viernes, 11 de diciembre de 2015

¡Larga vida a las Chaneles!


El reinado de las scream queens ha llegado (de momento esta temporada) a su fin. FOX emitió los dos últimos capítulos de la primera temporada de 'Scream Queens' esta semana y, como ha venido siendo habitual, la audiencia la ha ignorado vilmente. No terminaré de entender el por qué de este fracaso, pues la publicidad fue abundante y el reparto estaba repleto de caras conocidas lo suficientemente atractivas como para llamar la atención del público joven. Pero no ha tenido suerte Ryan Murphy esta vez, y es que tal vez 'Scream Queens' haya sido su serie más maricona hasta la fecha. Y hay niveles de mamarrachismo no aptos para todos los públicos. ¿Por qué sólo pudimos disfrutar de esos maravillosos créditos en un capítulo?

"Yo tengo ojos en todas partes, perra" (Chanel Oberlin)

En mi caso confieso que la serie me tenía ganado desde el principio (¡ese reparto! ¡esa trama!), por lo que muy mala tenía que ser como para sentirme decepcionado. ¡IMPOSIBLE! No me temblará la mano a la hora de señalar 'Scream Queens' como una de las mejores novedades que nos ha dejado este 2015 que a punto está de echar el cierre. Y es que en estos tiempos de Marvel, superhéroes y adaptaciones televisivas de fenómenos cinematográficos varios no hay nada que valore más que una serie slasher, con sus dosis de mala leche, su hermandad universitaria y un mamarrachismo de fábrica que nunca decepciona. ¡Y todo aderezado con continuas referencias cinéfilas/seriéfilas!


Las KKT se han convertido en mis heroínas de esta temporada, una de las hermandades de la Universidad de Wallace repletita de auténticas hijas de puta perras del infierno, capitaneadas por Chanel Oberlin (¿puedes ser más maravillosa Emma Roberts?), la reina de las KKT, protegidas por Gigi Caldwell (Nasim Pedrad) y supervisadas por la Decana Munsch (una Jamie Lee Curtis que se lo ha pasado teta). En este reparto principalmente femenino (los chicos han ido siempre a rebufo de las chicas y su coeficiente intelectual ha dejado mucho que desear) hemos tenido a Lea Michele (que era la verdadera protagonista de 'Glee') dando vida a Chanel #6/Hester; Abigail Breslin (dejando atrás la adorabilidad mostrada en 'Pequeña Miss Sunshine'), convertida en una señora de Cuenca de 42 años rebautizada como Chanel #5; Billie Lourd (que con sus orejeras ha homenajeado a la princesa Leia a la que dio vida su madre en la saga 'Star Wars' y que ha sido toda una REVELACIÓN), siendo Chanel #3, la princesa de las KKT; la más sosa Skyler Samuels y la desaprovechada Keke Palmer (ha estado prácticamente desaparecida en alguno de los últimos capítulos).

Pero si hay una actriz que ha dado la campanada ha sido Niecy Nash (nominada en la última edición de los Emmy como Mejor Actriz de Reparto en comedia por su papel en 'Getting On'), que ha dado vida a la genial, divertida, absurda y maravillosa Denise Hemphill. El suyo ha sido un papel de auténtica robaescenas a la que, ojalá, hubiésemos podido tener en más capítulos de los que ha aparecido. ¡Larga vida a Shondell Washington! Y aunque los chicos han estado más ausentes, no sería bonito ignorar a ese personajazo al que hay que odiar pero por el que es imposible no sentir atracción (de cualquier tipo): Chad Radwell (Glen Powell). Su papel de líder de los "Pijos Magníficos" le ha dado muchos más minutos que a sus compañeros de hermandad, empezando por que han ido cayendo todos uno a uno (maravilloso momento Backstreet Boys). Pete (Diego Boneta) ha sido el otro personaje masculino con mayor protagonismo, a pesar de ser un chico bastante la nada. Pero ha cumplido. Las colaboraciones de Ariana Grande y Nick Jonas se han quedado en anécdotas, especialmente la de la primera, a pesar de dejarnos uno de esos momentos que han quedado grabados en nuestras retinas: la retransmisión de su muerte por Twitter previa conversación con su asesino.


¿No hay padres en esta serie? El único relevante es Wes (Oliver Hudson), el padre de Grace (Samuels), que tiene un secreto que no se revela hasta el final y que es el responsable del enfrentamiento sexual entre dos personajes. El resto de padres aparecen de forma anecdótica (curiosamente el padre de Chanel es el más mencionado y es el único al que no llegamos a poner cara): Rober Bart, Charisma Carpenter, Julia Duffy, Alan Thicke, Gary GrubbsSteven Culp (dos hombres que fueron esenciales en la vida de Bree Van De Kamp aparecen ejerciendo de padres en 'Scream Queens') o Chad Michael Murray y Patrick Schwarzenegger, que dan vida a los hermanos de Chad (demencial partida al Pictionary la que juegan Chanel y Hester en casa de los Radwell).

¿Y el final? Completamente satisfactorio. Como serie antológica que ha sido, todo lo visto a lo largo de la temporada ha tenido su cierre en el 13er episodio. Un final con un cruel twist para algunos personajes, y de auténtico triunfo para otros. ¿No sería maravilloso encontrarnos a Denise como profesora de Alex Parrish en 'Quantico'? Y aunque me quedo con muchas ganas de más, he disfrutado de principio a fin con 'Scream Queens' (imprescindibles los capítulos 6, 9 y 13). Así que ojalá la FOX permita a Ryan Murphy desarrollar una segunda temporada para la serie, que contará con diferentes personajes y diferente trama. ¿Alguien dijo 'Summer Camp'?