miércoles, 4 de marzo de 2015

El asesinato de Lila Stangard


'How to Get Away With Murder', la sensación (negra) de la temporada (hasta que llegó la, todavía más negra, 'Empire'), se despidió la semana pasada con la emisión de su doble season finale. Hubiese sido más útil, y probablemente le hubiese ido mejor en audiencia (quedó por debajo de los nueve millones de espectadores con un fuerte 2.8 en demos), si el último capítulo lo hubiesen emitido de forma individual y precedido por un episodio nuevo de 'Scandal'. Aprovecho para recordar que la coloqué en el TOP5 de Mejores Estrenos de 2014.

El decimoquinto capítulo de la temporada tuvo lo que nos habían prometido: un giro final que nadie esperaba, ya no por conocer la identidad de la persona que asesinó a Lila, sino por lo sucedido con uno de los personajes. Así que estamos satisfechos. ABC emitió una promo tras la emisión del capítulo avisando que el drama regresaría la próximo temporada, lo que confirmó su renovación. 

Para seguir comentando, voy a recurrir al uso de spoilers, por lo que si no has descubierto quién mató a Lila, no sigas leyendo.

Rebecca se hace querer
Wes y Laurel han decidido avanzar en la investigación en torno a Rebecca por su cuenta, lo que les ha hecho mentir a sus compañeros y, por supuesto, a la propia Rebecca. Su conclusión es que Rebecca asesinó a Lila, pero ¿cómo decírselo a Annalise y, de paso, dejar caer que matar a su marido fue un error? A lo largo de los dos capítulos finales hemos ido reconstruyendo las últimas horas de vida de Lila Stangard, aquel 29 de Agosto (cronológicamente cinco meses antes de la trama en tiempo presente). Así somos testigo de cómo Lila acusa a Rebecca de todos sus males ("Desde que te he conocido he empezado a actuar como una loca") y de por qué Rudy, el chico que vivía en el piso de Wes antes de que éste se mudase, se implica con Rebecca y termina en un hospital ingresado.

El que quiere pasarse por el hospital es Oliver, pues quiere que él y Connor se hagan juntos (porque es muy romántico) las pruebas de ETS. Mientras, el caso de Nate sigue avanzando, siendo totalmente manipulado por Annalise, que tiene contactos en todos lados y mueve los hilos para que todo salga como ella quiera, aunque en este caso sea para conseguir que su amante salga de una prisión en la que nunca debió entrar. Por su parte, Asher y Bonnie siguen viéndose a escondidas (¿no es maravilloso que ella no se quite las perlas, que sean probablemente falsas, mientra le come el coño?), disfrutando de su juego, y sin saber que Frank conoce la verdad. La que sí descubre la verdad es Annalise, que acude al piso de Wes para descubrir que los cuatro han secuestrado a Rebecca por miedo a que cuente lo ocurrido la noche en que murió Sam (recordemos que quien le mató fue Wes). Miss Keating, que está un poco hasta el coño de los niños, les pone como tarea que saquen adelante el caso y que lo mejor es llevar a Rebecca a juicio. Fascinante que sea tan exigente ("¿Esta es la mierda de caso que me presentáis?") con alumnos...¡de primero de Derecho a los que apenas vemos en clase!

Mamá Keating
La reconstrucción de las últimas hora de Lila sigue adelante, incorporando a los flashbacks a Sam, pues es hora de que nos hagan pensar que verdaderamente él fue quien la mató. Y mientras Michaela lidiando con la que iba a ser su suegra y dejándole claro que no tiene ninguna intención de volver con su hijo, por mucho que ella asegure que le quiere en su familia, cuando lo que en realidad necesita a una chica dispuesta a casarse con él para que su secreto no salga a la luz. Annalise se pone seria y decide que es hora de que Frank traslade a Rebecca al sótano y de que Wes consiga sacarle toda la verdad. La chica tiene ganas de hablar y cuenta que Rudy terminó así porque le dio una droga potentísima para evitar que fuese a hablar con la policía cuando le vio llegar a casa la noche de la muerte de Lila. Con respecto a por qué iba mojada, un poco pillado por los dedos, dejando claro que esa terraza estaba cotizadísima a altas horas de la madrugada. Wes da la cara por su novia con un discurso muy demagogo, pero convincente.

Y llegamos así a los últimos minutos de la temporada. Decididos ya a presentar a Rebecca como la asesina de Sam ("Sam asesinó a Lila. Entonces Rebecca asesinó a Sam. Y entonces, los que de verdad asesinamos a Sam, testificamos que fue Rebecca la que lo hizo"), todo se complica cuando Annalise, al bajar a hablar con ella, descubre que ha escapado. Alguien le ha dejado salir. Wes llora y sufre porque todos piensan que ha sido él. Mamá Keating convierte a Wes en su hijo (la relación entre estos dos siempre me ha fascinado, porque ella, como buena negra que es, no iba a encariñarse de un blanco) y le dice que lo mejor que puede hacer en este momento es convencerse de que "Sam mató a Lila. Con todo lo que ha pasado, es a versión de la verdad que tiene más sentido y nos dejará avanzar"). Nate llama al abogado que le recomienda Annalise (espero que ese abogado sea alguien interesante, que sino esa parte de la trama no va a importarnos nada).

Los secretos de Annalise Keating
La nueva fiscal se presenta en casa de Asher decidida a descubrir la verdad. Laurel le devuelve a Michaela su anillo; el verdadero. Lo llevaba guardando todo este tiempo para evitar que se fuese de la lengua. Y Oliver le confiesa a Connor que sus resultados salieron positivos. Pero lo importante es seguir recordando la madrugada del 30 de Agosto. Rebecca encuentra el cadáver de Lila en el tanque de agua. Viajamos a una hora antes, cuando Sam le asegura que sólo le quiere a ella y que va a dejar a su mujer. En realidad se va a hacer una llamada. "Necesito que hagas lo que hablamos. Me lo debes". Y así es cómo, por fin, vemos quien estranguló a Lila: Frank. Y vemos escenas suyas a lo largo de la temporada en las que se hace alusión a cuál es su trabajo. ¿Sicario? Con lo que es Frank, ¿cómo no fue capaz de darse cuenta de que se cayó el móvil de Lila?


Volvemos al presente. Después de repetirle hasta la saciedad a Wes que Sam mató a Lila (siendo muy consciente de la falsedad de sus palabras), Annalise baja de nuevo al sótano. Allí está Frank. "¿Fuiste tú?" le pregunta. "No. Annalise, sabes que no soy ese tipo de chico. Además, pensaba que fuiste tú" le contesta. "¿Porque soy ese tipo de chico? Claro que no". "¿Y ahora qué?". La cámara se mueve y graba el cadáver de Rebecca. Sabiendo lo que hizo Frank con Lila, ¿por qué deberíamos pensar que no ha hecho lo propio con Rebecca?


¿Por qué Frank se la debía a Sam? ¿Quién ha matado a Rebecca? ¿Cuánto tardará Asher en meter la pata con la fiscal? ¿Quitará Bonnie esa cara de pan sin sal en algún momento? ¿Quién será el abogado de Nate? ¿A quién mandó Rebecca el mensaje? ¿Cuándo volverá la maravillosa madre de Annalise ("Tu jefa salió de mi 'v' y del 'p' de su padre") junto a su hija? (Cicely Tyson ya tiene el Emmy a Mejor Actriz Invitada de Drama de este año) ¿Y la hermana de Sam? ¿Volverá? ¡Queremos más Marcia Gay Harden! Nos tocará esperar al Otoño para responder a todas estas preguntas. ¿Regresará como serie de temporada corta o cometerán el error de darle temporada completa?