lunes, 18 de enero de 2016

Shades of JLo


Jennifer Lopez ha llegado a televisión para quedarse. Lleva en 'American Idol' desde 2010 (se despedirá este año de forma definitiva), en verano Lifetime estrenó aquella tv-movie maravillosa llamada 'Lila & Eve' (co-protagonizada por Viola Davis). Y ahora la NBC ha estrenado un drama policial con ella como protagonista y productora ejecutiva: 'Shades of Blue'. Ryan Seacrest, presentador de 'American Idol', es también productor de la serie. Y aprueba con nota. Se estrenó por encima de los 8 millones y medio de espectadores marcando un fuerte 1.8 en demos, pero en su segunda semana perdió casi dos millones y bajó hasta el 1.3. Habrá que estar atentos a sus futuros datos para comprobar si la pérdida será continuada o si se estabiliza. Barry Levinson (ganador del Oscar al Mejor Director por su labor en la película 'Rain Man') dirige los dos primeros capítulos.

"Siempre quise ser una buena policía, pero no hay una línea recta para lograrlo"

Jennifer Lopez es Harlee Santos, policía de Nueva York y madre (¿duda alguien que el cast a su compañero de rollo sexual, al que da vida Dean Geyer, tuvo como testigo a JLo? porque a esta señora, fantástica ella, le gustan bastante más jovencitos, así, tipo Geyer) de Cristina (Sarah Jeffery, a la que este verano vimos en 'Wayward Pines'), una talentosa joven de 16 años a la que está muy unida. Loman (Dayo Okeniyi, visto en películas como 'Los juegos del hambre', 'Aquí y ahora', 'Más allá del amor' o 'Terminator Génesis') es el policía novato al que pone bajo su protección después de que disparase por error a un camello (y de que ella, como madraza que es, protegiese a una niña). Juntos hacen frente a una investigación de Asuntos Internos de la que salen indemnes pero que hace encender las alarmas en Wozniak (Ray Liotta; 'Uno de los nuestros'), su jefe y con el que Santos mantiene una buenísima relación.


El equipo que lidera Wozniak y del que forman parte Tufo (Hampton Fluker, visto en 'Major Crimes' o en la tv-movie 'Whitney'), Espada (Vincent Laresca; '24', 'Graceland'), Saperstein (Santino Fontana, que esta temporada también está en 'Crazy Ex-Girlfriend') y Tess (Drea de Matteo, la inolvidable Adriana de 'Los Soprano') es implacable y ha sido capaz de hacer disminuir el número de delitos cometidos en su distrito. A costa de ser los más corruptos del lugar, claro: ellos protegen a los lugareños y permiten ciertos delitos a cambio de una cuota. Gran escena la rodada en la cámara frigorífica de un bar cualquiera en el que se reúnen para repartirse el dinero. La vida de Santos se complica sobremanera cuando se cruza en su camino Robert Stahl (Warren Kole; 'Stalker', 'The Following', 'Common Law'), agente del FBI y que trabaja en el grupo de Anticorrupción que quiere tener en Santos a su infiltrado en el grupo de Wozniak. Si gracias a su colaboración consiguen condenar a los policías corruptos, ella logrará inmunidad completa. Stahl contará con la ayuda de la agente Chen (Annie Chang, vista en un capítulo de esa maravilla llamada 'Master of None').

El drama llega así a la vida de Santos y se acentúa especialmente cuando Wozniak recibe un chivatazo (¿de quién?) avisándole de que hay un informante en su equipo. Pero ella es la persona en la que más confía y será su cómplice a la hora de buscar a la rata. ¿O no? La llegada de James Nava (Gino Anthony Pesi; 'Dallas', 'Crónicas vampíricas'), el nuevo asistente fiscal del distrito, removerá el pasado de Santos y pondrá la mosca detrás de la oreja de Wozniak. Aunque para removida, la vida de Tess, cuyo marido la (casi) engaña y ella no se corta un pelo a la hora de plantar cara a la otra.  En el reparto también esta Lolita Davidovich ('True Detective', 'Blood & Oil'), dando vida a la mujer de Wozniak. ¿Cuánto tardará en hacer su aparición Miguel Zepeda, padre de Cristina, maltratador de Santos y que terminó en prisión por culpa de su ex? ¿Cuánto tardará Wozniak en dejarle claro a Santos que lo suyo empieza a oler? ¿Cuánto tardará Santos en acostarse con Nava? ¿A quién sacrificará Santos para evitar que su nombre salga a la luz? ¿Qué habrá pasado para que el Piloto comience con Santos grabándose a sí misma? ¿Está confesando? ¿Se descubre todo el pastel en dos semanas?


'Shades of Blue' no deja de ser un procedimental más pero en el que la trama serializada tiene mayor presencia y continuidad que en otros dramas. JLo, que es un ser maravilloso, no tarda nada en hacerse con Santos, y por mucho que quiera vestirse con ropa masculina y cinco tallas más, todos sabemos (especialmente los personajes masculinos) que está muy buena. Y los discursos que suelta por su boca, tanto a su hija como a su compañero Loman ("Yo tengo una hija. Lo que significa que tú tienes una hija porque esa placa en tu bolsillo nos convierte en familiares y ambos amamos a esa hija") no tienen precio. Si la audiencia le muestra su apoyo, podríamos encontrarnos ante una serie bastante mejor de lo esperado.