lunes, 23 de enero de 2012

Elige el odio


Lo admito: cuando escribí sobre "Hell on Wheels" allá por Noviembre después de ver su Piloto, me equivoqué por completo. No dí una. Vaticiné una historia al más puro estilo "Revenge" en el lejano oeste, y no ha sido así. O sí lo ha sido, porque al fin y al cabo "Hell on Wheels" gira en torno a la historia de venganza del Cullen Bohannan; pero no ha sido la trama central de la primera temporada de la serie. Además, ya no puedo repetir aquello que dije "Debo confesar que "Hell On Wheels" no tiene nada que me interese. Estos vaqueros tan rudos, tan masculinos, tan sucios, tan de todo, me aburren. Este protagonista con cero carisma me parece un intenso. El enfrentamiento negros contra blancos me da una pereza terrible". La serie se ha ido cociendo a fuego lento, y ha terminado conquistándome.

De aquí en adelante toca adentrarse en las tramas que han dado cuerpo a los diez capítulos que han compuesto la primera temporada de "Hell on Wheels", la segunda serie con mejor audiencia de la AMC (por detrás de "The Walking Dead").


Al principio parecía que íbamos a presenciar una black revolution, algo que estuvo muy presente durante los primeros capítulos de la temporada hasta que Elam se convirtió en el segundo de abordo de Bohannan. Los dos han compuesto una pareja la mar de peculiar, en un continuo "ni contigo ni sin tí" que les llevó a escapar juntos, alejándose del "Infierno sobre ruedas", para después regresar. Se convirtieron en la representación de las fuerzas del orden, tal y como quedó claro cuando fueron elegidos para ir a la caza y captura de los indios que mataron en el Piloto al equipo del marido de la señorita Bell. Elam volvió convertido en héroe (con un par de cabelleras bajo el brazo), lo que le ayudó a ganarse la confianza de Thomas Durant, artífice del desarrollo del ferrocarril. Los apoyos que Elam ganaba en el poder (porque los que habían sido sus compañeros ahora le consieran un traidor), los iba perdiendo Bohannan. Swede (ese personaje al que adoras odiar, y que tan bien ha interpretado Christopher Heyerdahl) ha sido su peor enemigo, con el único propósito de desenmascarar a Cullen y dejando al descubierto que no es otra cosa que un asesino. Sí, un asesino. Con razones, pero un asesino. Y encima un asesino patoso que mata a quien no debe. La razón por la que Bohannan llegó al "Infierno sobre ruedas" era vengar la muerte de sus esposa e hijo a manos de los norteños. Cual Emanda, Bonhannan fue matando uno a uno a todos sus enemigos, pero le faltaba el general que violó y ahorcó a su mujer. Y sigue faltándole, porque, como he dicho, ha matado al hombre equivocado. Ahora le toca correr.

Las otras grandes tramas han tenido a Lily Bell, la rubia del Far West, y a Thomas Durant como protagonistas. Ella, como esposa del diseñador muerto del ferrocarril, jubaga un papel muy importante en la trama, y más mientras escondió los planos. Durant ha intentado conquistarla por todos los medios, con el fin de poder seguir con su plan (y su consiguiente enriquecimiento) y de paso, conquistar a la dama (una dama que no es tonta, y que ya está reclamando lo que por derecho le pertenece). Lo primero lo ha conseguido, pero para lo segundo va a tener que seguir poniendo mucho empeño. A nuestra rubia le gusta Bohannan, así que Durant no ha dudado ni un segundo en jugársela. Si primero le avisó de que Swede iba a detenerle para que así le dejase vía libre, Cullen, que sigue siendo el intenso del comienzo aunque con algo más de personalidad, decidió quedarse. Así que ahora Durant se ha aliado con Swede para que su detención culmine exitosamente. Pero al señor Swede no le han ido nada bien las cosas: al final, cubierto de plumas, ha escapado corriendo del "Infierno sobre ruedas" después de que el pueblo se revelase contra él. Espero que esto no signifique su salida de la serie.

"Elige el odio"
En cuanto al resto de personajes, confieso que el Reverendo Cole me inquieta, y que la trama de su hija con Black Moon (el doble de Machu Picho de "Aída") no me ha interesado lo más mínimo. La trama de los indios ha terminado siendo de Black Moon, lo que le hizo perder puntos, y eso que las escenas en las que a los indios les salía su vena de indignados y se dedicaban a cortar cabelleras eran bastante efectivas. Pero bueno, con Cole por el "Infierno sobre ruedas" siempre nos queda la esperanza de que siga cortando cabezas y recomendándole a la gente que elija el odio. Los hermanos McGinnes me han parecido unos  de la vida, personajes bastante prescindibles, pero sobre los que espero recaiga la venganza de Swede (en caso de seguir en la serie, y en caso de que vaya a vengarse, claro esta). Y por último, Eva, la puta salvaje. La puta que pasó un tiempo con los indios y regresó marcada. La puta que ha robado el corazón a Elam, y que quiere salir adelante. Nuestra puta.

"Hell on Wheels" ha sido una serie que ha ido de menos a más, y que se ha ganado la renovación. Recomendable, aun sin ser amantes del género. A mí me ha ganado.

2 comentarios:

satrian dijo...

Estuve viendo Blackthorn y sale "Lily Bell" de morena junto a "Jaime Lannister" me hizo mucha gracia.

Manganxet dijo...

Yo la abandoné porque me pareció un coñazo xD Pero bueno, quizá le de una segunda oportunidad.