miércoles, 5 de febrero de 2014

El tesoro de los piratas


Starz ya tiene un nuevo éxito en su parrilla: 'Black Sails' se estrenó el último sábado de Enero convirtiéndose en el mejor estreno de la cadena, congregando a 2'6 millones de espectadores en su Piloto. Parece que la audiencia tiene ganas de disfrutar de una serie de piratas (después de "una de zombies", "una de gladiadores" o "una de vikingos") y 'Black Sails' no va a ser la única en llegar a la pequeña pantalla. La NBC estrenará este año (sin fecha prevista todavía) 'Crossbones', cuyo reparto lidera John Malkovich (que interpretará a un Barbanegra redicalmente opuesto al de la cadena Starz). La primera temporada de 'Black Sails' constará de 8 episodios y ya tiene asegurada una segunda tanda de capítulos. Un clásico de la cadena. Ah, y Michael Bay es uno de sus productores.

1715. Las leyes de las naciones civilizadas declaran a los piratas "enemigos de la humanidad". Como respuesta, los piratas se adhieren a su propia doctrina de "declaremos la guerra al mundo". Aunque para guerra, la que el Capitán Flint (Toby Stephens, uno de los malos malísimos de 'Muere otro día', el último Bond de Pierce Brosnan) tiene montada en su barco. Debido a la escasez de botines, gran parte de su tripulación no le quiere y ve en Singleton la alternativa. Flint tiene dos grandes apoyos: Gates (Mark Ryan) y Billy Bones (Tom Hopper, 'Merlín'). Su as en la manga es John Silver (Luke Arnold), que se ofrece como cocinero en el barco de Flint después de que su nave sea atacada. Silver tiene en su poder la clave para encontrar el tesoro de un barco español cuyor valor alcanza los cinco millones de dólares. Aunque no todo es tan fácil como parece, y hasta que Flint descubre lo que Silver tiene es necesario un duelo a muerte con Singleton.


Nassau es una isla sin ley a la que acuden los piratas para beber y acostarse con prostitutas mientras sus capitanes hacen tratos con la familia Guthrie. Los Guthrie se encargan de vender las mercancías robadas y con el dinero obtenido pagan a sus "proveedores". Previo cobro de intereses, claro. Eleanor (Hannah New, 'El tiempo entre costuras') se encarga del negocio familiar. Para ello cuenta con la ayuda de su esclavo asistente, el señor Scott (Hakeem Kae-Kazim, '24' y visto en la tercera entrega de la saga 'Piratas del Caribe'), que además de negro es muy listo "(los piratas) No son nuestros amigos. No son nuestros súbditos. Quieren el negocio de tu padre". Eleanor, además de tener un pasado amoroso con la mitad de los capitanes piratas que visitan Nassau, tiene en Max (Jessica Parker Kennedy, '90210', 'The Secret Circle') a su amante. Max es prostituta, aunque ningún hombre la toca. Sólo Eleanor. 

Por la isla está el Capitán Vane (Zach McGowan, 'Shameless'), que junto a Rackham (Toby Schmitz) y la misteriosa (y poco interesante) Anne (Clara Paget) pretenden derrocar a Flint como capitán de su barco. Y mientras, Richard Guthrie (Sean Cameron Michael, 'El triángulo de las Bermudas'), el padre de Eleanor, está en el barco de Flint para evitar que la Marina Real se haga con el poder de la isla. Todos los personajes están involucrados en la búsqueda del Urca de Lima y de los cinco millones de dólares con él hundidos. Y Silver es el único que sabe cómo llegar a él.

Si te metes con Flint, sus piratas se mearán en tu cadáver
El Piloto fue bastante entretenido, a pesar de que terminó haciéndose largo. Y pecó de querer contarnos TODO en 64 minutos. En cambio, el segundo episodio, de duración inferior, ha sido menos interesante. Sexo (bonito detalle mostrarnos la identidad de Barbanegra), sangre y violencia (menos de la que debería) son los ingredientes de este drama repleto de ron, tetas y mucho eye liner. Pero la serie no está mal, y siendo sólo 8 capítulos, no seré yo el que, salvo debacle, la abandone ahora.

2 comentarios:

satrian dijo...

A mí me han gustado mucho los dos primeros episodios, espero que sigan por ese camino.
Lo de Crossroads no pinta bien porque han retrasado el estreno hasta el verano, pobre John Malkovich.

fon_lost dijo...

satrian: Black Sails no está nada mal, yo espero que vaya mejorando, pero lo visto hasta ahora me ha convencido. ¿Hasta verano? Mal asunto...