miércoles, 28 de enero de 2015

Juntos


HBO estrenó a mediados 'Toghetherness', su nueva comedia para la noche de los domingos. Y lo ha hecho confiándoselo a los hermanos Duplass (Jay y Mark), creadores, guionistas, productores y, exclusivamente Mark, protagonista.

'Técnicas masturbatorias' por Brett Pierson
'Togetherness' nos cuenta la historia de Brett (Mark Duplass) y Michelle (Melanie Lynskey) Pierson, un matrimonio con dos hijos para el que las cosas ya no son como antes. La situación no es dramática pero evidentemente hay algo en ellos que les tiene alejados y que, inconscientemente, les ha llevado a asegurarse que sus invitados no les dejen solos en casa. Cuando digo invitados me refiero a Tina (Amanda Peet) y Alex (Steve Ziss, creador y productor también), la hermana de Michelle y el mejor amigo de Mark respectivamente. La vida amorosa de Tina es un desastre, se dedica al alquiler de castillos hinchables y ha decidido abandonar Houston para quedarse con la familia de su hermana. Alex es un actor fracasado que acaba de ser desahuciado y, cuando estaba dispuesto a regresar con su madre, es "rescatado" por Brett para que se quede con ellos. Por un tiempo.

Brett trabaja en el mundo del cine dedicándose a la edición de sonido y no se siente respetado. Michelle está obsesionada en llevar a su hija pequeña a una escuela pública. Esta trama se empieza a dibujar en su tercer capítulo y en ella jugará un importante papel David Garcia (John Ortiz), dispuesto a crear una nueva escuela pública y por el que Michelle parece sentir admiración (y atracción). Tina y Alex forman una (divertida) pareja: ella está dispuesta a que Alex encuentre trabajo y para ello se ha convertido en su entrenadora personal. El problema está en que Alex acaba de descubrir que está enamorado de Tina. Todos lo veíamos venir, pero a él le ha costado un poquito darse cuenta.

'Técnicas masturbatorias' por Michelle Pierson
'Togetherness' funciona por la química de su reparto. Peet y Ziss se complementan a la perfección y Duplass y Lynskey da vida a un matrimonio muy real (¡qué bien funcionan en la escena no sexual del segundo capítulo!). Y lo mismo ocurre cuando ellos se juntan: te los crees como mejores amigos (Duplass ha dirigido a Ziss en varias de sus películas), al igual que la relación de hermanas entre Peet y Lynskey.

lunes, 26 de enero de 2015

Y no quedó ninguno

Entrada publicada en 'Perdidos en la Tele'.


'Freak Show', el sobrenombre con el que se bautizó a la cuarta temporada de 'American Horror Story', llegó a su final la semana pasada después de desencantar a una parte de su público (tomando como referencia a los muchos seriéfilos a los que sigo en Twitter). El público ha perdido la paciencia con Ryan Murphy y el universo freak show y le ha ido dando de lado conforme la temporada avanzaba. Y mira que tenía muchas cosas a su favor (no hay nada que dé más miedo que un circo, y si está formado por freaks, más todavía), pero no han sabido sacarle todo el jugo esperado.

A partir de aquí spoilers de toda la temporada.


Tener como protagonistas tantísimos personajes no ha sido una decisión muy acertada (tan pronto aparecían como desaparecían de las tramas). Elsa Mars (a la que, como siempre, ha dado vida magistralmente Jessica Lange) ha sido el epicentro del drama, el alma máter de este circo de seres extraños. La persona responsable de darles a todos un motivo por el que vivir, por el que seguir adelante, aprovechando sus características especiales para sacarles partido y cobrar por ello. Aunque Miss Elsa (como cariñosamente le llamaba Ma Petite) quisiese abandonar Jupiter para llegar a Hollywood y disfrutar de las mieles de la fama. Pero para conseguir su objetivo lo ha dado todo por sus freaks y ellos, dejando claro que son las peores personas del mundo al demostrar que no tienen alma, terminan revelándose contra quien, durante tanto tiempo, les protegió.

Es cierto que en 'Freak Show' ha dado la sensación de que no estaba ocurriendo nada hasta que un personaje era asesinado (una constante en los últimos capítulos de la temporada). Aunque es verdad que desde el principio se dejó claro que ningún freak era imprescindible (como dejó claro la muerte de Meep). Si echamos la vista atrás, ¿cuál es el sentido de presentarnos a un personaje tan aterrador como el Payaso para aprovecharlo tan poco? Porque su trama no tuvo nada que ver con el circo de Elsa. ¿Y si le hubiesen fichado? ¿No hubiese sido un gran atractivo para atraer espectadores? Claro que era un asesino y hubiese sido una decisión muy cuestionable. Desapareció de la historia con Edward Mordrake (interpretado por Wes Bentley) en el especial de Halloween una vez descubrimos su historia. Y le hemos vuelto a ver en la season finale.


Pero no ha sido el Payaso el único al que se le ha sacado poco provecho. Desiree Dupree (ese ser sobrenatural llamado Angela Bassett) ha estado desaprovechadísima hasta los últimos episodios. Su trama como mujer de Dell Toledo (Michael Chiklis) ha sido todo menos interesante (y mucho menos relevante) y menos después de descubrir que él era el padre de Jimmy (Evan Peters) y ex pareja de Ethel (Kathy Bates). Este drama familiar ha sido un coñazo importante. Menos mal que apareció Elsa para darle un poco de interés al asunto. ¿Cómo? Por medio del asesinato, que ha sido lo mejor que le ha sentado a 'Freak Show': matar. Matar se ha dado de lujo en la serie, aunque hayamos sido testigo de muertes a destiempo. Por ejemplo: ¿por qué Gloria (Frances Conroy) murió tan pronto con lo interesantísimo que era como personaje y lo bien que funcionaba junto a Dandy (Finn Wittrock)? Todo lo que ocurría en su mansión fue maravilloso. Aunque hay que admitir que la muerte de Gloria fue un momentazo.


Como no teníamos suficientes personajes apareció, de repente, Barbara (Chrissy Metz). La gorda, sí. ¿Para qué? Pero si hay algo imperdonable en 'Freak Show' ha sido el doble personaje interpretado por Sarah Paulson (visto lo visto ninguno de sus papeles en 'AHS' va a estar a la altura de Lana Winters): Bette y Dot han sido lo peor de la serie. Un (doble) personaje que no ha dicho absolutamente nada y que su única función ha sido servir como objeto de deseo a los ojos de Jimmy, Dandy y Chester (Neil Patrick Harris, otro que llegó a última hora para presentarnos su trauma). Al menos Bette y Dot despertaron en el capítulo final, aunque hubiese sido fascinante verles partidas por la mitad a manos de Chester (que terminó cargándose a Maggie, a quien dio vida la también desaprovechada Emma Roberts, cuya muerte provocó uno de los grandes momentos de la serie a manos de Bassett).

Pero no van a ser todo críticas (es más, a mí la temporada sí me ha gustado): el capítulo homenaje a Pepper fue una absoluta maravilla. Tan triste como emotivo. Y nos trajo de vuelta a la hermana Mary Eunice (Lily Rabe). La trama del Museo de los Horrores también ha estado bien, más que nada porque ha sido la que ha prendido la mecha de todos los asesinatos de los freaks (culminando con la creación del "freak mezclado" utilizando el cuerpo de Stanley). Y Ma Petite e Eve, dos secundarias que han estado siempre ahí y que han sido de lo más interesantes (aunque de Eve poco hemos sabido y su transformación final en contra de Elsa ha sido cuantos menos, decepcionante).


Al final han terminado muriendo todos los freaks excepto Desiree, Jimmy y Bette/Dot, que se despiden del circo ahogando a Dandy en el tanque de Houdini. "Los freaks heredarán la Tierra". Elsa consigue hacer realidad su sueño, aunque se convierte en una tirana infeliz cuyo final se escribe la noche de Halloween de 1960 con la reaparición de Mordrake. "Tu lugar no está con nosotros". El destino de Miss Mars es diferente al habitual, pues le manda a una especie de limbo a convivir junto a todos sus freaks. En paz. "Las estrellas nunca pagan". Elsa vuelve a casa.

martes, 13 de enero de 2015

Mi reino. Mi gimnasio. Mis reglas.


Sé que llego tarde (la temporada terminó hace más de un mes) pero no por ello quería quedarme sin escribir sobre el que, desde mi punto de vista, ha sido el mejor estreno de 2014: 'Kingdom'. Aquí os dejo lo que escribí poco después de ver sus primeros capítulos.

'Kingdom', de primeras, creo que llamó la atención de pocos. Un drama ambientado en un gimnasio, en una cadena menor (DirectTV) y protagonizado por Nick Jonas. No era muy atractivo que digamos. Superados los prejuicios he de admitir que me encontré con una serie que me enganchó desde el principio, con un reparto que cumplía con creces y con una historia atractiva (sí, los momentos shirtless son muy agradecidos, pero quedan en un segundo plano cuando te metes de lleno en la trama). 


Frank Grillo da vida al Alvey Kulina, ex luchador de éxito y propietario, junto a su novia Lisa (Kiele Sanchez), de un gimnasio (lo fuerte que debe oler aquello) que no pasa por su mejor momento. Alvey es padre de Jay (un Jonathan Tucker que se marca un papelón de escándalo), también luchador pero al que los excesos dejaron fuera de los circuitos y de Nate (Nick Jonas demostrando que aunque es un poco pan sin sal, sabe actuar), el futuro de la familia Kulina en las AMM (artes marciales mixtas). A la ecuación debemos sumar a Ryan (Matt Lauria), ex pareja de Lisa y ex campeón de AMM que terminó en prisión y al que apadrina Alvey de cara a su regreso tras salir de la cárcel; y a Christina (Joanna Going), la madre de Jay y Nate que abandonó a su familia para terminar en el mundo de la prostitución y las drogas.

A partir de aquí spoilers de la primera temporada de 'Kingdom'.

¿Crossover con 'Looking'?
La serie comenzó con la paliza recibida por Nate, lo que le ha hecho decir adiós a los entrenamientos durante un largo tiempo, en el que ha asistido a rehabilitación y conocido a una buena chica pero que, secretos que se ocultan, no es lo que el menor de los Kulina necesita. El secreto que oculta Nate se deja caer en el tramo final de la temporada, siendo descubierto en la season finale cuando Nate, borracho, termina por acercarse a un bar gay para satisfacer sus necesidades. Interesante cómo afectará la homosexualidad de Nate (que probablemente no cuente a su familia pero de la que su madre tiene una clara sospecha) a un mundo tan masculino. ¿Tendrá algo que decir Marc después de dejar clara su bisexualidad?


Jay fue el salvador de Christina, que no sólo le sacó de la calle, sino que fue capaz de, con un duro tratamiento, hacer que dejase las drogas. Es curioso cómo, un personaje como Jay, que parece que todo le resbala tanto, sea a la vez tan familiar y valore de esa forma el amor hacia su madre. Pero no sólo ha sido capaz de rehabilitar a su madre, sino que a base de entrenamiento, constancia y superación de las tentaciones, ha sido capaz de regresar por la puerta grande (me pareció fascinante el momento "mete mi cruz en mi paquete para que me dé suerte") a un mundo que, de seguro, no abandonará en mucho tiempo. ¿O sí? A Christina le ha costado incorporarse a la vida de sus hijos pero ha sabido volver a ejercer su papel de madre. No entiendo muy bien qué significa su encuentro en la season finale con Terry ("We'll get you fit again"), y más después de lo que le costó salir, pero parece ser que igual es algo a lo que recurrir de vez en cuando. ¿Se huele algo Jay? Sus miradas en la última escena que comparten dicen mucho.


Lo que ha ganado Christina respecto a sus hijos lo ha perdido Alvey. Al igual que a Lisa (disfruté mucho de su conversación con Christina). Su relación se ha ido deteriorando con el paso del tiempo, hasta el punto de que Alvey volvió a acostarse con la madre de sus hijos, mientras Lisa temía que la aparición de Christina le afectase a ella y su relación con el gimnasio (desde un punto de vista económico). Alvey vio una posibilidad de regresar junto a su ex, pero ella es tajante con el tema. Y lo mismo Lisa respecto a Ryan, al que rechaza cuando éste se lanza con la intención de recuperar lo que una vez tuvieron. A Ryan le ha costado volver al mundo real (no nos olvidemos de su relación con el loco de Keith). Se reencotró con sus padres y, al igual que Jay, ha vuelto por la puerta grande al munda de las AMM. ¿Por cuánto?

"Most guys run from fights 'cause the don't want the answer to the inevitable question that every man whispers to himself...'Am I one of the weak or am I one of the strong?" (Alvey Kulina)

'Kingdom' fue rápidamente renovada por dos temporadas (de diez capítulos cada una), por lo que tenemos drama en la familia Kulina hasta 2016. ¡Bienvenido sea!

lunes, 12 de enero de 2015

El 'transparent' 'affair' de los Globos en Fargo

Anoche se celebró en Los Ángeles la 72ª edición de los Globos de Oro, esos premios que entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood y que reúne a las mayores estrellas del cine y la televisión. A excepción de Angelina Jolie y Brad Pitt. La alfombra roja volvió a fascinarnos para criticar (hola globos de JLo), emocionarnos al ver a nuestras estrellas preferidas (hola Christine Baranski) y babear al ver a los más guapos de Hollywood (hola Jessica Chastain, hola Jamie Dornan).

Cotilleos a un lado, anoche los Globos volvieron a demostrar que se vuelven locos por premiar series nuevas, lo que les permite arrojar resultados diferentes año tras año (a diferencia de los más serios, repetitivos y previsibles Emmys). Amazon y The CW estrenaron este año su marcador en los Globo mientras que las network se fueron de vacío. 'The Affair' (Showtime) fue elegida como Mejor Drama tras su primera temporada (ya ha sido renovada por un segunda) por encima de 'The Good Wife' que tuvo en 2014 su mejor año (y que era además el único drama de network nominado). Pero la serie de Showtime no se fue sólo con el premio gordo: Ruth Wilson, su protagonista, fue la Mejor Actriz de Drama por encima de ganadoras de otro años (Danes, Margulies, Wright) y de la doblemente nominada al Oscar (y favorita) Viola Davis. 'The Affair' no pudo hacer pleno al quedarse Dominic West sin premio, pues el Mejor Actor de Drama fue Kevin Spacey ('House of Cards', de Netflix), que conseguía así, por fin, su primer Globo de Oro tras 8 nominaciones (y habiendo ganado dos Oscars). Spacey batió a dos actores de cine (Owen y Schreiber), al ya citado West y al televisivo James Spader.


En comedia los Globos también abrazaron la novedad (igual que el año pasado con 'Brooklyn Nine-Nine' de la que este año se olvidaron POR COMPLETO) eligiendo a 'Transparent' (Amazon) como la Mejor Comedia o Musical. 'Jane the Virgin' o 'Silicon Valley' eran otras de las novedades nominadas, junto a 'Girls' y 'Orange is the New Black' (la dramedia de Netflix se estrenaba en la categoría reina con su segunda temporada). 'Transparent' hizo pleno anoche con el Globo al Mejor Actor de Comedia o Musical para Jeffrey Tambor, que ganó al dos veces nominado Louis C.K., al ganador de hace dos años Don Cheadle, a Ricky Gervais (ganador en 2004) y a William H. Macy, nominado por primera vez por su papel en 'Shameless'. Mejor Actriz de Comedia fue Gina Rodriguez ('Jane the Virgin', The CW)), dejando claro que los Globos de Oro matan por premiar novedades. Rodriguez ganó frente a otras ganadoras del pasado como Dunham, Louis-Dreyfus (nunca ha ganado por 'Veep', a diferencia de en los Emmys), Falco (tampoco ha ganado nunca un Globo por su papel en 'Nurse Jackie') y Schilling (que repite como nominada).


Las categorías de secundarios quedan algo más deslucidas porque en ellas se juntan dramas, comedias y miniseries/tv-movies. Así pues Matt Bomer ('The Normal Heart', HBO) fue elegido como Mejor Secundario venciendo a Cumming, Hanks, Murray (que también estaba nominado como Mejor Actor de Comedia/Musical en la categoría cinematográfica) y Voight. Joanne Froggatt ('Downton Abbey', PBS) sacó partido a la violación sufrida por Anna Bates y fue elegida Mejor Actriz Secundaria, venciendo a Aduba, Bates, Janney y Monaghan (ninguna ha ganado el Globo por los papeles por los que han sido nominadas, siendo Bates la única que tiene dos Globos de Oro en su poder, uno de cine y otro de televisión). 'Fargo' (FX) venció como Mejor Miniserie/TV Movie a 'True Detective', que ha sido un fracaso en cuanto a premios se refiere, 'The Missing', 'The Normal Heart' y 'Olive Kitteridge'. El otro premio para el drama de FX fue para Billy Bob Thornton, erigido como Mejor Actor de Miniserie/TV Movie por delante del favorito McConaughey, Harrelson, Freeman y Ruffalo. No pudo hacer pleno porque la Mejor Actriz de Miniserie/TV Movie fue Maggie Gyllenhaal ('The Honourable Woman', BBC2), ganando a la actriz de 'Fargo' Allison Tolman y a Jessica Lange, Frances McDormand y Frances O'Connor.


En las categorías interpretativas (y en las más importantes) de cine reinó 'Boyhood' (Película de Drama, Director, Actriz de Reparto), 'El Gran Hotel Budapest' (Película de Comedia/Musical), Eddie Redmayne (Mejor Actor de Drama por 'La Teoría del Todo'), Michael Keaton (Mejor Actor de Comedia/Musical por 'Birdman'), Julianne Moore (Mejor Actriz de Drama por 'Siempre Alice'), Amy Adams (Mejor Actriz de Comedia/Musical por 'Big Eyes'), y J.K. Simmons (Mejor Actor de Reparto por 'Whiplash').

¿Se acordarán los Globos de Oro de sus premiados de este año en su próxima edición o les harán el vacío y abrazarán las novedades de la próxima temporada?

sábado, 10 de enero de 2015

El caballero que viene a conquistarnos


La ABC se ha puesto mamarracha esta midseason y el primer domingo de Enero estrenó 'Galavant', su nueva comedia musical que en formato miniserie y a lo largo de cuatro semanas nos narrará las aventuras de Galavant.

Las mozas y los mozos hacen fila por él
Joshua Sasse (maravilloso ser) da vida a Galavant, un noble y valiente caballero al que su pueblo admira que está enamorado de Madalena (Mallory Jansen), junto a la que pasa sus días viviendo en una nube. Hasta que el rey Richard (Timothy Omundson) aparece, se encapricha de ella y la secuestra con el objetivo de convertirla en su esposa. Siempre y cuando Galavant no lo impida. Los planes para rescatar a la mujer de su vida no salen como esperaba y Madalena (que es una zorra de cuidado) le planta por el rey, que por algo le ofrece fama y fortuna. Un año después, la aparición de la princesa Isabella (Karen David) tambalea su mundo cuando le pide ayuda para recuperar su reino y salvar a sus padres, prisioneros del rey Richard. Galavanta contará con la ayuda de su fiel escudero Sid (Luke Youngblood), que aún no lo sabe, pero está enamorado de su jefe. Pero todo forma parte de un oscuro plan del rey (cuyo cómplice es Isabella), pues su intención es matar a Galavant para que su esposa deje de compararle con él. En el castillo del rey habitan Gareth (Vinnie Jones), su guardaespaldas; el chef (Darren Evans) y el bufón (Ben Presley), juguete sexual para Madalena.

La serie es una MAMARRACHADA como un templo. Pero es que es graciosa: las señales que te llevan al Infierno o a Invernalia, o el nombre del caballero (Jean Hamm) con el que se enfrenta en el duelo. Y tiene mala leche (aunque podría tener mucha más). Y es muy sexual. Y no sólo porque desnuden a Sasse con frecuencia (que debería ir en pelota picada durante todo el metraje de cada capíotulo) y hagan alusión a lo que le mide el miembro viril, sino por su tono en general y las letras de sus canciones. Y ojito, que Alan Menken (ganador de 8 Oscars) ejerce de productor ejercutivo y se encarga de la música y las canciones. Ahí es nada. En el futuro se dejarán ver por la serie dos rostros conocidos para los seguidores de 'Downton Abbey': Sophie McShera y Hugh Bonneville.

¡Es la hora de la ducha!
Y, a pesar de la horrible pinta, 'Galavant' congregó en su estreno a casi 8 millones con su primer capítulo (2.1 en demos), bajando a casi los 7 y un 1.9 en el segundo. Datos más que aceptables y que si se mantienen a lo largo de los 6 capítulos restantes convertirán la serie en un éxito. Yo tengo toda la intención del mundo de verlo.

viernes, 2 de enero de 2015

Las mejores novedades de 2014

Diciembre es, sin duda alguna, el mes de las listas. En mi caso la pereza hizo que dejase tal labor para la primera semana del nuevo año. He querido recoger en esta lista las que, desde mi punto de vista, son las 15 mejores series estrenadas a lo largo de 2014.


15. 'American Horror Story: Freak Show'. La cuarta temporada de 'AHS' ha seguido la línea de la anterior ('Coven') en cuanto a críticas recibidas. Si bien da la sensación de que Ryan Murphy ha dejado escapar un ambiente muy jugoso y unos personajes de los que podría haber sacado mucho más (la temporada todavía no ha terminado así que aún hay esperanza) la serie funciona a base de momentos concretos (entiéndase momentos como muertes). Y a su favor tiene que la temporada contó con uno de los capítulos más bonitos vistos este año (el 10, dedicado a Pepper).


14. 'Black Sails'. El drama pirata que Starz! estrenó a finales de Enero de 2014 puede pillarnos algo lejos en el tiempo (la temporada constó de, únicamente, 8 capítulos), pero no quita para que reconozcamos su buen hacer (y su fantástico opening). Pasó algo desapercibida, pero si el mundo pirata te gusta, deberías echarle un ojo a la primera temporada de la serie. No te aburrirás.


13. 'Gotham'. La serie de FOX tuvo un buen Piloto (aunque por debajo de la expectativas) pero luego tuvo una serie de capítulos flojos y poco interesantes que demostraron que 'Gotham' era uno de los flop de la temporada. Pero supo remontar el vuelo y, aunque tener una temporada larga no creo que le vaya a sentar muy bien, podemos tener una interesantísima segunda mitad de temporada. ¿Cuándo se convertirá Fish Mooney en Rita la villana de los Power Rangers?

 

12. 'Selfie'. Debo confesar que no fue hasta su noveno capítulo que caí rendido a los pies de la ya cancelada comedia de la ABC (aunque hubo antes dos capítulos que me dejaron ver que podría ser una comedia a tener en cuenta). Es una pena que este año la cadena no se haya marcado un 'Trophy Wife' y no haya decidido mostrarse benévola con una comedia a la que otorgar temporada completa aun sabiendo que terminaría siendo cancelada.


11. 'Resurrection'. El drama de la ABC partía de una premisa que, aunque de forma similar ya se había dejado ver en otras ficciones, no dejaba de ser atractiva. Su primera temporada concluyó en el octavo capítulo de una forma un poco abrupta y extraña, dando la sensación de que la segunda perdería un poco la esencia, pero lo mejor es que, no sólo ha mantenido el interés, sino que lo ha aumentado.

10. 'Lindsay'. No podía evitar incluir entre lo mejor del año al reality protagonizado por Lindsay Lohan que Oprah Winfrey nos regaló a través de su cadena de televisión (y que estuvo acompañado de diversas polémicas para alimentar su emisión, como la famosa lista negra de los polvos hollywoodienses de Lindsay).

 

09. 'From Dusk Till Dawn'. La serie de Robert Rodriguez basada en la película que el propio Rodriguez dirigió en 1996 ha sabido mantenerse fiel a la historia original, a la que ha hecho numerosos guiños, y separarse lo suficiente de la misma como para desarrollar una historia a la que dar vida más allá de la primera temporada. Los fans de la película la disfrutarán especialmente.


08. 'The Comeback'. Incluir la comedia de la HBO es un poco trampa (se estrenó en 2005 y fue cancelada), pero como no la descubrí hasta este año, con el estreno de su segunda temporada, voy a considerarla como novedad de 2014. 'The Comback' es la serie de la vergüenza ajena, perfectamente reflejada en el personaje de Valerie Cherish, al que da vida Lisa Kudrow. Un potente personaje principal rodeado de grandes secundarios.


07. 'Madam Secretary'. El drama protagonizado por Téa Leoni que la CBS emite la noche de los domingos antes de 'The Good Wife' ha conseguido, poco a poco, erigirse como uno de los estrenos más interesantes de la temporada; especialmente cuando deja de lado el caso de la semana para centrarse en la conspiración. Si os gustan los dramas políticos y tenéis paciencia, os encontraréis ante un producto que no defrauda.

 

06. 'Stalker'. El drama de la CBS ha resultado ser uno de los procedimentales más interesantes de la temporada. Y eso que si fuese algo más oscuro y retorcido sería perfecto. Sus cold-openings son verdaderamente escalofriantes, sus guest stars no tiene precio y la facilidad para coger grandes temas musicales y convertirlos en las mejores bandas sonoras para un stalker convierten a 'Stalker' en una de las series que más disfruto cada semana.


05. 'How to Get Away With Murder'. Shonda Rhimes. Viola Davis. Los mocos, las lágrimas y la peluca de Viola. Ficción nueva más vista de la temporada. Connor Walsh. Nada más que añadir.


04. 'True Detective'. Poco puedo añadir a todo lo que se ha dicho sobre el drama que la HBO estrenó hace ya casi un año. Ah, sí, que en los Emmy se la pegó. A lo grande. Vaya, ésto también se ha dicho mucho.


03. 'Looking'. La 'Girls' para gays (como si 'Girls' no fuese suficientemente gay) estuvo repleta de clichés y lugares comunes, pero no por ello hay que reconocer sus méritos. Y es que confieso que caí rendido ante Patrick (Pato), el personaje al que da vida Jonathan Groff. Y muero de ganas por saber cómo va a continuar su historia, entre Richie y Kevin.

02. 'The Leftovers'. El mejor estreno veraniego en años merece la plata a la hora de hablar de los mejores estrenos del año. Una serie basada en una novela que cuenta la historia de la desaparición de una parte significativa de la humanidad. Sin explicación alguna. Y con un sexy Justin Theroux saliendo a correr en chándal y bien cargado de calcetines. Must!


01. 'Kingdom'. No he podido evitar elegir el drama de DirectTV como mi estreno favorito del año. Lo que de primeras parecía ser un drama al que no tomarse muy en serio resultó ser un drama con mucho más que hombres atractivos y una historia verdaderamente bien contada. La cadena está tan encantada con ella que la renovó por dos temporadas más (de 10 episodios cada una) poco después de la emisión de su Piloto.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

Washington no es el final


Como viene siendo habitual por estas fechas la AMC ha emitido el final de la primera mitad de la quinta temporada de 'The Walking Dead', la serie que al paso que va no terminará nunca. Este año nos avisaron que el drama de zombies se volvería más oscuro y violento que nunca, algo que quedó demostrado en los primeros capítulos de este tramo de episodios. 

A partir de aquí spoilers de los primeros ocho capítulos de la quinta temporada.

"O eres el carnicero o eres el ganado". Ése el fue el lema para la (brevísima) etapa en Terminus, donde los protagonistas hicieron frente a la versión más radical del ser humano: los caníbales. Y al que le tocó sufrirlo en sus carnes (guiño, guiño) fue a Bob. El rescate de Beth propició que el grupo se volviese a separar. Por enésima vez. Así, Daryl y Carol, heroína de la serie desde hace tiempo, fueron en su búsqueda, mientras que el grupo liderado por el antipático de Abraham ponía rumbo a Washington, donde Eugene iba a jugar un papel fundamental para poner fin a la zombie situation. Pero, ¡oh!, amigos, el pan sucio sin sal de Eugene confesó que se había inventado la historia y que él no iba  a ayudar en nada.


Abraham se puso filosófico con Glenn y le hizo ver lo fácil que era matar: "Hemos llegado al punto en que todo el que está vivo es fuerte. Tenemos que serlo. O eres fuerte y pueden ayudarte así que tú les ayudas o eres fuerte y pueden matarte. Así que tienes que matarlos. Tienes que matarlos...Quisiera decir que no es fácil. Eso no es verdad. Ahora es la cosa más fácil del mundo". El tercer grupo tenía su campamento en la iglesia en la que se refugiaba el padre Stokes, aunque después del incidente sufrido por Carol, Daryl regresó para elaborar un equipo de rescate en condiciones que trajese de vuelta a las chicas perdidas. Daryl, por cierto, también quiso demostrar lo fácil que era matar cuando a punto estuvo de dejar morir a Noah (Tyler James Williams) mientras se fumaba un cigarro en presencia de una incrédula Carol.

Y así, con Rick, Daryl y compañía dispuestos a recuperar a Carol y Beth, damos el pistoletazo de salida a esta midseason finale, en la que Sasha ha sido engañada por uno de los policías clave para rescatar a CaBeth. Pero Rick, que es un tipo muy duro (y está viejo y sucio), y al que cada vez me cuesta más soportar, no se anda con chiquitas y lo mata. Porque sí. Porque de vez en cuando hay que dar puñetazos en la mesa. De vuelta a la iglesia (donde están Michonne, Carl y su peluca, el bebé y el cura) vemos cómo el padre Stokes, después de su excursión y "de saber", regresa con el rabo entre las piernas, echando a perder la iglesia (porque los zombies también van a misa). Y justo, cuando más lo necesitan porque no tienen dónde ir, aparece el camión de bomberos conducido por Abraham. Michonne no tarda nada en comunicarle a Maggie que Beth está viva. Que a lo mejor ni le importaba. Aunque llora emocionada muy bien.

¿Que tengo una hermana? ¿Y está viva?
Beth (aseina de policías en sus ratos libres) y Dawn (Christine Woods) hablan. Y hablan. Y siguen hablando. Tan pronto son amigas como enemigas. Dawn habla de su antecesor, de cómo perdió el liderazgo. La conclusión es clara: "Todos mueren". Al final, juntas, matan a uno de los policías del hospital, aunque Beth tiene claro que Dawn actúa por y para ella. "No estabas protegiéndome. Te protegías a ti. Eran un problema para ti. Y no tuviste que hacer el trabajo sucio", a lo que la policía responde con un tajante "Así se hacen las cosas aquí. Todos se usan para conseguir lo que quieren".

Y así llegamos al intercambio: los policías de Dawn a cambio de Carol y Beth. Todo se sucede sin problemas, hasta que Dawn reclama a Noah. Y se desata el caos. Porque Beth se le acerca para matarla con unas tijeras y Dawn responde volándole la cabeza. Daryl no lo duda ni por un segundo y hace lo mismo con la policía. Y todos contentos, porque los demás policías se han quitado un muerto de encima importante y podrán seguir adelante con sus vidas. Hasta que quieran cargarse al que herede el cargo de líder. En bucle. Los abrahamers llegan justo para recibir a los rickers y descubrir que Beth ha muerto. ¿Y ahora qué?

La piedad
Impactante escena final para un capítulo no especialmente brillante. ¿En qué momento se unirá Morgan al grupo? ¿Y esa nota? ¿La habíamos visto ya? ¿Verdaderamente el nuevo mundo necesita a Rick Grimes? En Febrero, tendremos las respuestas.