lunes, 16 de febrero de 2015

Los Huang, una familia de genios


'Fresh Off the Boat' es la nueva comedia de la ABC para midseason. La cadena aprovechó los buenos datos que marcan sus comedias de los miércoles ('The Middle' y 'Modern Family') para estrenar sus dos primeros capítulos tras los nuevos de las citadas comedias. Y la jugada salió bien, con un 2.5 y un 2.4 en demos. Los dos siguientes episodios pasaron a emitirse en martes, su día habitual, y, emitiiéndose seguidos, bajaron hasta un 1.7 y un 1.8.

'FotB' es algo así como la respuesta asiática a 'Black·ish', la comedia que también emite la ABC y que se ha convertido en uno de los éxitos de la temporada. En mi caso no pude ni terminar el Piloto de la serie protagonizada por Anthony Anderson y en cambio la serie basada en el libro 'Fresh off the boat' de Eddie Huang me ha gustado tanto que me he visto los primeros cuatro capítulos del tirón. Huang, además de productor, es el narrador que nos cuenta su historia.

Señoras que no entienden que las blancas salgan a patinar juntas
'Fresh' es la historia de los Huang, una familia taiwanesa que en 1995 se muda de Washington a Orlando para que Louis, el padre (Randall Park, visto en 'Veep', donde dio vida a uno de los rivales de Selina Mayer), deje de trabajar para su cuñado y haga realidad su sueño: llevar su propio negocio. La decisión no le hace ninguna gracia a su mujer Jessica (Constance Wu), que deja atrás su vida tradicional para enfrentarse a lo desconocido. Tampoco está contento con el cambio el hijo mayor, Eddie (Hudson Yang), al que le costará sangre, sudor y lágrimas acoplarse a su nueva vida. En cambio, los hijos pequeños, Emery (Forrest Wheeler) y Evan (Ian Chen) no presentan mayores problemas, se adaptan al cambio y lo aceptan. La madre de Louis (Lucille Soong, a la que vimos en 'Mujeres Desesperadas') les acompañará, como una Huang más.

Voy a dejarlo claro: 'Fresh Off the Boat' es DIVERTIDÍSIMA. Su Piloto es, con diferencia, el mejor piloto para una comedia visto esta temporada. Los tres siguientes capítulos bajan algo el nivel, pero son igualmente maravillosos. Y es que el reparto no puede ser más perfecto, empezando por esa Jessica que es un ser sobrenatural para hacer reír al espectador. Una mujer controladora ("¿Estás diciendo que no escuché un crujido?"), incapaz de hacer amistad con sus blancas y americanas vecinas ("¡Todos vemos la caca!") lideradas por Rachel Cannon, obsesionada por el dinero ("Hazme un favor: encuentra a un vagabundo, pregúntale si el dinero importa y dime qué contestó"),  por convertir a sus hijos en máquinas perfectas ("Seré tu profesora") y que no hace otra cosa que suspirar por su vida pasada (maravilloso que sea incapaz de comprar en un supermercado pero que se desenvolviese a la perfección en el angustioso mercado de la Chinatown de Washington, que le diga a su hijo "Si nos separamos, únete a una familia blanca" o que metiese en su carrito la cesta entera de tacos de muestra que le ofrecen).

Empire power
Eddie es la otra estrella de la serie: un niño taiwanés/americano de 11 años obsesionado con el rap (su entrada acompañado de su abuela para entregarle las notas a su madre es lo más) y que basa su vida en los vídeos de los raperos a los que admira (debería pasarse por 'Empire'). Al igual que a su madre, a Eddie le está costando mucho encontrar amigos en su nuevo colegio, pues o les da asco a sus compañeros con sus almuerzos taiwaneses o se encuentran con niños negros que odian a los niños ("Mi mejor amigo es un hombre de 40 años", ojalá esté hablando de Will Schuester). Está convencido de que se ganará el respeto de los demás niños cuando le vean con una chica, convirtiendo primero a su vecina Honey (Chelsey Crisp), y después a la hijastra de ésta, Nicole (Luna Blaise), que es una negra chunga en un cuerpo de blanca,  en sus objetivos.

Los demás mini Huang también tienen su encanto: Emery se ha convertido en un fucker, mientras que Evan es el nerd de la familia (a su madre le encanta que sea intolerante a la lactosa, entendiéndolo como un rechazo a la cultura americana: "Me hace sentir orgullosa. Buen trabajo, Evan") y el encargado de chivarse a su madre cuando alguno de sus hermanos se porta mal en las clases de aprendizaje de chino (clases de refuerzo que impone Jessica a sus hijos por sacar las mejores notas posibles).

"'Melrose Place' es sobre prostitutas que se odian mutuamente"
Jessica descubre una conexión especial con Honey y encuentra así a su primera nueva mejor amiga. El problema es que Honey es odiada por el resto del vecindario y esa amistad podría alterar los planes de Louis, que pretende dar publicidad a su fracasado restaurante en las fiestas vecinales. Su mejor estrategia de marketing es poner a su mujer a cantar, a pesar de que sus trabajadores (Paul Scheer y Jillian Armenante) son objetivo de las continuas críticas y controles de Miss Huang. Especialmente divertida ha sido la visita de la hermana de Jessica, con la que matiene conversaciones con dobles sentidos y una competencia feroz con respecto al cariño de su madre, y su marido, al que Louis pretende hacer ver que su nueva vida en Orlando en un éxito.

'Fresh Off the Boat' es muy recomendable. Una comedia en la que una familia taiwanesa, liderada por una diosa de la comedia, se ríe de la cultura americana de los 90. Y yo me pregunto, ¿y si a Eddie le hubiese dado vida Albert Tsai?