martes, 11 de noviembre de 2014

El futuro de los finales felices

Esta temporada dos de las nuevas comedias que presentan las cadenas norteamericanas (bien de cable o bien networks) están protagonizadas por dos actrices que coincidieron en 'Happy Endings', la genial comedia que la ABC emitió durante tres temporadas.


USA Network estrenó hace dos semanas 'Benched', su nueva comedia protagonizada por Eliza Coupe (Jane en 'Happy Endings'). Si en la comedia de la ABC era una de los seis protagonistas, en 'Benched' la historia gira en torno a ella. Michaela Watkins (a la que pudimos disfrutar la pasada temporada en la divertidísima 'Trophy Wife') ejercer de creadora, productora y guionista junto a Damon Jones.

¿Qué ocurriría si el mismo día que tu ex prometido te comunica que se ha vuelto a prometer, en tu bufete te anuncian que no has sido elegida como socia? Que te vuelves loca y abandonas tu lugar de trabajo llevándote por delante todo lo que puedes. Esto es lo que le sucedió a Nina (Coupe) hace seis meses. Ahora trabaja como abogada de oficio, codeándose que los clientes más pobres a los que un abogado podría defender. Allí es recibida por sus nuevos compañeros: Phil (Jay Harrington) es con quien más química ha desarrollado Nina y la persona con la que terminará liándose; Carlos (Oscar Nuñez) trabaja en la oficina pero como si no lo hiciese porque nadie le tiene en cuenta; Cheryl (Maria Bamford) que verá en Nina un modelo a imitar y la convertirá en su guía; y Burt (Jake McGee), el jefe de todos ellos. Nina contará con la ayuda de Micah (Jolene Purdy), su interna y estudiante de Derecho. Y como no hay que ponerle las cosas fáciles a Nina, en muchos de los juicios le tocará enfrentarse a Trent (Carter MacIntyre), su ex prometido.


'Benched' necesita rodaje para ver cómo funcionan sus personajes. De sus dos primeros capítulos me quedo con Nina y Micah. Necesita más comedia y algo de mala leche. Haría muy buenas migas con 'Bad Judge', a la que la NBC canceló la semana pasada, aunque emitirá los 13 capítulos grabados. ¿Correrá 'Benched' la misma suerte?


Precisamente de la NBC es 'Marry Me', protagonizada por Casey Wilson (Penny en 'Happy Endings', que parece que sigue vive en 'Marry Me'). El Piloto reunió a más de siete millones y medio de espectadores, lo que supuso un 2.3 en demos. Una semana después bajó hasta el 1.9 superando por poco los seis millones de espectadores. En su tercera semana volvió a bajar hasta el 1.6 y quedando por encima de los cinco millones y medio de espectadores. En su último capítulo emitido ha bajado ya de los cinco millones con un 1.3. La caída ha sido continua, pero aún así la cadena ha anunciado que le concede cinco capítulos adicionales, por lo que si no hay cambios, su primera temporada constará de 18 episodios. Sus datos, eso sí, son mejores que los de 'Bad Judge' y 'A to Z'. La comedia es obra de David Caspe, que hizo lo propio con 'Happy Endings' y los dos primeros capítulos los ha dirigido Seth Gordon ('Cómo acabar con tu jefe', 'Parks & Recreation')

Annie (Wilson) y Jake (Ken Marino) llevan saliendo juntos seis años y han decidido (después de varios intentos fracasados) prometerse. Y el primer paso hacia el altar es vivir juntos, por lo que él tarda poco en mudarse al piso de Annie después de perder su trabajo. Annie y Jake están rodeados de sus amigos: Gil (John Gemberling), recientemente divorciado y que está dispuesto a hacer todo lo que su mujer lo prohibió durante su matrimonio (como, por ejemplo, pasar 29 horas seguidas en un buffet libre); Dennah (Sarah Wright), a la que su obsesión por su imagen le lleva a inyectarse botox con un fracaso como resultado; y Kay (Tymberlee Hill), lesbiana devora mujeres. JoBeth Williams da vida a la madre de Jake y Tim Meadows y Dan Bucatinsky a los padres de ella.

¡Sorpresa! Tu amiga ha salido del armario
Wilson me gustó mucho en 'Happy Endings' y, teniendo en cuenta que su Annie es muy Penny, el personaje me convence. Las alusiones de Bethany (concursante de la actual edición de 'The Amazing Race'), Lady Di y Sandra Bullock en 'Gravity' y el abrazo de ojos me han ganado completamente. Y además no tiene unos personajes secundarios odiosos y/o mal aprovechados.