viernes, 23 de septiembre de 2016

Sin palabras


¿Es muy pronto para hablar de "comedia revelación de la temporada"? Probablemente. Pero es lo que he pensado mientras veía el Piloto de 'Speechless', la nueva comedia de la cadena ABC para la noche de los miércoles.

Creada por Scott Silveri (productor y guionista de 'Friends', 'Joey' o 'Perfect Couples'), 'Speecheless' tiene como protagonista a Minnie Driver, que regresa a televisión tras la cancelación, en 2015, de 'About a Boy', la comedia de la NBC basada en la película 'Un niño grande'. Driver da vida a Maya Dimeo, casada con Jimmy (John Ross Bowie; 'The Big Bang Theroy') y madre de tres hijos: Ray (Mason Cook; 'Legends', 'Los Goldberg'), Dylan (Kyla Kenedy; 'The Walking Dead', 'Turno de noche') y JJ (Micah Fowler; 'Una vida en tres días'). La peculiaridad de esta comedia familiar es que JJ, el hijo mayor, sufre parálisis cerebral (igual que Fowler en la vida real), lo que le obliga a vivir en una silla de ruedas.


Los Dimeo son una familia especial: a Maya le gusta hacerse escuchar y mata por sus hijos, sin importar quedar de loca por la vida (el detalle del policía que no quiere multarle por exceso de velocidad es muy gracioso); Jimmy, el personaje más prescindible, es bastante pasivo y su mayor aspiración es vaguear; Ray adora a su hermano JJ, pero quiere que su madre también le tenga en cuenta a él; Dylan ha heredado el cáracter de su madre (basta verle cantándole las cuarenta al conductor o al profesor de gimnasia); y JJ es un chico que no se corta un pelo. Junto a la familia Dimeo está Kenneth (Cedri Yarbrough; 'Los Goldberg'), al que conocerán como trabajador del nuevo colegio al que van los niños pero que se termina convirtiendo en el auxiliar que acompaña a JJ en su día a día y que facilitará su comunicación, dejando atrás al hada madrina a la que da vida Dina Spybey-Waters ('A dos metros bajo tierra'). 

'Speechless' me ha parecido más divertida que 'The Good Place' (NBC), y con un amplio abanico de personajes que pueden dar mucho juego (Marin Hinkle va a ser una secundaria de lujo). Queda claro que cada uno de los miembros de la familia Dimeo tendrá su propia trama (excepto el padre, que es tan simple, aunque con una mujer como la suya era imposible no serlo, que vivirá acoplado a las de los demás). 'Speechless' no es simplemente una comedia simpática, consigue ir más allá y es tan divertida (Maya y Ray hablando de atracción a atracción) como entrañable.