jueves, 1 de septiembre de 2016

¡Alto, o la ciega dispara!


'Pretty Little Liars' acaba de llegar al ecuador de su ¡última! temporada. Ya no son suposiciones, ahora es oficial que nos tocará despedirnos de forma definitiva del mundo zorrupio en 2017. En abril la serie regresará para emitir su recta final y para desvelar, de una vez por todas, la identidad de A.D. Parece que queda mucho, pero para cuando queramos darnos cuenta estaremos llorando por las esquinas el cierre del drama que emite Freeform.

A partir de aquí spoilers de la séptima temporada de 'Pretty Little Liars', especialmente de 'The darkest night', la summer finale de la serie. Si todavía no sabes qué puedes encontrarte al final de la escalera, no sigas leyendo.

Cuando no podéis parar de cazar pokemon
Spencer, Ali, Emily, Aria, Mona y Caleb están en casa de los Hastings sufriendo porque Hanna sigue sin dar señales de vida. Como siete temporadas no pasan en balde, y están cansados de tanto sufrimiento gratuito, terminan por tomar la primera decisión coherente que ha surgido de sus cabezas: llamar a la policía y denunciar la desaparición de nuestra rubia (y ex gorda) favorita. Pero (reina) Hanna está en plena sesión de bondage junto a Noel Kahn (¿acaso no podría ser el hermano perdido de Matt Bomer?), al que intenta torturar para terminar haciéndole un corte con un cuchillo para obtener así una muestra de su sangre. ¡Tía, Hanna, que manía le tienes a sexy Kahn!

La denuncia ya ha sido interpuesta y la policía de Rosewood se ha volcado en la búsqueda. No celebremos nada, que todos sabemos lo mal que funciona el cuerpo policial en el pueblo. El nuevo novio de Spencer (un Nicholas Gonzalez que está un poquito viejo), el detective Furey, aprovecha para dar las gracias a Toby por su servicio. ¿Por qué? Porque el Jar Jar Binks de Rosewood está cansado de la familia Rivera del coño de vida que lleva y quiere alejarse lo máximo posible. Spence, ignorando que perderá de vista a su ex, está tan de subidón porque las cosas parece que van mejorando que le da un beso a Furey ("Que no vuelva a suceder, malota").

Cuando estás locatis del coño y te haces las cejas usando el cuchillo como espejo
Regresamos al motel en el que Hanna está pasando un ratito de calidad con Noel para descubrir que ha llamado a Mona. Perdón, a la detective Vanderwaal, que lo primero que hace al llegar es meter mano a Noel (Mona es la más lista de todas) y sacar de su tobillo el pen en el que están todas las pruebas que le señalan como cómplice de Charlotte en la casa de muñecas. A Hanna le dan igual las pruebas: Hanna quiere que Noel pague por lo que le hizo cuando le tuvo secuestrada (¿no hay que dudar entonces que fue él?). Hanna está rabiosa y quiere justicia. Pero Mona le hace entrar en razón y le convence para regresar junto a sus amigas. Antes de producirse el reencuentro, Ali suelta veneno y odio contra Paige, que regresó a Rosewood para quitarle el trabajo a Emily. ¡Curiosa forma de reconquistarle! Y es que nuestra Ali está celosa porque ve cómo la hermana perdida de Nicole Scherzinger se le escapa. 

Mientras Hanna da explicaciones, Mona se encarga de Jenna, a quien ofrece salir indemne de la situación si abandona el pueblo cuanto antes. Ahora que son felices, Hanna y Caleb deciden que es el momento adecuado para retomar su relación, provocando que Emily se vaya a dormir a casa de Alison para descubrir que la señorita DiLaurentis está embarazada. La que a este paso también puede quedarse preñada es Spencer, que pasa la noche con Furey para terminar enterándose de que Toby se va. ¿Y qué se le ocurre a la menor de los Hastings? Pedirle un último beso de despedida. Aunque para beso, el que le da Alison a Emily mientras están viendo una película. "Tía, estás muy vulnerable ahora mismo". "Lo que estoy es to'perra". Sí, a la mañana siguiente Paige aparece para ponerse celosa. Celosa también se va a poner Aria, que agobiada porque Ezra no ha regresado todavía de Colombia, descubre por los informativos que Nicole sigue viva y que el propio Ezra ha ido a reencontrarse con ella. Me parece que la zorrupia Montgomery se va a quedar sin su final de cuento de hadas. ¿Soy el único que piensa que Ezra va a morir?

Cuando los informativos destrozan tu vida
La felicidad de Hanna desaparece al descubrir que los análisis de Noel no revelan que él sea el hijo perdido de Mary Drake, así que le entra la depre y por fin les confiesa a sus amigas que tiene secuestrado al pobre mozo. Las chicas van a interrogarle (¡son súper astutas dejando esos audios grabados para distraer a la policía!) pero se encuentran con que ha desaparecido y que para recuperar la cámara con la que Hanna grabó sus sesiones, tienen que devolverle el pen. Sydney (¿qué currículum tiene esta tarántula?) aparece por el hotel para darles un regalo a Mona y Caleb mientras Toby está a punto de enviar un SMS a Spencer para confesar algo.

La locura se desata cuando las chicas aparecen en una vieja escuela para ciegos en Elm Street (me fascina que todavía nos queden localizaciones en Rosewood sin visitar). La voz de Jenna les da indicaciones y las idiotas de las zorrupias las siguen al pie de la letra. Así pierden el pen y recuperan la cámara, aunque a punto de salir, Ems se da cuenta de que se ha dejado el móvil arriba. Así pues las chicas se separan en dos grupos: Hanna y Ems son atacadas por Noel, que termina perdiendo la cabeza. Literalmente. De un hachazo. Y Spencer, Aria y Ali ven cómo Jenna les apunta con una pistola, aunque como es ciega no les ve. "Has sido la zorra, la chica perdida y la chica muerta". Jenna aprieta el gatillo. Las chicas huyen pero Spencer se queda atrás, herida. Mary Drake surge de entre las sombras para cuidarle y confesarle que es su madre. ¡BOOM! Esto hace que Jason y Spencer pasen de ser hermanastros a ser hermanastros y primos a la vez. Toby e Yvonne sufren un accidente de tráfico y Jenna es secuestrada por el auténtico A.D. ¿Será Mona?

Cuando descubres quién es tu madre y te da una bajada de tensión
La muerte de Noel. El embarazo de Alison. Descubrir que Spencer es hija de Mary Drake. Es imposible que ahora vaya a morir. Es más, al final la única que se morirá es Yvonne, quitándole un peso de encima a Toby, que volverá con Spencer y vivirán en la casa que ha construido. Y con respecto a los lazos sanguíneos de Spencer: ahora es prima de Alison y hermana de Charlotte. ¿Sigue siendo hermanastra de Jason? ¿O ahora que hemos descubierto quién es su madre habrá que descubrir quién es el padre? ¿Se tiraría Peter Hastings a Mary Drake pensando que era Jessica? En el mundo zorrupio TODO puede pasar. ¿Volverá Lucas? ¿Sera A.D.? ¿Por qué Jessica no tenía un archivo sobre Aria? ¿Qué tiene que ver el padre de Noel en la adopción de Spencer? ¿Llegó a ser su padre? ¿Y las madres? Que por favor alguien me diga que volveremos a ver a las madres reunidas.

Esta primera mitad de temporada nos ha dejado a una Emily bipolar, que después de meter a Ali en el psiquiátrico se convierte en la primera que se preocupa por su amiga y por si estará segura ingresada; a una Hanna que ha robado completamente la serie (algo que lleva haciendo desde hace años); a una niña amish jugando con las Bratz de las zorrupias; de nuevo a una Emily que se tira a toda mujer que se cruza en su camino; el fantástico atropello de Elliot, que le dejó cara a cara con Hanna; todos los regresos que hemos vivido (Jenna, Noel, Paige, Sarah, Grunwald, Jason); la preciosa pedida de mano de Ezra; a Emily y su madre acoplándose en una despedida de soltera; a las gemelas Jessica y Mary emulando a las gemelas de 'Ringer' y a una funcionaria diciendo que Aria y Jason eran prometidos. ¿Es o no es maravillosa 'Pretty Little Liars'? En abril, comenzará su final.