martes, 12 de enero de 2010

True (bizarra) Blood (aka Todo por una groupie)

Estaba avisado. La segunda temporada de True Blood iba a ser mucho más extraña, bizarra y rara que la primera. Y así ha sido. También estaba avisado de que habiéndome encantado su primera temporada la segunda no me decepcionaría. Y así ha sido. Ahora no me extraña que en los People's Choice Awards fuera elegida como la TV Obsession del año. Así que, si quieres ver la serie y aún no lo has hecho, no sigas leyendo.

The Queen, Maryann y Jessica tres buenas (¿o malas?) razones para ver la serie

La llegada de Michelle Forbes ha sido la gran revolución de la temporada, y es que, una mujer tan salvajemente atractiva no podía traer nada nuevo. Si en principio pensaba que era lesbiana, conforme su trama avanzaba estaba claro que, además de loca, la tía era más mala que el demonio. Resulta que es una ménade, una especie de groupie de los dioses que arde en deseos de ver a su dios, que está a punto de llegar a la tierra, para lo cuál necesita un sacrificio (sí, la serie es rara de cojones). Y todo para terminar siendo cogida por un toro y convertirse en una momia. Pero por el camino posee a todo el pueblo, inluídos Tara y Lafayette (incorporación de última hora).

Por su lado, Jason-mira-mi-cuerpo-desnudo-y-sudado Stackhouse empieza la temporada en la Iglesia de la Luz, una secta antivampírica liderada por los Newlin (permitidme decir que ella era genial). Pero tras un encuentro furtivo en la bañera con Sarah Newlin, y un momento sacrifcio vampírico, vuelve a Bon Temps con su hermana y con Bill.

Y no me dejo al trío tralalá: Bill, Sookie y Eric. Eric comienza la temporada con una sesión de peluquería difícil de olvidar, y la termina enloquecido jugando al yahtzee junto a la Reina (Evan Rachel Wood, otro placer para la vista). Entre media ha llorado la muerte de su creador Godric (pobre, qué gran soso) y ha introducido su sangre en el cuerpo de Sookie, para así conectar sus sentimientos (con sueños eróticos incluídos). Bill, el vampiro humanoide, es un buenazo, y lo demuestra en su relación con Jessica (enamorado que me tiene) y Sookie (sí, la elegí como la mayor pedorra de la televisión, pero me gusta). Y todo para terminar secuestrado sabe dios por quién a la espera de una respuesta a su proposición de matrimonio a Sookie (como pareja me gustan, yo apuesto por esta relación, jajaja). Y Sookie, odiada por una gran mayoría, que es la reina del Merlotte's, y que tiene que estar en todas las salsas. A pesar de que cada vez que veo sus dientes pienso "¿habrá intentado meterse un lápiz entre las palas?" me gusta. No es la insoportable que pensaba. Es la heroína del siglo XXI.

En definitiva, una serie para los amantes de lo bizarro, de los vampiros (los momentos "mordidas" tienen su punto, ¿que no?) y de la comedia exagerada. Ya espero con ganas la tercera temporada.

10 comentarios:

Noa dijo...

Vale, te ha gustado, jajaja
Soy incapaz de articular palabra y mucho menos de escribirla... Para gustos, los colores, está claro ;) pero vamos, que esta 2ª temporada ha sido la tomadura de pelo más grande que he visto, el colmo de la absurdez, de la potencialización de lo ridículo y del desaprovechamiento de lo mínimamente necesario/interesante. Poco más.
El circo que están preparando para la 3ª me produce más miedo todavía, ciento y la madre han metido ahí...

Yorch dijo...

"Jason-mira-mi-cuerpo-desnudo-y-sudado Stackhouse" jajajajajaja.

A mí esta temporada me pareció muuuyyy pesada, sin mucha lógica y repetitiva. Espero que la 3ª sea mejor.

satrian dijo...

Una serie de humor bizarro y raro, me río de ella pero no me entretiene, pero como me gusta comentar la jugada la sigo viendo.

Scott dijo...

A mi me gusto mucho la primera, y la segunda me gusto pero me parecio muy chipitifláutica.
PERDÓN! Godric ME ENCANTOO!! Para uno bueno que sale y lo matan. Y el final de la temporada es que ME DA EXACTAMENTE IGUAL, que se muera Bill!
xD

Un telespectador más dijo...

Pues a mi también me encanta, di que si! Es cierto qeu han pecadod e repetitivos y demás, pero yo es una serie que disfruto como la que mas. A ver si vuelve pronto, que la echo de falta xD (que nos darán a nosotros los vampiros! xDD)

Saludos!

David Alonso dijo...

Hola¡¡¡
Acabo de crear un blog en el que hablare de television y me gustaria proponerte un intercambio de links¡¡
La URL es :
http://desdelabarradelbar1.blogspot.com/

Un saludo¡¡¡

Jaina dijo...

Voy a obviar todo lo "heroina del siglo XXI" :P Qué dolor de mujer!!

Me gustó más la primera temporada, en general, pero he de reconocer que las risas que me he echado con la segunda han sido muy grandes. Creo que le cuesta arrancar, hasta el cap 4 no consigue acelerar trama, peor es que a partir de ahi es un no parar de situaciones disparatadas. Esa season finale se supera jaja!

Serieina_Felipe dijo...

A mi la segunda temporada me decepcionó y hasta en determinados momentos se me hizo pesada. En otros me partia de risa pero sin duda alguna me gustó mucho más la primera. Supongo que la tercerá seguirá la estela de la segunda, que ha definido a True Blood como una mezcla de géneros totalmente bizarra y subrrealista.

Lestat6996 dijo...

XD Me ha gustado el análisis. Solo añadir que a mi Godric no me pareció soso en absoluto, creo que ejemplificó perfectamente el cansancio absoluto de vivir que experimentaba.
Gran serie aunque todavía no sepamos la razón exacta XD XD

Moltisanti dijo...

True Blood es como es, y precisamente por ser tan bizarra, gusta. No hay otra serie igual y cada vez que te pones un capítulo no sabes que esperarte de ella. También es verdad que esta segunda temporada abusó mucho de lo raro y pecó un poco en exceso, sobre todo en la finale. De todas maneras, aquí estamos esperando la tercera con sed de sangre fresca...