jueves, 1 de diciembre de 2011

Las hermanas que comparten cara


"Ringer" ha supuesto el regreso de Sarah Michelle Gellar a la televisión. Para muchos, volver a ver "Buffy" en acción era razón más que suficiente para ponerse con la serie. Para otros, como es mi caso, que no hemos visto la serie de la cazavampiros, era simple curiosidad. La curiosidad mató al gato, y "Ringer" se ha convertido en el placer culpable de la temporada. Seamos honestos: la serie es mala (y SMG como actriz no vale nada), pero es lo suficientemente mala como para querer seguir viéndola y disfrutarla como el guilty pleasure que es. Y de aquí en adelante, spoilers de los diez primeros capítulos.

Siobhan y Bridget son hermanas gemelas. Pero lo único que las une es el físico, porque no pueden ser más diferentes: mientras la primera ha sabido asegurarse una buena posición casándose con Andrew, la segunda era una stripper drogadicta que estaba en el programa de protección de testigos preparada para testificar contra un malo maloso. Pero una noche, Bridget consigue escapar y van en busca de su hermana. Ahora ya sabemos que Siobhan estuvo detrás, desde el principio, de la visita de su hermana. La "binepagá" de Siobhan utilizó a su hermana para que la suplantara. Y todo ello en la famosísima escena de la lancha y los cromas de mala muerte del Piloto (anda que no disfrutamos viéndola en todos los "previously" de los capítulos). A Bridget no le costó mucho acostumbrarse a la buena vida de su hermana. Tuvo que fingir estar embarazada, aunque luego "perdiese" ese bebé que nunca tuvo (lo que no quita para que Siobhan sí esté embarazada, y no de Tyler, su amante francés, como le ha hecho creer, sino de su amante americano, Henry); ha conseguido encauzar "su" matrimonio con Andrew (y ahora resulta que Bridget se está enamorando de él); ha terminado "su" romance con Henry y se ha hecho amiga de su hijasta, la "whore" de Juliet.

Y mientras tanto, Siobhan en París (Francia, por si a alguien le queda duda), manteniendo encuentros sexuales con Tyler (que luego descubrimos que trabajaba para su marido Andrew). Resulta que Siobhan es la auténtica villana de la función. Aún no está claro cuál es su plan (¿o sí?), pero al final ha terminado cargándose a Charlie, quien se encargaba de vigilar a Bridget y que secuestró a Gemma cuando ésta descubrió que Bridget estaba figiendo ser Siobhan. Y sí, Gemma también está muerta (¿a santo de qué traen de nuevo a Tara Summers para morir, si en el capítulo en el que descubrimos que fue secuestrada contrataron a una pelirroja cualquiera?).


¿Y el resto de personajes? El cansino de Malcolm ya ha conseguido reunirse con Bridget, y se está convirtiendo poco a poco en el héroe de la función (después de haber sufrido su particular martirio). El señor Machado sigue detrás de la investigación de la desaparición de Bridget, y más ahora que ha descubierto que Jimmy, el policía que la vigilaba, es el topo de Bodaway, el malo maloso contra el que debía testificar la susodicha (y ojito, porque Jimmy era compañero de Charlie, que bajo las órdenes de Siobhan hizo que ayudara a Bridget a escapar para reunirse con su hermana). Y Juliet, la hija de Andrew, vive su particular drama. Después de haber dado todo el mal posible, y de flirtear con su profesor, éste termina acostándose con ella contra su voluntad. Así que Juliet, nuestra amiga Juliet, está destrozada. Y sin olvidarme de Olivia, la compañera de Andrew, que va dejando ver que es un poco "la mala a la sombra" y que se mueve por su propio interés.

¿Alguien se acuerda de Sean? Sí, Sean, el niño con el que aparecía Bridget en una foto en el Piloto? Pues parece que los guionistas tampoco. Y ojito con los títulos de los capítulos, que son tremendamente estúpidos. Así que tendremos que esperar hasta el año que viene para continuar esta trama en la que Bridget lo tiene claro: "Tiene que haber algo más". Pues bonita, siéntate y abróchate el cinturón, porque vienen curvas.

2 comentarios:

Sandro dijo...

Yo solo he visto los 3 primeros capítulos de Ringer y a pesar de las criticas malas que ha recibido la serie ha mi me gusto.
No he seguido la serie por falta de tiempo y aunque sé que pronto la veré, también tengo que reconocer que hay cosas que son muy mejorables!
Las gemelas y gemelos tienen el mismo tono de voz?? xD

Besos!!

elclubsilencio dijo...

Me gusta taaaanto Ringer! Yo no soy muy de guilty pleasures (no acabé la primera temporada de Gossip), pero he de reconocer que me ha conquistado. La gente decía que nunca sería de este tipo de serie mala que hay que ver, pero sí lo es, y mucho. Yo le dediqué un post hace poco, y es que he de reconocer que la primera parte de la temporada se ha lucido en cuanto a la dilación de la trama de intriga (lo demás es horrible)... A ver qué tal vuelve de vacaciones de navidad!