miércoles, 18 de septiembre de 2013

Nucky es parte de todo

 

HBO estrenó hace dos semanas la cuarta temporada de 'Boardwalk Empire', la serie protagonizada por Steve Buscemi y Kelly MacDonald. Este drama que tiene la Ley Seca como telón de fondo ha sabido evoucionar y avanzar tramas con el paso de los años demostrando que arriesgar (la season finale de su segunda temporada es una buena muestra de ello) no es sinónimo de fracaso. Si por algo se caracterizan los comienzos de temporada de 'BE' es por hacer que el espectador se sienta algo perdido ante sus nuevas tramas. Pero este año la cosa cambia y, a excepción de la trama de uno de sus personajes, está claro lo que sucede en Atlantic City.

Si no has visto ni el 4x01 ni el 4x02, es mejor que no sigas leyendo y que descubras por tus propios medios quién es el nuevo Rosetti.


El año pasado despedimos a Nucky entre el gentío dispuesto a comenzar de cero después de todo lo sucedido con su némesis, el violento y extremadamente peligroso, Gyp Rosetti (que le ha brindado a Bobby Cannavale una nominación en los Emmy como Mejor Actor Secundario de Drama). Nucky le entregó a Chalky el club 'Babette's', reconstruido (recordemos el atentado fallido contra Nucky en el que la que salió mal parada fue Billie) y llamado 'The Onyx Club'. Ahora está centrado en el negocio del alcohol ilegal, con las destilerias extendidas por su territorio y con las fuerzas de la ley a su favor. Pero está sólo (y la aparición de la actriz con aspiraciones de llegar a Broadway se lo dejan muy laro). Al menos tiene a su fiel Eddie (cual Sancho Panza) sigue al pie del cañón al lado de su jefe, al que sigue sirviendo aún habiendo recibido un disparo cuyo destinatario era Nucky. Pero Eddie está cansado y quiere más (a pesar de su pequeño monólogo describiendo a Nucky: "El señor Thompson es parte de todo. Está en el cielo y en el mar. Está en los sueños de los niños cada noche. Es todo lo que ha existido siempre"). Está preparado a dar un paso adelante y convertirse en su mano derecha. En su mano derecha en los negocios dejando atrás su papel de fiel escudero. O siéndolo, pero de otra manera diferente. En cuanto a Margaret, la tenemos totalmente desaparecida. Pero en el momento más inesperado regresará, quién sabe si del brazo de otro hombre.

A pesar de haberse desecho del club (al que por siempre se sentirá atado), Nucky se ve inmerso en los problemas que está sufriendo Chalky. Un asesinato y una testigo huída le están dando más quebraderos de cabeza de los esperados (ay Dunn, alias Pichabrava). Y la aparición del doctor Valentin Narcisse (Jeffrey Wright) no se lo van a poner nada fácil. En su primera aparición, en esa reunión no convocada en el despacho de Chalky ("Veo a un siervo fingiendo ser un rey"), ha quedado claro su papel: sustituir a Rosetti. Y todo lo sucedido al final del capítulo lo ha demostrado (en una trama que va a salpicar al Alcalde, enemigo declarado de Nucky). Señores, hay un nuevo psicópata en la ciudad. Ciudad en la que sigue Gillian, dispuesta a recuperar a su nieto y con ganas de vender su burdel (y su propio cuerpo, heroína mediante). La llegada de Roy Phillips (Ron Livingston) hace que vea cómo se le abren las puertas a una nueva vida. O eso espera ella.


El agente Van Alden se alejó de Atlantic City pero no de los negocios turbios. Pretende ser un hombre normal, con su familia y sus problemas económicos, pero todo va a cambiar, especialmente después de lo sucedido en ese comité demócrata reventado por los hombe de Al Capone. Capone, por cierto, va poco a poco ganando protagonismo y erigiéndose como el mafioso que terminó siendo. El que no sabemos qué planes tiene en su cabecita es Richard. Nuestro héroe de la máscara, después de rescatar a Tommy de las garras de su abuela y darle un hogar, se alejó de Atlantic City con el objetivo de llegar a su hogar, en Chicago. Y por el camino ha matado a una serie de señores. ¿Quiénes eran y por qué lo ha hecho? Sinceramente, ni idea. Al igual que tampoco he entendido la llamada del final del segundo capítulo. ¿Está Emma tan dañada como su hermano?

La novedad de la temporada está en la aparición de la figura de J. Edgar Hoover (interpretado por Eric Larin), como agente del FBI dispuesto a derrocar a Nucky. Para ello contará con la ayuda de Jim, el agente al que Nucky y sus socios tienen huntado, pero que tiene una doble función y va a hundir a Thompson desde dentro.

Soy Hoover, pero no DiCaprio
¿Estará la cuarta temporada de 'Boardwalk Empire' a la altura de sus predecesoras? No lo dudo.

1 comentario:

Dulce Gomez dijo...

Yo creo que ese es el mejor personaje de la serie, por algo es el principal, Buscemi junto con Michael K. Williams para mí que se llevan mucho de la serie, son buenísimos, dan miedo y lástima a la vez, son malos pero te pones de su lado, es una serie muy buena.