sábado, 11 de septiembre de 2010

La loca historia de la familia Newman


Weeds, una de mis series favoritas estrenó su sexta (y posiblemente última) temporada hace un mes, y es que este año la cadena Showtime esperó hasta el mes de Agosto para darnos a conocer lo que le esperaba a los Botwin después de ese ¡zas, en toda la cabeza!. Así que, sin Elizabeth Perkins en la función, la sexta temporada hizo su aparición. De aquí en adelante, spoilers.

Nancy después del momento mazo de críquet de Shane, decide hacer las maletas (genial su momento bajando las escaleras con el equipaje) y poner tierra de por medio entre su familia y Esteban. Con la ayuda de Lupita, Nacy, Shane, Silas, Stevie (el bebé) y a última hora Andy (después de dejar a Audra con el loco de la ballesta) emprenden un viaje de no retorno hacia Canadá. Pero en la frontera esa idea desaparece de sus cabezas y terminan yendo a Seattle, previo comienzo de una nueva vida + rotura de todo lo que les unía a su antigua vida (es aquí donde queda claro que a Nance no le va a suponer ningún problema no comunicarse con Celia) + adquisición de una nueva identidad. De esta forma nos quedaremos sin saber cómo le hubiese ido a Celia al más puro estilo Nancy. Y lo primero que hace la nueva familia Newman (Randy, Mike, Shawn, Nathalie y Avi) es buscarse una fuente de ingresos. Mientras Andy, Silas y Nathalie se enfrentan a sus nuevos trabajos, Shane se queda con Stevie, ejerciendo de madre. Y lo hace dejándonos uno de sus momentazos: "Yipi-ka-yey motherfucker". Genial el momento intenciones alrededor del "fuego".


Como he dicho, los adultos de la ex familia Botwin buscan nuevos trabajos y los tres en un hotel. Andy como friegaplatos, aunque desafiando al Chef (Abruzzi, digo...Peter Stormare), Silas como botones (aunque se va a sacar un extra como lector) y Nance como limpiadora (aunque tras una visita a Linda Hamilton la droga vuelve a llamar a su puerta, esta vez en forma de hachís).


A lo largo de los tres capítulos emitidos se ha estado dando vueltas continuamente a lo que hizo Shane. Primero su hermano Silas, preguntándole si se sentía diferente, y haciéndole ver a su madre que no estaba dispuesto a pagar por lo que había hecho su hermano. Con lo que ha sido Silas, a lo largo de estos primeros 77 minutos de temporada, ha demostrado más madurez que su madre. Y luego Andy, sin dejar de flipar por lo que había hecho su sobrino (aunque de primeras no le sorprende en absoluto).

Y no me olvido de Esteban, que va detrás de Nancy para recuperar a su hijo. ¿Lo conseguirá? Tenemos toda la temporada por delante para descubrirlo.

3 comentarios:

Moltisanti dijo...

Definitivamente Silas es más maduro que su madre. Los adultos en esta serie no se caracterizan precisamente por su alto grado de responsabilidad.

Un inicio de temporada estupendo que encima nos ha dejado la visita de dos grandes como Peter Stomare y Linda Hamilton. Este año Weeds, ha regresado con mucha fuerza y promete ser tan divertida como siempre... o más.

Miguel dijo...

A mí de momento todo me suena a repetido. Ya no me hace tanta gracia como antes. Y sin Elizabeth Perkins esto ha caido muchos enteros. Esperemos que sea la última temporada.

fon_lost dijo...

Molti: está claro que Weeds está volviendo a sus raíces. Y sería una forma perfecta de ponerle fin a la serie.

Miguel: repetido, sí, pero con variaciones. Y aunquela baja de la Perkins pesa mucho, es cuestión de acostumbrarse.