miércoles, 19 de marzo de 2014

Vida y obra de Alison DiLaurentis


'Pretty Little Liars' ha llegado al final de su cuarta temporada. La ABC Family emitió anoche la cuarta season finale de la serie y ya promociona su regreso para el mes de Junio con el estreno de su quinta temporada. "A is for Answers" es el título del capítulo y, aunque sabemos cómo se las gastan los guionistas, teníamos esperanzas en desvelar alguno de los misterios planteados a lo largo de sus cuatro temporadas. Evidentemente no hemos puesto cara a -A (aunque, por descarte, queda más o menos claro quién es), pero nos han resuelto dudas y abierto otras. Así que parece que con la quinta temporada haremos un borrón y cuenta nueva centrándonos en lo ocurrido en este último capítulo.

A partir de aquí, spoilers sobre el último capítulo de la cuarta temporada. Si no lo has visto, huye antes de que te entierren vivo/a.

Pero antes de empezar, mostraré mi indignación por la no continuación de la escena ocurrida al final del capítulo 23. ¿Por qué nos hacen escuchar la voz de la madre de Ali para luego hacer como si no hubiese sucedido nada?

Amiguitas, os voy a contar la verdad
Hanna, Emily, Spencer y Aria están esperando para reencontrarse con Ali, esa amiga que, por no acurdir a la policía, fingió su muerte para escapar de alguien que la amenazó claramente con matarla. Y como se trataba de un capítulo especial, por el que han ido desfilando la mayoría de los personajes de los que hemos sospechado, la primera sorpresa ha sido la aparición de Noel, otro de los aliados de Ali. Ali, nena, vamos a ver: ¿a tus amigas no les dices la verdad pero sí al mindundi este? Revisa tus prioridades, querida. Abrazos (¡qué poquita efusividad, leche!) y un frío saludo para Spencer (Ali, ¿por qué evitar el saludo y hacer sufrir a la más lista de tus amigas cuando tú sabes que no te hizo ningún daño?) antes de avisar que, si esta noche no descubren la identidad de -A, desaparecerá de nuevo, pero esta vez para siempre. Mientras las cinco amigas charlan tranquilamente, en la comisaría de Rosewood están trabajando como nunca: los padres de Spencer (Verónica descubre que Ali está viva) están siendo interrogados por separado, CeCe (sin maquillar, para realzar el dramatismo del momento) ha sido delatada y le están pidiendo explicaciones por lo ocurrido con Walden, a Jessica DiLaurentis se le informa de que su hija está viva y, como ex sospechosa que fue, Melissa Hastings regresa para apoyar a su familia.

Y entonces, Ali comienza a relatar el flashback que centra el capítulo. Cansada de las amenazas de -A (que lleva dándole por culo desde el Halloween del año que desapareció), decide irse a pasar un fin de semana junto a Ian, su pareja por aquel entonces, cuando él y Melissa estaban juntos. Desde siempre nos ha quedado claro que Ali era la más zorra de sus amigas. Ian y Melissa discuten y Ali aprovecha para copiar todos los vídeos que el chico tiene en su ordenador. Porque claro, si yo tengo en mi poder vídeos que comprometen a tanta gente, los tengo muy a mano, bien accesibles en el ordenador, sin proteger con contraseña ni nada. Porque yo estoy muy loco. Así somos testigos del zorreo de Jenna con su no hermano Toby, siendo la ciega/ex-ciega/ciega la primera a la que Ali pide explicaciones. Y la primera en caer de su lista de sospechosos. Continuando con su viaje al pasado, Ali recuerda aquella última noche ("fue una noche de locos"), ya que realizó su propio via crucis haciendo estaciones con todos los personajes. Primero con su madre, que le pidió específicamente que no saliese aquella noche y le recordó que "Nunca des la espalda a un Hastings". Como Ali ha hecho siempre lo que le ha dado la gana, ignora a su madre, le roba un bote de pastillas para dormir y se marcha, dejándola hablando con alguien por teléfono a quien le pide que se dé prisa, que está "muy muy preocupada".

"Las ciegas no mandan SMS, zorra. Prepárate a morir"
La siguiente visita la recibe Toby o, mejor dicho, Ali recibe a Toby, que le espera fuera del granero en el que deja drogadas a sus amigas para poder irse a hacer sus cositas de niña loca. Eso sí, antes aprovecha para dejar claro que sabe que Em es lesbiana y le hace un comentario respecto a "lo último de Beyoncé". Detalle: Keegan Allen (Toby) no aparece en el capítulo. Después de tachar a Toby de su lista, Ezra se acerca para hablar con Ali. Vale, a Ezra le eliminamos como sospechoso hace un par de capítulos, pero necesitábamos verles interactuar juntos. Y así vivimos un flashback dentro del flashback. Viajamos a la noche en la que se conocieron, en la que Ali salía de fiesta con CeCe y se moría de envidia porque su amiga era más zorra que ella, que no se comía un colín. Mientras suena 'Paparazzi' de Lady Gaga (que se vea que cuidan todos los detalles para demostrar que estamos en el pasado), Ali comienza a coquetear con Ezra. A ver, Ezra, alma cándida, ¿por qué habrías de creerte todo lo que te dice una chica que, una de las primeras cosas que te dice es "A veces las mentiras son más interesantes que la verdad"? Volviendo al flashback de la noche de la "muerte" de Ali, Ezra se despide de ella confesándole que le gusta mucho, pero que no debería haberle mentido. Too little, too late.

El siguiente paso de Ali es reunirse con Ian en la "roca del beso". Allí descubrimos que nunca tuvieron sexo (a pesar de que nos lo vendiesen en uno de los vídeos vistos en el pasado). Ali vuelve al granero y se encuentra con Spencer, la yonkie a la que las pastillas para dormir no hacen efecto porque ya estaba drogada. Pero, ¡oh, casualidad!, cuando Ali se va del granero Spence está bien dormidita. Se ve que los somníferos le hicieron efecto un minuto. Las "amigas" discuten, Spencer le amenaza con una pala, se tropieza y su bote con pastillas cae al suelo. Ali se pone en modo "amiga preocupada" y le pide que no tome más pastillas "esta noche" y, especialmente, que no las mezcle con alcohol. ¡Gracias por tus consejos de amiga, Ali! De vuelta a la comisaría, CeCe se cruza con la madre de Ali, se miran y sigue su camino. El padre de Spencer y Jessica (recordemos que son los padres de Jason) se saludan y él le pregunta si ha roto el acuerdo. A ella le requiere un policía para hablar mientras él se sienta preocupado. "¿Ella (Spencer) la mató?" pregunta Melissa a su padre.

"Tía, Ali, gracias por el consejo. Te quiero"
Siguiendo con su "noche de locos", Ali se ve con el padre de Aria para decirle que tiene las cintas en las que se le ve con la estudiante y nos deja claro que nunca sospechó de él. Vuelve al granero, ve a Spencer durmiendo (la muchacha regresó allí en vez de a su casa y, ¡sorpresa! se puso a dormir) y regresa a su casa. Su madre le ve desde la ventana y, de repente, recibe un golpe en la cabeza. Sí, Jessica lo vio todo. Sabe quién golpeó a su hija y se calló. Como una puta. Es más, dio por muerta a su hija (¿la dio por muerta o sabía que estaba viva?) y la enterró (¡cómo llora Sasha Pieterse!). Fue la señora Grunwald (aquella vieja que quería ser Geraldine Chaplin y que estaba en Ravenswood) la que la sacó de allí (claro, yo voy por la calle desenterrando a gente) y la llevó a un hospital. Pero Ali es tan inquieta que escapó y se puso a caminar, en mitad de la noche, sola por la carretera. Porque ir a la policía es de locos. O avisar a sus amigas una tontería. ¡Claro! Total, que Mona pasa por allí con su coche (casualidades de la vida) y se registran en un motel (el famoso motel). Que me expliquen cómo, dos menores de edad, no tienen problemas para registrarse en un motel (les hubiese mandado yo al 'Bates Motel'). Y lo hacen bajo el nombre de Vivian Darkbloom. Mona, que era la más loser del lugar, es la que le da la idea: "Deja que -A crea que estás muerta". Mientras Ali duerme, Mona peina a su muñeca Ali. ¡Loca! Antes de irse en coche (¿de dónde ha salido?) le da un par de consejos de amiga (maquíllate, cambia de look). Así es cómo Ali desaparece y Mona se sale con la suya.

En la comisaria Melissa habla con su padre y le hace ver que sabe que Spencer no mató a nadie (¿para qué le pregunta entonces si Spencer ha matado a Ali?). Y se lo demuestra contándole un secreto. Por supuesto, nosotros no escuchamos sus palabras. ¿Qué coño le habrá dicho? De vuelta a la reunión de amigas, Ali confiesa que siempre que pudo les ayudó. "Intenté ir un paso por delante de -A, e hice todo lo que pude por protegeros". Fue ella la que empujó a Ian en el campanario. La historia se interrumpe cuando alguien las espía desde fuera del restaurante (Ali se escondía allí y vigilaba el local para el dueño cuando éste no estaba, un señor que no reconoció a Ali). Claro, niñas, poneos bien cerca del cristal para que se os vea. El cristal se rompe y alguien les apunta con un arma. Apunta pero no dispara porque, como viene siendo habitual, los personajes de 'Pretty Little Liars' son todos unos inútiles.

No es Melissa, es un señor con peluca
Las cinco escapan por la escalera de incendios y suben a lo más alto del edificio. De repenta aparece Ezra (¿hola?) y la persona que les perseguía hace su aparición por otra puerta. "Mira, sé quién eres y la policía está de camino" (¿verdad o mentira?). ¿-A? dispara, Ezra salta sobre él/ella y pierde su arma. Hanna la coge y todas le gritan que se quite la máscara. Pero ¿-A? salta y escapa. ¡Claro! Así les queda claro que la madre de Ali no puede ser -A. O sí, que bien podría ser algún esclavo al que -A manda a hacer el trabajo sucio. Aria se reúne con Ezra y descubre que ha recibido un disparo. Todas lloran. Todas gritan pidiendo ayuda. Volvemos a Rosewood. Alguien (¿-A? ¿la misma persona que escapa de las chicas? ¿otro esclavo de -A?) carga con el cuerpo de Jessica DiLaurentis. ¿Viva o muerta? Sea como sea, la entierran. Imagino que la mujer estará viva y así se recrea lo ocurrido con su hija en el pasado. FIN.

Después de eliminar de la lista de sospechosos a todos los candidatos, nos quedamos con uno: Jason DiLaurentis. Jason tuvo problemas con las drogas en el pasado y podría ser la razón por la que su madre ocultó lo ocurrido aquella noche. Otra opción: el padre de Ali, al que creo que nunca se le ha nombrado. ¿Existe ese señor? Más preguntas: ¿quién está enterrado/a en lugar de Ali? ¿quién mató a quien sea que está enterrado/a? ¿va a morir Ezra? ¿sabe de verdad quién es -A? ¿saben los guionistas quién es -A? En Junio pondremos (o no) respuesta a todas estas preguntas.

"Se cierra el cículo, señora que hizo que Tom Scavo dejase a Lynette. Karma is a bitch. Con cariño, -A"

1 comentario:

Dro López dijo...

Lo que me he podido reír con tu repaso del episodio... enhorabuena, me ha encantado XD

Para disfrutar Pretty Little Liars hay que asumir que sus personajes son inútiles todos. Sin embargo, lo cierto es que la serie tiene grandes puntazos. Es una mamarrachada bien hecha, creo que por eso sigo enganchado cuatro temporadas de mamarrachez después. Otras de corte "teen" las tuve que abandonar a mitad porque me aburrían, no me aportaban nada, como Teen Wolf.

De Pretty Little Liars me gusta que, dentro de lo que cabe, no se toma muy en serio a sí misma, es amena y entretenida, y ellas son encantadoras. La verdad es que ni guilty pleasure ni leches: yo me lo paso muy bien con estas chiquillas.


Saludos.