martes, 14 de septiembre de 2010

À la française


Que la tercera temporada de Gossip Girl fue la peor de esta serie de la CW es indudable (y lo dice uno al que le tuvo contento). Así que no iba a ser muy difícil mejorar la situación. Si a esto le unes París, Katie Cassidy y una Blair Waldorf más que sembrada, tenemos la solución para esta serie teen. De aquí en adelante, spoilers de la season premiere.

Serena y Blair están pasando el verano en París, rodeadas de compras, buena comida y maromos franceses que las vuelvan locas (más a la rubia que a la morena). Parece que las mejores amigas han olvidado las rencillas del pasado y están dispuestas a empezar de nuevo. Así que, mientras la señorita Van Der Woodsen va de flor en flor, a la señorita Waldorf le toca esperar a su tan ansiado príncipe. Y cuando lo tiene ante sus ojos, dispuesto a dejarse caer en sus brazos, el lado oscuro y cruel de Blair lo echa por el suelo. Y si encima descubre que Serena va a ir a estudiar a Columbia con ella (es una bonita forma de hacernos ver que la anterior temporada fue un despropósito) el mundo se le hecha encima. ¿Solución? Tira a tu amiga a la fuente y achácalo a su "torpeza y sus largas extremidades". Bien por tí Blair, ¡demuestra quién reparte el bacalo en este show! Y aunque al final te des cuenta de que no puedes vivir sin tu mejor amiga, sigue siendo tan absolutamente adorable como en estos 41 minutos.


Una de las mayores sorpresa de la season finale fue la aparición de una embarazadísima Georgina Sparks. Pues bien, han sido valientes y han seguido con esta trama adelante. Así que vamos a tener a Dan ejerciendo de padre.....soltero, porque Georgina se ha ido a comprar tabaco y no creo que vaya a volver. ¿Quién ejercerá de mami? Vanessa, no hay duda en este tema. Y habrá que aprovechar que la tía Jenny está lejos, aunque no sé yo si por mucho tiempo. El otro asuntillo que se quedó en el aire fue el destino de Chuck: pues bien, nuestro malo maloso está sano y salvo. No sólo eso, está en manos de Cleménce Poésy y ha dicho adiós a su pasado. ¿Dónde? En París. ¿Quiénes están en París? Nada más que añadir señoría.


Y dejo para lo último la llegada de Katie Cassidy, mi amada y adorada Ella Simms (un minuto de silencio). Para empezar se ha acercado a Nate, el hombre florero. Pero después de descubrir que Juliet (su personaje) no va a ser ni duquesa, ni Bree Buckley me quedo más tranquilo. Va a ser ella la que aporte el misterio a la temporada, ya que está detrás de nuestros amiguitos del Upper East Side. ¿Será una esbirra de Gossip Girl (aka la reina cotilla)?



XoXo.

6 comentarios:

manganxet dijo...

Esta temporada promete mucho, y yo sí voy a echar de menos a Jenny, aunque de asco hay que admitir que fue la única que le daba vidilla a la tercera temporada cuando se convirtió en la zorra más grande el barrio.

Quien me diría a mí que me iba a interesar la trama de Nate... El día que lo consigan con la trama de Vanessa lo celebro con un desfile xD

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ibán dijo...

Ya he oído en bastantes sitios que el regreso ha estado bastante a la altura.... ¡Me alegro tanto!

Mina Harker dijo...

A mí de momento me mantienen, porque el inicio de temporada ha estado muy bien.

El personaje de Katie Cassidy promete mucho, la verdad. Y tiene tela que precisamente entre en la serie de la manita del pavisoso de Nate xD.

Antara dijo...

Vine aquí sólo a dejar mi plegaria porque el segundo esté tan bueno como el primero. :P

fon_lost dijo...

manganxet: Jenny volverá (la actriz sigue apareciendo en los créditos) pero que tarde, aunque hay que agradecer que diera vida a la temporada pasada.

Ibán: ahora lo importante es que siga así.

Mina Harker: lo único que no me gusta es que la trama de Cassidy tenga que ver con Nate, porque no lo aguanto.

Antara: ojalá sea así!