jueves, 9 de septiembre de 2010

Las Bratzs y sus secretos


"Pretty Little Liars" fue uno de los estrenos del verano de la cadena ABC Family, y tal ha sido su éxito, que ha pasado a tener una temporada larga, de 21 episodios, de modo que, tras haber emitido los primeros 10 este verano, la tendremos de regreso otra vez en Enero con la segunda mitad de su primera temporada.

En su momento la califiqué como "basurilla veraniega nº1", pero se ha ganado por méritos propios la calificación de placer culpable del verano. Y como lo de verano se le queda corto, la temporada 2010/2011 ya tiene su primer placer culpable. ¿Habrá hueco para alguno más? Cuidadín, que algún spoiler va a caer.


Nuestras queridas bitches Aria, Emily, Spencer y Hanna han sabido encontrar su sitio, y han sido capaces de engancharnos a muchos a sus pequeños secretos. Porque...¿qué sería de una bitch/Bratz sin su mejor complemento: los secretos? Aria y su romance con su profesor, un panoli de cuidado, y unos padres recién separados, que aunque harán por volver, tendrán muchos obstáculos por el camino. Hanna y los problemas financieros que tiene en casa, a los que hay que sumar una madre con la mano muy larga y un policía muy cansino (aunque está dando por culo siempre que puede a las cuatro protagonistas). Emily y su recién descubierta bisexualidad, con unos padres chapados a la antigua y que no aceptarán a la moderna de su hija. Y por último Spencer, que bastante tiene con su familia, pero que tiene un serio problema de "momentos" con los novios de su hermana (aka Spencer es un putón de manual).


El secreto en común de todas ellas es la noche de la desaparición de Alison, la jefa del grupo (y la más fea y mala a la vez). La aparición de Jenna y Toby (hermanastros con derecho a roce), ella ciega y él con cara de repollo y acusado de la muerte de Alison; Lucas, el nuevo amigo de Hanna, un geek con todas las letras, pero que tiene mucho que esconder; e Ian, ex novio de Spencer, Alison y Melissa (hermana de Spencer), y que podría ser el verdadero asesino de Alison. Y luego tenemos a "A", la gossip girl de la serie, esa que no tiene cara pero si "voz" y que es el ojo que todo lo ve. Y sí, es la mala oficial, a la que no pondremos nombre hasta el final de la temporada (porque no creo que alarguen este misterio más allá de la primera temporada).


Y ahora que Hanna "sé demasiado" ha sido atropellada por un coche después de descubrir: primero, que Aria y Ezra Fitz tienen un lío y segundo la identidad de "A" (vista de lince que tiene la rubia), vamos a tener que esperar hasta el primer mes del año para saber que seguramente sobrevivirá, pero que hará frente a una amnesia temporal muy oportuna.


Y vosotros, ¿habéis sucumbido a los poderes de estas Bratzs televisivas?

3 comentarios:

manganxet dijo...

Ya lo he dicho varias veces... esta serie es tan mala, tan mala que se da la vuelta a si misma y se convierte en lo mejorcito del verano xD Igual puedes emocionarte con los misterios y descojonarte de su cutrez ¡Lo tiene todo! Ojala la espera hasta enero no se me haga muy larga...

satrian dijo...

Tengo que psicoanalizarme a ver porqué las bratz mentirosillas me enganchan, y unas buenorras en minifalda de animadora no, algo no encaja :P

fon_lost dijo...

manganxet: a mí mala no me parece. Vale que hay topicazos por un tuvo, pero me ha tenido (tiene) bastante enganchado.

satrian: hombre....es que las bratzs tienen su punto, que no? xD