viernes, 20 de septiembre de 2013

Martes de comedia

Los martes, en FOX, son cosa de risa. Cuatro comedias emite la cadena, aunque no todas con el mismo resultado. La primera de ellas es 'Dads', cuyo Piloto ha superado los cinco millones y medio de espectadores y ha marcado un poco halagüeño 2.1 en demos. 'Brooklyn Nine-Nine' ha corrido mejor suerte, alcanzando los seis millones y un 2.5. Y luego les ha tocado el turno a dos viejas conocidas: 'New Girl' con el estreno de su tercera temporada se queda por encima de los cinco millones y medio (menos espectadores que 'Dads'), pero sin embargo sube a un fuerte 2.9. Y a continuación, 'The Mindy Project' ha estrenado su segunda temporada con menos de cuatro millones y un "flojo" 1.9 (bajando con respecto a su estreno el año pasado pero mejorando los tristes datos de su despedida).


'Dads' es, en una palabra: TERRIBLE. Esta comedia protagonizada por Seth Green y Giovanni Ribisi ejerciendo de hijos y Peter Riegert y Martin Mull de los padres del título, no hay por dónde cogerla. Green y Ribisi son compañeros de trabajo y amigos de siempre. Green vive sólo (o con la chica que toque en cada momento, y digo chica porque él es tan moderno que no llama novias a quien debiera serlo), mientras que Ribisi vive con su mujer Camilla (Vanessa Lachey) y su padre (Mull). El personaje de Riegert llega a la ciudad para asisitir a la fiesta sorpresa del cumpleaños de su hijo. Bromas racistas ("golpea al puertorriqueño") y gags facilones (vistamos a la china de colegiala o hagamos que a Mull se le caiga la toalla en presencia de su nuera). Tremendo NO esrcrito en la frente.


'New Girl' ha vuelto continuando donde lo dejó: es decir, con Jess y Nick en el coche, después de declararse amor mutuo. Son conscientes de que su relación en el apartamento, junto a Winston y Schmidt, no va a ir a ningún lado, así que desaparecen y, por el poder de Jess, llegan hasta México. Allí juegan a ser los más guais y a gritar continuamente "all in" (otra cosa no, pero a Nick, gritar, se le da de vicio). Mientras, el pobre Schmidt, después de marcarse un Meredith Grey, sigue sin ser capaz de dejar a Cece o a Elizabeth. Las dos le gustan. Y en ausencia de Nick, un Winston loco por los puzzles, se convierte en su mejor amigo y consejero (dando lugar a una genial escena de bragas y calzoncillos con Cece). Al final, todos vuelven al apartamento. Son, en palabras de Jess, una familia, y, como tal, vivirán juntos en paz y armonía. 

'New Girl' no es mi comedia favorita, pero sí que suelo disfrutar de ella cuando nos regala capítulos como este (y eso que la trama en México me ha dado bastante igual). Imagino que tendremos Jess para rato.


'Brooklyn Nine-Nine' fue la sorpresa de la noche, tanto por sus buenos datos como por la serie en sí. Con una dinámica muy 'Parks & Recreation' (con la que comparte productores y guionistas y que deberías estar viendo), esta comedia nos traslada a una comisaria de Brooklyn en la que, a pesar de que sus detectives son un caos, forman un buen equipo y sacan su trabajo adelante. El rey de la función es Peralta (Andy Samberg), un joven detective, tremendamente divertido, que mantiene una apuesta con su compañera Santiago (Melissa Fumero) por ver quién consigue el mayor número de detenciones. Junto a ellos están Charles (Joe Lo Truglio), que está enamorado de la detective Díaz (Stephanie Beatriz), que es un personaje muy April de 'Parks', y el detective Terry Jeffords (Terry Crews), que después de ser padre tiene un miedo terrible a salir herido. Y en la comisaria, ejerciendo de administrativa, la muy genial Gina (Chelsea Peretti). Todos están a las órdenes del Capitán Holt (Andre Braugher). Con un humor muy 'Parks', tardas poco en darte cuenta que te encanta este grupo de locos detectives y de que quieres pasar más rato junto a ellos.


'The Mindy Project' ha vuelto con novedades y con el mismo opening terrible del año pasado (sufre el mal 'Nurse Jackie'). Mindy se fue a Haiti junto a Casey, de donde han vuelto antes de lo previsto y comprometidos. Danny lo retomó con su mujer (Chloë Sevigny) a pesar de no quererle, aunque no han durado mucho más. Y el doctor Reed se ha dado a la comida al aumentar sus responsabilidades en la clínica. Clínica a la que ha llegado el doctor Leotard (James Franco) como sustituto de Mindy. Pero ahora que Mindy ha vuelto con la intención de recuperar su trabajo, sobra un "Dr. L" en la ecuación. El resto de personajes sigue por la clínica: Morgan siendo tan especial como siempre; Betsy y su inocencia; Beverly y su ordinariez y sinceridad ("Yo me masturbo todos los días. Acabo de hacerlo durante esta conversación"); y Tamra sin saber por dónde le da el aire. Confieso que soy más #TeamMindy que #TeamJess.