martes, 20 de mayo de 2014

El drama atriano


Lo peor que le puede suceder a un seriéfilo es que cancelen una de sus series preferidas. Vale, 'Star-Crossed' no es mi favorita, pero sí debo confesar que ha sido uno de los estrenos de midseason que más he disfrutado. No soy muy de scyfy, pero los dramas teen son un guilty pleasure de siempre y éste ha tenido mucho de teen y mucho de drama. Ya en su estreno quedó claro que la audiencia no acompañaría, y es que el Piloto reunió a un 1.240.000 espetadores con un flojo 0.4 en demos. En su despedida, a pesar de marca un idéntico 0.4 bajó hasta 1.170.000. Ha contado con una audiencia muy fiel, pero no ha sido suficiente para la cadena que, después de emitir los 13 capítulos rodados, la ha cancelado. Cruelmente.

A partir de aquí, spoilers de la series finale de 'Star-Crossed'.

Follemos antes de que se acabe el mundo
El final del duodécimo capítulo rendía un homenaje al Piloto con Emery y Roman volviendo a reunirse en el lugar donde se conocieron, aunque en esta ocasión las circunstancias eran bien distintas: él está a punto de morir tras la cuchillada envenenada que recbie de su tío. Su única opción es el cyper, así que Em corre hasta el Sector para conseguirlo. Allí Teri, que ha estado jugando un doble papel desde que descubrimos que era tan mala como la mala malísima de su madre ("No lloramos a nuestros enemigos"), se ofrece a ayudarle. Juntas consiguen la hierba y, gracias a la sangre de la atriana, Roman se cura. Por si no tuviesen pocos problemas (una bomba está a punto de iniciar una guerra entre humanos y atrainos) la parejita decide que es el momento de dar el paso que no han dado en doce capítulos y se acuestan. Mientras, Drake le da a Taylor una hierba que le ayudará con los síntomas del embarazo y Zoe disfruta siendo la trag que pondrá en marcha el suvek.

Gloria, como experta en la materia que es, descubre que Taylor está embarazada, lo que le va a llevar a vivir lo mismo que ella en el pasado. Por eso decide llevarle al guetto barrio residencial que están preparando para las parejas compuestas por atrianos y humanos. Porque esto fomenta mucho la integración deseaso, sí señor. Mientras Romery disfrutan del amor, los demás están puteados intentando descubrir dónde tienen los trags escondido el suvek. Teri empieza a ser consciente de que el plan de su madre es una locura y se piensa dos veces todas sus acciones. Cuando Roman y Emery se ponen al día no dudan en ayudar en las búsqueda, aunque lo que Roman encuentra es a Jesytur, guardián de la puerta de entrada a Eljida. Después de contarle que Saroya (la madre de Drake) llegó la noche anterior a Eljida y contó los planes de Vega, le presenta a su hermanastro (el hijo que su padre y Gloria tuvieron hace unos años). Así le hace ver la importancia de retomar su papel como líder de los atrianos, lo que entra en conflicto con la promesa que acababa de hacerle a su pareja.

¡Feliz día de la madre!
Zoe termina secuestrando a Taylor y obligando a Drake a dejar de buscar el suvek porque sino la matará. Teri, Vega y los trags son detenidos después de que Teri avisase a Gloria. El atriano fuertote pone al día a sus amigos, que piensan juntos un plan para salvar a la rubia (a la que Zoe cruelmente define como "la encarnación de todo lo que está mal de la raza humana") y de paso a la raza humana. Zoe, que podrá resucitar las veces que quiera, pero es bastante tonta, pone en marcha la bomba y llegamos a la clásica escena de la cuenta atrás en la que los héroes consiguen salvar al mundo en el último segundo. O no, porque un trag tiene siempre un plan B. Así pues el suvek explota, lanzando una onda expansiva que afecta a toda la ciudad, especialmente a los humanos, a los que deja inconscientes. Pero el suvek no es sólo una bomba, es también una forma de ponerse en contacto con los atrianos que están desperdigados por el espacio, dándoles a conocer su ubicación para atacar la Tierra. Antes de estallar la bomba, Grayson recibe un disparo y Drake apuñala a Zoe. Por su parte, la pobre Taylor sufre un accidente de tráfico después de ser alcanzada por la onda. Así pues, la trama que todo lo abierta que podría quedar, dibujando las historias que darían pie a una segunda temporada.

Atrians are coming!
'Star-Crossed' ha sido una serie muy entretenida que no ha conseguido encontrar su sitio. El grupo de adolescentes, a pesar de ser un cúmule de clichés, ha funcionado muy bien y han sabido desarrollar sus personajes en pocos capítulos. Es una pena que la CW haya decidido prescindir de ella para el año que viene, cuando podría haberse quedado como una serie de midseason que cumplía. ¡Larga vida a los atrianos!