jueves, 24 de septiembre de 2015

Momentos de la vida


'Life in Pieces' tiene todas las papeletas para convertirse en la comedia amor de la temporada. ¿Qué es una comedia amor? Esa que, no sólo te hace reír, sino que es tan amorosa que te dan ganas de abrazarla mientras duermes. CBS ha querido hacer su propia versión de 'Modern Family' y lo ha conseguido con una serie que conquistará a la audiencia. Su estrenó reunión a más de 11 millones de espectadores con un potente 2.6 en demos, aunque es cierto que queda lejos de los 18'2 millones de 'The Big Bang Theory', su lead-in (que marcó un fortísimo 4.7).

Al igual que le ocurre a la comedia de la ABC, en 'Life in Pieces' cada capítulo contará las historias de cada uno de los tres hijos del matrimonio protagonista, siendo éste el protagonista del cuarto relato. La principal diferencia está en que en la serie de CBS hay una separación clara entre historias. Así tenemos a Matt (Thomas Sadoski, 'The slap', 'The Newsroom'), que acaba de conocer a Colleen (Angelique Cabral, 'Enlisted'). En su primer relato la pareja no encuentra sitio para dar rienda suelta a la pasión (él vive con sus padres, ella con su ex prometido). La segunda historia la protagonizan Greg (Colin Hanks, 'Fargo', 'Dexter', 'The Good Guys') y Jen (Zoe Lister-Jones, 'Whitney', 'Friends With Better Lives', 'New Girl'), que acaban de ser padres y se enfrentan a las consecuencias del parto ("We can save your vagina!").


El tercer relato tiene como protagonistas a Heather (Betsy Brandt, 'Breaking Bad', 'The Michael J. Fox Show', 'Masters of Sex', 'Parenthood'), su marido Tim (Dan Bakkedahl, 'Veep', 'The Mindy Project') y sus tres hijos (Niall Cunningham, Holly J. Barrett y Giselle Eisenberg). A Heather y Tim les toca hacer frente a la mayor pesadilla de unos padres: que sus hijos crezcan. Y la última historia es la protagonizada por los padres, Joan (la ganadora de dos Oscar Dianne Wiest) y John (James Brolin, visto en películas como 'Traffic' o 'Atrápame si puedes'), que reúnen a sus tres hijos para una celebración muy particular.

Con un sólo capítulo ya dan ganas de pasar a formar parte de la familia, que aunque por separado funciona muy bien, es en la historia común cuando más juego pueden dar. En mi caso, creo que las tramas de Lister-Jones serán las que más disfrute. 'Life in Pieces', un simpatiquísimo estreno que nadie debería perderse.