martes, 24 de febrero de 2015

¿Quién quiere casarse con mi hijo ficticio?


'¿Quién quiere casarse con mi hijo?' se ha convertido en uno de los programas de éxito de Cuatro en los últimos años. En él, cinco hijos asistidos por sus madres, deben elegir de entre una serie de candidatas a una para convertirla en su pareja. ¿Qué ocurriría si llevásemos el programa al terreno de la ficción y a él se presentasen hijos y madres de series? Este es el cast que formaría parte de su primera temporada.


Jamal y Cookie Lyon ('Empire'). La sensación de la temporada no iba a no estar presente en esta primera temporada. Jamal acaba de salir del armario después de haber triunfado en la música pretendiendo ser heterosexual mientras humillaba al que era su verdadera pareja que, cansado, termina por dejarle. Por eso Cookie, su madre y agente, decide presentarse al casting. Cookie busca para su hijo un chico que le quiera, pero que sea consciente de que va a compartir su vida con una estrella, pudiendo ver mermada su vida como pareja. Cookie no tiene pelos en la lengua, por lo que los aspirantes a conquistar el corazón de su hijo deben estar preparados para todo.


Preston y Porter y Lynette Scavo ('Mujeres Desesperadas'). Lynette está cansada de vivir por y para sus hijos y de tener que estar sacándoles las castañas del fuego continuamente. Por eso no duda en presentarlos al casting, con la intención de encontrarles pareja, una mujer madura que les haga espabilar y que les enseñe a vivir por su cuenta. Los gemelos buscarán una mujer (una para cada uno) que les recuerde a su madre, pues no tienen ninguna intención de abandonar su vida de "cuanto menos hagamos, mejor".


Shane y Nancy Botwin ('Weeds'). Shane es un psicópata. Nancy lo sabe. Y le tiene miedo. Especialmente desde que le vio matar a Pilar Zuazo con un bate de béisbol. Probablemente lo mejor sería encerrarle en alguna institución mental, pero Nancy es incapaz de hacerlo, por eso va a buscar con mucho detalle y cuidado a la mejor mujer con la que Shane pueda compartir su vida. Silas, el hermano mayor de Shane, asesorará a la madre en determinados momentos, aunque será ella la que verdaderamente tomará la decisión final.


Zach y Alicia Florrick ('The Good Wife'). Alicia lo tiene claro: la nuera perfecta tiene que saber disfrutar de una buena copa de vino. Y ser una chica normal, sin traumas ni polémicas a su espalda, pues es lo último que necesitan en casa de los Florrick. Zach no ha tenido mucha suerte hasta el momento, y espera con ganas que su situación cambie. Peter, su padre, se ha opuesto fervientemente a la participación de Zach en el programa, y le ha pedido que por favor le mencione lo menos posible. Por el contrario, sus abuelas están encantadas de dejarse caer por el programa, como estrellas invitadas, dispuestas a convertirse en ídolos de masas.


John Ross y Sue Ellen ('Dallas '). John Ross y su madre se quieren tanto como se odian, aunque tienen claro que la sangre tira y cuando se trata de sacar adelante a la familia se unen como los que más. Bueno, no siempre. Sue Ellen busca a una mujer que saque a su hijo de la mala vida, de los rollos esporádicos y de las mujeres problemáticas (y locas). John Ross, sin embargo, no está convencido de que sea capaz de encontrar a la mujer de su vida: para él esta experiencia le va a servir para conocer mujeres, ampliar su agenda de contactos y pasar un buen rato. No busca nada más. El alcoholismo que arrastra Sue Ellen desde hace décadas promete dar grandísimos momentos.