miércoles, 20 de mayo de 2015

Secretaria Leoni


'Madam Secretary' ha sido uno de los mejores dramas estrenados en la temporada 2014/2015. Estrenada a finales de Septiembre ante más de 14 millones de espectadores (1.9 en demos), la serie producida y protagonizada por Téa Leoni despidió su primera temporada por debajo de los 10 millones y marcando un flojo 1.0 en demos. La CBS anunció su renovación hace semanas.

Este procedimental político se ha centrado cada semana en uno o dos casos a los que se debe enfrentar la Secretaria de Estado de los EEUU junto a su equipo, sin dejar de lado esa trama más serializada: la conspiración (¿POTUS asesinado a su Secretario de Estado?). Y es que, no lo olvidemos, si Elizabeth McCord se convierte en Madam Secretary es porque el anterior Secretario de Estado murió en un accidente de avión. Este hecho, además de darle un nuevo trabajo y cambiar su vida y la de su familia, sitúa a Elizabeth en el ojo del huracán. Un huracán en el que también acaban metidos su marido, antiguas compañeras de cuando trabajaban juntas en la CIA y el mismísimo Presidente de los EEUU, junto a su mano derecha.


Si hay algo que destacar en 'Madam Secretary' es el gran trabajo que realiza Téa Leoni, a la que los Globos de Oro, a pesar de su condición de actriz de cine que se pasa a la televisión, decidieron ignorar en su última edición, error que espero no comentan los Emmy. Leoni carga sobre sus hombros un drama que gira en torno a ella y que llega a su punto álgido con su dramática visita a Irán. Las consecuencias de lo ocurrido le llevan a replantearse su vida ("¿Qué les he hecho a nuestros hijos?") y, entre otras cosas, a dedicar largas horas a un videojuego, algo que esta temporada también hemos visto en 'The Good Wife', el drama de la CBS junto al que se emite la noche de los domingos y con el que comparte más de una similitud.

Pero Leoni no está sola, y es que a su alrededor pululan una gran cantidad de personajes secundarios con tramas propias y que participan activamente en el día a día de la Secretaria McCord. En casa está Henry, su marido (un Tim Daly al que ya soporto después de odiarle durante su etapa en 'Private Practice'), profesor de religión que se ha visto salpicado en más de un caso a los que ha tenido que enfrentarse su mujer; Stevie (Wallis Currie-Wood), su hija mayor, a la que se ha enfrentado por razones tanto profesionales (menudo drama se montó cuando Stevi descubrió parte del pasado de su madre), como románticas (digamos que a Stevie le gusta relacionarse con hombres cuyas relaciones no están exentas de polémica), como de la propia situación actual de su hija (ahora trabajo, ahora estudio, ahora vuelvo a trabajar); y sus hijos pequeños, Alison (Kathrine Herzer) y Jason (Evan Roe). Me ha gustado mucho lo bien escritas que están las relaciones entre los cinco miembros de la familia McCord: entre hermanos, entre padres e hijos (el encuentro entre los McCord, Stevie y Arthur es sencillamente genial) y entre el propio matrimonio.


En el trabajo también está muy bien rodeada. Nadine (Bebe Neuwirth) es su mano derecha a la que, por su implicación personal, hace partícipe de su teoría de la conspiración; Matt (Geoffrey Arend lejos del atontado de su personaje en 'Body of Proof') y Daisy (Patina Miller), con su particular relación; Blake (Erich Bergen), secretario de McCord y el secundario cuya vida privada nos es más una incógnita a pesar de ciertos detalles (miradas, opiniones); o Jay (Sebastian Arcelus), que nos pasa más desapercibido pero que adquiere mayor protagonismo al final de la temporada por su relación con cierto personaje implicado en la conspiración. Sin olvidarme de la aparición, episódica, de Mike B (un Kevin Rahm pluriempleado al que esta temporada hemos visto también en 'Bates Motel' y 'Mad Men'), aportación personal de la Secretaria de Estado. Russell Jackson (Zeljko Ivanek) ha pasado de ser el "enemigo en casa" a ser el mejor aliado de Elizabeth. Igual que el Presidente (Keith Carradine), al que le une una profunda amistad que se remonta a sus años en la CIA.

Otro de los grandes aciertos de la serie (y que también comparte con 'The Good Wife') es su capacidad para adaptar a la ficción casos políticos de la vida real. Golpes de estado, la relación de EEUU con determinados países sudamericanos, las crisis en Europa...todos ellos han tenido sitio en 'Madam Secretary'. La conspiración se ha resuelto perfectamente y ha terminado salpicando a tantos personajes que ninguna ha quedado descolgado. Además, por la serie hemos visto pasar a muchísimas caras conocidas: John Pankow, William Sadler, Selenis Leyva, Philip Baker Hall, Tim Guinee, Becky Ann Baker, Debra Monk, Josh Hamilton, Frankie J. Alvarez (en un papel similar al que un par de semanas después desempeñó en 'The Good Wife'), Tom Skerritt o Anna Deavere Smith.

El origen
Animo a todo al mundo a echarle un ojo a 'Madam Secretary', una serie que comienza pareciendo ser un simple procedimental con trama de fondo pero que se pone interesantísimo cuando la conspiración empieza a ganar protagonismo. ¿Para cuándo el crossover entre Selina Meyer y Elizabeth McCord con sus correspondientes staff?