miércoles, 1 de abril de 2009

We all have secrets

Después de casi 4 meses del final de la tercera temporada de Dexter en EEUU, aproveché que la tenía bajada entera, y me la ví en este paréntesis que tuve con el ordenador. En realidad necesité sólo 4 días para verla, y es que esta temporada ha tenido un algo que no me permitía dejarla. Y es que Miguel Prado, es mucho Miguel Prado. Así que si eres de los pocos que no la ha visto todavía, quieto aquí.

Lo único que había leído por algún blog (no recuerdo en cuál), es que la serie había flojeado con respecto a sus entregas anteriores. Pues yo digo: ¡NO! aunque no soy muy objetivo porque esta serie es junto a Weeds y Mujeres Desesperadas mi trío la-la-la.

También es verdad que era la primera vez que veía la serie en VO, y esto me ha permitido reconciliarme con 2 personajes: el de Rita y el de Deb, cuyos doblajes hacían que sus personajes no me gustaran en absoluto.

Respecto a la trama central de la temporada, me ha parecido algo peligroso e innovador para el protagonista, porque....¿cómo iba a reaccionar nuestro Dexter teniendo enfrente otro Dexter que había perdido el juicio? Y es que cuando uno tiene poder, tiene además el peligro de perturbarse, y eso es lo que le ocurre a Miguel Prado (el "Coño-Man") cuando Dexter le muestra lo fácil que es quitarse de en medio a sus enemigos personales.

Lo único reprochable a esta historia es que con todo lo cuidadoso que ha sido Dexter siempre, y con lo inteligente que es, ¿cómo ha podido un aficionado engañarle? Aunque eso sí, Dex tenía muy claro desde el principio que todos aquellos con los que compartía su secreto, terminaban convirtiéndose en parte del secreto. Secreto que va a tener que empezar a compaginar con su vida de casado y futuro padre. ¿Será su hijo un Dex en potencia, o el motivo por el cual Dexter deje a un lado su parte oscura? ¿Tirará Deb del hilo de la confidente y amante de su padre para encajar las piezas del pasado de Dexter?

Pero una cosa está clara: los secretos, de una forma u otra, terminan saliendo a la luz, y como bien demuestra esa gota de sangre que cierra la temporada, incluso Dexter puede dejar miguitas de pan que conduzcan a su propio final.

7 comentarios:

Un telespectador más dijo...

Me has puesto los dienets muy largos eh, asi que a ver si mi ordenador trabaja como debe esta semana santa y me la veo y te comento, que ya hecho en falta a mi asesino favorito xD

¿Quién será MIguel Prado? xDD

Saludos!

fon_lost dijo...

me alegro. y ya verás lo que disfrutas de la serie. lo bueno de ser los "retrasados" de verla, es que tenemos que esperar menos a su regreso!

dsm dijo...

me fascinó la tercera temporada, y es que después del final de la segunda uno no creía que se mantuviera pero así fue, grandísima serie

Sunne dijo...

Dexter no defrauda, eso lo tengo claro, y los personajes secundarios ayudan a ello en cada temporada,me ha encantado el giro que le dieron a la temporada ahora esperemos que Dexter se convierta en el nuevo Larry y que Debra descubra su secreto..no?

fon_lost dijo...

dsm: la verdad es que la segunda temporada tuvo un final brutal, era dificil de superar, pero esta temporada ha sido grandiosa.

sunne: no defrauda, y esperemos que no lo haga nunca. y sí, aquí los secundarios son grandes. yo por ejemplo me quedo con la china de asuntos internos, que me parecia que iba borracha a todas horas.

dijo...

No está mal Dexter. ya cuando hacía del hermano gay de los Fisher, este actor encandilaba.

dijo...

La publicidad, tomo nota: tema pendiente.

Este es el tipo de blog que ando rastreando.

Invitados quedan a recibir mis guantazos.