miércoles, 9 de julio de 2014

Jacqueline Peyton: te jodes


Showtime ha decidido que 'Nurse Jackie' no termine nunca. Total, lleva desde el principio dando vueltas al mismo tema y, cuando parece que hay luz al final del túnel, volvemos a la casilla de salida. Jackie Peyton ha estado durante 6 temporadas viviendo al límite y sin ningún tipo de pudor a la hora de engañar a los suyos (amigos, compañeros de trabajo y parejas). 

Su última temporada emitida, que llegó a su final el domingo pasado, ha servido para mostrarnos a una Jackie Peyton muy hija de puta, dejando atrás el personaje por el que era imposible no sentir cierta atracción. A Jackie siempre la he querido y defendido, pero en este último año (especialmente conforme iba avanzando la temporada) no ha sido tarea fácil. Es más, ahora le deseo lo peor y que sea descubierta. Y parece ser que con lo acontecido en la season finale comenzará el final de Jacqueline Peyton.

A partir de aquí spoilers de la sexta temporada.

La decepción de Zoey
Si alguien ha salido beneficiada por la actitud de Jackie ha sido Zoey. Aunque partía con ventaja, porque adorable lo ha sido siempre. Pero este año ha ido ganando, hasta el punto de querer dar un paso más en su vida profesional. Jackie ha sido cómplice en esta aventura de la que, imagino, veremos más la próxima temporada. Pero si algo hay que reconocerle a Zoey es que haya sido capaz de enfrentarse a su jefa. Ella es quien pone en alerta a Akalitus (¿su trama arrasando en el poker a santo de qué?), que avisa a su enfermera más eficiente de que es consciente de su (enésima) recaida. Luego la propia Zoey le planta cara y le avisa de que hará público que es la autora del robo sufrido por la doctora Roman, por lo que podría terminar en prisión. Roman, por su parte, ha comenzado una relación seria con Cooper y, si ella no miente, van a ser padres. Absurdo que metan esta trama si ya sabemos que Peter Facinelli no estará en la próxima temporada. ¿Se irá con él Betty Gilpin?

Jackie, que de esta forma se distancia de sus compañeros en el All Saints (a excepción de Eddie, primero ayudándole en su recuperación y luego convertido en cómplice de su fallida escapada) decide abandonar la ciudad. Nada le retiene ya: su futuro profesional está en duda y su familia ya no la quiere cerca desde todo lo ocurrido durante la boda de Kevin. Hasta Grace termina cayendo bien al espectador con todo el mal que ha dado. Frank ha ejercido de pareja ciega, siendo incapaz de ver la mentira en la mujer a la que ama, algo que sí supo ver Antoinette, quien por culpa de su "ahijada" ha roto su sobriedad y ha terminada en un centro de desintoxicación por engaño.

Jódete, Jacqueline
Esta ha sido la nueva Jackie: la amiga a la que no le tiembla la mano a la hora de traicionar a su compañera; la amante que engaña a su pareja y se tira a quien haga falta para conseguir sus drogas; la madre preocupada que ve cómo pierde a sus hijas por su adicción y que no hace nada efectivo por recuperarlas. Esta Jackie ha sido detenida con multitud de medicamentos después de auxiliar a una herida en un accidente de tráfico. Si la serie sigue el camino marcado hasta ahora, se saldrá con la suya (¿intervendrá Frank como policía que es?). Pero es verdad que Jackie jamás se las vio contra la ley. ¿Vamos a ser testigo, por fin, de su final? ¿Y por qué sigue teniendo una de las cabeceras más feas de la televisión?

jueves, 3 de julio de 2014

Nunca debieron abandonar Mystic Falls


Desde que vi el Piloto de ‘The Originals’ en la última edición del Festival de Series hasta que he visto la season finale de la primera temporada del drama vampírico ambientado en Nueva Orleans y que emite la CW han pasado casi nueve meses. Es más: pasaron tres meses entre el primer y el segundo capítulo, ya que el Piloto me dejó tan frío y me decepcionó de tal manera que la serie se quedó cogiendo polvo y acumulándose los capítulos en el ordenador. En Enero, y aprovechando el parón navideño, vi 3 capítulos más y no ha sido hasta Junio, cuando las series han ido cerrando temporadas, que he retomado ‘The Originals’.

Y la conclusión tras haber visto los 22 capítulos que componen su primera temporada es que los Originales nunca debieron abandonar Mystic Falls. Pero voy a ser justo: la primera parte de la temporada es aburrida, un continuo reseteo de la historia cada capítulo (o cada dos), con esos cambios de alianzas y enfrentamientos entre hermanos tan absurdos. Luego hubo un par de capítulos (los de los flashbacks en los que se desvela el secreto que guardan Rebekah y Marcel) mucho más interesantes que los anteriores y que terminan con una salida inesperada. Le toca entonces el turno a un par más de capítulos random hasta que comienza la guerra por Nueva Orleans, en la que las alianzas vuelven a cambiar al antojo de los guionistas y en los que la serie se pone todo lo interesante que no había estado hasta el momento. Y sí, confieso que me lo he pasado muy bien con sus últimos tres capítulos. Han llegado tarde, pero han llegado.


Y es una pena, porque si por algo se caracterizaron los Mikaelson (especialmente Klaus y Rebekah) es por ser unos personajes secundarios muy poderosos y que supieron robar protagonismo a los protagonistas que pululaban por Mystic Falls. A Elijah no le cuento porque me cuesta mucho soportarle (y porque su presencia en ‘The Vampire Diaries’ era prácticamente anecdótica). Elijah es un coñazo de hombre (oops, de vampiro) cuyos discursos (demasiados) permitían que el espectador se pusiese a repasar la lista de la compra. Pero tener su propia serie no les ha sentado todo lo bien que debiera. Primero porque han estado rodeados de una panda de personajes infumables (Hola Marcel, hola Cami, hola Diego, hola Monique). Y segundo, porque los guionistas han estado haciendo un baile de alianzas y de cambio de objetivos que era imposible tomársela en serio. Tan pronto los hermanos estaban unidos, como se tiraban los muebles a la cabeza como Klaus decidía que su “hijo adoptivo” debía morir.

Ha sido toda una fiesta ver cómo vampiros (dos grupos enfrentados que hubiesen ganado mucho de haber unido en uno solo), brujas (que han dado todo el por culo que han querido y han demostrado más poder que el resto de seres sobrenaturales), hombres lobo (que han sido un coñazo enorme y que ganan protagonismo en exceso en el último tramo de la temporada) y hombres (aunque esta facción habría que entrecomillarla porque aquí ni pinchan ni cortan) se disputaban el control sobre Nueva Orleans, no importándoles en absoluto a quién se unían y contra quién luchaban. Al final la trama (bueno, la “trama”) desarrollada a lo largo de su primera temporada ha llegado a un final satisfactorio, cerrándose la historia y preparándolo todo para una segunda temporada en la que espero se enmienden todos los errores cometidos por el camino.


A partir de aquí spoilers.

Lo que es una pena es haber perdido a Rebekah por el camino, aunque su aparición en la season finale abre las puertas a su posible participación en la serie en el futuro (además que así lo han confirmado tanto la actriz como desde la cadena). Veremos. Otros que han sido baja pero cuyas muertes he celebrado mucho han sido Diego y Thierry, los amiguitos de Marcel, que como líder ha dejado muchísimo que desear, viendo cómo masacraban a su “familia” dos veces. Un desgraciado de la vida. Kieran (Father K.) tampoco ha llegado hasta el final, aunque bastante tuvo con la maldición (gitana) que le echó Bastianna (fascinante personaje anciano con una aún más fascinante voz). Pero si hay algo que me ha fascinado de verdad ha sido la resistencia de Hayley, que estando embarazada, ha superado todo lo posible e imaginable. Y oye, que ha conseguido dar a la luz sin mayores problemas (más allá del secuestro sufrido a manos de las brujas, el casi sacrificio de su bebé y su breve muerte). Eso sí, lo que menos me ha gustado ha sido el regreso del patriarca del clan Mikaelson. ¡Qué pesadilla de hombre! Su presencia en la serie puede dar mucho juego, de acuerdo, pero nada más allá de un enemigo más a batir. De momento Davina (que ha mejorado como personaje considerablemente a lo largo de la temporada) le tiene encerrado. Cuando le salga del parrús brujo le liberará. Pero que lo haga junto a Josh, un personaje secundario que espero siga la próxima temporada y que a pesar de lo breve de sus apariciones me ha gustado mucho. ¿Cómo afectará a los Mikaelson el regreso de su madre versión joven?

¡Vuelve, a casa vuelve!
‘The Originals’ regresará en otoño con su nueva temporada. Y hasta Nueva Orleans iremos para ver qué tal le sienta a Klaus la paternidad en la distancia.

lunes, 16 de junio de 2014

Las guerras en Litchfield


'Orange is the New Black' fue una de las sensaciones del verano pasado. Un fenómeno que se ha repetido este año y que se repetirá dentro de 12 meses cuando se estrene su tercera temporada. Poder disfrutar de los 13 episodios que componen sus temporadas a tu antojo es una gozada, dando riendo suelta a los maratones que tanto disfrutamos. Aunque con series como 'Orange' el debate está entre ver los capítulos del tirón o separarlos en el tiempo para tener serie por un tiempo mayor. En mi caso me han durado 9 días ya que Netflix colgó la segunda temporada el viernes de la semana pasada.

Texto con spoilers.

All about Vee
¡Qué gusto da disfrutar de una serie tan coral como ésta en la que todos los personajes tienen su ración de protagonismo! Aunque es cierto que hay personajes en los que se profundizó mucho más en la primera temporada (Sophia) y en la segunda han pasado prácticamente de puntillas. También se ha dado el caso contrario, personajes más invisibles en la primera (Poussey) que han brillado en la segunda por encima del resto. Y luego está el caso de los personajes nuevos que han llegado para sembrar el caos en la prisión de Litchfield, convirtiéndose en verdaderos protagonistas y alterando la vida de sus compañeras. Vee (Lorraine Toussaint) ha sido un personajazo al que nos han dejado odiar desde su primera aparición. Y ha sido, además, la responsable de que Suzanne 'Crazy Eyes', que se dejó querer por todos en la primera temporada, se haya convertido en una marioneta a la que manipular a su antojo y haciéndole perder parte de su encanto. Un encanto que ha recuperado en la season finale, todo sea dicho.

Pero la presencia de Vee no sólo ha sido perjudicial; si Suzanne se ha visto perjudicada, la que ha ganado muchísimo ha sido Poussey, convertida en víctima. Pero Vee también ha revolucionado la prisión, comenzando una guerra primero con las latinas y luego contra la familia de Red. Ay, Gloria. Ay, Red. Las líderes de ambos bandos son otros dos personajes fascinantes (especialmente Red, #TeamRed siempre). Gloria le quitó la cocina a la mamushka y la convirtió en el barrio latino de Litchfield, testigo de ese momento "nunca tendremos mejores tetas que ahora" entre Flaca y Maritza (ambas piden a gritos flashback). De la que sí hemos conocido las razones por las que terminó en prisión ha sido Gloria (en su flashback quedó claro que nunca hay que fiarse de los señores que salen a la calle en chanclas y calcetines). Daya y Aleida han seguido manteniendo esa especial relación madre/hija, en la que Bennett se va viendo cada vez más implicado. Ruiz ha tenido algo más de protagonismo a través de su hija y su novio y a raíz del traslado que finalmente no tiene lugar. Y Flores 'Diablo', que seguro también tiene un pasado digno de ser visto, ha seguido pululando por la cocina, aunque fuese para pedir un smartphone con el que poder seguir manteniendo sexting.

Grrr, mamushka
Vee tuvo claro que las negras de Litchfield debían recuperar el control de la prisión como en el pasado, convirtiendo a Taystee (aliada en su vida pre-ingreso), Watson, Black Cindy y, especialmente Suzanne, en su "familia". Poussey ha sido la única que no se fio de la Black Mother, lo que le hizo ganarse el vacío de las que fueron sus amigas. Su forma de volver a tener el control pasa por convertirse en la dueña y señora del contrabando, papel que hasta el incidente de la season finale pasada desempeñaba Red y que este año ha conseguido retormar gracias al invernadero. Como hemos podido comprobar con los flashbacks compartidos, Vee no hace amigas, a pesar de que te hace pensar que sí. Red ha vuelto a empezar de cero, formando un nuevo cículo de confianza con las oldies de Litchfield (dramático momento "Roberta!") y recuperando a su familia (con traición de Boo incluida). Su nuevo negocio es responsable del enfrentamiento con Vee. La misma historia. Las mismas protagonistas. En esta ocasión, con intento frutrado de homicidio y calcetín con candado de regalo.

"No estoy loca. Soy única"
¿Y dónde está Chapman? La temporada empezó con ella saliendo de aislamiento, donde estuvo tras el incidente con Pennsatucky (que este año ha tenido en Healy a su mejor amigo y en "Safe Place" su segunda casa), y su viaje relámpago a Chicago. Allí fue consciente de lo "bien" que vive en Litchfield y se reencontró con Alex, que fue liberada de prisión mientras su ex-novia mentía para evitar problemas mayores. De vuelta a "casa" conoció a Soso (Kimiki Glenn), una nueva presa, hippie, a la que intentó vender a Boo para conseguir su manta de vuelta. Se convirtió en la primera presa en conseguir un permiso. Ha sido la editora jefe del boletín de Litchfield y quiso denunciar que Figueroa no utilizaba los recuersos económicos del Gobierno debidamente (para lo que ha contado con la "ayuda" de Caputo). En cuanto a Larry, su relación está oficialmente terminada, no sólo por lo suyo con Alex, sino porque su prometido se ha termiando liando con Polly, su mejor amiga.

Poussey hero
Esta temporada hemos conocido el pasado de Morello. Ay, Morello, Morello. Que tan normal parecía. Tan enamorada. Tan sufridora. Y resulta que es una LOCA que ni está prometida ni nada. Lo suyo es puro stalkerismo (maravillosa su excursión en furgoneta). ¡Y es fan de 'Toy Story'! Nichols ha pasado una prueba de fuego este año con el contrabando de Vee, ha seguido siendo el mejor apoyo de Morello y la principal competidora de Boo por ver quién conseguía tirarse antes a más presas. También hemos visto ya el flashbacks de la hermana Ingalls. Flojo, todo hay que decirlo. Aunque tuvo relevancia en los últimos capítulos con la huelga de hambre y la visita de las monjas.

En la season finale de la segunda temporada todo Litchfield se ha puesto de acuerdo para derrocar a Vee. Su "familia" le ha dado la espalda. Norma ha querido vengar el accidente sufrido por su mejor amiga (¿para cuándo un flashback de nuestra mudita?) y se ha aliado con Gloria. Aunque ha sido Vee la que se ha labrado su final: después de escapar por el túnel que Red utilizaba ha terminado siendo atropellada por Miss Rosa (otro de los personajes que ha ganado presencia en la segunda temporada), que escapa de Litchfield para vivir en libertad el poco tiempo que le queda. Figueroa ha caído, Caputo ha ocupado su lugar y Bennett ha confesado. Pero en su etapa como máximo dirigente de la prisión, el músico no quiere problemas y hace la vista gorda. Veremos cómo afecta a la vida de las presas la doble fuga y la muerte de Vee. ¿Qué pasará con Nichols? ¿Recaerá o se convertirá en la nueva contrabandista? ¿Y con Alex? ¿Regresará a Litchfield después del soplo de Chapman?


'Orange is the New Black' ha tenido una segunda temporada a la altura de la primera, sin el factor sorpresa, pero igualmente disfrutable. La llegada de Vee, por mucho odio que le profese, le ha sentado divinamente, pues la guerra entre negras, latinas y la familia de Red ha sido fascinante. A Kohan, vivir entre el drama y la comedia se le da de maravilla. Que siga siendo así por mucho tiempo.

viernes, 13 de junio de 2014

Familia Fisher


Que nadie se confunda: no voy a hablar de 'Six Feet Under'. La familia Fisher es la protagonista de 'Growing Up Fisher', una de las comedias que la NBC estrenó en midseason y a las que ha cortado con la guadaña de la cancelación. Y aunque sus datos nunca fueron especialmente fuertes, podría haber renovado por una segunda temporada sin problema. Se estrenó el último domingo de Febrero tras la ceremonia de clausura de los JJOO de invierno y reunió a poco menos de 9 millones y medio de espectadores, lo que se tradujo en un buen 2.1 en demos (hubo una fuga de 6 millones y más de 1 punto entre un programa y otro). Su segundo capítulo se emitió en su día regular, los martes, después de 'About a Boy' (comedia que sí ha conseguido renovar) y aunque bajó a los 7 millones mantuvo un buen 2.0. Su último capítulo emitido antes de que la cadena anunciase su cancelación reunió a más de 5 millones pero bajó hasta un débil 1.2. La NBC la retiró de su parrilla y no fue hasta este miércoles cuando emitió dus dos útimos episodios, cuya media quedó por debajo de los 4 millones de espectadores con un flojo 0.9 en demos. A la audiencia ya no le interesaba.

'Growing Up Fisher' ha estado protagonizada por J.K. Simmons, Jenna Elfman (todo un descubrimiento para mí), Eli Baker, Ava Deluca-Verley y Lance Lim. Los cuatro primeros son los miembros de la familia Fisher mientras que Lim ha interpretado al mejor amigo del personaje de Baker, un niño asiático (con una voz insoportable) que ha pasado más tiempo con los Fisher que con su propia familia. La serie ha estado narrada por Jason Bateman, que ha sido a 'Growing Up Fisher' lo que Carlos Hipólito a 'Cuéntame Cómo Pasó'. Henry, el menor de los hijos del matrimonio Fisher, ha sido el hilo conductor de la comedia, centrada en los Fisher después de que Mel y Joyce decidan divorciarse. Y lejos de mantener cualquier tipo de tensión sexual entre los protagonistas, hemos sido testigo del buen rollo que ha habido entre los dos, y en su forma de seguir adelante con su vida.


Mel se "independiza" y se compra un piso de soltero. Lo especial de Mel es que es ciego y que no se separa de Elvis, su perro. Mel ha cuidado toda su vida de su familia, algo que ha seguido haciendo incluso tras la separación. Además ha conocido a Allison (Constance Zimmer, una mujer que necesita una comedia para ella sola), su vecina, de la que cae enamorado. Igual que su hijo Henry de Jenny (Isabela Moner), la hija de Allison. A pesar de que odio que en las series familiares tenga que introducir trama amorosa entre los hijos, hay que admitir que en 'GuF' no se ha hecho particularmente pesada. Al igual que la de Katie y Anthony (Logan Miller), su pareja, con el que estaba y dejaba de estar. Por su parte, Joyce ha decidido recuperar el tiempo perdido, poniéndose primero a trabajar y luego volviendo a la universidad. Aunque ninguna de las dos situaciones le duran mucho. Lo que sí ha intentado por todos los medios es convertirse en la mejor amiga de su hija.

Lo mejor de su primera y única temporada (de 13 episodios) ha sido, sin duda alguna, Jenna Elfman. ¡Maravillosa! Su Joyce Fisher, especialmente en su etapa "quiero ser como mi hija Katie", ha sido divertidísima. Y, curiosamente, Elfman no fue la primera elección de los productores, sino que lo fue Parker Posey, que protagonizó las primeras promos de la serie. Y otro de los aciertos de la serie ha sido la música de su opening. Eric Hutchinson con su temazo 'Tell the World' ha sido uno de mis descubrimientos musicales de la temporada. Algo así como fue en su momento 'Partners' (cancelada por la CBS) con Imagine Dragons.


'Growing Up Fisher' ha sido una comedia breve y muy simpaticona, a la que no había que exigirle mucho y que entretenía.

jueves, 12 de junio de 2014

Selina 'Single Lady' Meyer


'Veep' lo ha vuelto a conseguir. Por tercer año consecutivo. No sólo ha mantenido el nivel mostrado hasta el momento, sino que lo ha mejorado. De este modo no será raro que este año Julia Louis-Dreyfus (que está inmensa interpretando a Selina Meyer) repita de nuevo en los Emmy como Mejor Actriz de Comedia. El premio gordo se le resiste, pero que a nadie sorprenda el año en el que lo consiga. Tony Hale es otro que lo tiene todo para conseguir su segundo Emmy como Gary Walsh, el hombre que susurraba a la vicepresidenta de los EEUU.

La temporada ha girado en torno a la campaña por las elecciones primarias en New Hampshire, en las que Selina, como "vice", ha competido contra otros cuatro candidatos, cuyo debate fue protagonista del genial octavo capítulo de la temporada. Pero para llegar allí, Selina ha tenido que visitar Sillicon Valley, dar prioridad a ciertos temas con respecto a otros en su programa, ir a pescar con un competdir o ser salvada por su hija de un manifestante. Y, entre medias, ha tenido tiempo para jugar con su nueva distracción. Una distracción con el cuerpo de Christopher Meloni, que ha ejercido de su entrenador personal hasta que su papel dejó de ser una distracción para convertirse en un problema. Mención especial para la (desastrosa) visita que hace Selina junto a su séquito a Reino Unido.

Escenas que gritan ¡"EMMY!"
A partir de aquí spoilers de lo sucedido en la doble season finale de 'Veep'.

Centrada en la campañana en la que se encuentra inmersa, ni Selina ni ninguno de los miembros de su equipo cayó en la cuenta de que el intento de suicidio de la Primera Dama (FLOTUD) podía desembocar en su renuncia, lo que hacía que el personaje de Selina se dejase por el camino el prefijo "vice" para convertirse, directamente, en la Presidenta de los EEUU (POTUS). Y así ha sido: en pleno acto de campaña, Selina y Gary se meten en un baño para celebrar lo que tanto tiempo han estado esperando. Esa escena es tronchante.


Su ascenso llega en el peor momento: las encuestas le colocan como tercera en las encuestas, siendo ese el resultado final. La tercera de tres. Por supuesto, y como viene siendo habitual, todo le sale mal. Desde el momento en el que (no)jura la Constitución, su primera decisión como (no)Presidenta o su discurso televisado y precedido por su paseíllo pisando ratones. Todo son desgracias para la mujer más poderosa del mundo. ¡¡Si hasta Beyoncé le felicita diciéndole que es una "single lady"!!

El año que viene disfrutaremos de la cuarta temporada de 'Veep' en la que Selina hará frente a su nueva situación. Gary, Amy, Dan, Mike, Ben, Sue, Kent y, hasta el obligado fichaje de última hora, Jonah, pulularán por los pasillos de la Casa Blanca para hacernos disfrutar como siempre.

martes, 10 de junio de 2014

El futuro de Alicia


Si esta temporada ha habido una serie de network que ha dado mucho que hablar esa ha sido 'The Good Wife', sin duda alguna, el mejor drama en emisión. El poder que ejerce la serie de abogados que es mucho más que un procedimental legal sobre el espectador es tan invisible como efectivo. Y aunque la critica la adora (la quinta temporada debería ser su billete de vuelta a los grandes premios), la audiencia (joven) no comparte esa pasión. Sus datos, exclusivamente si miramos a la cantidad de espectadores que reúne semana tras semana, son fuertes. El estreno de su quinta temporada en Septiembre no alcanzó los 9 millones de espectadores, lo que supuso un correcto 1.5 en demos. Se despidió en Mayo por encima de los 9 millones pero, sin embargo, bajó hasta el 1.2. Aún así, la CBS no ha querido desprenderse del drama y lo ha renovado por una sexta temporada. Pero habrá que ir preparándose por si es la temporada final. Seguro que el matrimonio King lo tiene en mente.

La quinta temporada de 'The Good Wife' se ha desarrollado a lo largo de un año. Un año que comenzó con el estrés que Alicia (enorme Julianna Margulies) y Cary vivieron por abandonar Lockhart & Gardner en tiempo récord y que ha terminado con la propia Alicia sorprendida ante la proposición que le hace Eli. Un año que ha estado marcado por un acontecimiento que nos pilló a todos desprevenidos y que desde la cadena supieron ocultar para sorprender a los espectadores. La muerte de Will nos dejó tan hundidos como a Alicia, Diane y Kalinda, los tres pilares femeninos en los que se ha sustentado la serie hasta el momento. Mucho se habló de lo sucedido con el personaje de Josh Charles (parece que este año verá reconocido su buen trabajo) y yo sólo tengo que añadir que, aunque sentí la pérdida de Will, es un hecho normal que le dio un plus de interés a la historia.

A partir de aquí, spoilers de "A Weird Year", la season finale de la quinta temporada de 'The Good Wife'.

La vida en directo
"Lockhart & Gardner" y "Florrick, Agos and Associates" vuelven a enfrentarse por un caso que en su momento llevó Alicia y del que no conocemos su resolución, ya que su único cometido es servir como punta de lanza para situar a los personajes de cara a su futuro. Diane está viendo cómo Canning, al que le queda poco tiempo, ha llegado al bufete para convertirse en su administrador. Un bufete que le ha costado sacar adelante 9 años y al que le ha dado todo. Y no está dispuesta a perderlo sin luchar. Lyman (personaje clave) es su as en la manga y, cuando se confirma que puede contar con él, Canning aparece para amenzar a Diane con disolver el bufete si no consigue su objetivo. Peter, después de quitarle su apoyo a Finn (¡qué malos son los celos!) decide proponerle a Diane convertirse en la próxima Fiscal del Estado. Después de haberle dejado tirada en su intento de llegar al Tribunal Supremo.

Alicia le hace ver a Cary que lo mejor para "Florrick, Agos and Associates" sería fusionarse con su antiguo bufete, pero Cary no está dispuesto a perder poder después de todo lo que ha pasado para hacerse oír. Esta situación abre una guerra entre los dos socios, que tiene su punto álgido cuando Cary descubre, a la vez que el resto de sus socios, que Kalinda le ha estado utilizando a su antojo. Kalinda sigue siendo un gran personaje, pero que este año ha quedado algo relegada a un segundo plano, convertida ahora en la mejor aliada de Diane. Y a la vez que Alicia discutía con su compañero, ha tenido que sufrir (en silencio) la graduación de su hijo. Su madre y su (todavía) suegra se han encargado de la cena, lo que ha terminado con Jackie borracha avisando a su hijo que la nueva situación del matrimonio Florrick beneficia demasiado a Alicia.


Diane, cansada, termina optando por le decisión inesperada: proponer su fichaje en "Florrick, Agos and Associates". Dejaría atrás el bufete por el que tanto luchó (junto a Will) y lo pondría en manos de Canning y Lee. Si el fichaje sale adelante, ¿qué pasaría con Kalinda? ¿Vendría con ella? ¿Qué pasaría con Cary y ella entonces si trabajasen juntos de nuevo? De esta forma Diane deja plantados a Peter y Eli, al que se le abren los ojos cuando comparte mesa con Alicia. ¿Y si fuese ella la próxima Fiscal del Estado? ¿Peter apoyando a su mujer? ¿Será capaz Alicia de abandonar su bufete?

'The Good Wife' ha planteado en los últimos minutos de su quinta season finale las tramas que, probablemente, sustentarán la sexta temporada de la serie. El matrimonio King tiene la difícil tarea de mantener el nivelazo que ha tenido la temporada.

Alicia: estás nominada

lunes, 9 de junio de 2014

La Gran Familia


'Modern Family', en su quinta temporada, se mantiene como una de las mejores comedias actuales, además de conseguir colarse entre las series más vistas desde hace cinco años. En Septiembre, la season finale reunió a poco menos de 11 millones y medio de espectadores (4.1 en demos) y su season finale congregó a más de diez millones con un fuerte 3.6. Normal que la cadena siga confiando en la serie ganadora de un Globo de Oro a la Mejor Comedia/Musical y cuatro premios Emmy como Mejor Comedia.


¿Sigue siendo 'Modern Family' tan encantadora como en sus orígenes? Sin duda. Muchos se han cansado de su tono y sus discursos morales fianles (algo que ha tenido siempre), pero yo sigo disfrutándola semana tras semana. Los Dunphy siguen siendo mi familia preferida, con unos Phil y Claire que no fallan nunca, demostrando porque estos personajes han dado tantas alegrías a Ty Burrell y a Julie Bowen. Sus hijos han crecido muy bien, y las dinámicas que se crean entre los tres (especialmente entre Haley y Alex) son una maravilla (que no se olvide nadie de la maravillosa escena en el sótano de la casa con las chicas Dunphy asustadas por una zarigüeya). Luke, que ha crecido más que nadie, es especialmente disfrutable cuando se junta con su padre o con su "tío" Manny, que es de los personajes que más gracia han perdido con los años.


Los Pritchett hicieron frente este año a la llegada de un nuevo miembro a la familia, lo que comenzó con un enfrentamiento entre Jay y Gloria por el nombre que poner al recién llegado. Manny siguió haciendo frente a su condición de niño especial en el colegio (algo que compartió con su madre en la visita al museo) mientras sus padres contrataron a Andy el niñero. Andy ha sido el responsable del cambio en Haley. Cuando se conocieron por primera vez lo hicieron entre odio y sentimientos ocultos. Pero hoy ya sabemos que hay atracción entre ambos, aunque ninguno de los dos se atreva a dar el paso. Los (Delgado)-Pritchett funcionan muy bien, además, cuando están los tres juntos, como en el capítulo de la morcilla, los pepinillos y la perra de Jay.


Dejo para el final a Mitch y Cam, protagonistas durante toda la temporada pero especialmente en la doble season finale con su boda, que llevaban preparando desde el comienzo. Ellos fueron los responsables de llevar a toda la familia a Australia (dos semanas después de su visita a Las Vegas, convirtiendo al cast de 'Modern Family' en uno de los más viajeros de la televisión). A la pareja le ha costado lo suyo darse el sí quiero (pasando por tintorerías cerradas e incendios que te llevan a celebrar tu boda en cuatro localizaciones distintas), pero lo han conseguido y nos han regalado un momento verdaderamente tierno. Lily sigue siendo ese personaje que habla poco, pero que cuando lo hace es para provocarnos una carcajada a todos.

'Modern Family', desde mi punto de vista, sigue siendo la comedia que nunca falla. Ojalá la tengamos en antena mucho tiempo. Y con guest stars tan buenas como hasta ahora.