lunes, 6 de octubre de 2014

Historia de amor en Manhattan


Las historias de amor están de moda este año (en realidad, ¿cuándo noha sido así?). Si hace unos días hablé de 'A to Z', la nueva comedia para la noche de los jueves de la NBC hoy le toca el turno a la apuesta de la ABC para uno de sus días malditos: los martes. 'Manhattan Love Story' se estrenó la semana pasada sin alcanzar los 5 millones de espectadores y con un poco halagüeño 1.3 en demos. No puede haber empezado con peor pie.

"Love, sex and every thoughts in between". Así se presenta 'Manhattan Love Story', historia de amor entre dos personas que disfrutan más hablando consigo mismos que con los demás. Ella es Dana (Analeigh Tipton 'Hung'), una joven que se muda desde Atlanda a Nueva York para empezar a trabajar en lo que verdaderamente quiere: la publicidad. A Dana, además de dedicarse a gritar su contraseña de Facebook en el metro, le encanta caminar por la calle comentando consigo misma los bolsos que desea de las mujeres con las que se cruza. El que también habla consigo mismo mientras camina es Peter (un guapísimo Jake McDorman 'Shameless'), aunque él se dedica a comentar a qué mujeres se tiraría y a cuáles no. Trabaja en una empresa que se dedica a grabar todos los objetos posibles ("Básicamente, si puedes grabar tu nombre en ello, lo hacemos"). Un día Dana y Peter se cruzan por la calle y se llaman la atención, pero sin más.


Su historia en común comienza el mismo día que ella empieza en su nuevo trabajo, donde no es recibida con los brazos abiertos. Tras una primera no tan desastrosa cita (aunque la verdad es que si la persona con la que tienes una cita a ciegas te ve sacándote mocos y oliéndote los sobacos las cosas no pueden ir muy bien) parece que Dana y Peter no van a darse una segunda oportunidad. Pero, ay, los que les han juntado (el hermano de él está casado con la mejor amiga de ella) obligan a Peter a que le pida una segunda cita. Peor ni las flores sirven para disimular que Peter está actuando obligado. La intervención de su hermana le hace pensarse las cosas dos veces y se anima a tener una verdadera primera cita invitando a Dana a su primer bicitaxi y a visitar la Estatua de la Libertad, dos de las cosas incluídas en su lista de "Cosas que hacer en NY" (que levante la mano quién no escribiría una lista así).


El Piloto va de menos a más y termina justo cuando verdaderamente te quedas con ganas de conocer más a los protagonistas. Ella es adorable y él es tan guapo que te olvidas de su imbecilidad. El mayor problema está en sus secundarios: que se quede exclusivamente la hermana de Peter (Chloe Wepper). Aunque debo confesor que me ha hecho gracia la interacción entre Dana y Amy (Jade Catta-Preta) ante la incapacidad de la primera por definir su situación sentimental en Facebook.  Si 'Manhattan Love Story' dura lo suficiente en antena, podríamos encontrarnos ante una simpática historia de amor. Aunque en el partido de los Pilotos, el triunfo es para 'A to Z'.