lunes, 2 de febrero de 2015

Empire is the New Black


'Empire' ha llegado como Thalia: arrasando. FOX ha encontrado en este drama musical un auténtico hitazo cuyas audiencias no han hecho otra cosa que crecer durante sus cuatro primeras semanas en emisión. Se estrenó por debajo de los 10 millones de espectadores y un fortísimo 3.7 en demos. Siete días después subió hasta los 4 puntos en demos superando los 10 millones. En su tercera semana estuvo muy cerca de los 11 millones marcando un 4.3. Su último capítulo emitido se quedó en 4.3 en demos y subió hasta los 11.3 millones de espectadores. Todo un fenómeno. Normal que la cadena no se lo pensase dos veces y la renovase por una segunda temporada.

¿Y quiénes son los responsables de 'Empire'? Lee Daniels (director de, entre otras, 'Precious' y 'El mayordomo' y guionista de 'El chico del periódico', que también dirigió) y Danny Strong (guionista premiado responsable de los guiones de 'Game Change', 'Los juegos del hambre: Sinsajo Parte I y II' o 'El mayordomo'). Como serie musical que es, necesita contar con un experto en la materia, que en este caso es Timbaland (ganador de dos Grammy). En su reparto cuenta con, no sólo un nominado al Oscar, sino tres: Taraji P. Henson, Terrence Howard y Gabourey Sidibe a los que hay que sumar la participación del ganador del Oscar Cuba Gooding Jr. Es como si Lee Daniels se hubiese ido de compras a la búsqueda de negros de Oscar.
"Pero fue la música que se reproducía en mi cabeza la que me mantuvo vivo cuando pensaba que iban a dispararme"
'Empire' cuenta la historia de la familia Lyon, propietaria de la discográfica Empire. Lucious Lyon (Howard) es el padre: una estrella del mundo de la música, íntimo amigo de Barack Obama (fascinante esa conversación telefónica en la que le pide que no le hable mal), violento (recurre a la fuerza para que las cosas se hagan como él quiere) y antiguo camello en las calles de Filadelfia (está muy bien que haga alusión a su pasado cada dos por tres y que lo utilice para acercarse a los niños, como en el funeral de Bunkie). Empire va a salir a bolsa y necesita un nuevo capitán: Lucious está enfermo de ELA y le quedan, aproximadamente, tres años de vida. La única que lo sabe es su pareja. Su sucesor va a ser uno de sus tres hijos. Andre (Trai Byers), bipolar (¿sabe su familia que está enfermo?), sin talento artístico (ha sido siempre la sombra de su padre, del que ha aprendido todo lo que sabe) y casado con Rhonda (Kaitlin Doubleday), el único personaje blanco relevante de la serie y que es una zorra rubia que usa babero para hacer mamadas. Representan la ambición en su máximo grado, razón por la cual saben que si tienen que recurrir al sexo (que lo practican con mucha frecuencia, como bien dice Vernons "Esos dos son como conejos") para conseguir sus objetivos, no va a afectar a su matrimonio (que se lo pregunten al contacto de Andre en el Ayuntamiento).

El mediano de los Lyon es Jamaal (Jussie Smollett), un dramas muy intenso ("Demasiada homofobia en la comunidad negra", "Un mariquita no puede vender discos a la comunidad negra" o ese momento musical a lágrima viva cantando "Todo el mundo tiene un armario") dotado de un especial sentido por la música. Sí, es gay. Y la relación con su padre no podría ser peor ("Va por ahí agitando su banderita gay y gritando que no necesita mi dinero"). Jamaal sale con Michael (Rafael de la Fuente), con el que vivía en un áticazo pagado por su padre hasta que Jamaal le desafía y decide que quiere vivir su sexualidad libremente, salir del armario, aunque eso suponga que papá le corte el grifo. Eso es precisamente lo que le hace tener claro que va a arrebatarle su imperio. Ahora viven en una zona muy chunga pero que a Jamaal le va a venir de lujo para escribir los mejores temas de la historia. El hijo pequeño es Hakeem (Bryshere Gray), el niño de papá al que Lucious quiere convertir en una súper estrella a la que espera exprimir al máximo. Maleducado, aficionado a empinar el codo y a las putas y hortera. Muy hortera. Cuando su madre ingresó en prisión tenía sólo un año, por lo que para él es una desconocida. Su pareja es Camilla (Naomi Campbell, que hace su primera aparición desfilando por el local de los Lyon), con la que lleva saliendo más de un año pero a la que engaña sin dificultad. Su última conquista es Tiana (Serayah), una joven cantante que está en boca de todos y de la que se encapricha (maravilloso ese momento Tiana sentada delante del cuadro de Mariah Carey). ¿Veremos antes un Chris Brown (Hakeem)-Rihanna (Tiana) o un Camilla haciéndose un Naomi Campbell y poniéndose violenta con Tiana? Tiana no es tonta y por muy engañada que esté no va a dejar perder la oportunidad de lanzar su carrera liándose con Hakeem.

Cookie, estrella de la vida
Pero si hay una estrella en la familia Lyon esa es Cookie (Henson), recién salida de prisión después de pasar allí encerrada los últimos 17 años. Cookie es el perfecto ejemplo de negra chunga, violenta (esos escobazos a su hijo Hakeem), deslenguada y maravillosa. Ella es el origen de Empire, pues fueron sus 400.000$ conseguidos gracias a la droga, lo que marcaron el nacimiento de la discográfica. Por eso ahora reclama su puesto en la compañía. Y lo ha conseguido, al encargarse de llevar la carrera de su hijo Jamaal y de Tiana, que abandona a Anika por Cookie. ¿Quién es Anika (Grace Gealey)? La pareja de Lucious, "una zorra que puede rajarte la garganta sin que se le muevan las perlas" y la némesis declarada de Cookie. Maravilloso ese momento "me paseo en bragas por la casa para que Cookie vea lo joven y buena que estoy pero, 'uy, no sabía que teníamos compañía'", "Me echará de la compañía cuando tenga tu edad, excepto que él entonces tendrá 110" o el numerito que montan durante la cena. ¿Cuánto va a tardar en estirarle de alguna de sus numerosísimas pelucas? Lo fascinante de Cookie es ese poder sobrenatural que tiene para ver el futuro. "Eres diferente. Es algo que sólo mamá sabe, pero va a hacerte la vida difícil a veces. Pero quiero que recuerdes que yo siempre estoy contigo" le dijo a su hijo Jamaal en una se sus primeras visitas a prisión. O cuando le avisó a Lucious de que algo iba a salir mal (poco antes de ser detenida). El trato que tiene con los federales le terminará dando más de un quebradero de cabeza.

Cookie, además, es responsable de grandísimas frases. Perlas que suelta en su día a día y que son dignas de mención: "Para ser una reina te empeñas en tener esto patas arriba" (a su hijo Jamaal). "Quiero mostrarte que un maricón puede dirigir esta compañía" (a Lucious). Toda la conversación con el rapero. "Se que a vosotras, las divas, os encanta decorar" (a Jamaal y Michael). Pero Cookie no está sola, tiene aPorsha (Ta'Rhonda Jones) su asistente, con la que forma una peculiar pareja de negras chungas. "Este vídeo se ha vuelto viral". "¿Qué significa viral?". "No lo sé, es lo que han dicho en las noticias". Y luego está Sidibe (que con su peluca homenajea a la Mónica Naranjo de los 90) dando vida a Becky, la secretaria de Lucious y amiga (aka mariliendre) de Jamaal.

"No voy a renunciar a nada. Voy tras su Empire. Voy a arrebatársela"
En la particular batalla desatada ente los tres hermanos para hacerse con el liderazgo de Empire, Andre está siendo el más directo. Apoya en la sombra a su madre (a la que nunca visitó en prisión), siendo así responsable de que ella quisiese encargarse de la carrera de Jamaal y enfrentándose a Lucious y Hakeem por conseguir antes la condición de nueva estrella. Y tiene cierta alianza con su tío Vernon (Malik Yoba), un personaje que hasta el momento no ha dicho mucho pero que ha dejado claro que no quiere perder ni un ápice del control que tiene en Empire. Jamaal y Hakeem no están dispuestos a que sus padres se interpongan en su buena relación, aunque sabemos que esto no durará mucho. Especialmente depsués del cambio de actitud de Jamaal.

Importante en toda la historia es Bunkie (Antoine McKay), primo de Cookie, mano derecha de Lucious y el responsable de que los hermanos Lyon sean hoy quien son. Especialmente Hakeem. El problema de Bunkie son las apuestas: ha perdido mucho dinero y no hace otra cosa mas que pedir a Lucious que, cansado, decide que ya no más. Bunkie comete el error de amenazar a su amigo con hacer público que en el pasado fue un asesino ("No eres más que un gángster idiota"), pues mató a cuatro traficantes. Este error le cuesta la vida. "Nunca dejaré que nada se entremeta en nuestra amistad. Excepto una bala". La muerte de Bunkie está en manos de la policía y el detective Walker (Damon Gupton) sabe que Lucious fue el responsable. A todo esto hay que sumar el enfrentamiento entre Empire y la discográfica de Beretti, ex socio de Lucious y competidor directo que amenaza con indagar en su pasado si Empire sale a Bolsa. Esto hace que Lucious quiera robarle un cliente importante, aunque para ello tenga que lidiar con la Nación del Islam, responsable de la muerte de su padre.

Besito de buenas noches
'Empire' es un culebronazo muy muy negro (y no por el humor precisamente y basta con escuchar a Lucious decir que tiene que ir a "la televisión para blancos") que hará las delicias de los amantes del género y que además cuenta con una sólida banda sonora. ¿Cuánto tardará en dejarse ver Beyoncé?