martes, 10 de noviembre de 2015

La mala sangre de Los Culebras


'From Dusk Till Dawn', la única serie original del canal El Rey, llegó hace unas semanas al final de su segunda temporada con la confirmación de que había renovado por una tercera tanda de episodios. Una noticia más que positiva para los seguidores de la serie que nació a rebufo de la película del mismo nombre y que en su segundo año de vida ha desarrollado toda la mitología que se creó en el primero. Como viene siendo habitual, Robert Rodríguez ha vuelto a dirigir un par de capítulos esta temporada (el primero y el último).

Confieso que disfruté la primera temporada, no sólo porque soy fan de la película (de la que vi también sus no tan horribles secuelas), sino porque me gustó que nos contasen muchas de las cosas que en el film no dio tiempo a mostrar y que en la serie encontraron su sitio. Además se abrió un mundo de posibilidades con la mitología que se creó en torno a los Culebras, a sus líderes y a su pasado. Todo ésto lo hemos visto y disfrutado en la segunda temporada, a la que le costó un poco arrancar debido a la separación que vivieron sus dos protagonistas: Seth (entre temporada y temporada DJ Cotrona ha aprovechado para dedicar mucho tiempo al gimnasio) y Richard (que deja atrás a su versión más nerd para convertirse en un hombre de carácter).


Junto a ellos han estado los personajes a los que ya conocimos el año pasado: Santánico (al lado de Richard y dispuesta a vengarse de todos aquellos hombres que abusaron de ella en el pasado), Kate (que empieza dónde le dejamos, junto a Seth, aunque su relación no dura mucho más), Scott (convertido en perrito faldero de Carlos hasta que se hermana se cruza en su camino), Carlos (dispuesto a manipular a quien haga falta para conseguir sus planes) y Freddie (que sigue siendo el personaje que menos me interesa, pero que no deja de jugar un papel relevante en la trama). Además, esta temporada se han dejado ver por la serie Jake Busey (con más protagonismo que en la primera temporada), Esai Morales (el gran villano de la función), Briana Evigan (el interés amoroso de Seth con más secretos de los que parece), Danny Trejo (con un papel muy Danny Trejo), Jeff Fahey (el tío de los Gecko) Alicia Sanz (actriz española que ha aspirado a convertirse en la nueva Santánico) o Demi Lovato (que llega al final pero dejando claro que volveremos a verla en el futuro).

Es cierto que la trama de los primeros capítulo era en cierto sentido algo confusa pero, como he comentado, todo se aclara y mejora cuando Richard y Seth se reencuentran ("Dos Geckos son mejor que uno"). Y es que a pesar de la dispersión de los personajes, a todos les mueve la misma trama: ese pozo de mala sangre que para unos es el mal y para otros la solución a todos sus problemas. Los últimos capítulos, centrados en el restaurante que se convierte en la nueva Teta Enroscada (que ha saltado por los aires) han sido los mejores.

A partir de aquí spoilers de la season finale.


Richard y Seth, cuando trabajan juntos ("El único modo de que sobrevivamos es que estemos juntos"), se comen el mundo. Y aunque Malvado (maravilloso que el villano se llame así, e igual de maravilloso es ese anillo tan Lady Gaga que le ayudaba a despellejar a sus víctimas) le ofrece a Richard convertirse en el nuevo rey, Santánico le hace ver a Seth que su presencia es necesaria. La muerte de Kate (era imposible que el único personaje 100% bueno de la serie fuese a desaparecer) adquiere un nuevo significado con lo que le ocurre al final a su cadáver. ¿Se convertirá Kate en lo que más odia o será algo incluso peor? Freddie parece que se va aunque seguramente, y debido a su papel de Pacificador, regresará para volver a ayudar a los Gecko. Igual que Santánico, que se pone rollo motera y se aleja de los hombres, que le tienen hasta el coño moño. ¿Cuánto va a tardar Seth en abrazar la tentación? ¿Quién es realmente Demi Lovato? ¿Será ella la responsable de la resurrección de Carlos? Me niego a darle por muerto (por muy en pedazos que esté) teniendo en cuenta su transformación tras su paso por el Laberinto (Wilmer Valderrama también ha pasado muchas horas en el gimnasio). Lo que está claro es que sus conversaciones con Carlos dan la sensación de que es un personaje mucho más importante de lo que parece.


El año que viene 'From Dusk till Dawn' regresará con su tercera temporada. ¿Un posible salto en el tiempo para acelerar la trama?