lunes, 29 de septiembre de 2014

El asesinato de Shonda


Lo confieso: he caido rendido a los pies de Shonda (que no es creadora, sino productora ejecutiva de la serie) con el Piloto de 'How to Get Away with Murder'. El suyo es un visionado obligatorio. La ABC decidió esta temporada convertir los jueves en la noche Shonda al emitir tres dramas suyos. 'HTGAWM' es la encargada de cerrar la noche y el día de su estreno congregó a 14 millones de espectadores con un brutal 3.8 en demos. Toda una hazaña teniendo en cuenta que 'Scandal', la serie que le precede, no llegó a los 12 millones.

"Deja que me coloque la peluca"
'Murder' es una serie que incluye en su trama principal varias subtramas que van a alimentarla. Y un amplísimo abanico de personajes que van a dar muchísimo juego. Viola Davis (doblemente nominada al Oscar) interpreta a Annalise Keating, profesora de Derecho Penal en la Faculta de Derecho, abogada y una zorra de cuidado adicta a embutirse en vestidos. Cada año elige a cuatro estudiantes de su clase para que comiencen a trabajar con ella en su bufete. Keating no es una profesora al uso: ella pasa de teorizar, le interesa la práctica y desde el minuto 1 de la primera clase implica a sus alumnos en un caso. Será este caso el que le ayude a elegir a su top 4, además de regalar al mejor de sus alumnos el immunity idol, que le permitirá librarse de algún examen. Y así comienza la competición.

Alfred Enoch da vida a Wes Gibbins, el estudiante que logra ingresar en la Facultad en el último momento y el menos preparado de todos (las marcas de uñas y de mordiscos ¿son relevantes o sólo sirven para dejar claro que el antiguo inquilino del piso era un pervertido sexual?). Jack Falahee es Connor Walsh, el estudiante que logra conseguir la inmunidad y que recurrirá a jugar con su sexualidad para conseguir sus propósitos (juguetón o no, es gay). Aja Naomi King es Michaela Pratt, la que parece ir mejor preparada y la más ambiciosa. Tiene claro su objetivo: quiere ser como Annalise. Karla Souza es Laurel Castillo, tal vez la que ha tenido peor dibujado su perfil. Ella parece que pasa por ahí, así que imagino que iremos sabiendo más conforme avance la serie. Ellos forman el top 4 de Keating, a los que se unirá Asher Millstone (Matt McGorry).

"Yo también quiero ser una zorra embutida"
El caso en torno al cual gira el Piloto sirve, además, para presentarnos a los asistentes de Annalise: Charlie Weber y Liza Weil. Él tiene la costumbre de acostarse con las alumnas de su compañera (y ha puesto sus ojos en Laurel) y ella parece que, o tiene un rollo con el marido de Annalise (Tom Verica) o está obsesionada con él. La que sí tiene un rollo con un detective (Billy Brown) es Annalise, y esta relación sólo la conoce Gibbins, que les interrumpe en pleno cunnilingus (interruptus). ¿Por qué es tan zorra y después de que le pillen con las manos en la masa se comporta tan normal? ¿Acaso quiere que Gibbins se ponga de rodillas? Que esa escena en el baño ha tenido mucho manoseo.

Pero lo importante del Piloto es el asesinato en el que se ven implicados los miembros del top 4. Ha sido todo muy la octava temporada de 'Mujeres Desesperadas' con un poco de 'Sé lo que hicistéis el último verano'. ¡Y me encanta! La diferencia temporal entre el primer día de clase y el del asesinato es de tres meses, por lo que desconozco si la serie irá funcionando a base de flashbacks o si a partir del segundo capítulo nos mantendremos en el presente. Y, además, tenemos la trama de la alumna desaparecida, en la que se ven implicados el marido de Annalise, la vecina de Gibbins (Katie Findlay) y el novio de la chica desaparecida (Lenny Platt), que no sabemos qué relación tiene con la vecina. ¿Quién la ha matado?

¡Viva la noche de San Juan!
Me ha gustado muchísimo el Piloto y se ha convertido en mi estreno preferido de lo poco que llevamos de temporada. Espero que lo visto en este primer capítulo no sea un espejismo y podamos disfrutar de una temporada disfrutable al máximo.