miércoles, 21 de diciembre de 2011

Los cinco días de Homeland


El domingo fue una noche muy exitosa para Showtime. No sólo "Dexter" cerraba su sexta temporada, sino que "Homeland", todo un auténtico éxito de público y crítica, terminaba su primer año en antena. Y lo ha hecho con una doble season finale, y después de conocer sus 3 nominaciones en los Globos de Oro: Mejor Serie Dramática, Mejor Actor de Drama (Damian Lewis) y Mejor Actriz de Drama (Claire Danes). Lo tiene difícil en las tres categorías, pero no olvidemos que estamos hablando de los Globos de Oro, y que puede darnos cualquier sorpresa (Danes podría llevarse el gato al agua). Y ahora, si no conoces qué ha ocurrido en los últimos cinco días en los que se ambienta la serie, no sigas leyendo.

Carrie Mathison es bipolar y trabaja para la CIA. Nicholas Brody es un marine que en el año 2003 fue secuestrado estando en Irak, y a lo largo de sus 8 años de cautiverio se convirtió al Islam y fue captado para la causa después de comprobar cómo el Gobierno americano asesinaba a 82 niños y enterraba el asunto en el cajón de sus secretos. Tal ha sido su transformación, que ha estado dispuesto a matar al Vicepresidente de los EEUU y a todos los altos mando reunidos con él. Pero dos hechos han intereferido en su misión: por un lado, una vez dispuesto a hacer volar por los aires a los peces gordos, el chaleco con el que iba a autoinmolarse no le funciona; y por otro lado, en la segunda intentona, una llamada de su hija le hace darse cuenta de que no es un terrorista (Brody, ibas a cometer un acto de terrorismo por mucho que digas que amas a tu país y que juraste defenderlo de sus enemigos). Saul ha sido el cómplice de Carrie desde el principio, aunque al final, cuando más le necesitaba, le ha dado la patada (que no le dejase pasar cuando Carrie es consciente de la razón por la que Brody está en esa reunión hace que mis dudas en torno a este personaje no dejen de crecer). Al final Carrie, siendo consciente de su estado, decide someterse a terapia electrocompulsiva que, entre otros efectos secundarios, tiene la pérdida de memoria a corto plazo. Y justo en ese momento, y tras comunicarle Saul por qué estuvo desaparecido Abu Nazir, Carrie recuerda los gritos de Brody en mitad de la noche durante el fin de semana que pasaron juntos en la cabaña. Una pena, porque esa información se va a perder.


Este thriller conspiranoide de contenido sexual nos ha hecho disfrutar durante 12 semanas de uno de los mejores estrenos de la temporada. Claire Danes ha llegado con una única intención: llevarse todos los premios habidos y por haber. Su Carrie le va a dar muchas alegrías durante los años que la serie esté en antena (¿es una serie que debe ser explotada durante muchos años, o por el contrario debería tener una trayectoria más corta?), y mientras siga teniendo escenas como la del "puto boli verde", tendrá todo nuestro amor. No así Nicholas Brody o Saul. A Brody no he terminado de pillarle el truco, y menos aún después de ver lo fácilmente que cambia de idea: por la mañana está dispuesto a asesinar del Vicepresidente del país que había jurado defender, y horas después se retracta. Puedo aceptar que dude de su cometido, pero después de vendernos a Brody como el marine convertido, no me gusta que en el último momento decida cambiar de juego. Vale, sí, sigue en el bando de Abu Nazir, y su plan continúa intacto, pero no; para matar al que fue su compañero no ha dudado ni un momento. Y en cuanto a Saul, nunca me gustó. Ese aire de sabiduría absoluta, unido al fracaso de su matrimonio y a su reducidísimo fondo de armario, hace que Saul sea un personaje por el que no siento absolutamente nada. Y eso que sigo empeñado en que tiene un doble fondo. Me remito al capítulo del polígrafo, en el que estoy convencido de que lo manipuló. O en la season finale, cuando después de que Carrie le haga partícipe de su teoría, éste se niega a ayudarla. No me extrañaría que viésemos esa otra cara de Saul en la segunda temporada.

Otro acierto ha sido la relación entre Brody y su familia después de estar 8 años separados. Comenzó muy fría, pero poco a poco se fue ganando a su mujer y a sus hijos. Y es Dana, su hija mayor, la que podría haber colaborado a desenmascarar a su padre. Sabe que hay algo raro (se dio cuenta en el capítulo del viaje familiar), y lo ha corroborado después de descubrir que su padre se había convertido al Islam (o con el paquete sospechoso en el que iba su chaleco). Entiendo perfectamente que en la visita de Carrie a casa de los Brody, Dana no le dijese absolutamente nada, pero la llamada que hace a su padre nos deja claro que la niña no se fía.

 
Showtime nos ha regalado uno de los dos mejores estrenos de la temporada 2011/2012 (mérito que comparte con "American Horror Story", por la que siento auténtica fascinación). Nos tocará esperar hasta Septiembre de 2012 para comprobar cómo lleva Brody adelante el plan de Abu Nazir, y si Carrie sigue recordando el nombre de Issa. Probablemente lo haga (o lo vaya haciendo a lo largo de la temporada), pero se enfrentará a una pared en forma de Estes y Saul que no le facilitarán volver al trabajo.

3 comentarios:

satrian dijo...

La hija es la que más secretos está guardando y supongo que será pieza clave.
Esperemos que en la siguiente temporada sigan explorando la relación Carrie-Brody.

fon_lost dijo...

satrian: la hija, cuando sea consciente de en lo que se ha convertido su padre, tiene que empezar a cantar.

Anónimo dijo...

I blog frequently and I seriously appreciate your content.
Your article has truly peaked my interest. I am going to bookmark your blog and keep checking for new details about
once a week. I opted in for your Feed too.

my blog :: free cash advance