miércoles, 9 de octubre de 2013

Un show sin gracia


La NBC sigue apostando por las comedias para la noche de los jueves. Hace dos semanas tuvo lugar la emisió de los dos primeros capítulos de una de sus novedades: 'The Michael J. Fox Show'. Sí, amigos, su protagonista es Michael J. Fox, productor de la serie y que debería abandonarla y regresar como "special guest star" a 'TheGood Wife'. El Piloto tuvo una audiencia de menos de 7 millones y medio de espectadores con un buen 2.1 en demos. Pero una semana después, y con la emisión de un sólo capítulo, se quedó por debajo de los 6 millones y con un correcto 1.9. Veremos cómo se comporta la audiencia esta semana.

Michael J. Fox es Mike Henry, un famosísimo reportero que sufre Parkinson. Mike está casado con Annie (Betsy Brandt, que deja el drama de 'Breaking Bad') y son padres del pavisoso de Ian (Connor Romero), la adolescente con inquietudes artísticas Eve (Juliette Goglia) y el pequeño sin gracia Graham (Jack Gore). Además tenemos por ahí a la hermana de Mike (Katie Finneran) y a Harris (Wendell Pierce), su compañero de trabajo y supuesto seductor. El día a día de la familia y tramas adolescentes y de trabajo son las que dan cuerpo a esta comedia.


Y no. Esta comedia no es comedia de carcajada. Ni tampoco es de sonrisa cómplice. Esta comedia no tiene nada. En su tercer capítulo quiere jugar a ser 'Modern Family' pero se queda en el intento. Lo que podría ser una serie bienintencionada, con dos secundarios que podrían dar mucho juego, termina siendo una comedia a la que se termina por dejar de prestar atención.