jueves, 4 de septiembre de 2014

La navidad de -A


Como viene siendo habitual al terminar Agosto 'Pretty Little Liars' se marcha de parón hasta Enero, aunque para no hacer tan larga la espera nos regalan un capítulo especial entre verano e invierno. Por primera vez, este año estará ambientado en plena Navidad (a partir de Acción de Gracias), un escenario en el que nunca hemos visto a nuestras queridas (y adoradas) zorrupias. 

Pero antes de conocer qué les traerá Santa Klaus, es necesario hacer un repaso a los hechos acontecidos en el decimosegundo capítulo de la temporada: 'Taking this one to the grave'. Si no sabes quién se vuelve a disfrazar de enfermera de Radley, no sigas leyendo. De lo contrario, no te detengas.

Es muy gratuito, pero necesitaba incluirlo
Acción de Gracias. Aria, Hanna y Emily sufren como sólo las zorrupias saben hacer. Están compungidas. Algo gordo ha sucedido en la casa de un vecino. No sabemos de quién. Se habla de sangre. Mucha sangre. Porque en Rosewood sus habitantes son muy we love drama. Spencer falta. Juegan con el espectador para hacerle creer que Miss Hastings está muerta. Angelicos... Las tres amigas reciben el clásico SMS zorrupio (¿por qué no lo reciben a la vez?): "Todo es por vuestra culpa. -A". ¿Que bien, no? Viajamos un poquito en el tiempo (36 horas) y vemos a Ali en el plató de 'Sálvame Deluxe' y a Conchita preparándole el polígrafo. Ah, no, perdonad. Que estamos en la comisaria y un señor random con bigote está explicando a nuestra zorrupia con cara de pan el funcionamiento de la prueba de la verdad. "Cuando dices la verdad usas la memoria. Cuando mientes, la imaginación". El detective Holbrook, que andaba desaparecido (probablemente en el dermatólogo mirándose la verruga de su cara), vigila atentamente. No hay señal de Tanner. Se ve que el presupuesto de la serie sólo da para un detective por episodio. "¿Cuál es tu verdadero nombre?" "Alison Lauren DiLaurentis". Pues oye, guay, qué interesante, ¿no?

mAmÁ vAnderwAAl
Cambiamos de escenario. Por primera vez pisamos la casa de Mona, que es muy europea y está escuchando música en francés y leyendo una novela en la lengua de Baudelaire. Su madre (sí, SU MADRE) aparece para avisarle que tiene visita. Ojito a la madre de Mona que tiene cara de mala venenosa y está dispuesta a ser la nueva aspirante a ser -A. Seguiremos informando. Las zorrupias acuden en su ayuda "porque eres Mona". Mientras su madre aparece con galletas de chocolate (probablemente envenenadas), Mona les pide perdón y se confiesa: "Cogí toda la rabia que tenía con Ali y lo pagué con vosotras. Lo siento". Comienza así la beatificación de Mona Vanderwaal. Las chicas se van, pero Hanna se queda hablando con Mamá Vandwerwaal. "Alison, ¿está empezando otra vez?". Mona escucha escondida y Hanna reniega de la que otrora fue su mejor amiga. Mona sube corriendo a su cuarto y convoca a sus tropas. Pero Mona, la reina del flop, fracasa en su intento, porque para sus soldados es ahora "Crazy Mona" y Ali una santa. Está claro que en Rosewood son lerdos. LERDOS. Lucas, que desde que tiene cuatro pelos en la barba se cree adulto, es el único que apoya a la loca. Perdón, a Mona.

Las zorrupias + 1 se reúnen en el baño del instituto y Mona (la +1) juega a ser Blancanieves bautizando a sus nuevas amigas: inteligente (Spencer), leal (Emily), admirable (?) (Hanna) y compasiva (Aria). Mona se hace la dura al decir que no esperan ser mejores amigas (cómo miente la loca) y avisa que nadie debe saber que les está ayudando. Pero las gemelas random de Rosewood aparecen en el baño (¿nadie les ha dicho que abrir la puerta del water a la vez queda ridículo con 17 años?). ¡Son las nuevas espías de Ali! ¡Las gemelas del mal! ¡Corred, insensatas! Paige aparece para besar a Spencer y decirle que el día que se disfrazó de mujer fue un error. La que también se deja ver es la madre de Mona (que sí, pesada, que quieres ser -A por todo el dolor que le han causado a la loca de tu hija). Sale del despacho del director, a donde es llamada Ali. ¿Ha ido a chivarse o es todo un poquito de paripé? Por cierto, que las nuevas amigas de Ali son súper distintas a las zorrupias.

Aria, Emily, Spencer y Hanna
Mientras Spencer (¿por qué unas están en el instituto y otras en casa? ¿qué coño de horario tienen?) pasea por el pasado y veo fotos de cuando eran "felices", aparece el pavisoso de Toby, disfrazado de policía. ¡Qué gustazo de Academia, que consigues convertirte en agente en tiempo record! Pero lo más bonito es que Toby decidió ser policía, de la noche a la mañana, porque es lo que su novia necesitaba. Menos mal que en ese momento no tenía las cañerías estropeadas porque sino Rosewood tendría nuevo fontanero. Lucas y Mona se infiltran en la comisaria y consiguen acceder al polideluxe de Alison. Ni Ethan Hunt, oye.Emily, Paige, Hanna y Caleb decoran la casa de la hermana pequeña de Nicole Scherzinger porque, como dicen sus tetas "This girl loves Christmas". Las zorrupias + 1 se reúnen para ver los vídeos robados por MoCas y descubren que Ali niega tener nada que ver con el asesinato de Bethany Young, imputando así al enanito inteligente. "Vamos a estar juntas". Tú también, +1. Mientras tanto, Ali y Holbrook se reúnen.

El plan es infiltrarse en Radley. ¿Quiénes? Las dos únicas protagonistas que han sido pacientes: Spencer y Mona. Porque es lo más loco. Metámosles a ellas, que nadie les reconocerá. Caleb y Hanna vigilan desde fuera y Aria sigue jugando a ser instructora de arte para locos. Emily es la encargada de distraer a Ali ("Vi cómo se te erizaba el pelo de la nuca cuando escuchaste mi voz". WE LOVE DRAMA) A la vez que Ali descubre que Emily le ha mentido, Paige ve a las gemelas del mal y SpenOna averiguan que la madre de Alison tuvo un affaire con el padre de Bethany Young, a la que Ali claramente conocía. Es hora de abandonar Radley, justo cuando Toby tiene un accidente de coche. Totalmente gratuito.

Jo, tía, han arrestado a Spencer
Y llegamos a Acción de Gracias. Emily trabaja (jo, tía, ¿cómo es posible?). Paige les confiesa a las zorrupias que ha descubierto que Ali está creando un ejército. Toby está tullido. Y Spencer es arrestada por el asesinato de Bethany Young. Toma drama. Por su parte, Mona está en casa sacando información de las cintas robadas en Radley. Despide a su madre (¡qué beso más cuqui!) y se queda sola en casa. Muy propio. Pero está preocupada. Se le nota en la mirada. Alguien le vigila. Y lo sabe. Llama a Aria para ponerle al día: "Alison atrajo a Bethany a Rosewood. Sabía lo del affaire. Alison le tendió una trampa. Estaba celosa y quería a Bethany muerta. Aría, Alison es 'A' y ahora podemos probarlo". Conclusiones un poco gratuitas porque implicarían que Ali, mientras era enterrada por su madre (que, recordemos, fue cómplice de quien golpease a su hija), golpeó a su vez a Bethany, que iba vestida igual que ella, dejándole inconsciente para que Melissa le encontrase, pensase que era Ali muerta (asesinada por su hermana) y la enterrase viva, siendo la verdadera asesina de Bethany.

Total, que mientras habla en el espejo con Ali, una rubia ataca a Mona. No es Ali. Vamos a ver, señores guionistas, si fuese Ali, ahora que ya nos han hecho sospechar a todos que es -A, nos la mostrarían. Se oye un grito. Hanna, Emily y Aria llegan a la residencia de los Vanderwaal. La puerta está abierta y la casa llena de sangre. Me imagino a Mona corriendo, ensangrentada, por su casa mientras una rubia le persigue con un hacha. Holbrook, muy profesional, antes de dar la noticia a la mdre de Mona, da una rueda de prensa: "Lo consideramos homicidio. Aunque no encontráramos el cuerpo, la cantidad de sangre en la casa indica que las heridas de la víctima fueron letales. Mona Vanderwaal ha sido asesinada". Sin cuerpo que lo demuestre, asesinada. Muy profesional todo. ¡Viva la policía! Las zorrupias (sin Spencer) lloran. Lucas sufre. Ali, en la distancia, sonríe.

-A se acerca a la casa de Emily. Roba el niño Jesús y lo sustituye por la muñeca de Mona. Al niño Jesús lo mete en el maletero, donde está el cadáver de Mona, sometido a un primerísimo plano para dejar claro que la muchacha está muerta. Y para dejar claro que nuestra próxima cita es en Navidad, -A prepara una bola de nieve con la foto de las zorrupias. FIN.

Probablemente el niño Jesús sea el único que la entienda

'Pretty Little Liars' regresará en Navidad con su capítulo especial y luego ya en 2015 podremos disfrutar de la segunda mitad de la temporada. La serie está renovada por dos temporadas más (una de ellas, o las dos, probablemente ambientadas en la universidad, con toda la coba que están dándole al tema). Y aunque adoro la serie por encima de todas las cosas, el zorrupismo tiene que llegar a su final en algún momento. No queda gente en Rosewood de la que sospechar. Salvo que aparezca Dan Humphrey y nos haga salir de dudas.

You now you love me, bitches.

XoXo,
-A