miércoles, 3 de abril de 2013

La gira de Hank




Showtime emitirá este domingo la season finale de la sexta temporada de 'Californication'. ¿Y qué hago yo comentando el final de temporada si todavía no se ha emitido? Porque desde hace un par de capítulos llevan filtrándose los episodios con una semana de antelación. Sí, lo confieso: la serie protagonizada por David Duchovny es una de mis niñas bonitas. Bonitas y mimadas. La historia de amor entre Karen y Hank, que es el principal eje de la serie, me tiene totalmente enamorado. Y esos dos pedazo de secundarios llamados Runkle y Marcy que, ya bien sea juntos o por separado, no han abandonado nunca a sus amigos. Porque sí, además de una (preciosa) historia de amor, 'Californication' es una oda a la amistad. Amistad entre Hank y Runkle y amistad entre Karen y Marcy. La cadena ya confirmó hace unas semanas que tendríamos séptima temporada de la serie. Poco les queda por contar, la verdad, pero no seré yo el que se niegue a seguir disfrutando de Hank y su loca troupe.


A partir de aquí, spoilers del 6x12: "I'll lay my monsters down".

Como viene siendo habitual en los capítulos que cierran las temporadas de 'Californication', Hank ha recibido la visita de su gran amigo Lew Ashby en sueños. Y detrás de la barra de un bar. El consejo que le da es que se vaya de gira con Fetch junto a Faith y que disfrute. "No eches la vista atrás". Hank sabe que Faith es perfecta para él, pero su corazón sigue perteneciendo a una sola mujer, y esa es Karen. Aún así, la Karen de sus sueños le avisa: "Está bien, Hank. Lo intentamos y fallamos". Marcy y Runkle se van a volver a casar. Que Runkle seguía enamorado de la madre de su hijo era conocido por todos; pero que Marcy todavía sentía cosas por su ex marido era un secreto. A voces, pero un secreto. Atticus se ha ofrecido a casarles en pleno concierto y la pareja no ha podido decir que no. "¿Por qué nos vamos a casar? Porque vamos a ser jodidamente felices. Porque es mejor que ser desgraciados para siempre". Pequeña indirecta de la pequeña Marcy a sus amigos. No sin antes ver cómo Hank le pide permiso a Karen para acompañar a Fetch. "Ya eres mayorcito. Puedes tomar tus propias decisiones".


Fetch no pasa por su mejor momento financiero: su, a punto de ser ex, mujer le tiene cogido por los huevos. Y es que pillar a tu marido comiendo chocolatinas de vaginas ajenas no es plato de buen gusto. Aunque se lo esté haciendo a Marcy. Total, que debe renunciar al avión (locurón máximo en el capítulo del avión en el que nos terminamos de enamorar de esa loca maravillosa llamada Trudy) y viajar en autobús. Finalmente Hank y Faith le acompañan y Marcy y Runkle se casan en pleno concierto. Hank decide arrodillase y le pregunta a Karen si quiere pasar junto al él el resto de sus días. Es un momento precioso, pero resulta ser una visión del propio Hank. No se atreve a dar el paso. Pero arde en deseos por hacerlo. Y no es una impresión mía: el propio Hank se lo confiesa a Ashby en otro de sus sueños. En el concierto Hank se cruza con Marilyn Manson, una viejo conocido de la serie que tonteó con Becca y las drogas. Todo muy "viva las drogas". Precisamente en ese momento Becca llama a su padre. A Becca le tenemos de peregrinación por el mundo después de abandonar la universidad y jugar a ser escritora. "Me acabo de dar cuenta de que sólo quiero que seas feliz. Quiero verte sonreír sin falsedad". Becca habla desde el corazón, aunque como ella misma confiesa, lleva encima un colocón grande. "Todos los caminos llevan de vuelta a casa".

Hank vuelve a soñar, y esta vez sus gritos llamando a Karen son los que les despiertan a él y Faith. Faith ha sido un pilar importantísimo para la temporada: ha sido musa y amante, y un personaje del que querríamos saber mucho más. En todo momento es consciente de los sentimientos de Hank por Karen, por lo que no le echa en cara que decida volver a casa. "Puedes irte. Mi trabajo aquí ha terminado. Puedo imaginarte viviendo feliz para siempre". Atticus aprovecha para tontear con la musa rubia. "Quiero que sepas que puedes contar conmigo. A veces el orgasmo puede aliviar el dolor de un corazón roto". Krull acerca a Hank hasta la casa de Karen. Y Hank llama a la puerta. Tendremos que esperar a la séptima temporada para ver a Karen recibirle. Podría ser que el próximo fuese el último año de la serie; la temporada en la que Karen y Hank fuesen finalmente felices. Hank y Karen. Karen y Hank.


La sexta ha sido una buena temporada. Ni la mejor ni la peor. Ha tenido una trama de la que podría haber sacado más (el musical), pero que mutó en simplemente la relación profesional entre Hank y Fetch. Una trama que, por el contrario, se me ha hecho tremendamente pesada, ha sido la de la feminazi. Madre mía que personaje más pesado. En cambio, todo lo que tuvo que ver con Runkle ejerciendo de falso gay, aunque se resolvió muy rápido, fue tremendamente divertido. Un último año serviría para despedir por todo lo alto a 'Californication'. Que así sea.

2 comentarios:

Todocinemaniacos dijo...

Buena página. Te dejo mi nuevo blog: http://todocinemaniacos.com.

Anónimo dijo...

Please let me know if you're looking for a article author for your site. You have some really great posts and I feel I would be a good asset. If you ever want to take some of the load off, I'd really like to write some articles for your blog in exchange for a link back to mine.

Please blast me an e-mail if interested. Kudos!


Here is my blog post :: vera wang lavender label shoes