viernes, 17 de octubre de 2014

Stalking!


¿Por qué 'Stalker' es un drama para televisión y no una película en condiciones? Que le pregunten a Kevin Williamson, cabeza pensante de, entre otras ficciones, ''Dawson's Creek', 'The Vampire Diaries' o 'The Following'. 'Stalker' es el nuevo procedimental que esta temporada ha presentado la CBS con un resultado discreto. Su Piloto superó los nueve millones de espectadores pero marcó un correcto 2.0. Una semana después perdía casi un millón de seguidores, bajando a un 1.7, dato que en demos se repitió en su tercera semana, aunque esta vez quedando por debajo de los ocho millones. O la cosa mejora, o Dylan McDermott encabezará su segundo fracaso consecutivo en la misma cadena ('Hostages' se la pegó a lo grande la temporada pasada).

"Unos 6 millones de personas son acosadad al año en EEUU. Una de cada seis mujeres; uno de cada 19 hombres. El acoso es la atención no buscada u obsesiva de una persona hacia otra. Está provocado por rechazo, celos o venganza"

Maggie Q (que ganó una gran legión de seguidores gracias a 'Nikita') da vida a la teniente Beth Davis, quien está al frende de la Unidad de Evaluación de Amenzadas de la Policías de Los Ángeles. Su función es "ocuparse de todos los casos de acoso y amenazas a individuos, así como a políticos y funcionarios" (unos 300 casos al año, con 20 o 30 en curso). Davis es muy profesional y, aparentemente, tiene poca vida más allá de su trabajo. En el segundo capítulo ponemos cara a la que parece ser la única de sus amistades. Pero ni rastro de vida personal. Por su forma de actuar al llegar a casa podríamos decir que sufrió su propio caso de acoso en el pasado (¿y si sigue sufriéndolo?), aunque también puede deberse a la paranoia que genera el tema que trata la serie (sin ir más lejos, la forma en la que nos presentan al personaje masculino). De todos modos, parece que Davis se toma muy personalmente su trabajo ("Es muy humano ignorar a un acosador o, peor, aceptar que forma parte de tu vida cotidiana"). Supongo que iremos conociendo un poco más de su situación, pero de momento ya tiene que hacer frente a Perry (Erik Stocklin), un acosador de uno de sus casos que pasa a convertirse en el suyo propio y en el de su amiga (Tara Summers).

McDermott y Basett comparten el elixir de la vida
Como he comentado, la presentación del personaje al que da vida Dylan McDermott (que sigue estando impresionante a sus 53 años), el agente Jack Larsen juega con el espectador al presentarlo como un posible acosador. Nada más lejos de la realidad. Si de Davis no sabemos nada, de Larsen conocemos que trabajó en Nueva York y que se mudó a Los Ángeles para estar más cerca de su ex mujer y de su hijo, al que no ha conocido nunca. Sabemos que se acostó con la mujer de su anterior jefe, pero hay un secreto adicional que contribuyó a que su ex pareja pusiese tierra de por medio y le odiase de la forma que lo hace. Y debe ser algo terrible, porque su ex (Elisabeth Röhm) amenaza con hacerlo público. Junto a Davis y Larsen están los agentes Ben Caldwell (Victor Rasuk, 'How to Make it in America') y Janice Lawrence (Mariana Klaveno, 'True Blood', 'Devious Maids'). Caldwell es un principiante y está algo más alejado del grupo, así que, una de dos: o bien sorprenderá a su equipo resolviendo un caso importante/arriesgando su vida o bien es un acosador en la sombre y será un villano en la sombra. Y Lawrence, aunque nos la presentan como la típica mujer que se acostará con Larsen, se quedará con las ganas.

Ella también lleva peluca
'Stalker' es un procedimental de libro que contará con sus casos semanales y con uno más serializado. Es uno más, de acuerdo, pero el aliciente está en que en vez de perseguir asesinos, violadores y terroristas, aquí importan los acosadores de cualquier color, edad, sexo y tamaño. Acosadores que en sus ratos libres también pueden ser asesinos, violadores y terroristas, aunque aquí sólo nos importa su condición de acosadores. No es todo lo oscura que debiera, pero entretiene y estoy seguro de que irá ganando conforme avance la temporada. Y además, en sus dos primeros capítulos, ha contado con la participación de miembros del cast de 'Pretty Little Liars' (¡que dejen vivir tranquilas a las mujeres de la familia Hastings!). Sigo pensando que la idea sería mejor contada en formato película; es carne de slasher. Pero de momento la tenemos como serie y yo tengo intención de seguirla semanalmente.

"El acoso normalmente empieza con un flechazo benigno, o una fijación, y escala hacia algo que se vuelve más frecuente. Mientras la obsesión crece, así lo hace también el coraje del acosador y su necesidad de acercarse"