lunes, 21 de septiembre de 2015

Los Emmys de HBO


Si anoche los Emmys dejaron una clara vencedora esa fue HBO, que arrasó llevándose los premios gordos tanto en drama, como en comedia, como en serie limitada. 'Mad Men' llegaba a sus últimos Emmys con la etiqueta de "serie que se despide", lo que daba que pensar que podría irse a casa con un par de premios bajo el brazo. Pero en realidad eran más las ganas de sus seguidores por verla triunfar que las de la Academia, que hace ya años que la nomina pero la ignora. 

De todos modos, no se nos tiene que olvidar que 'Mad Men' ganó, durante ¡CUATRO! años seguidos el Emmy como Mejor Drama, por lo que es verdad que la Academia no le debía nada, más allá de rendirle tributo en su despedida (algo que no siempre hace). La Mejor Serie de Drama fue 'Juego de Tronos' (HBO), poniendo de manifiesto que es la serie de la que todos hablan (hablamos), una serie fenómeno, una serie de género que nos llevó a reclamar premios (y nominaciones) en el pasado y que, por fin, ha conseguido alzarse con el premio más importante de la noche. Vale que 'Breaking Bad' ganó el año pasado por su despedida, pero se había convertido en un fenómeno imposible de ignorar. Además de los tremendamente buena serie que es. La Mejor Serie de Comedia fue 'Veep' (HBO), que termina con el reinado en la categoría de 'Modern Family' (que hasta anoche había ganado un Emmy por temporada). 'Parks and Recreation' también nos dijo adiós este año y éstos eran sus últimos Emmys, pero su triunfo estaba bastante más complicado que el de la serie de la AMC. Y es que 'Parks' sólo recibió la nominación a mejor comedia en 2011 y ahora en 2015.


Mejor Serie Limitada fue a parar a manos de 'Olive Kitteridge' (HBO), emitida en noviembre del año pasado y ganadora desde entonces, pues no ha encontrado rival en todo este tiempo. Y eso que 'American Crime' hubiese sido una gran ganadora. Mejor Actor de Comedia fue Jeffrey Tambor ('Transparent', Amazon), confirmando su gran año. Mejor Actriz de Comedia tenía a grandes nominadas que, desde mi punto de vista,  y a excepción de una de ellas (Lily Tomlin), cualquiera podría haber ganado. Finalmente la ganadora fue Julia Louis-Dreyfus ('Veep', HBO), confirmado que la Academia la adora, pues ya es su cuarto Emmy dando vida a Selina Meyer. Cuatro temporadas. Cuatro Emmys. Amy Poehler (no ganó el Emmy, pero se ganó nuestros corazones) despide a su adorable Leslie Knope sin Emmy. Edie Falco también dice adiós a su Jackie Peyton, aunque ella sí se llevó un Emmy por este papel. Lisa Kudrow, salvo que HBO vuelva a recuperar 'The Comeback' en un futuro, despidió a su Valerie Cherish sin premio, pero con todo el amor y cariño de la audiencia. Mejor Actor de Drama fue a parar a manos de Jon Hamm ('Mad Men', AMC), que consiguió su ¡PRIMER! Emmy por su última nominación. Fue bonito que Tina Fey fuese quien le entregó el premio. Jeff Daniels vio como su serie se despedía este año y, aunque no ganó, no olvidemos que dio la campanada hace dos años.


Mejor Actriz de Drama era otra de esas categorías en las que todas las nominadas habían hecho méritos para salir triunfadoras, aunque es cierto que las dos actrices negras nominadas partían con cierta ventaja. Finalmente Viola Davis ('How to Get Away With Murder', ABC) fue la ganadora y se coronó como la primera actriz negra en ganar un Emmy como Mejor Actriz de Drama. Su discurso fue maravilloso, igual que la emoción que llevaba encima Taraji P. Henson. Elisabeth Moss se despedía de la categoría con cero triunfos. Mejor Actor de Serie Limitada fue a parar a manos de Richard Jenkins ('Olive Kitteridge', HBO) y Mejor Actriz de Serie Limitada fue Frances McDormand ('Olive Kitteridge', HBO). Él, nominado al Oscar. Ella, ganadora de un Oscar. A los dos se unió Bill Murray ('Olive Kitteridge', HBO) elegido como Mejor Actor de Reparto de Serie Limitada y nominado también a un Oscar. No me hubiese importado ver ganar a Richard Cabral, o a Finn Wittrock, que fue uno de los grandes aciertos del 'Freak Show' de Ryan Murphy. Murray, por cierto,no acudió a la gala y partía como favorito. Muy feo. Mejor Actriz de Reparto de Serie Limitada fue para Regina King ('American Crime', ABC), que se impuso a las ganadoras del Oscar Kathy Bates o Mo'Nique, o a Sarah Paulson, a la que la Academia no reconoció por su enorme trabajo en 'Asylum' y no espero que vaya a hacerlo en un futuro.


Mejor Actor de Reparto de Comedia fue Tony Hale ('Veep', HBO), que ganaba así su segundo Emmy por dar vida a Gary Walsh. Mejor Actriz de Reparto de Comedia fue para Allison Janney ('Mom', CBS), ganando su segundo Emmy consecutivo en la misma categoría y teniendo ya, en su haber, un total de ¡SIETE! Mejor Actor de Reparto de Drama fue Peter Dinklage ('Juego de Tronos', HBO), haciéndose así con su segunda estatuilla en la categoría y dejando sentado en su butaca al favorito, Jonathan Banks. Mejor Actriz de Reparto en Drama fue en cierto sentido una sorpresa, pues ganó Uzo Aduba ('Orange is the New Black', Netflix) en el año en el que la serie cambiaba de género y Aduba ganaba su segundo Emmy por el mismo personaje, pero en categorías diferentes (el año pasado como Actriz Invitada de Comedia). Los premios de Dirección y Guión en Comedia fueron, respectivamente, para 'Transparent' (Amazon) y 'Veep' (HBO); y en Drama fueron para 'Juego de Tronos' en las dos categorías. Dirección y Guión en Serie Limitada fueron para 'Olive Kitteridge' (HBO).

De este modo, 'Juego de Tronos' se coronó como el drama con mayor número de Emmys recibidos en una misma edición.