miércoles, 13 de mayo de 2015

El corazón de Victoria


Tras cuatro (intensos e irregulares) años 'Revenge', la telenovela de alto standing que revolucionó la parrilla americana en 2011, emitió su último capítulo el domingo pasado. Y lo hizo cuando la cadena ya había confirmado que iba a ser su series finale. Da la sensación de que llega una temporada tarde, aunque la verdad es que yo he disfrutado de este último año a pesar de las tramas innecesarias (¿a santo de qué la trama con la ex de Ben?) que han alimentado el drama protagonizado por Madeleine Stowe y Emily VanCamp. Ellas (y sólo ellas) han sido las estrellas de una serie que ha girado en torno de la venganza de la segunda contra la familia de la primera por haber mandado a prisión injustamente (y con resultado de muerte) a su padre.

En el texto habrá spoilers de la cuarta temporada.


"Antes de embarcarte en un viaje de venganza, Confucio advierte que uno debe cavar dos tumbas"

Aquella trama principal tuvo su cierre al final de la tercera temporada cuando el motivo por el que Amanda Clarke (llamemos a las personas por su verdadero nombre) comenzó su venganza resucitó de entre los muertos, siendo una decisión tan criticada como previsible. De hecho traer de vuelta a David Clarke, que en formato flashback funcionaba muy bien, fue una idea tan buena como mala. A su favor tenía los momentos reencuentro con todos los personajes que habían participado, de una u otra forma, en su vida (por ejemplo, cuando Amanda tiene a su padre delante por primera vez y separados por un cristal en comisaria); en su contra, que hubo que desarrollar para él una trama propia que no gustó nada (aquel villano al que se enfrentaron Queen V y Amanda en el faro), además de otros rellenos innecesarios (¿de verdad había que intentar liarle con la última némesis de Victoria, también llamada la enfermera asesina de ancianos que dejan como herencia a su ex nueras sus perros?). Para colmo, después de haber superado su muerte en prisión, va y los guionistas deciden que lo mejor era encasquetarle un linfoma, lo que dejó claro que iba a hacer que David no llegase vivo al final. Y más teniendo en cuenta que el último episodio llevaba, como título, "Two graves" (dos tumbas).

Lo que no podemos negar es que el tramo final de la temporada ha sido estupendo, especialmente los tres últimos capítulos. Todo lo sucedido a partir de la explosión en Villa Grayson ha sido una clara masterpiece (que empezó a gestarse cuando Amanda confesó su verdadera identidad, que oye, a cambio de no denunciar al Gobierno por los 20 años en prisión de su padre consiguió que no le persiguiesen por fraude). ¿O acaso no es maravilloso que nos hicieran ver a Vicky volar por los aires para, 40 minutos después, verla a través de un vídeo de whatsapp confesando su maquiavélico plan? "Ding, dong, la zorra está muerta". Un plan del que ha formado parte Margaux (¿nadie le ha shippeado con Victoria?), que tuvo claro que iba a ser la encargada de destruir a Amanda Clarke ("Yo no amenazo en vano"). Y reconozcámosle su mérito, porque la francesa lo tiene. De hecho, ese giro con la aparición de Courtney Love no se lo esperaba nadie, y menos después de verle en el capítulo en el que hizo su primera aparición. ¡Y todo gracias a Margaux! Bueno, sin olvidar que la confesión de Margaux en su encuentro carcelero con Amanda, es lo que hace que todo termine como lo ha hecho.

Si recibes un whatsapp de Victoria Grayson piénsatelo dos veces antes de leerlo
Ha sido bonito, en el último capítulo de la serie, recuperar la voz en off de Amanda, presentándonos el tema en torno al que iba a girar el capítulo. Pero para bonita, la primera aparición de Victoria vestida de obrera, que se reúne con Margaux para terminar de pulir su plan (desaparecer del mapa, establecerse en el extranjero) y revelarle la identidad del cadáver que hizo pasar por el suyo propio: el de su madre, que se murió en el momento más oportuno y después de confesar la identidad del padre de su hija y de hacerle ver que Victoria le gana en cuanto a "peor madre del año". Por si no hubiésemos tenido suficiente con su primer outfit, nuestra querida Queen V le roba una peluca a Louise de su extensísima colección y se cuela vestida de madre dolorosa en su propio funeral (al que no asiste Patrick). Y mientras decide que hay que contarle la verdad a la loquita pelirroja, Amanda descubre la foto de Victoria con su madre y une los puntos. Todo demasiado oportuno.

La participación de Louise ha sido clave. Un personaje que llegó nuevo este año, presentado como una loca de la vida que resultó no estar tan loca, sino que (la todavía más loca de) su madre la drogaba para manipularla a su antojo. La aparición de toda su familia me hizo convencerme de que la ABC, o bien le iba a dar un spin-off y cancelaría la serie, o bien iba a renovarla por una quinta temporada centrada completamente en Louise. La cuestión es que Louise ("una mujer inestable") aspiró a ser la nueva mejor amiga de Victoria, para ello se acostó con Daniel, su hijo (de saber que era la última temporada, ¿hubiese querido Josh Bowman quedarse hasta el final?), terminó casándose con Nolan, con el que formó una paraje genial (los gemelos maravilla), mató sin querer a su hermano (que se alió, brevemente, con Victoria, para hacer luego lo propio con Margaux), se volvió en contra de Nolan, volvió a junto a Victoria ("era como una hija para Victoria", "Victoria Grayson era mi propio ángel de la guarda personal") para, en el último momento, darle la espalda y terminar ayudando a Amanda a culminar su plan. Todo muy oportuno. Pero Louise ha sido un fantástico fichaje, porque su locura y sus pelucas le han convertido en un personaje al que querer achuchar a todas horas.

Louise Ellis, reina de las pelucas
Jack (si Nick Wechsler se hubiese desnudado antes, estoy seguro de que hubiésemos visto a su personaje con otros ojos) y Amanda por fin culminan su pasión, aunque hay que tener mal gusto para acostarse juntos por primera vez en la cama de la madre de la persona a la que más odias y en la que ha estado durmiendo hasta hace día y medio. De todos modos, ¿no le había dicha Amanda, un par de episodios atrás, que no podía estar con él provocando la marcha del ex policía a California? Amanda se va de aventuras mientras su hombre le va a comprar el desayuno y termina apuñalado por una vieja mercenaria que, después de matar a Kurt Cobain, se ha propuesto cargarse a todos los hombres que han pasado por la vida de Amanda Clarke. Después de las confesiones y arrepentimientos de Margaux, de la pedida de mano a David de su hija Amanda y de estancias en el hospital, por fin somos testigo del enfrentamiento final entre Amanda y Victoria. Y gracias a la traición de Louise. "La muerte es mi única venganza de verdad". Y cuando Amanda va a apretar el gatillo se le adelanta su padre que, sabiendo que va a morir, decide sacrificarse por su hija y ser él el responsable de la muerte de Vicky. "¡Papá! ¿qué demonios estás haciendo? ¡Era mía!". Pero quién ha sido reina una vez, lo es todas las que haga falta y, antes de morir, Queen V dispara por la espalda a Amanda.

¿Alguien dijo remake de ''La muerte os sienta tan bien"? Pues no, imposible, que Amanda sobrevive y la que se queda a dos metros bajo tierra es Victoria. Me ha encantado ver a Charlotte poniendo flores en la tumba de su padre pero no asistiendo al segundo funeral de su madre (ni al de su hermano Daniel). La niña está hasta el moño y no se corta un pelo de dejarlo claro. Muy poético que David muriese en el porche de su casa ("liberación vigilada"), en pleno invierno y después de decir por última vez su famoso "infinitas veces infinito". Amanda y Jack se casan (Charlotte también asiste a la boda de su hermana porque el odio máximo que le profesaba desapareció), y después de mencionar a todos los personajes importantes que han muerto en la serie a lo largo de sus cuatro temporadas, Amanda le regala a su marido un nuevo Sammy. Los tortolitos se van de luna de miel, Nolan encuentra un nuevo propósito en su vida (que el asistente social hubiese aparecido de la mano de su hijo adoptado hubiese sido too much) y Amanda sueña repetidas veces que el corazón que le han trasplantado es el de Victoria. Que mira, yo estoy convencido de que así ha sido. Aunque también os digo que no hay dos sin tres, y Queen V ha muerto falsamente ya 2 veces. ¿Por qué no habría de ser esta la tercera?


"No puedes existir sin venganza. El ciclo sin fin del odio es tu adicción"

'Revenge' ha tenido un muy buen final (que empezó a gestarse en el capítulo en el que tuvimos continuas referencias, en formato flashback, a hechos ya vistos en la serie, y con el regreso de Mason, Crazy Capote), demostrando por qué fue la reina del drama telenovelesco lleno de giros inesperados. Obviaremos su horrible segunda temporada y la recordaremos como la versión moderna del Conde de Montecristo. Como la serie con la que pasamos eternos veranos en los Hamptons (donde, si tenías suerte, podías ver hasta delfines). Como la serie de Emanda/Amandemily/Ems/Ams/Emily Thorne/Amanda Clarke. Y, por supuesto, como la serie de ese maravilloso ser, continuamente pegado a una copa de alcohol y reina del universo llamado Victoria Grayson.

PD, ¿Dónde está Lydia Davis?