miércoles, 28 de septiembre de 2016

Un superviviente en la Casa Blanca


Si mezclásemos 'Madam Secretary' con 'Quantico' y añadiésemos grandes dosis de intensidad, nos saldría 'Designated Survivor', el nuevo drama para la noche de los miércoles de la cadena ABC. Y parece ser que la mezcla gusta o, al menos, su Piloto, que superó los 10 millones de espectadores con un buen 2.2 en demos.

Se llama designated survivor (superviviente designado) al miembro del gabinete de Gobierno de los EEUU que queda aislado durante el discurso del estado de la nación y que, en caso de sufrir un ataque, se convierte en el nuevo Presidente (lo que ya le ocurrió, cambiando la situación, a Elizabeth McCord durante el comienzo de la segunda temporada de 'Madam Secretary'). Precisamente con un ataque al Capitolio comienza 'Designated Survivor', que tiene a Kiefer Sutherland ('24') como el superviviente del título. Sutherland ve cómo, de la noche a la mañana, pasa de ser Tom Kirkman el Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbanístico a Tom Kirkman, el Presidente de los EEUU. De cero a héroe que cantaban en 'Hércules'.

Cuando descubres que eres el nuevo POTUS
Un viaje a las 15 horas anteriores al ataque nos muestran a un Kirkman padrazo, incapaz de hacer unos huevos revueltos en condiciones, súper íntegro en su trabajo y que, como el último mono que es, está a punto de ser enviado a Montreal. Dos frases nos convierten en cómplices de lo que va a suceder después: "Pero, al final del día, yo no soy el Presidente de los Estados Unidos", dicha a Emily Rhodes (Italia Ricci;'Chasing Life', 'Supergirl'), su mano derecha y "Cuando me metí en esto llegamos a un trato: yo no iba a ser uno de esos tíos", hablando con Alex (Natasha McElhone; 'Californication'), su mujer, sobre las ansias de los políticos por hacerse oír. El primer acto de Kirkman como POTUS (después de esa toma de poder improvisada) es pedir un momento de silencio por los "héroes caídos". Porque sí, Tom Kirkman es muy buena persona.

Pero si hay algo verdaderamente fascinante en 'Designated Survivor' son los villanos que Kirkman tiene en casa. Por un lado el General Cochrane (Kevin McNally; 'Turn', la saga 'Piratas del Caribe'), que está dispuesto a ir a la guerra con el país que haga falta ("Todo el mundo nos está observando ahora mismo. (...) los EEUU están en pie de guerra y no es el mejor momento para ponernos a prueba") y que ansía el puesto de Kirkman como nadie ("Estamos en estado de guerra. ¿Quién prefieres que nos lidere?"). Y por otro Aaron Shore (Adan Canto, un señor un tanto gafe que tiene ya tres series nuevas canceladas en su primera temporada: 'Mixology', 'Blood & Oil' y 'Second Chance'), jefe de gabinete y que, aunque no ve con buenos ojos a Kirkman y es aliado de Cochrane, terminará pasándose al bando bueno.

Cuando las gafas todavía eras presidenciales

Entre el resto de personajes tenemos a Seth Wright (Kal Penn; 'House'), escritor de discursos que, a pesar de presentarse de la peor de las maneras ante Kirkman ("¿Sabías que el presidente Richmond iba a despedirle esta mañana?"), terminará convirtiéndose en una de sus personas de confianza. La agente del FBI Hannah Wells (Maggie Q; 'Stalker', 'Nikita') será la que ponga cara a la investigación en relación al atentado y que como estuvo en Bruselas y París es experta en el tema. Wells busca además a su novio, que al parecer estaba en el Capitolio. ¿Cuánto van a tardar en descubrir que ha sido alguien mucho más cercano de lo que creen? Mike Ritter (LaMonica Garrett; 'The Last Ship', 'Sons of Anarchy'), encargado de la seguridad de Kirkman. Y Leo (Tanner Buchanan; 'The Fosters') y Penny Kirkman (Mckenna Grace; 'Once Upon a Time', 'The Vampire Diaries'), los hijos de Tom y Alex.

El Piloto tiene un par de momentos brillantes por lo absurdo o forzados que resultan: el cara a acara entre Kirkman y el embajador de Irán, las peleas ("¿Quién te crees que eres?") entre generales y demás miembros del gobierno después de poner cara a Kirkman, el "No es como en las películas" para ridiculizar al nuevo Presidente, "Señor, esta noche le está hablando al mundo. Norteamérica no necesita un amigo ahora mismo", la intensidad con la que Alex le dice a su marido que ahora son un objetivo o las gafas no presidenciales. 'Designated Survivor' tiene todos los puntos para convertirse en la nueva serie mamarracha e intensa a seguir semana tras semana.