miércoles, 14 de diciembre de 2016

La familia del demonio


'Lucifer' fue una de las novedades sorpresa de la pasada temporada. Y no precisamente porque lo petase en audiencia, sino porque resultó ser un gran procedimental, con buenos personajes repletos de química, y, además, con una buena trama serializada centrada en su protagonista masculino. Tal ha sido el éxito de la serie que si su primera tanda de capítulos tuvo un total de 13, la segunda va a estar compuesta de 22 (temporada completa). De momento en EEUU la serie se encuentra en pleno parón navideño y regresará a la parrilla televisiva el próximo 16 de enero.

En esta segunda temporada el protagonismo ha recaído sobre la familia de Lucifer. Y es que, tan de moda están los reencuentros televisivos, que en 'Lucifer' han decidido que es hora de que se produzca un reencuentro familiar entre Lucifer, sus hermanos, y sus padres. Lucifer y Amenadiel ya se tienen muy vistos, por eso la llegada de su madre (Tricia Helfer; 'Battlestar Galactica') ha sido un revulsivo que no ha podido sentarle mejor a la serie. Dejando a un lado cómo se ha ido incorporando Charlotte (el cuerpo poseído por la madre) a la vida humana, con grandes momentos cómicos junto a Lucifer, el suyo es un personaje con mil caras y versiones, lo que le hacen ganar muchos puntos de interés. Es mala como ella sola y está dispuesta a manipular a su antojo a todo el que haga falta para sacar adelante su plan.


La reunión familiar alcanzó su máximo cuando Uriel (Michael Imperioli, eterno Moltisanti en 'Los Soprano'), otro de los muchos hermanos de Lucifer, apareció para acabar con la paz entre hermanos. Su verdadero plan terminó saliendo a la luz provocando el peor de los resultados, lo que fue verdaderamente positivo porque llevó a Lucifer a mostrar su verdadero rostro a Linda ("He tenido sexo con el diablo"). No ha sido éste el único drama que ha afectado a la familia, pues Amenadiel está viendo cómo sus poderes le abandonan, siendo desplumado como una gallina a punto de ser carne de caldo. Un Amenadiel en crisis y cansado de su padre ("Ya he acabado de intentar complacer a alguien que ni siquiera está aquí") es el aliado perfecto para Charlotte.

Pero no sólo la familia de Lucifer se ha visto salpicada por el drama esta temporada. Dan le ha pedido a Chloe el divorcio de forma oficial y a Decker le visitó el pasado cuando el asesino de su padre fue liberado de prisión, lo que sacó a la luz más secretos de los debidos. ¡Qué bien funcionó esta trama juntado a Lucifer à la Dan junto al propio Dan! ¿Es Trixie una de las niñas más cuquis de la televisión actual? ¡Necesito muchas más escenas de ella junto a Maze o abrazando a Lucifer! Por eso celebro mucho que Maze (ya con trabajo oficial y autoerigida como protectora de Chloe) se haya mudado a casa de Chloe con todo lo que eso supone. ¡Ojalá esto nos regale más noches de chicas junto a Linda y Ella (Aimee Garcia; 'Dexter')!


Todo lo que gira en trama al plan de Charlotte está funcionando a la perfección, y le está saliendo a pedir de boca porque está siendo capaz de superar todos los obstáculos que le pone Lucifer, que es más consciente que nunca de que desde que está en la Tierra es más feliz que antes. A esta situación hay que unir el reciente descubrimiento que ha hecho Amenadiel con respecto al pasado de Chloe: ella fue puesta por Dios en la Tierra a través de Amenadiel, que convencido por su madre, ha descubierto que Decker es la clave para recuperar sus poderes. Aunque si hay algo que funciona de forma espectacular es la relación entre Lucifer y Chloe. Que Chloe consiguiese evitar el derribo del Lux ("los amigos se ayudan los unos a los otros") unido a las palabras que se dedicaron durante el juicio ("Ella...es realmente buena", "Lucifer es el mejor compañero que jamás he tenido"), junto a los sentimientos que está desarrollando Lucifer, nos lleva a un único destino posible: una relación amorosa.

¿Veremos en enero el beso del que se nos privó en la cita fracasada? ¿Se atreverán los guionistas a dar el paso o lo retrasarán de algún modo? Cualquiera de las alternativas (convertirles o no en pareja) quedaría perfectamente en la serie, aunque las consecuencias serían diferentes, lo que hace que el regreso de 'Lucifer' se vuelva de lo más interesante.