martes, 14 de abril de 2015

El oro del capitán Flint


Hay series que, a pesar de no ser pequeñas, hacen poco ruido y generan pocos artículos en la red que hablen de ellas. 'Black Sails' es una de ellas. El drama pirata que emite Starz! (responsable de ese serión llamado 'Boss' o de la saga 'Spartacus') terminó su segunda temporada (que ha contado con 2 capítulos más que la primera) hace unas semanas con la renovación por una tercera tanda de episodios asegurada para el próximo año. Y la noticia no podría ser mejor porque madre mía que grandísima segunda temporada nos ha brindado la serie.

La primera temporada me gustó pero me pareció bastante irregular. Los errores del pasado han sido enmendados y, aunque el primer capítulo de esta segunda temporada no terminó de convencerme, lo que vino después ha hecho que olvide lo que no me satisfizo. Guerras de poder, muertes inesperadas, resurrecciones, revelaciones del pasado, violencia y sangre a raudales y una historia que, nunca mejor dicho, ha sabido llegar a muy buen puerto.

A partir de aquí spoilers de la segunda temporada de 'Black Sails'.


Al igual que lo visto en la última temporada de 'Boardwalk Empire', 'Black Sails' ha querido beneficiarse de los flashbacks para contar la historia de su protagonista y descubrirle al espectador las razones por las cuales James McGraw (un señor respetable, limpio y afeitado) se convirtió en el capitán James Flint. Este método narrativo nos acompañó durante los primeros capítulos de la temporada para luego centrarse exclusivamente en el presente. Gracias a estos flashbacks conocimos a lord Peter Ashe, el padre de la niña que quedó bajo la custodia del capitán Vane después de ese poco sutil cartel: "Hice enojar a Charles Vane". 250.000 libras son las que separan a padre e hija. Ashe es presentado en el pasado de James como un amigo común suyo y de Miranda Barlow, convertido en el tramo final de la temporada en su mejor aliado (o no) para conseguir que su misión termine con el resultado que desean.

¿Esperaba alguien que un pirata resultase ser homosexual? Confieso que la escena de la revelación me dejó bastante alucinado, pues era imposible sospecharlo. Pero es que la traición (ciega, pues hasta que no se reencuentran con él en Charles Town no lo descubren) de lord Ashe y la separación de los amantes son las responsables de la muerte de James McGraw y del nacimiento del capitán James Flint. Ashe, sin saber cuál es la verdadera identidad del capitán Flint, está dispuesto a darle caza y a colgarlo de una soga. El plan de Flint es que gracias a su buena relación con Ashe se consiga la independencia en el gobierno de Nassau aunque vuelva a ser dependiente de la corona. Y para conseguirlo está dispuesto a desaparecer. Lord Ashe exige que Flint cuente todo (affair homosexual incluido) y es entonces cuando Miranda descubre que Peter fue el traidor original: les vendió para conseguir dirigir la colonia de Carolina. Las encendidas declaraciones que hace durante la cena le valen un disparo en la cabeza que termina con su vida.


Con lo que no contaba el capitán Flint es con el cerebro de John Silver, que ha vivido siempre pegado a él y que este año ha dejado claro que va a mirar por sí mismo. Y el oro del Urca está en su punto de mira. La traición del aprendiz hacia el maestro se pone de manifiesto con la mentira de Silver y su plan alternativo para enriquecerse más de lo que en un principio estaba estipulado. Y su plan B tiene cara de mujer: Max.

Max (debo confesar que todos los personajes femeninos de esta serie me fascinan) ha mantenido su estatus de protagonista en la sombra y ha ido expandiendo sus hilos de poder afectando a Rackham y Anne (único personaje femenino al que no puedo ni ver). Los tres han formado un trío (sexual y) profesional que ha resultado ser mucho más lucrativo de lo esperado. Hemos indagado en el pasado de Rackham y Anne, descubriendo por fin las razones que han convertido a Anne en la insoportable e intensísima persona que es hoy. Ese ramalazo violento que le sale de las entrañas parece que le iba a alejar de sus aliados, pero lo que ha hecho ha sido contribuir a su regreso.


Rackham ha vuelto al mar después del episodio vivido con Vane, con tripulación propia y dispuesto a hacerse con el oro del Urca siguiendo las directrices de Max y Silver. Pero ¡ah! no cuentan con la antigua madame del burdel, aliada de Eleanor y que le sigue muy bien la pista a la mujer que le arrebató lo que era suyo. Veremos cómo reacciona Eleanor cuando tenga oportunidad de hacerlo.

Eleanor, por su parte, se ha visto superada por las circunstancias y ha estado continuamente viviendo en una encrucijadada. ¿Flint o Vane? Al menos la relación con su padre se recupera de los baches del pasado con esa declaración de orgullo que muestra hacia su hija. De ahí que cuando descubrimos que Vane lo ha asesinado para evitar que Nassau vuelva a estar sometida al rey la sorpresa sea máxima. Eleanor sufre un revés del que debe recomponerse con rapidez pues Vane ha amenazado con que a su regreso saldará el resto de sus deudas. Aunque para cuando regrese ella ya no estará, pues va camino de Londres para ser juzgada por sus delitos. Todo por obra y gracia de Hornigold y Dufresne. ¿Qué va a ser de ella?


Billy Bones ha sido la sorpresa esta temporada, pues todos le dábamos por muerto cuando le vimos caer al océano desde el barco. Resulta que no estaba muerto, estaba de parranda. Y regresa a Nassau con un plan del que va haciendo partícipes a las personas que le interesan: colaborar en la captura de un fugitivo de la justicia. Y Dufresne es su primer (y en principio único) aliado. Ay, Dufresne, si te odié el año pasado este año me ocurre exactamente igual aunque hayas cambiado de cara. Pero Bones, que mira siempre por el bien común, decide quedar sujeto a un principio muy loable: "Ninguno está a salvo hasta que todos estemos a salvo". Dufresne no se queda quieto, se alía con Hornigold y entregan a Eleanor "la mujer que gobierna un salvaje reino pirata como si fuese un juguete" al capitán del Scarborough a cambio de diez indultos.

En la season finale somos testigo de la alianza entre Billy y el capitán Vane con el único objetivo de rescatar a Flint de la muerte. Flint, que está siendo enjuiciado para terminar colgando de la horca, ve cómo Vane interrumpe el juicio para presentar el diario de la hija de Ashe como prueba para demostrar que Flint no es tan malo como le pintan. "He pensado que si alguien tiene que convertirte en trofeo, ése debería ser yo". Flint escucha su "pacífico" plan de rescate pero tras ver morir a Miranda lo tiene claro: "Que les recordemos que tenían motivos para tener miedo". Charles Town explota por los aires, Flint se venga de Ashe y de quien disparó a Miranda y regresa a su barco junto a Vane para hacer desaparecer "lo que quede" de la ciudad.


Mientras, en el barco, descubrimos la razón por la cual siempre hemos conocido a John Silver con una pata de palo. Cuando su capitán le cuenta que ha sido elegido nuevo contramaestre siente la necesidad de confesar, aunque lo hace a medio gas. El oro del Urca sigue existiendo, Flint fue traicionado y ahora otra tripulación se va a hacer de oro. La venganza de Flint promete ser épica, aunque una vez descubra toda la verdad a Silver más le valdrá echar a correr. Aunque sea apoyado en una muleta. Dufresne y Hornigold también correrán seguramente.

Anne y Rackham, unidos de nuevo y aceptando de muy buena gana que van a ser socios de por vida, ponen rumbo al oro del Urca. Y mientras, Max, tras la desaparición de Eleanor, ya está moviendo fichas para hacerse con su taberna y expandir su poder sobre Nassau a la espera de que le pongan a sus pies el oro español prometido. Aquí le mueve la ambición, pero estoy convencido de que al regreso de la rubia de la que sigue enamorada le devolverá lo que es suyo. Cuando sus amigos regresan tiene clara su respuesta a la pregunta que Rackham le plantea: "¿Te gustaría ver algo brillante?"


Brillante ha sido la segunda temporada de 'Black Sails', que regresará en 2016 para continuar la historia donde la dejó. Flint tiene que recuperar a Eleanor, vengarse de Hornigold y Dufresne y descubrir la verdad en torno al oro del Urca. Y todo sin perder de vista a Vane, con el que parece que se avecina un tiempo de paz. Hasta que estalle la próxima guerra.