martes, 24 de septiembre de 2013

Hombres pringados


La comedia protagonizada por hombres es tendencia esta temporada. A la muy mala 'Dads' (FOX) hay que sumarle la, aún más horrible, 'We Are Men' (CBS). Protagonizada por Jerry O'Connell, Kal Penn, Tony Shalhoub y Chris Smith, su Piloto se emitirá el próximo lunes 30 de Septiembre. Pero, a modo de amigo, os daré un consejo: ni os molestéis en echarle un ojo. Dedicad esos 20 minutos a otras labores más provechosas.

¿Qué haces cuando tu novia te abandona en el altar por otro chico que aparece durante vuestra boda? Peor aún, ¿qué haces cuando tu novia te abandona el día de tu boda por un novio que debió tener en el instituto? Porque sí, ese chico que aparece para reventar el día más feliz de tu vida es alguien con quien tu novia debió darse su primer beso cuando aseguras que llevas con ella desde el primer día como universitarios. Este es el punto de partido de esa aberración llamada 'We Are Men'. El novio abandonado es Carter (Smith), lo único aceptable en un Piloto horrible (y no por sus dones como actor o por su vena cómica precisamente). Después de volver a casa de sus padres (¿qué tipo de señor patético lloriquea porque su hijo se ha comido su huevo duro?) y comprobar que necesita dar un giro a su vida, se muda a unos apartamentos para comenzar de cero. Pero es incapaz. 

A pesar de mi mandíbula, soy el guapo de la función

Allí conoce a Stuart (O'Connell), Gil (Penn) y Frank (Shalhoub), tres pringados a los que sus mujeres abandonaron por ser unos auténticos imbéciles. A Stuarte le dejaron sus dos mujeres (seguramente sea el peluquín que luce O'Connell, o ese papel de hombre maduro sexy que tiene cero sex appeal). A Gil su mujer le pilló en la cama con otra teniendo la "peor aventura" (con esa voz es raro que no te hubiese abandonado antes).Y Frank (un viejo verde asqueroso), después de vivir cuatro divorcios, ha decidido buscar "la verdadera felicidad". Patéticos los tres. Entre tanta testosterona tenemos a Abby (Rebecca Breeds), la hija de Frank y de la que, antes o después, terminará enamorado Carter.

Cuatro protagonistas pringados e inmaduros cuyas vidas no te interesan. Una comedia sin ningún tipo de gracia. Un auténtico MEH que sólo merece una palabra: NEXT.