martes, 17 de abril de 2012

La doctora Megan Hunt


La ABC emitió la semana pasada la season finale de la segunda temporada de "Body of Proof", la serie protagonizada por Dana Delany. "El cuerpo del delito" (como se llama aquí en España), no deja de ser un procedimental del montón, uno de tantos, pero que tiene en Megan Hunt a su mayor baza. Será porque siento debilidad por la actriz (su Katherine Mayfair siempre me gustó), pero sentiría bastante su cancelación. De aquí en adelante, toca hacer un repaso a lo que ha sido la temporada. No es que sea una serie de grandes spoilers, pero yo aviso.

La parestesia sufrida por Megan Hunt a consecuencia de un accidente de tráfico cambió su vida. Pasó de ser una cirujana de renombre a una forense más que ayudaba a resolver crímenes. Pasó de trabajar individualmente, a formar parte de un grupo. Pasó de ser su propia jefa a tener una persona por encima de ella. Y todo ello a la vez que se divorciaba y veía cómo la relación con su hija Lacey iba de mal en peor. Y encima con una madre jueza que siempre sintió decepción por su hija. Sin amigos y con escasa capacidad para relacionarse, la vida de la doctora Hunt había llegado a un punto muerto. Hasta que comenzó a trabajar con su nuevo equipo: la doctora Kate Murphy, sus compañeros Ethan y Curtis, los detectives Morris y Baker, y Peter Dunlop, policía forense. Sus habilidades para relacionarse dieron un gran paso, aunque su pasado como neurocirujana seguía pesando como una losa. En cuanto a su relación con el sexo masculino, Megan ha puesto de manifiesto su falta de experiencia en este aspecto. Durante la breve primera temporada, nos hicieron pensar que entre ella y Peter había cierta tensión sexual. Pero por suerte no fue así. Luego se cruzó en su camino el agente Derek Ames (Cliff Curtis), con el que, si no recuerdo mal, llegó a mantener una relación. Corta. Muy corta. Pero llegó Aiden (Jamie Bamber) y todo cambió. Se abrió a él como nunca había hecho. Y su hija estaba encantanda con él. Estando con Aiden conoció al doctor Stafford (Luke Perry), con el que parecía que no, pero había TSNR (de hecho, como Aiden de repente desapareció, pensé que Megan volvía a estar libre). Ver a Megan cachondilla no tiene precio, por lo que estas tramas siempre daban un punto cómico al capítulo.


En cuanto a la relación con su hija Lacey, es mucho mejor que el año pasado. Podríamos decir que ahora son amigas. Megan ha ejercido más de madre ahora que nunca. Apoyó a su hija cuando descubrió que el chico de la que estaba enamorada tenía novia (topicazo, pero que sirvió para unir a madre e hija). Y sufrieron juntas cuando a Lacey se le diagnosticó hepatitis. La relación entre Megan y Kate también ha ido a mejor. Han pasado de ser enemigas en el trabajo (con Kate liada con el ex marido de Megan) a ser uña y carne (¿cuántas veces le ha repetido Megan a Kate que es su única amiga?). Lo mismo ha ocurrido con Ethan y Curtis, que han aportado (especialmente el primero), momentos cómicos (el episodio en el que Ethan estuvo hablando español no tiene precio). El tema de las tramas episódicas es otra historia. Es inevitable que, después de haber visto procedimentales de todos los tipos, los casos estén más que vistos. En el caso de "Body of Proof" hemos tenido tramas mil veces vistas y tratadas como tales (estudiantes muertos en fiestas) y tramas mil veces vistas tratadas de forma más original. Y por supuesto, hemos tenido la típica trama de hospital con virus, cuarentena y personaje infectado (y personaje muerto, la novia de Peter, que le llevó a vivir "momentos drama king"). Y como procedimental que se precie, hemos tenido invitados de lujo: Dean Norris, Khandi Alexander, Marcia Gay Harden, Peter Stormare o Joanne Cassidy (que aparece por la vida de Megan cuando le daba la gana).

"Body of Proof" lo tiene algo más difícil para renovar este año, y eso que estas últimas semanas, gracias a tener a "Dancing with the Stars" como lead-in, su audiencia ha mejorado considerablemente. Pero no sé hasta qué punto será suficiente para la ABC. Podrían dejarla como serie de midseason (como fue en su primera temporada). Y así sabremos si Peter muere o no. Así que, si renueva, me alegraré. De lo contrario, me dará pena perder de vista a la doctora Megan Hunt; y ahora que "Mujeres Desesperadas" termina, Dana Delany no tendría serie a la que volver.

1 comentario:

Dro López dijo...

Lo cierto es que la serie no tiene, como bien dices, algo muy especial que la haga diferenciarse del resto de procedimentales, pero tiene mucho encanto, y Dana Delany es una actriz maravillosa. El primer o segundo capi de la temporada fue todo un guiño a Mujeres Desesperadas, fue increíble! y bueno, los casos no son nada extraordinario, pero no son malos. Ojalá la renueven.