jueves, 30 de enero de 2014

De brujas, Supremas y ¡Balenciaga!


FX emitió anoche la season finale de 'Coven', la tercera temporada de 'American Horror Story'. Para muchos, el aquelarre de brujas ha sido la peor temporada de la serie creada por Ryan Murphy; para otros, entre los que me incluyo, ha sido una buena temporada (aunque es difícil superar el nivelón que alcanzó con 'Asylum'). 'Coven' tenía todo a su favor para convertirse en la mejor temporada: un gran reparto (con refrescantes fichajes y esperados regresos), una trama jugosa (aquelarres de brujas en Nueva Orleans enfrentados) y un equipo de confianza. Pero no ha conseguido su objetivo y eso que, repito, yo soy de los que ha disfrutado de 'Coven' de principio a fin.

La Academia Robicheaux (el Hogwarts de las brujas) abrió sus puertas a Zoe, Madison (Emma Roberts, toda una revelación), Nan y Queenie (la pollo frito) para educarlas y convertirlas en aquello para lo que estaban destinadas: ser brujas. Y todo con el plus de poder convertirse en la siguiente Suprema, algo así como la bruja mayor. La actual, Fiona Goode (una Jessica Lange a la que fascina y maravilla a partes iguales ver actuar), está en horas bajas, enferma de cáncer y a punto de ser sustituida. Aunque no es lo que más le apetece a ella, pues hará lo imposible por evitarlo, y si tiene que cortarle la garganta a la que vaya a quitarle el puesto, se la corta. La encargada de la educación de las cuatro recién llegadas es Cordelia (Sarah Paulson está maravillosa haga lo que haga, pero me parece que en 'AHS' no volverá a tener ningún papelón como el de su Lana Winters en 'Asylum'), la hija de Fiona que en realidad fue educada por Myrtle 'Balenciaga' Snow, que siempre vivió a la sombra de Goode. Misty Day fue el último fichaje, una bruja que vivía recluída en un pantano obsesionada con Stevie Nicks.

¿Y aquí quién traiciona a quién?
Por si fuesen pocas, a la mezcla se unen Madame Delphine LaLaurie (¡qué desaprovechada ha estado Kathy Bates!), una loca supremacista que se ha pegado 183 años bajo tierra y que llega a la Academia para ejercer de criada (de todas en general y de Queenie en particular) y Marie Laveau (Angela Bassett es un poco bruja y su eterna juventud es una prueba de ello), la líder de la comunidad bruja negra en Nueva Orleans, propietaria de una peluquería de día y reina vudú de noche. 'AHS' ha sido siempre una serie sobre mujeres, pero 'Coven' ha sido su temporada más femenina. Dos personajes masculinos han sido los únicos "presentes" a lo largo de sus trece episodios y, siempre, a rebufo de las chicas/mujeres. Even Peters y Denis O'Hare no han estado nada aprovechados y sus personajes han sido bastante desagradables. Algo más de presencia, aunque igualmente secundaria, ha tenido el Hombre del Hacha (un Danny Huston al que los papeles de sociópata le vienen como anillo al dedo). Y, aunque breves, las apariciones de Papa Legba me han parecido todo un acierto, como las de Patti LuPone como la loca vecina a la que tampoco se le dio todo el juego que merecía.

A partir de aquí, spoilers de la season finale.

Adoradoras de ¡Balenciaga!
La serie, que comenzó presentándose como una historia de guerra y venganza entre brujas blancas muy zorras y negras adictas al vudú y a las pelucas dejó esta trama apartada cuando los verdaderos malos en la sombra (los cazadores de brujas, otra de las pequeñas secciones masculinas de la serie) se interpuso entre ambos bandos y, curiosamente, los terminó uniendo. Todo pasó a centrarse en la búsqueda de la siguiente Suprema, con muertes, resurrecciones y cegueras provocadas. Y mientras, las viejas del lugar (LaLaurie y Laveau) seguían aprovechando cualquier ocasión para putearse entre ellas (que si ahora te mando a tus muertos, que si te encierro en una jaula y te corto la cabeza). Hasta que Papa Legba llega y las pone en su sitio, condenándoles a vivir por siempre en una época de la que no debieron salir. Al final la identidad de la Suprema ha sido revelada, previa última cena, entre mantones, pollo frito, ranas disecadas, Siete Maravillas y ¡¡Balenciaga!! Porque sí, Myrtle, si vas a arder por arrancarle los ojos a los miembros del Consejo, lo mejor es que tu última palabra sea Balenciaga y te despidas por todo lo alto. Total, tu destino será mejor que el de vivir condenada en una casa que huele a pescado y pis de gato junto a un hombre al que no quieres pero que satisface tu apetito sexual. Poor Fiona! Todo por obra y gracia de Papa Legba. Breves pero grandes apariciones.

Lana Winters is the next Supreme
Delia, la recién elegida Suprema, marca el comienzo de una nueva era con comunicados televisivos incluidos y llamando a las jóvenes brujas de toda América. Un saludo para la cadera de Liza Minnelli. Y con la vista recuperada. Su nuevo Consejo lo componen Zoe y Queenie, que se encargarán de formar a las nuevas generaciones de brujas. Y con Kyle ejerciendo del nuevo Spalding mientras éste se queda jugando a las muñecas con la, de nuevo muerta, Madison Montgomery. Ya podría haberse guardado una réplica de las también desaparecidas Misty y Nan. 'Coven' cierra su temporada mientras la Academia Robicheax abre sus puertas al mundo. ¡Larga vida a Stevie Nicks!