sábado, 21 de septiembre de 2013

La revolución del jinete sin cabeza


Fox ha acertado de lleno con su nueva apuesta para la noche de los lunes. No sólo 'Sleepy Hollow' se ha convertido en el mejor estreno de lo que llevamos de temporada (tampoco es decir mucho, ya que a estas alturas pocos estrenos ha habido), sino que es, además, el que más me ha gustado y convencido. Al igual que a la audiencia americana (superó los diez millones de espectadores con un gran 3.4 en demos), aunque, como bien sabemos, la prueba de fuego está en su segunda semana (sino, que les pregunten a 'Terra Nova'). Los productores y guionistas de series como 'Fringe' o 'Hawaii Five-0' son los responsables de la serie, cuyo Piloto (al igual que sucedió hace dos temporadas con el de 'Hawaii Five-0') ha sido dirigido por Len Wiseman (que también ejerce de productor y guionista).

Y a partir de aquí, review del Piloto. Si todavía no lo has visto, hazlo y luego vuelve.

En 1781 a  la Guerra de Independencia de los Estados Unidos le quedaban todavía dos años para concluir con la firma del Tratado de París. En Hudson Valley (Nueva York) se libra una de las batallas en la que Ichabod Crane (Tom Mison) se enfrenta al hombre de la máscara, el más peligroso de sus enemigos. Después de observar la marca de un arco en la mano del hombre enmascarado es atacado pero, antes de caer, le corta la cabeza a su adversario. Ambos caen al suelo, abatidos. 232 años después, Crane despierta en una cueva. Al salir de ella descubre que no sigue en el mismo sitio que vio por última vez antes de morir.


El sheriff Corbin (Clancy Brown) y la oficial Abbie Mills (Nicole Beharie) están terminando de cenar y discutiendo sobre el destino de Mills, pues la semana que viene abandonará Sleepy Hollow para ingresar en la academia del FBI. Al salir, el Sheriff se despide del reverendo Knapp (Patrick Gorman). La discusión termina cuando reciben una llamada que les obliga a trasladarse a unos establos donde los caballos están excitados, presumiblemente, por el ataque de unos coyotes. Al llegar allí, Mills decubre el cadáver, decapitado, de uno de los vecinos de Sleepy Hollow, cuando oye disparos. Un jinete sin cabeza abandona los establos y Mills se fija en la marca de su mano (un arco) y en el hacha que porta en la otra. Y entonces encuentra el cadáver de Corbin. Decapitado. Y con la herida cauterizada.

Crane es detenido (sin ningún tipo de sorpresa) por el agente Dunn (John Cho). Después de contar su historia, Ichabod es tomado por loco y el Capitán Irving (Orlando Jones) decide que lo mejor es trasladarle a un hospital psiquiátrico. Mills, como la única que cree en la historia de Crane, se ofrece a trasladarle, aunque terminan en la cueva en la que Crane despertó (después de atravesar Sleepy Hollow y reírse de la cantidad de Starbucks por edificio y de cruzarse con el reverendo, al que Crane conoce y asocia con un personaje de su pasado). Una vez en la cueva, y gracias a una Biblia, descubren que el jinete sin cabeza no es otro que uno de los cuatro jinetes del Apocalipsis. La Muerte. Mientras han ido de excursión, el padre Knapp es atacado por el Jinete, del que se defiende con magia y al que le confiesa antes de morir "Nunca te diré dónde está". Milles y Crane aparecen en la escena del crimen y él encuentra la tumba de su mujer.


Después de ingresar a Crane, Mills se cuela en el despacho del fallecido Corbin y encuentra documentos sobre hechos fantásticos acaecidos en el pasado, además de un archivo en el que se incluye lo ocurrido a ella y su hermana cuando eran pequeñas. De camino al casa descubrieron cuatro árboles blancos y a un ser entre ellos. Las tomaron por locas. Y, de hecho, su hermana vive de psiquiátrico en psiquiátrico. Crane recibe la visita de un ave que resulta ser su mujer Katrina (Katia Winter), que le confiesa toda la verdad. "Mi cuerpo nunca fue enterrado en esa tumba. [...] El jinete y tú os vinculásteis, unidos por sangre. [...] Yo no te he despertado. Alguien le ha despertado. Y a ti con él. Ha sido el mismo que controla a los Jinetes ahora. [...] Si el Jinete reclama su cráneo, volverá a su forma completa de nuevo. Tres más le seguirán, y entonces empezará. El Fin. [...] Recuerda, la luz es su debilidad. No puede sobrevivir al amanecer. Las respuestas están en la Biblia de Washington. Eres el Primer Testigo, Ichabod". Y desaparece.

El Agente Dunn va a su casa, donde se encuentra con el Jinete sin cabeza pero armado. "Sé dónde está". La Agente Mills le ha pedido ayuda y refuerzos. Cuando Crane y Mills encuentran el cráneo del Jinete en la tumba de su mujer, son atacados por éste y por Dunn, que le cuenta a Mills parte de la verdad. Amanece y el Jinete escapa. Crane tiene su cráneo en la mano. Mills rechaza ir a Quantico y se queda para investigar todo lo sucedido, esta vez con la bendición de Irving. "Quizás ambos fuimos elegidos" le dice Crane a Mills. Hay un Primer Testigo...¿y si Mills fuese el Segundo? Ambos van a enfrentarse a Dunn, que ha prometido confesarles la verdad. En su celda, Dunn recibe una visita. "Has fracasado". Y muere. La figura escapa por el espejo y va a los cuatro árboles blancos. Mills lo ve. ¿Cuánta gente en Sleepy Hollow conoce la existencia de estos seres fantásticos? ¿Tiene algo que ver Irving? ¿Quién controla a los Jinetes?


Así es como se nos presenta 'Sleepy Hollow', el nuevo drama sobrenatural que promete mantener enganchado al espectador. Si mantiene el nievel del Piloto, podemos encontrarnos ante una de las series nuevas más potentes. Veremos si cumple.