martes, 3 de noviembre de 2015

La primísima


'Supergirl' llegó, vio, venció y se convirtió en el mejor estreno de la temporada con sus casi 13 millones de espectadores y un tremendo 3.1 en demos. Anoche la CBS emitió su segundo episodio, por lo que por la tarde descubriremos si estamos ante el verdadero gran éxito de la temporada ('Blindspot' se ha convertido en un éxito menor del que auguraron sus primeros datos). Greg Berlanti (experto en temas de superhéroes, pues actualmente tiene en pantalla 'Arrow' y 'The Flash' y el año que viene llegará 'Legends of Tomorrow') y Ali Adler ('Chuck', 'Glee', 'Los increíbles Powell') ejercen de productores.

"Mi nombre es Kara Zor-El. Hace 24 años, mi planeta, Kriptón, estaba en peligro. Mi primo, Kal-El, fue enviado a un planeta llamado Tierra por su propia seguridad y protección. La historia que ustedes no conocen es que me enviaron para protegerlo"

'Supergirl' llega a la CBS para aprovecharse del tirón que están teniendo los superhéroes tanto en la pequeña como en la gran pantalla, y es que la prima de Superman también tiene su origen en los cómics de DC. Su historia está ligada a la de Superman, pues ambos abandonaron su planeta a la vez, aunque Kara, 13 años mayor que Kal, lo hizo para protegerle. Las cosas no salieron como pensaban y su llegada a la Tierra se produjo bastante más tarde, con Kal convertido en Superman. Así que, al igual que el hombre de la capa roja, Kara (Melissa Benoist, que fue de lo poco bueno que tuvieron las últimas temporadas 'Glee', y que es un gran acierto de casting, similar al de Grant Gustin en 'The Flash') fue criada por una familia (con aparición de Dean Cain, el Superman de la serie 'Lois y Clark') y ha estado viviendo una vida normal hasta la noche en la que la vida de su hermana (Chyler Leigh, condenada a ejercer siempre de "hermana de") corre peligro. 


Es entonces cuando Kara presenta al mundo a Supergirl, aunque es cierto que el nombre se lo pone su jefa, Cat Grant (Calista Flockhart, que debería ser Natalia Nadal en la versión USA de 'Motivos personales'). Los intereses amorosos de Kara son James Olsen (Mehcad Brooks, 'True Blood', 'Mujeres Desesperadas') y Winn Schott (Jeremy Jordan, 'Smash'), que ejercerán, además, de cómplices (y el primero de enlace con Superman). En el reparto también tenemos a David Harewood ('Homeland', 'Selfie'), que da vida a Hank Henshaw, el jefe de Alex, la hermana de Kara, y líder del DOE (Departamento de Operaciones Extranormales), con el que Kara cooperará; y Laura Benanti (que viene de ser la mejor amiga de Connie Britton en 'Nashville'), que da vida a dos personajes cuya identidad no quiero desvelar para que, los no lectores de los cómics, puedan llevarse la misma sorpresa que yo. 

"La Tierra no tiene a un sólo héroe ahora. Ahora me tiene a mí. Ahora tiene a Supergirl"

'Supergirl' es más 'The Flash' que 'Arrow', lo que se agradece porque precisamente el tono cómico es lo más interesante del primer capítulo. De hecho, no querría abandonar el despacho de Grant y dejaría que National City se fuese al garete. Me gusta el rollo de los villanos liberados de la prisión y toda la historia de venganza que llega desde Kripton. Y me encanta Benoist, su entusiasmo y frescura. 'Supergirl' es bastante ligera y, aunque tiene tramas que ya en el Piloto me han aborrecido (todo lo que tiene que ver con el DOE), podría convertirse en un entretenimiento bastante digno.