miércoles, 27 de mayo de 2015

El año negro de Meredith Grey


'Anatomía de Grey' suma y sigue. Acaba de despedir su undécima temporada y la ABC ya ha anunciado la que será la número 12. Y no parece que tenga intención de buscarle un final pronto. Que no seré yo el que se queje, la verdad, pues si hay una serie que disfruto semana tras semana desde hace años esa es 'Anatomía de Grey'.

A partir de aquí spoilers de la undécima temporada de 'Anatomía de Grey'.

La que no debe estar muy contenta es Meredith Grey (que no Ellen Pompeo), pues si le tocó empezar temporada separada (por millones de kilómetros) de su mejor amiga Cristina, a la que despedimos el año pasado, le ha tocado terminarla viuda. Y después de sospechar que su marido le estaba siendo infiel. La muerte de Derek nos pilló a todos por sorpresa (bueno, por sorpresa bien entrecomillado, que muchos medios españoles y tuiteros, horas después de la emisión del capítulo en EEUU, llenaron internet de spoilers sobre su muerte). Nadie podía prever lo que le iba a suceder a McDreamy, aunque sí es cierto que viendo la cantidad de flashbacks sobre la pareja que nos metieron en los capítulos previos a su muerte sí que podíamos oler que algo iba a pasar. Es más, en uno de los episodios previos a su muerte, Derek le regaló a Meredith una preciosa declaración de amor: "No voy a dejar de quererte. Meredith, no puedo vivir sin ti. No quiero vivir sin ti. Y voy a hacer todo lo que esté en mi mano para demostrártelo" a lo que su mujer contestó con un "Yo sí puedo vivir sin ti. Pero no quiero. No quiero volver a vivir sin ti". Shonda Rhimes es perra vieja y lista y preparó la despedida de Derek partiendo el episodio de su muerte en dos partes. En la primera, mostrándonos al doctor Shepherd más heroico ("Es insultante, yo no dejo morir a la gente", amén de su célebre "Es un hermoso día para salvar vidas"), salvando a dos "niñas" de la pequeña pantalla: Allie Grant ('Weeds') y Savannah Paige Rae ('Parenthood'). 


En la segunda, que comienza cuando Derek sufre ese (insultante) accidente, se centra en homenajear musicalmente a la serie (menudo atraco emocional escuchar canciones clave de la serie en semejante momento dramático) mientras vemos morir a Derek ante la falta de capacidad de reacción de los médicos en cuyas manos está. Todo ello mientras seguímos viendo flashbacks de Derek y Meredith ("Yo sólo soy un chico en un bar", "Y quiero pasar el resto de mi vida contigo"). La aparición de Mer, con sus dos hijos, anuncia ya lo peor. Y eso que aún tienen ánimo como para vendernos un idílico encuentro entre la pareja. Meredith termina dejando partir a su marido. "Derek, vete". A este capítulo tan dramático (y que obtuvo los mejores resultados de audiencia de la temporada) le siguió uno doble que fue una locura absoluta y en el que transcurrió ¡un año entero! El funeral de Derek (al que no asistió Cristina), el "tour del deber" de April con Owen, los dramas absurdos (que duraron todo el año) en torno a Bailey y Ben, Amelia hundida por la muerte de su hermano o la pedida de mano de Catherine a Richard (me fascina cuando ocurren estas cosas en las que está implicado todo el hospital, dejando abandonados a los pacientes). Aunque si hubo algo fascinante en ese lapso de tiempo fue el embarazo de Meredith, que dio a luz al tercer hijo de la pareja (jugando, de nuevo, con flashbacks en los que Derek confesaba que quería volver a ser padre).

Pero a lo largo de esta temporada hemos tenido dramas para todos. April y Jackson se quedaron embarazados y perdieron al bebé. Ella, con lo bien que había evolucionado, sufrió un bajón considerable hasta que se fue al "tour del deber", alejándose durante un año de su marido, quien ya le ha avisado que no le esperará si vuelve a irse. De verdad que no creo que April necesitase este añadido a su personalidad. Miranda intentó mediar entre Ben y su hermano, que confesó que estaba transicionando. Aunque el mayo drama de la primera mitad de la temporada vino de la mano de Geena Davis, nueva doctora en el hospital que venía con un cáncer de regalo que hizo que Amelia desafiase a la medicina. Y todo mientras hacía muy buenas migas con Arizona. Ay, la pose del superhéroe. Todo terminó bien (que se quedase ciega era el mal menor), aunque es verdad que se despidió a Davis y no volvimos a saber más de ella. Por el camino Richard, Owen (que conoció al jovencísimo novio de su madre) y Amelia asistieron por teléfono a una niña, a la que enseñaron a salvar la vida a su madre cantándole. Arizona y Callie (¿a santo de qué ese flirteo con el personaje al que dio vida Kevin Alejandro?) han roto definitivamente, aunque es una pareja que todos sabemos volverá a estar junta. 


Los que se convirtieron en pareja de corto recorrido (de momento) fueron Owen y Amelia. Veremos qué ocurre con ellos y si ella se convierte en su nueva Cristina. Ella, sin duda, está dispuesta, pues llegó a confesarle a su hermano que creía que se estaba empezando a enamorar de Hunt. Richard y Catherine han organizado su boda, pospuesta por un accidente de tráfico (¿se llevan el catering al hospital para que los médicos coman en vez de trabajar?). Miranda les bajó un poco el deseo sexual cuando les recordó que en el hospital "Hay gente muriendo". La pareja sufrió otra crisis (¿es necesario que se pongan a gritar con todo el hospital al lado intentando salvar una vida?) pero terminó casándose en la que había sido la casa de Meredith y Derek. La muerte de Derek enfrentó a Amelia y a Meredith, pues la primera le echó en cara que no le hubiese avisado antes de lo sucedido. Además Mer quiere volver a vivir a su antigua casa (junto a Alex y Wilson) y vender, por tanto, la suya con Derek. La de las velitas, sí. El tema se ha resuelto y vuelven a ser "hermanas". Aunque la que es verdaderamente hermana de Meredith es Maggie, que se ha acoplado perfectamente a la serie. De verdad que Shonda supo montar muy bien todos los flashbacks de Ellis que ya habíamos visto en el pasado para hacernos pensar que la trama de "la nueva hermana hija de Richard" estaba pensada desde el principio.

'Grey's' regresará después del verano con su duodécima temporada. ¿Llegaremos a celebrar el episodio 300 con los médicos del Grey Sloan Memorial Hospital?