martes, 27 de diciembre de 2016

El hospital de las Chanel


'Scream Queens' fue mi serie revelación de 2015, la comedia que el pasado año me lo dio todo. ¡TODO! Por eso esperaba el estreno de su segunda temporada como agua de mayo. Y aunque me lo he pasado muy bien porque la esencia chanel no se ha perdido, es cierto que la temporada ha estado por debajo de lo esperado. La historia ha sido prácticamente la misma que vimos el año pasado, pero cambiando al Diablo Rojo por el Infame Verde, y el campus universitario por el hospital. En este temporada, por cierto, Jamie Lee Curtis se ha animado a dirigir un capítulo.

Nos hemos vuelto a encontrar con la mayoría de personajes protagonistas que estuvieron en la primera temporada, a los que se han incorporado nuevos que han ayudado a dejar claro que estábamos ante tramas diferentes. Al igual que sucedió el año pasado, éste la historia comienza recordando un hecho ocurrido en el pasado: durante la noche de Halloween de 1985, el personaje interpretado por Jerry O'Connell, un doctor disfrazado de Infame Verde, deja morir al novio/marido de Trilby Glover, embarazada, deshaciéndose de su cadáver en un pantano anexo al hospital. Este hospital cae en desgracia y es comprado por la Decana Munsch, que contrata a un par de doctores (Taylor Lautner, John Stamos), una jefa de enfermeras (Kirstie Alley), a las Chanel y a Zayday. Y así comienzan los nuevos asesinatos. "No, no llaméis a la policía, son imbéciles".


Así se va desarrollando la trama en la que el Infame Verde (los Infames Verdes) empiezan a asesinar a todo el mundo menos a las Chanel, cuya dinámica sigue siendo la misma: Chanel Oberlin es la reina del universo, Chanel #3 la princesa, y Chanel #5 el bufón del que todo el mundo se ríe. Cuando algo funciona, ¿para qué cambiarlo? ¿Y cómo acaban las tres trabajando en el Hospital CURE si terminaron la temporada pasada ingresadas? Gracias al documental de Netflix 'Entrap a Kappa Kappa: Murder on Sorority Row', que les convirtió en una obsesión nacional, razón por la que Munsch les fichó para lo suyo. El doctor Brock Holt (Stamos), que tiene la mano de un asesino y cuya carta de presentación no puede ser pero ("A veces me gusta escoger pacientes al azar, sin saber qué enfermedad tienen, y empezar a cortar. Descubrirlo según avanzo") se convierte en la obsesión sexual de Chanel Oberlin, y el doctor Cassidy Cascade (Lautner) en el novio de Chanel #3.

Otro personaje que, afortunadamente, repite, es Denise Hemphill ("Es la hostia de bueno que tengas a la mejor de Quantico llevando el caso"), que aparece para investigar los asesinatos combinando los conocimientos adquiridos en Quantico y viendo la serie 'Quantico'. Junto a Denise vemos volver también a Chad Radwell, y aunque su presencia no es todo lo extensa que nos gustaría, deja un par de escenas (especialmente en la ducha) que hacen que no le olvidemos. Y el tercer regreso es el de Hester Ulrich, a quien las Chanel, Zayday, Munsch y Denise acuden para que les ayude a resolver los asesinatos. No ha sido este el año de Lea Michele, que ha estado perdida e insoportable, no siendo hasta el final cuando su personaje ha tenido relevancia de verdad. En realidad, la investigación de los asesinatos (llevada realmente a cabo por Zayday y el personaje al que ha dado vida James Earl) ha sido lo de menos, pues avanzaba más mostrándonosla a través de los propios asesinos que de los investigadores.


La muerte de Chad (maravillosa Chanel vestida de Jackie Kennedy) el mismo día que iba a casarse con Chanel revoluciona la trama y saca a relucir su pequeña afición a disfrazarse homenajeando películas junto a Denise, igual que su relación con Munsch. Chaneloween vuelve a tener presencia esta temporada, aunque con un ligero cambio: "Bien, en vez de usar a mis feísimas fans como peones de una cínica estratagema para reforzar mi popularidad en las redes sociales, haciendo que parezca que me gustan, voy a usar este Chaneloween para enviar a mi multitud de admiradoras de pueblo feuchas regalos tan escandalosos y repugnantes que no podrán olvidar el hecho de que las odio enérgicamente y que paso cada día de mi vida intentando evitar convertirme...en ellas". La fiesta de disfraces es un puntazo, con Ivanka e Ivana Trump, la Khaleesi, el guión de 'Batman vs Superman' y los Hamilton invitados.

El (sufrido) asesinato de Denise hace aparecer la cámara criogénica secreta que Munsch tiene preparada por si su enfermedad se la lleva antes de tiempo. Chanel decide que es hora de aumentar el número de chaneles de sus filas para que sean ellas las asesinadas aumentando así el número de muertes. Fue entonces cuando descubrimos la agenda oculta de la enfermera Hoffel (Alley), dispuesta a vengar la muerte de su hermana Agatha, a quien Chanel frió su cara hace dos años con aceite. A partir de entonces la identidad de los asesinos sale a la luz: Cassidy, guiado por su madre, dispuesta a vengar la muerte de su marido asesinado gente para que cierren el hospital; Hoffel, para vengar a su hermana; y la aparición sorpresa de Wes, que viene para vengar la bipolaridad sufrida por su hija Grace tras su paso por la hermandad KKT.


La historia termina con la muerte de Wes a manos de Hoffel y Cassidy y el inesperado flechazo entre el nuevo Brock (que acaba de descubrir que tiene instintos asesinos) y Hester: "(...) dejaré que me ataques por detrás. Aunque haya comido mucho y no esté segura de lo que te puedas encontrar ahí". Munsch descubre que lo que en realidad sufre es deshidratación y después de confesar que ella y Cassidy son los asesinos, Hoffel mata a su compañero y acaba muriendo en unas arenas movedizas. Pero lo más importante es el regreso de Denise: "¡He vuelto, zorras! Estoy bien". Zayday y Chanel #5 se quedan con el hospital, Munsch se convierte en terapeuta sexual, Hester y Brock huyen a Isla Sangre para saciar sus ansias de matar, y Chanel y Chanel #3 terminan convertidas en doctoras de televisión, heredando el papel de Brooke Shields. ¿Quién ha hecho resucitar el espíritu del del Diablo Rojo?

Así es cómo se despide 'Scream Queens', con un bajón en cuanto a calidad, pero no en cuanto a contenido mamarracho, absurdo, loco y retorcido. Con el tremendo fracaso de audiencia que ha resultado esta temporada, es imposible que FOX sea capaz de renovarla por una tercera temporada. Así que no conoceremos quién se esconde debajo de la máscara del Diablo Rojo ni por qué decide actuar ahora. ¿Es Chanel #5 dispuesta a vengarse por todo lo sufrido?