viernes, 29 de enero de 2016

Aspirantes a ser leyendas


Cuando CW tiene un éxito entre las manos se aferra a él y le busca familia. Lo hizo en su momento con 'The Vampire Diaries' y 'The Originals' (que actualmente agonizan en parrilla) y lo ha vuelto a hacer con 'Arrow', que vio nacer a 'The Flash', que a su vez ha hecho lo propio con el último estreno de la cadena: 'DC's Legends of Tomorrow'. Y aunque la audiencia no se cansa de ver más de lo mismo, sí es cierto que 'Legends' ha tenido el peor estreno de las tres: 3'2 millones de espectadores y un 1.2 en demos ('Arrow' reunió 4'14 millones y un 1.3 mientras que 'The Flash' logró 4'8 millones y un fortísimo 1.9).

'Legends' se beneficia de no tener la necesidad de presentar a sus personajes, pues todos son viejos conocidos que se han dejado ver en la serie madre (y la abuela). El único al que hay que prestar especial atención es Rip Hunter (Arthur Darvill; 'Broadchurch', 'Doctor Who'), novedad que trae la serie y que es el artífice de crear este grupo de leyendas. La trama comienza en 2166, presentándonos un Londres (un mundo en general) destruido por Vandal Savage (Casper Crump), "un dictador maligno bendecido con la inmortalidad" que ha conquistado el planeta entero. El Consejo de los Amos del Tiempo desoye a Hunter, que considera que es objetivo prioritario terminar con la vida de Savage, alegando que su misión es proteger la línea temporal, no a la Humanidad. Rip, que es muy de hacer lo que le da la gana, renuncia a su puesto y se busca la vida para cumplir con su deseo de matar a Savage. Y aunque aspira a cambiar la historia en realidad lo que busca es venganza, pues Savage fue responsable de la muerte de su familia.


El plan de Hunter es sencillo: reunir un ejército de seis hombres y dos mujeres dispuestos a ayudarle en esta cruzada. Y para ello necesita viajar en el tiempo, en concreto hasta 2016, para empezar con las contrataciones. Los elegidos, como decía antes, son viejos conocidos: Ray Palmer (Brandon Routh), Sara Lance (Caity Lotz), Martin Stein (Victor Garber), Jefferson Jackson (Franz Drameh), Kendra Saunders (Ciara Renée), Carter Hall (Falk Hentschel), Leonard Snart (Wentworth Miller) y Mick Rory (Dominic Purcell, que es un actor TERRIBLE). Juntos viajarán en el tiempo para eliminar a Savage en una aventura que poco tiene que ver con la épica que Hunter les vende ("no sólo sois considerados héroes...sois leyendas"). Y aunque de primeras todos se muestran reticentes (somos testigo del proceso en el que mastican la información), terminan animándose a unirse a este grupo de élite.

El mayor atractivo de la serie es verles a todos ellos unidos trabajando juntos (aunque tienen sus escenas ridículas/absurdas/innecesarias, como la del bar en 1975) y viajando en el tiempo. Estará bien verles adaptarse al pasado (o al futuro, según toque), labrándose su imagen como, ahora sí, verdaderas leyendas, y no como personas con un "mínimo impacto en la línea temporal". Y con el aliciente de que mientras que ellos persiguen a Vandal Savage, el Consejo de Amos del Tiempo persiguen, a su vez, a Hunter (y, por tanto, a todo el grupo) por haberse revelado contra su decisión. Eso sí, la posibilidad de que Snart se enamore de Sara (la forma en la que la mira en el bar) me sobra completamente. Y es tontería, que sabemos que ella estaría más interesada en Kendra.