rudderless' (Macy le dirigió), 'Big game' o 'Cake' y estrenará 'Stealing cars' (también junto a su marido) y 'Krystal', donde de nuevo trabajará bajo las órdenes de Macy. En televisión le vimos en la tv-movie 'Boomerang' y volverá a la ABC esta midseason con el estreno de 'American Crime'.

Marcia Cross. Es la desesperada a la que menos hemos visto después del final de 'Mujeres Desesperadas', pues prefirió dedicarse a su familia y a labores humanitarias. Consiguió tres nominaciones a los Globos de Oro y una a los Emmy, pero ninguna se materializó en premio. El año pasado estrenó la tv-movie 'Fatrick' y este año le veremos en un capítulo de 'Law & Order: Special Victims Unit'.


Eva Longoria. La más infravalorada de las protagonistas consiguió una nominación a los Globos de Oro y, curiosamente, ha sido la que más ha trabajado desde que nos despedimos de la serie hace casi tres años. En cine estrenó 'Forajidos de Baytown', 'La verdad', 'La voz de una generación', 'Crazy kind of love', 'Frontera' y 'Visions'. Este año estrenará 'Any day', 'Refugio' (el estreno como director del nominado al Oscar Demian Bichir) y 'Low riders'. Ha prestado su voz en series de animación como 'Mother up!' o 'Los Simpson' y se ha dejado ver en 'Welcome to the Family', la comedia que fue cancelada la temporada pasada y en la que coincidió con Ricardo Chavira (su marido en 'Mujeres Desesperadas') y en 'Brooklyn Nine-Nine'. También le veremos en la tv-movie 'Telenovela'.


Brenda Strong. La desesperada ausente participó en varias series durante las ocho temporadas en las que estuvo en antena 'Mujeres Desesperadas' ('Shark', 'Boston Legal' o 'Rizzoli & Isles') y tras su final fue una de las protagonistas de la nueva (y maravillosa) 'Dallas'. Ha participado, además, en 'Scandal' o 'The Mysteries of Laura'. Estrenó la película 'Teacher of the Year' y fue la narradora de 'Blood Relatives', un programa de investigación en torno a asesinatos cometidos dentro de una familia.

Nicollette Sheridan. La salida de Sheridan de la serie (durante la quinta temporada) fue muy polémica, lo que provocó que no apareciese en el último capítulo de la serie. Después de pasearse por Wisteria Lane, Sheridan ha trabajado en tv-movies ('Lee Mathers', 'Mi gran luna de miel', o 'The Christmas Spirit'). Prestó su voz para uno de los personajes de 'Noah', la versión animada del Arca de Noé y estrenó las películas 'Jewtopia' y 'Let's kill the War's Wife'.


Dana Delany. Delany participó en 65 episodios de la serie y cuando su personaje dijo adiós los espectadores no nos despedimos de ella porque pasó a protagonizar 'Body of Proof': una serie para ella. Compartió cartel con estrellas como Robert De Niro o Forest Whitaker en la película 'Freelancers'. Estará en 'Hand of God', uno de los dramas que estrenará Amazon este año.

Ricardo Chavira. Ha participado en series como 'Bad Teacher', 'Warehouse 13' o 'Burn Notice'. Fue uno de los protagonistas de 'Welcome to the Family', comedia que no contó con el respaldo de la audiencia y fue cancelada la pasada temporada.

James Denton. Apareció en un capítulo de 'Hot in Cleveland' y ha protagonizado pelíuclas como: 'Karaoke Man' o 'Grace Unplugged'. 

Doug Savant. Tras el final de 'Mujeres Desesperadas' le hemos visto colaborando en capítulos de series como 'Vegas', 'Rizzoli & Isles', 'Drop Dead Diva', 'Mentes Criminales', o 'Hawaii Five-0'. Formó parte del cast de la película 'April Rain'.

Shawn Pyfrom. Estuvo también en un capítulo de 'Rizzoli & Isles' y en la tv-movie 'Killing Lincoln'.


Andrea Bowen. Apareció en un capítulo de 'Vida secreta de una adolescente' y de 'Scandal'. Formó parte de la genial película 'G.B.F.' y de los repartos de 'Zoe Gone' y 'Divorce Invitation'. Protagonizó la tv-movie 'The preacher's daughter'. 


Kyle MacLachlan. Tras dar vida a Orson Hodge, MacLachlan se ha dejado ver en muchísimas series: 'Made in Jersey', 'Cómo Conocí a Vuestra Madre', 'Believe', 'The Good Wife', 'Portlandia', 'Marvel's Agents of SHIELD' y estará en la continuación de 'Twin Peaks'.

Mark Moses. Paul Young estuvo en los comienzos de la serie y luego regresó en la penúltima temporada. Moses también ha participado en muchas series: 'The Closer', 'The Killing', 'Elementary', 'Mad Men', 'Scandal', 'Manhattan' o 'Homeland'.


Vanessa Williams. Tras el final de 'Mujeres Desesperadas' le reservó uno de los protagonistas de '666 Park Avenue', uno de los grandes fracasos de 2013, y le veremos en un capítulo de 'The Mindy Project'.


Max Carver - Charlie Carver. Los gemelos han trabajado juntos y por separado. Juntos se han dejado ver en 'Teen Wolf' o 'The Leftovers'. Por separado, Charlie participó en un capítulo de 'Hawaii Five-0' y estará en la película 'I am Michael' (donde coincidirá con Emma Roberts o James Franco), Por su parte, Max ha hecho tv-movies ('The Cheating Pact', 'Grand Theft Auto: Give Me Liberty') y películas ('Dean Slater: Resident Advisor', 'Mantervention' o 'Ask Me Anything').

lunes, 16 de febrero de 2015

Los Huang, una familia de genios


'Fresh Off the Boat' es la nueva comedia de la ABC para midseason. La cadena aprovechó los buenos datos que marcan sus comedias de los miércoles ('The Middle' y 'Modern Family') para estrenar sus dos primeros capítulos tras los nuevos de las citadas comedias. Y la jugada salió bien, con un 2.5 y un 2.4 en demos. Los dos siguientes episodios pasaron a emitirse en martes, su día habitual, y, emitiiéndose seguidos, bajaron hasta un 1.7 y un 1.8.

'FotB' es algo así como la respuesta asiática a 'Black·ish', la comedia que también emite la ABC y que se ha convertido en uno de los éxitos de la temporada. En mi caso no pude ni terminar el Piloto de la serie protagonizada por Anthony Anderson y en cambio la serie basada en el libro 'Fresh off the boat' de Eddie Huang me ha gustado tanto que me he visto los primeros cuatro capítulos del tirón. Huang, además de productor, es el narrador que nos cuenta su historia.

Señoras que no entienden que las blancas salgan a patinar juntas
'Fresh' es la historia de los Huang, una familia taiwanesa que en 1995 se muda de Washington a Orlando para que Louis, el padre (Randall Park, visto en 'Veep', donde dio vida a uno de los rivales de Selina Mayer), deje de trabajar para su cuñado y haga realidad su sueño: llevar su propio negocio. La decisión no le hace ninguna gracia a su mujer Jessica (Constance Wu), que deja atrás su vida tradicional para enfrentarse a lo desconocido. Tampoco está contento con el cambio el hijo mayor, Eddie (Hudson Yang), al que le costará sangre, sudor y lágrimas acoplarse a su nueva vida. En cambio, los hijos pequeños, Emery (Forrest Wheeler) y Evan (Ian Chen) no presentan mayores problemas, se adaptan al cambio y lo aceptan. La madre de Louis (Lucille Soong, a la que vimos en 'Mujeres Desesperadas') les acompañará, como una Huang más.

Voy a dejarlo claro: 'Fresh Off the Boat' es DIVERTIDÍSIMA. Su Piloto es, con diferencia, el mejor piloto para una comedia visto esta temporada. Los tres siguientes capítulos bajan algo el nivel, pero son igualmente maravillosos. Y es que el reparto no puede ser más perfecto, empezando por esa Jessica que es un ser sobrenatural para hacer reír al espectador. Una mujer controladora ("¿Estás diciendo que no escuché un crujido?"), incapaz de hacer amistad con sus blancas y americanas vecinas ("¡Todos vemos la caca!") lideradas por Rachel Cannon, obsesionada por el dinero ("Hazme un favor: encuentra a un vagabundo, pregúntale si el dinero importa y dime qué contestó"),  por convertir a sus hijos en máquinas perfectas ("Seré tu profesora") y que no hace otra cosa que suspirar por su vida pasada (maravilloso que sea incapaz de comprar en un supermercado pero que se desenvolviese a la perfección en el angustioso mercado de la Chinatown de Washington, que le diga a su hijo "Si nos separamos, únete a una familia blanca" o que metiese en su carrito la cesta entera de tacos de muestra que le ofrecen).

Empire power
Eddie es la otra estrella de la serie: un niño taiwanés/americano de 11 años obsesionado con el rap (su entrada acompañado de su abuela para entregarle las notas a su madre es lo más) y que basa su vida en los vídeos de los raperos a los que admira (debería pasarse por 'Empire'). Al igual que a su madre, a Eddie le está costando mucho encontrar amigos en su nuevo colegio, pues o les da asco a sus compañeros con sus almuerzos taiwaneses o se encuentran con niños negros que odian a los niños ("Mi mejor amigo es un hombre de 40 años", ojalá esté hablando de Will Schuester). Está convencido de que se ganará el respeto de los demás niños cuando le vean con una chica, convirtiendo primero a su vecina Honey (Chelsey Crisp), y después a la hijastra de ésta, Nicole (Luna Blaise), que es una negra chunga en un cuerpo de blanca,  en sus objetivos.

Los demás mini Huang también tienen su encanto: Emery se ha convertido en un fucker, mientras que Evan es el nerd de la familia (a su madre le encanta que sea intolerante a la lactosa, entendiéndolo como un rechazo a la cultura americana: "Me hace sentir orgullosa. Buen trabajo, Evan") y el encargado de chivarse a su madre cuando alguno de sus hermanos se porta mal en las clases de aprendizaje de chino (clases de refuerzo que impone Jessica a sus hijos por sacar las mejores notas posibles).

"'Melrose Place' es sobre prostitutas que se odian mutuamente"
Jessica descubre una conexión especial con Honey y encuentra así a su primera nueva mejor amiga. El problema es que Honey es odiada por el resto del vecindario y esa amistad podría alterar los planes de Louis, que pretende dar publicidad a su fracasado restaurante en las fiestas vecinales. Su mejor estrategia de marketing es poner a su mujer a cantar, a pesar de que sus trabajadores (Paul Scheer y Jillian Armenante) son objetivo de las continuas críticas y controles de Miss Huang. Especialmente divertida ha sido la visita de la hermana de Jessica, con la que matiene conversaciones con dobles sentidos y una competencia feroz con respecto al cariño de su madre, y su marido, al que Louis pretende hacer ver que su nueva vida en Orlando en un éxito.

'Fresh Off the Boat' es muy recomendable. Una comedia en la que una familia taiwanesa, liderada por una diosa de la comedia, se ríe de la cultura americana de los 90. Y yo me pregunto, ¿y si a Eddie le hubiese dado vida Albert Tsai?

viernes, 13 de febrero de 2015

Producid, malditos, producid (XII)

Uno de los clásicos del blog regresa para hacer un repaso a las innumerables series que ven cómo miembros de su reparto se animan y pasan a dar cuerpo al equipo de productores. Eso cuando no son, además, guionistas o directores de algunos capítulos. Incluso actores que no tienen nada que ver con la serie deciden dirigir capítulos de ficciones de las que son ajenos.


En 'Masters of Sex', uno de los dramas que emite Showtime y que este año estrenará su tercera temporada, Michael Sheen, su protagonista, es además productor. En cuanto al equipo de dirección de la serie, el actor Adam Arkin ('Chicago Hope', 'Life', 'State of Affairs' o la propia 'Masters of Sex') dirigió dos capítulos el año pasado.


'Parks and Recreation' se despide dentro de pocas semanas de la audiencia después de siete temporadas en antena, emocionando y haciendo reír a sus seguidores. Tres de los miembros de su reparto (Amy Poehler, Nick Offerman y Adam Scott) han dirigido algún capítulo de la serie. Y además la propia Poehler (que ganó el año pasado su primer Globo de Oro por dar vida a Leslie Knope) ha escrito cuatro de los episodios de la serie.


Esta temporada, la NBC estrenó una serie de comedias que no le han funcionado nada bien. 'Bad Judge' ha sido una de ellas y sus datos han sido tan bajos que la cadena la canceló y sólo emitió 13 capítulos. La actriz Anne Heche (que en televisión se ha dejado ver en 'Hung', 'Men in Trees', 'Save Me' o 'The Michael J. Fox Show') es co-creadora de la serie (junto a Chad Koltgen) y Kate Walsh, su protagonista, ha ejercido de productora ejecutiva.


'Modern Family' es una de las comedias favoritas de público y crítica, razón por la cual lleva ya seis temporadas a su espalda. Si bien ninguno de los miembros de su reparto produce el show, sí hay actores de otras series y cadenas que se han animado a dirigir alguno de sus episodios. Tal es el caso de Bryan Cranston (ganador de un Globo de Oro y cuatro premios Emmy por dar vida a Walter White en 'Breaking Bad'), que ha dirigido dos capítulos de la comedia (ya lo hizo con 'Breaking Bad', 'The Office' y 'Malcolm').