jueves, 26 de noviembre de 2015

Los médicos de Chicago


No hay dos sin tres y en la NBC lo tienen bien claro. Primero fueron los bomberos. Después llegaron los policías. Y ahora es el turno de los médicos. La trilogía de Chicago. Tres series unidas por la ciudad en la que están ambientadas y por los profesionales que las protagonizan. Y, una vez más, todo se reducen a ser "hermanos de". Antonio ('Chicago P.D.') es el hermano de Dawson ('Chicago Fire') y en 'Chicago Med' Will es hermano de Halstead ('Chicago P.D.').

'Chicago Med' ha sido la última en llegar pero la que mejor estreno ha tenido, y es que mientras que los bomberos hicieron su debut marcando un 1.9 en demos con 6'6 millones de espectadores y los policías hicieron lo propio marcando un 2.0 con 8'6 millones, los médicos subieron hasta el 2.2 con también 8'6 millones de espectadores. Aunque es cierto que hay que tener en cuenta que las dos primeras se emitieron tras 'Law & Order: SVU' (con la que comparten público) y los médicos lo hicieron tras 'The Voice', que tiene mayor audiencia que las series, pero con un público más diferente. Sea como fuere, la marca Chicago vende y gusta entre la audiencia.

Jugremos a ser los intensos del hospital
Y la estructura del drama hospitalario es exactamente la misma que la que tienen sus hermanas, con las que lleva cruzándose desde que la temporada pasada se dio luz verde a la serie. ¡Por fin esos personajes en su hábitat natural! Que no digo que no sea simpático ver a personajes de las otras series, pero las visitas semanales creo que son innecesarias, y más teniendo en cuenta que vamos a tener crossovers oficiales. Cada capítulo se centra en varios casos médicos (de momento están a años luz de 'Anatomía de Grey') a la vez que vamos conociendo un poco sobre la vida de los personajes.

Tenemos a Will (Nick Gehlfuss; 'Shameless'), que empieza cayéndome tan mal como en su momento hizo su hermano y es que estoy cansado de verle y del protagonismo que ha recibido en las otras dos series. Parece que va a ser el macho alfa triunfador. April (Yaya DaCosta; 'Ugly Betty') es enfermera y, si no recuerdo mal, estuvo liada con Severide ('Chicago Fire'). De momento está soltera y lleva tanto tiempo sin salir con chicos que la doctora Manning (Torrey DeVitto; 'Pretty Little Liars' ¡SPENCER HASTINGS ES FELIZ!), viuda y embarazada, y Maggie (Marlyne Barrett; 'The Wire', 'Damages') están empeñadas en buscarle un hombre que le haga feliz. ¿Dónde? ¡En Molly's, el bar que tienen Dawson, Otis y Herrmann en 'Chicago Fire'! La doctora Reese (Rachel DiPillo; 'The Gates') es la más joven del hospital y residente, al igual que el doctor Choi (Brian Tee, al que vimos en la adaptación de la película 'Crash' que hace unos años emitió Starz!). Ambos son un tanto impresionables, especialmente ella; y él es más de jugar la carta del personaje intensito.

Spencer Hastings siendo feliz
La voz de la experiencia la ponen el doctor Rhodes (Colin Donnell; 'Arrow'), que acaba de llegar al hospital, donde va a ejercer de jefe de Trauma. Todos desconfían de él (a.k.a le odian) porque parece el médico perfecto. Pero, ¡ah!, no es oro todo lo que reluce y tiene problemas con su padre. Sharon Goodwin (S. Epatha Merkerson; 'Law & Order') es la administradora del hospital y siempre está deambulando por él. Al igual que el doctor Charles (Oliver Platt; 'The Big C'), que es el psiquiatra que atiende a todos los pacientes, a los que va analizando. Lo mismo que hace con sus compañeros. ¡Ojito con la mención a Lorca! Y luego, por supuesto, están todos los personajes de 'Chicago Fire' y de 'Chicago P.D.' que aparecen por el hospital para recordarnos a todos que estamos viendo una serie de la trilogía Chicago, no vaya a ser que no lo tengamos demasiado claro.

'Chicago Med' gustará a todos los que disfrutamos con las otras dos series de Chicago. Es un procedimental médico que se va a hacer con facilidad un hueco entre la audiencia, al ofrecer lo mismo que sus compañeras de ciudad pero trasladándolo a un hospital.