jueves, 8 de septiembre de 2016

Las máscaras de Lakewood


'Scream' era uno de los estrenos más esperados del verano del año pasado. Su primera temporada entretuvo pero fue decepcionante, ya que no consiguió mantener vivo el espíritu de la saga de películas en las que se basaba. Por eso su segundo año de vida era vital. Siguiendo una línea muy similar a la de su primera temporada, la segunda, en la que ha habido muertes aunque menos de las que hubiésemos querido disfrutar, puedo decir que ha estado por encima. Y eso que su final no me ha parecido del todo satisfactorio. 

Si el año pasado la pavisosa de Emma Duval fue la protagonista absoluta de la serie, éste le ha tocado compartir protagonismo con Audrey, a quien el/los asesinos han puteado todo lo que han querido. Empezando por intentar encasquetarle el asesinato de Jake. Y mientras, la señorita Duval vivía un brevísimo reencuentro con su padre (Tom Everett Scott; 'Un hombre lobo americano en París') al que su madre (esa señora es lo peor del universo) prácticamente tenía vetado. Lo de papá Duval fue un visto y no visto. Por su parte, a Brooke le tocaba lidiar con el regreso Branson, ayudada por Gustavo (Santiago Segura, pero no el nuestro), el nuevo (y misterioso) sexy boy de Lakewood llegado al pueblo con su padre (Anthony Ruivivar), el nuevo sheriff. Sí, como no podía ser de otro modo, el sheriff Acosta forma parte del pasado de mamá Duval.


Mientras el asesino sacaba todo el partido posible a Snapchat (mandando fotos de sus asesinatos), descubríamos que Gustavo era fan de Goya (en 'Pretty Little Liars' también ha habido alusiones al pintor aragonés), además de dedicarse a hacer dibujitos un tanto turbios sobre sus amigos ("Estoy intentando contar la historia de Murderville y la verdad es que se vuelve un poco sangriento en algunas partes"). Otro de los personajes nuevos de esta temporada ha sido Eli (Sean Grandillo), el primo de Kieran, obsesionado secretamente con Emma. Él estuvo en la fiesta en la que Audrey se lió con Noah y su novia Zoe (Kiana Ledé), un trío a la altura de aquél que vimos en 'Gossip Girl'. Precisamente Zoe luchaba junto a Brooke por convertirse en la Dama del Lago, en una gala de presentación que se terminó convirtiendo en un homenaje a 'Carrie', con cadáver de Jake incluido. Un cadáver al que la propia Brooke estuvo a punto de hacerle la autopsia, pues la imbécil de mamá Duval poco más y le invitó a ayudarle en su tarea.

Noah descubrió que su amiga Audrey podía ser la asesina, aclarándose la historia en una atracción cerrada en plena noche. Y con la aparición sorpresa de Kieran, que siempre vela por el bien de su novia. Audrey terminó confesándole a Noah su relación con Piper: "No eres un monstruo, Audrey. Eres una víctima". Igual que Branson le confesó a Brooke, poco antes de (casi) morir, que Jake le estaba pagando para que desapareciese. Aunque para confesión la de Eli: "Me invento otras vidas". Fue entonces cuando los pasados tanto de Gustavo como del propio Eli salieron a la luz, todo muy conveniente para hacernos pensar que eran los asesinos. Como a la luz salió la confesión sobre Piper que Audrey le hizo a Noah y que ahora conocía Emma. Ésto provocó una discusión entre Zoe y Audrey, en la que la primera terminó culpando a la segunda de que Noah siguiese siendo virgen.


Semejante entuerto sirvió para que Zoe por fin se acostase con Noah, lo que le costó la vida, pues ya sabemos que en esta historia, el que folla muere. Igual que la vida le costó a Hayley, la idiota a la que se le ocurrió aliarse con el asesino para dar una fiesta, Pero la bomba mayor vino de mano de Audrey, cuando confesó que se sentía sola y traicionada por parte de Emma porque estaba enamorada de ella y no le correspondía. El pasado en común entre Piper y Kristin, la profesora del instituto, le convirtió en asesina. Aunque estar en la escena del crimen del asesinato del padre travesti de Brooke hizo que tanto Audrey como Emma se convirtiesen en el enemigo público número uno de Lakewood. Psicosis compartida lo llamaron. Pero como todos bien sabemos, la verdad terminó saliendo a la luz, revelando a Kieran como el cómplice de Piper. "Piper me enseñó que matar gente es mucho más divertido que la terapia. ¡Los torturamos con una fiesta de asesinatos que no podían parar!".

"¿Quién te dijo que podías llevar mi máscara?" ¿Es mamá Duval la que le hace esa pregunta a un Kieran ya encarcelado? Que Kieran haya resultado ser el cómplice de Piper me parece coherente, pues aparecía en todas las escenas del crimen sin razón. Pero oye, nadie se planteó poner en duda las tristes excusas que presentaba. 'Scream' a día de hoy sigue sin estar renovada. La MTV puede que espere a pronunciarse a mediados de octubre, cuando emita un cpaítulo especial de Halloween. ¿O es que allí darán respuesta a la última pregunta?