miércoles, 18 de enero de 2012

Chelsea y el vodka


¿Qué tipo de mente enfermiza habla con el vodka como si de Dios se tratase? ¿Qué tipo de mente enfermiza le pide favores al vodka? Nada más y nada menos que la de Chelsea Newman, la protagonista de "Are You There, Chelsea?" la nueva comedia que la NBC estrenó el miércoles de la semana pasada con unos correctos datos (casi seis millones y medio de espectadores y un 2'3 en demos).

Esta comedia se centra en Chelsea (Laura Prepon), una camarera adicta al vodka y con bastante facilidad para meterse en problemas. Después de ser arrestada por conducir borracha, Chelsea le pide al vodka que la saque del calabozo, prometiendo cambiar de vida. Su hermana Sloane (Chelsea Handler), embarazada, le paga la fianza, porque es la encargada de llevarle al hospital cuando dé a luz. Poco después, Rick (Jake McDorman), su jefe, le avisa que una vecina (Lauren Lapkus) está buscando compañera de piso. Al instante, Chelsea y su amiga Olivia (Ali Wong), se mudan al apartamendo de Dee Dee, un personaje tan peculiar como ridículo (aunque confieso que en sus escenas me ha hecho gracia).


Ni cuenta con una protagonista poderosa, ni con unos secundarios atractivos (no tiene gracia nadie, ni su jefe, ni su amiga, ni mucho menos su padre), aunque Dee Dee, ya sólo por lo estrambótico que es el personaje, puede regalarnos algún que otro "bueno" momento (su momento gato ha tenido su gracia). Está claro que la cadena del pavo real tiene la negra con los dramas ("The Firm" hace aguas), pero algunas de sus nuevas comedias parece que se han hecho un hueco en la parrilla (aunque habrá que esperar qué tal le va esta noche con la emisión de su segundo capítulo). Una comedia muy prescindible, que no puede dar mucho que hablar. Bueno sí, siempre y cuando queramos criticar lo fea que es la gente que sale en ella.

2 comentarios:

satrian dijo...

A mí tampoco me hizo tilín, y esta no pintaba tan mal como otras.

Manganxet dijo...

Ahora mismo no tengo tiempo para nada y necesito priorizar, así que paso de ella, que como dices es bastante prescindible.