martes, 27 de septiembre de 2016

Así somos


'This is Us' (NBC) está llamada a ser una de las grandes series de la temporada que acaba de comenzar. Y no sólo porque haya tenido un gran estreno (más de 10 millones de espectadores y un fuerte 2.8 en demos, gracias al efecto arrastre de 'The Voice'), sino porque cuenta una bonita historia a través de tres grupos de personajes cuya relación se termina desvelando al final del Piloto. Dan Fogelman, guionista de cine ('Enredados', 'Crazy, Stupid, Love') y televisión ('Galavant', '¡Vaya vecinos!') es el creador de este nuevo drama, cuyo Piloto está dirigido por Glenn Ficarra y John Requa, directores de películas como 'Crazy, Stupid, Love' o la más reciente 'Focus'.

'This is Us' comienza con una información extraída de Wikipedia: la cantidad de personas que comparten cumpleaños y la ausencia de pruebas que ponen de manifiesto que este hecho les haga tener en común un comportamiento determinado. De esta forma el espectador ya está pendiente de los personajes a los que vemos cumplir la misma edad (36 años) en el capítulo Piloto. Por un lado tenemos a Jack (Milo Ventimiglia; 'Héroes', 'Las chicas Gilmore'), cuya mujer Rebecca (Mandy Moore; 'Un paseo para recordar', 'Princesa por sorpresa'), embarazada de trillizos, se pone de parto. Luego tenemos a Kate (Chrissy Metz, viste en el 'Freak Show' de 'American Horror Story') y Kevin (Justin Hartley; 'Smallville', 'Revenge'), hermanos mellizos. Y por último tenemos a Randall (Sterling K. Brown, reciente ganador del Emmy al Mejor Actor de Reparto de Serie Limitada o TVMovie gracias a su papelón en 'American Crime Story'), casado con Beth (Susan Kelechi Watson; 'Louie'), padre de dos hijas, hombre de éxito y que acaba de poner cara a su padre biológico.


La felicidad de Jack y Rebecca ante la inminente llegada de sus bebés queda apagada al descubrir que uno de ellos nace muerto. A Kate le vemos decidida a poner fin a su problema de sobrepeso, acudiendo a reuniones con personas en situación similar. Es en una de estas reuniones donde conoce a Toby (Chris Sullivan; 'The Knick'), con el que se decide a tener una cita. Kevin, protagonista en una comedia de éxito, está cansado de su trabajo, en el que prima su (espectacular) físico por encima de sus dotes actorales. Y Randall, que acaba de conocer a William (Ron Cephas Jones; 'Mr. Robot', 'The Get Down'), su padre biológico y que le abandonó en un parque de bomberos, descubre que está a punto de perderle porque está muy enfermo.

Llegados a este punto queda claro que 'This is Us' es un drama sensiblero que hace que el espectador conecte con facilidad con unos personajes que, aparentemente, están únicamente conectados por su cumpleaños (de ahí el mensaje con el que comienza el capítulo). Hasta que, en la trama de Jack, cuando está viendo a sus bebés en la unidad de recién nacidos, aparece un bombero para contarle que acaba de traer un bebé que apareció en su estación. La cámara abre plano y vemos que los personajes visten como en los 70-80 (es 1980 para ser más exactos). Para poner fin a posibles dudas, vemos en casa de Randall un póster de Kevin dedicado a sus sobrinas. En efecto: Jack y Rebecca son los padre de Kate, Kevin (heredero del físico de su padre) y Randall, al que adoptaron en el hospital. Este twist es el que hace que 'This is Us' sea algo diferente; un giro que le permitirá diferenciarse del resto de dramas familiares.